Posts etiquetados ‘Xtrata’


Hace algunos años la minera Yanacocha, con el afán de convencer a los celendinos para ejecutar el proyecto Conga, llevaba de pasantía a comuneros, autoridades, alumnos, profesores, etc. para mostrar experiencias exitosas de minería en el Perú. Claro, el lector juicioso coincidirá que Yanacocha en Cajamarca sólo sirve para mostrar un excelente ejemplo de minería, más que irresponsable, de una actividad criminal. Pero vaya que grande es el destino, los llevaba a Espinar y desde este sufrido, pero digno pueblo nos envían la siguiente nota con video incluido. Juzgue usted amable lector.

Treinta años de minería en Espinar

Después de 30 años de actividad minera el pueblo de Espinar puede dar fe de que la minería es absolutamente destructiva.

  • Contamina el agua, el aire y la tierra.
  • Los ganados mueren o nacen con mutaciones.
  • Los campos de cultivo y el pasto quedan infértiles.
  • Ha destruido el tejido social y enfrentado a la población en cada comunidad.

Con la mesa de diálogo establecida después de la jornada histórica de lucha del 2012, Espinar ha comprobado también quizá lo más importante para decidir su futuro: El Estado está al servicio de las empresa, la protege, le brinda seguridad e impunidad. “La empresa y el gobierno están casados… no creo que se divorcien”, dice Melchora Surco.
Espinar está en pie de lucha por el establecimiento del convenio marco, no solo en su parte económica, sino en lo referente al medio ambiente, la salud y el impulso de la agricultura y la ganadería para recuperar su soberanía alimentaria y su potencial productor.


Fiscalía no sabe quiénes mataron a 7 pobladores en Espinar y Cajamarca

Cortejo fúnebre de Joselito Vásquez Jumbo, de 28 años, en el cementerio de Bambamarca, donde murió, pero el caso se investiga en Chiclayo.
Cortejo fúnebre de Joselito Vásquez Jumbo, de 28 años, en el cementerio de Bambamarca, donde murió, pero el caso se investiga en Chiclayo.
Los familiares de las víctimas de la protesta social por los casos de Xstrata y Conga no pueden ejercer sus derechos ante las autoridades porque los casos fueron trasladados a las alejadas jurisdicciones de Ica y Lambayeque, adonde no pueden viajar por falta de recursos.

María Elena Hidalgo

No hay culpables. Las autoridades han avanzado poco o nada en identificar a los autores del asesinato de siete pobladores durante las últimas protestas contra proyectos mineros en las ciudades de Espinar, Celendín Bambamarca. 

La República hizo un seguimiento a las investigaciones oficiales de cadahomicidio y encontró que existe un notorio retraso. Esto se debe a que las diligencias se desarrollan no en el lugar donde ocurrieron los hechos sino en otra jurisdicción señalada por el Ministerio Público. 

Así, las muertes de Rudecindo Manuelo Puma y Walter Sencia Ancca, ocurridas el28 de mayo en Espinar, Cusco, están en manos de la Fiscalía Provincial de Ica. 

Lo mismo sucede con los casos de César Medina Aguilar, José Silva Sánchez yPaulino García Rojas, abatidos el tres de julio en CelendínCajamarca; de José Sánchez Huamán, fallecido el cinco de julio, también en Celendín; y de Joselito Vásquez Jumbo, muerto en Bambamarca.

Las pesquisas sobre los fallecidos en Cajamarca están a cargo de la Primera Fiscalía Provincial Penal Corporativa de Chiclayo, bajo responsabilidad de Nelly Chambergo Burgos. Ella dijo a este diario que no tenía el expediente del caso de los muertos de la protesta contra Conga.

Por eso, hasta el momento, en ninguno de los siete casos se ha establecido responsabilidad. Ni siquiera se han planteado presunciones.

Peor aún, como resultado del traspaso de las investigaciones de Espinar, Cusco, a Ica; y de Celendín y Bambamarca, Cajamarca, a Chiclayo; esta disposición complica a los familiares de las víctimas el acceso a la justicia.

INACEPTABLE OLVIDO

El octavo día de huelga por los reclamos a la compañía minera Xstrata, el 28 de mayo,Rudecindo Manuelo Puma y Walter Sencia Ancca murieron al recibir cada uno un impacto de proyectil de arma de fuego.

Ni Manuelo ni Sencia eran parte de la protesta. 

Los que dispararon contra los modestos pobladores lo hicieron con el expreso propósito de matar, indican los peritajes.

En la jornada de manifestaciones algunos medios de comunicación filmaron a policías cuando dirigían el cañón de sus armas de reglamento directamente al cuerpo. En lo que respecta a Manuelo y Sencia, sus casos han pasado a manos de la Primera Fiscalía Provincial Corporativa de Ica, a cargo de María Ley Tokumori.

Los familiares de Manuelo y Sencia son de escasos recursos y apelan a la sensibilidad de amigos y vecinos para cubrir los gastos. Les resultará muy difícil pagar pasajes y estadía para trasladarse de Espinar a Ica. Con el traspaso de las investigaciones, la acusación tardará lo suficiente como para que quede en el olvido.

Por disposición del fiscal de la Nación, José Peláez Bardales, desde el primero de junio“por razones de seguridad”, las investigaciones fiscales sobre protestas sociales se ventilan en otra jurisdicción.

INDICIOS DELATORES

Los protocolos de necropsia obtenidos por La República indican que a Rudecindo Manuelo Puma el proyectil le ingresó por el lado derecho del tórax y le atravesó el corazón. Su muerte fue instantánea.

En el caso de Walter Sencia Ancca, la bala homicida le perforó el tórax y en su recorrido destruyó los pulmones y desgarró la aorta. El fallecimiento fue en el acto.

Manuelo nació en Pichigua, en Espinar, e iba a cumplir 29 años el próximo tres de octubre. Sencia era natural de Espinar y el 27 de octubre iba a celebrar 26 años.

El día de los hechos salieron a cumplir con sus habituales actividades. No participaron en las manifestaciones.

Rudecindo Manuelo era un albañil conocido en Espinar y vivía en la comunidad de Totora Alta. Walter Sencia Ancca trabajaba como payaso. Se hacía llamar “Manzanita”.Era muy popular en Espinar. Además del balazo que lo mató, los caballos de la policía pisaron su cuerpo, fracturándole los huesos. “Manzanita” estaba feliz con el próximo nacimiento de su hijo. Su esposa, ahora viuda, Sara Hallpa Ccuno, de veinte años, tiene seis meses de gestación.

LOS MUERTOS DEL NORTE

Walter Aguilar Guzmán, tío de César Medina Aguilar, el colegial de 16 años que murió de un balazo en la cabeza en la plaza de armas de Celendín, asegura que su familia desconoce en qué fiscalía está el caso.

Marisol Malqui Rosas, esposa de José Silva Sánchez, asesinado en las manifestaciones en Celendín contra Conga, afirmó que Silva no participó en las protestas; y que con el traslado del caso a Chiclayo, le resultará muy difícil seguir el proceso porque carece de recursos. A José Silva Sánchez un balazo le destrozó el cráneo.

Hipólito Leiva Paz, tío de Paulino García Rojas, otra víctima de Celendín, relató que su sobrino había ido al banco a depositar dinero cuando un proyectil le atravesó el pecho. No cuentan con fondos para pagar un abogado en Chiclayo. No saben nada del avance de las investigaciones. 

Walter AguilarMarisol Malqui e Hipólito Leiva coincidieron en lamentar que, debido a la disposición del Ministerio Público de traspasar las investigaciones a otras jurisdicciones, sus derechos de acceso a la justicia sufren un grave recorte. No cuentan con recursos para viajar y menos para contratar abogados.

La República no pudo contactar con los familiares de José Sánchez Huamán, muerto en Celendín, ni con los de Joselito Vásquez Jumbo, asesinado en Bambamarca. Habitaban en zonas muy alejadas.❧

LAS VÍCTIMAS RECIBIERON UN BALAZO EN LA CABEZA O TÓRAX

Rudecindo Manuelo Puma murió por un proyectil que le ingresó por el lado derecho del tórax y le atravesó el corazón.

Walter Sencia Ancca recibió un proyectil también en el tórax, pero en el recorrido destrozó los pulmones y la arteria aorta.

César Medina Aguilar recibió un balazo en la cabeza que le destruyó la masa encefálica.

José Silva Sánchez fue impactado por una bala que ingreso por la frente y salió por la nuca, destruyéndole la masa encefálica.

Paulino García Rojas recibió un disparo en el tórax con entrada y salida, y en el trayecto lesionó sus órganos vitales.

José Sánchez Huamán murió debido a un proyectil que le ingresó por la boca, le perforó la tráquea y voló la base del cráneo.

Joselito Vásquez Jumbo recibió un disparo en el tórax.

Walter Aguilar Guzmán, tío del fallecido César Merino Aguilar, afirmó que mataron a su sobrino con un arma de guerra que usa el Ejército. Para sostener su versión, afirmó que había servido en el instituto militar y que había recogido casquillos que demostraban que se trataba de proyectiles de uso militar.

Marisol Malqui, esposa de José Silva, manifiesta que ella y otros testigos vieron que un soldado fue quien disparó a su cónyuge.

CLAVES

Francisco Manuelo Puma, hermano del fallecido Rudecindo Manuelo, declaró que en la Fiscalía Provincial de Espinar le dijeron que ellos no tenían ninguna información sobre el caso.

Le comunicaron que si quería enterarse del avance de las investigaciones era necesario que viajara a Ica, donde estaba el expediente. Pero Francisco Manuelo es estudiante y no tiene dinero para los pasajes.

EN CIFRAS

4 murieron con un balazo en la cabeza en las protestas.

3 murieron con un balazo en el tórax.

3 niños quedaron huérfanos al fallecer sus padres en las manifestaciones.