Posts etiquetados ‘Rio Marañon’


Por: Mirtha Vásquez

Si al país le escandaliza que una empresa como Odebrecht haya llegado a ser beneficiada con tantos millonarios megaproyectos en el Perú solo por corrupción, a la gente que vive en estos lugares donde se ejecutaban o se tenía previsto hacer los mismos, los indigna profundamente.

dsc_0067

Pobladores de Celendín, amenazados por hidroeléctricas en el Río Marañón concesionadas a Odebrecht 

Así, con una frase los campesinos y pobladores de las comunidades en Cajamarca han resumido el escandaloso caso de corrupción de la empresa Odebrecht.

Desde hace años la gente afectada por los megaproyectos mineros, energéticos y viales, cuestiona la imposición de los mismos dados sus altos costos territoriales, ambientales y sociales. El discurso de cada gobierno ha sido prácticamente el mismo: Desarrollo y crecimiento para el país. La población por supuesto nunca se ha creído este discurso, más bien siempre ha sospechado de los intereses empresariales y corrupción detrás de ellos; sin embargo, la magnitud y las conexiones en las que se sostenía, apenas se empiezan a descubrir ahora.

Si al país le escandaliza que una empresa como Odebrecht haya llegado a ser beneficiada con tantos millonarios megaproyectos en el Perú solo por corrupción, a la gente que vive en estos lugares donde se ejecutaban o se tenía previsto hacer los mismos, los indigna profundamente.

En Cajamarca apenas se empieza a atar cabos. Se sabía de la empresa Odebrecht y sus millonarios contratos con su principal socia en la región, Minera Yanacocha, a quien le ha hecho múltiples trabajos de infraestructura minera desde el año 1996. Le construyó obras en cada una de sus minas, accesos, y se había hecho de la construcción de la primera etapa del proyecto minero Conga por más de 500 millones de dólares. Simultáneamente a este último encargo, en junio del 2010 el ex Presidente Alan García firmaba el acuerdo hidroenergético Perú-Brasil, con el que se autorizaba el represamiento de varios ríos. Incluso emitió antes de irse del gobierno el Decreto Supremo 020-2011-EM, que declara de interés nacional y social la construcción de 20 centrales hidroeléctricas en el río Marañón.

Por supuesto la población se preguntaba por las razones de este acuerdo, los objetivos del mismos, ¿sería acaso que estos represamientos y las hidroeléctricas resolverían el problema de los miles de pueblos que aún carecen de electricidad? porque el costo iba a ser alto, poblaciones desplazadas, actividades económicas tradicionales eliminadas, pueblos inundados, pérdida de recursos ambientales valiosos, y finalmente la muerte del río.

Pronto se fueron absolviendo tímida y solapadamente estas interrogantes. La energía no era para resolver las carencias energéticas del país, era para exportarla al Brasil; la energía no era para los pueblos, era para proveer mega proyectos como Conga y otros que se encuentran en el norte del país. El sucesor de Alan García, Humala, lo confesó abiertamente en la 39va. Convención Minera Perumin.

dsc_0035

Los nexos se empezaban a notar, los intereses empresariales salían a la luz, los beneficios mutuos y trueques de los grandes socios (Odebrecht- Yanacocha) se evidenciaban ¿Era por el desarrollo del país que a estas transnacionales querían construir estos proyectos?

Así como descubrimos que, los famosos proyectos de la IIRSA que promovían una supuesta integración vial, no partieron de una necesidad del Estado sino de una propuesta de Odebrecht, hoy tenemos más claro que las hidroeléctricas o proyectos mineros como Conga también partieron de este interés particular de empresas hoy altamente cuestionadas.

El costo, social y ambiental de la imposición de estos proyectos no importaba, la gente puede ser desplazada, puede quedarse sin tierra, sin agua, los ríos pueden ser destruidos, las fuentes de agua desaparecidas. Y todo, absolutamente todo, por la corrupción.

Ver también:

Levantan monumento a Hitler Rojas guardián del Río Marañón Asesinado

Anuncios

Yagén es uno de los pueblos en dónde se concentra una de las resistencias más importantes frente al intento de Odebrecht de ejecutar una millonaria Central Hidroeléctrica denominada Chadín II. Yagén también es uno de los pueblos más alejados en el norte de la provincia de Celendín, para llegar hay que tomar una combi que nos trasladará durante tres horas y media por una carretera agreste hasta un pequeño pueblo llamado Bella Aurora, a los 3500 msnm; desde aquí, por la inexistencia de una carretera se tiene que subir y descender 6 horas por escarpadas montañas, caminos de piedra y abundante barro producto de las lluvias que arrecian durante esta época.

Este humilde pueblo acaba de demostrar un acto de enorme dignidad, el día 28 de diciembre los comuneros organizados levantaron un monumento en homenaje a Hitler Ananías Rojas González, uno de los principales defensores del río Marañón frente a las represas, que fue asesinado un 28 de diciembre del 2015. En su asesinato, refieren los pobladores, estuvo inmersa los intereses de Odebrecht, el fue victimado de ocho balazos por trabajadores de esta empresa; encontraron a Hitler tendido, ensangrentado, moribundo y casi sin poder hablar pedía que le pusieran su sombrero y lo llevaran a ver a sus hijos. Hitler Rojas era el vicepresidente del Frente de Defensa del Centro Poblado de Yagén y recientemente había sido elegido alcalde de su comunidad, no pudo gobernar, pues fue asesinado al día siguiente de haber recibido el cargo.

El monumento de Hitler Rojas, con un peso de aproximadamente 400 kilos, fue trasladado en carro desde Huambocancha, una comunidad de artesanos de Cajamarca, pasando por Celendín, hasta la comunidad de Bella Aurora, en dónde esperaba la comitiva que ayudados con maderos habían elaborado una especie de camilla para cargar al hombro de 16 personas que se turnaban durante el trayecto que inició a las ocho de la mañana y culminó en Yagén a las nueve y media de la noche del 18 de diciembre. La comunidad organizada diseño los jardines, bancas del la plaza principal del pueblo, recolectaron madera, piedra, arena, se convocaron carpinteros, maestros de construcción, prestaron varios días de trabajo comunitario, varios de ellos sin dormir con tal de dejar todo listo para la colocación del monumento que representa la dignidad del valiente pueblo de Yagén.

Pobladores y familiares invadidos por la tristeza de haber perdido a uno los suyos, contemplaban reflexivos su estatua; manifestaban que representa un ejemplo a seguir en la defensa de sus derechos.  Así como se lo pudo apreciar en vida, así se lo puede ver ahora a Hitler Ananías Rojas Gonzales, en el centro de la plaza de su pueblo, con su gorra característica y su puño en alto en clara señal de valentía y rechazo al abuso que representa la empresa corrupta Odebrecht y los Gobiernos de Alan García y de Ollanta Humala quien motivados por las millonarias coimas impulsaban la construcción de Chadín II, en nombre del “desarrollo”. “El Estado somos nosotros”, “En las orillas del Marañón nosotros no vamos a permitir, aunque se dé su audiencia…” “se tiene que respetar la voluntad del pueblo”, con estas palabras Hitler Rojas se dirigía al alcalde del distrito de Cortegana, quien sin consultar con los comuneros daba permiso a los operadores de la empresa Odebrecht para ingresar a su territorio y sembrar odio, división con mentiras de progreso.

La comunidad de Yagén ha marcado un momento importante en su historia, al monumento de Hitler Rojas Gonzales, quien pertenece a la estirpe de hombres que no mueren nunca porque se eternizan en el corazón de su pueblo, acompañaron delegaciones y defensores de derechos humanos que llegaron de distintos lugares de Cajamarca, Amazonas y la Libertad. El Presidente del Frente Defensa de Yagén fue el que dirigió la palabra, en presencia del actual Alcalde de Yagén, agradeciendo a todos los visitantes, entre ellos el Presidente del Frente de Defensa del Río Marañón, el Presidente de la comunidad Campesina Unión Marañón, Frente de defensa de Oxamarca, Frente de Defensa de Jerez y al Secretario General de la Plataforma Interinstitucional Celendina PIC, entre otros lideres sociales, manifestaron los siguiente:

“Saludo el gran entusiasmo del pueblo de Yagén para perennizar la imagen de Hitler Rojas como un ejemplo para las futuras generaciones” manifestó a su turno Elio Díaz, presidente del Frente de Defensa del Río Marañón, concluyendo con el llamado a articularse los pueblos del Marañón para hacer un solo frente desde sus nacientes hasta su desembocadura para su protección.

“Desde Huasmín les manifestamos nuestro apoyo en la lucha contra el represamiento del Río Marañón, para nosotros luchar contra las represas es luchar también contra el proyecto Conga, porqué la energía que produciría no es para la población, sino para las mineras” manifestó Fredy García del distrito de Huasmín, territorios amenazados por proyectos me minera Yanacocha.

“Los oxamarquinos compartimos la esperanza de tener un territorio libre de la amenaza de las empresas transnacionales depredadoras” manifestaba Lidman Chávez del distrito de Oxamarca, quienes se encuentran también amenazados por la inundación de sus valles en el Río Marañón para desarrollar otra central hidroeléctrica impulsada por Odebrecht, denominada Río Grande 1 y Río Grande 2.

“Estamos luchando como ustedes para contra las represas de Río Grande por la empresa Odebrecht, mi vista es también para contagiarme del valor y coraje de esta comunidad para defender la vida para defender el medio ambiente, nuestro territorio”, indicó Ula Zelada de la Comunidad Campesina Unión Marañón, distrito de Longotea, Provincia de Bolívar de la región la Libertad.

“Están viniendo grandes capitales, grandes intereses con el apoyo de los gobiernos de turno, y están planificando en nuestra provincia, no el interés de nosotros, sino el interés de ellos y el interés de ellos, es ganar más dinero, acumular riqueza, no les interesa quienes viven en nuestros territorios”

Milton Sánchez (PIC)

Luego de la bienvenida y saludos de los visitantes se inició la ceremonia de levantamiento del monumento a Hitler Rojas, por la noche se realizó un Rosario, acto religioso que consiste en la elevación de oraciones y canticos en memoria de su líder caído por las balas del poder.

Convertido en Guardián eterno del Río Marañón símbolo de la lucha, el día 28 de diciembre de 2016, a un año de su vil asesinato, Hitler Rojas está más presente que nunca en el corazón y en la mente de su pueblo. Lejos de debilitar la resistencia de esta comunidad o de generar temor entre la población, lo que han logrado es unirlos más en la lucha en defensa del Río Marañón, de su dignidad y de su propia vida.

 

Ver también:

La muerte que busca justicia en el Marañón

Constructora brasileña Odebrecth reveló pagos a funcionarios peruanos en el acuerdo de colaboración suscrito con el Departamento de Justicia de los Estados Unido

La constructora brasileña Odebrecht reconoció ante el Departamento de Justicia de los Estados Unidos que pagó coimas por 788 millones de dólares a funcionarios gubernamentales en 11 países, incluyendo Perú, Venezuela, Ecuador, Angola Argentina, Colombia, Guatemala, México, Panamá y República Dominicana.
Respecto de Perú, Odebrecht revela que pagó coimas por 29 millones de dólares, en diversas obras, entre los años 2005 al 2014, lo que significa funcionarios de los gobiernos de los expresidentes Alejandro Toledo, Alan García y Ollanta Humala. Odebrecht dice haber ganado en esa época 143 millones de dólares.
 

El acuerdo suscrito con Estados Unidos incluye el compromiso de los representantes de Odebrecht de colaborar con los fiscales e investigadores de los países donde pagó coimas para que se investigue y sancione a los responsables de los actos de corrupción.
Odebrecht reciere un pago específico de 1,4 millones de dólares a un alto funcionario del gobierno del rubro de transportes y los miembros del comité seleccionador el año 2008 para un contrato que se firmó el 2009 que le permitió ganancias por 400 millones de dólares.  El acuerdo no da mayores detalles de que obra se trata.
El 2009 Odebrecht firmó el contrato con el Ministerio de Transportes y Comunicaciones para la construcción del Metro de Lima. Diversas investigaciones periodistas señalan que el contrato se negoció el 2008 con el gobierno de Alan García y que la constructora brasileña logró un beneficio extra de 400 millones de dólares, por los dos tramos adjudicados.
Los pagos se realizaron a través de intermediarios y compañías vinculadas a los funcionarios

En la provincia de Celendín en dónde se pretende acentuar proyectos de muerte, como los mineros e hidroeléctricos que  amenazan la subsistencia y supervivencia de la población, se ha generado una fuerte resistencia a este modelo extractivista que hasta el momento ha logrado detener la construcción del proyecto minero Conga de minera Yanacocha y de Centrales hidroeléctricas como Chadín 2 y Río Grande de Odebrecht.  Sin embargo, vivimos un escenario en dónde el Estado peruano ha sido capturado por las grandes corporaciones nacionales y extranjeras, en el que, además, estos grupos económicos han colocado en el gobierno, no a un advenedizo, sino a uno de entre sus propias filas para profundizar el modelo extractivista que tiene como características principales el despojo de territorios, la criminalización de la protesta, el asesinato de líderes ambientales, la destrucción y contaminación del agua y la tierra, afectación diferenciada a varones y mujeres, además de la implementación de fuertes sistemas de corrupción; con la finalidad de seguir enriqueciendo a los grupos de poder. Por ello se hace imprescindible el fortalecimiento y articulación del movimiento social de las distintas resistencias en nuestro país. Con esta finalidad el pasado 11, 12 y 13 de noviembre, la Plataforma Interinstitucional Celendina (PIC) ha desarrollado la segunda jornada de la Escuela de Líderes y Lideresas denominado “Hitler Rojas Gonzales” en memoria a uno de los principales defensores del Río Marañón asesinado.

Esta escuela tuvo como participantes a líderes y lideresas de las comunidades afectadas por el proyecto minero Conga y proyectos hidroeléctricos Chadín 2 y Río Grande, provenientes de los distritos de Sorochuco, Huasmín, Oxamarca, Sucre, Cortegana, Chumuch de la provincia de Celendín-Cajamarca; así como las provincias de Bolívar y Luya de las regiones de La Libertad y Amazonas, respectivamente. Este evento contó también con la participación de delegaciones como Cotabambas en Apurímac, Cañaris en Lambayeque y de Ayabaca en Piura, que compartieron experiencias de fuerte resistencia a proyectos mineros que amenazan sus territorios.

El tema principal de esta segunda jornada fue las Rondas Campesinas y la defensa del territorio; para ello se contó con la participación de Oscar Sánchez y Juana Vásquez provenientes de la hermana provincia de Chota; lugar en el que, hace 40 años, se fundó esta importante organización social. También tratamos los límites de la participación de las mujeres en las comunidades, los procesos organizativos y luchas ecoterritoriales, identificando estrategias y compromisos para superarlos. El equipo pedagógico que coordina y facilita la escuela está conformado por dirigentes de la PIC y cuenta con la colaboración del equipo de educadores y educadoras populares del Programa Democracia y Transformación Global, Docu Perú y Común Espacio.


Se inauguró la Escuela de Líderes y Lideresas Hugo Blanco Galdos en Celendín, como un espacio para la  formación desde el compartir, el sentir y la articulación entre luchas de la provincia y más allá de ella.

La provincia de Celendín fue el escenario en donde los días 5, 6 y 7 de agosto se desarrolló la escuela de líderes y lideresas “Hugo Blanco Galdos”. Este encuentro albergó a más de cien participantes provenientes de 31 comunidades de la provincia de Celendín, San Marcos y Cajabamba en la región Cajamarca, provincia de Bolívar de la Región La libertad y de las provincias de Luya y Chachapoyas de la región Amazonas. Las delegaciones provienen de territorios en resistencia frente al proyecto minero Conga y a territorios en resistencia a la construcción de mega represas como Chadín 2 y Río Grande 1 y 2 en el Río Marañón.

Esta escuela es una iniciativa de la Plataforma Interinstitucional Celendina (PIC) que junta a distintas organizaciones, colectivos y personas que se han organizado para defender el medio ambiente y la vida en la provincia de Celendín. Originalmente nuestro proceso organizativo se ha enfocado en resistir al mega-proyecto minero Conga, a lo cual se ha sumado posteriormente la defensa del Río Marañón en donde numerosas comunidades se encuentran hoy en resistencia frente a las hidroeléctricas Chadín 2, Río Grande 1 y 2, hecho que ha significado la recurrente criminalización y la represión de la protesta y la organización social.

En la Escuela “Hugo Blanco” se ha trabajado de forma comunitaria, aprendiendo tanto de la teoría, como de la práctica. Por ello se ha contado con presentaciones de líderes(as) sociales y otros especialistas sobre su experiencia; se ha realizado intercambios entre procesos de lucha; se ha reflexionado sobre nuestra historia, sobre nuestros desafíos personales y colectivos para lograr los cambios anhelados;  se ha desarrollado una visión común y propuestas de alternativas al extractivismo; todo ello a partir de momentos de mística, de arte y cultura, de compartires y sentires colectivos, que refuerzan nuestra identidad y conexión con la tierra.

Hugo Blanco estaba presente en esta primera sesión de la Escuela, compartiendo sus experiencias y convocando a construir otro país desde abajo, desde una ética y práctica comunitaria. También participaron Eduardo Cáceres, Mirtha Vázquez y la dirigente Bambamarquina Blanca Llamoqtanta para comentar las temáticas del programa. El equipo pedagógico que coordina y facilita la Escuela está conformado por dirigentes de la PIC y cuenta con la colaboración del equipo de educadores y educadoras populares del Programa Democracia y Transformación Global.

publicar 9publicar 15publicarpublicar 14publicar 13publicar 12publicar 11publicar 10publicar 6publicar 11publicarpublicar 8


Por: Carlos Neyra
 

Una fotografía, obtenida por este diario (Peru21), podría explicar otro nexo aún desconocido para las autoridades que investigan los actos de corrupción del actual régimen. En la imagen, del 2 de enero del año 2011, resalta la presencia de Martín Belaunde Lossio –ex asesor y amigo de la pareja presidencial– acompañado de un grupo de personas cuyas historias pueden conectarse con la investigación del caso Lava Jato.

La misión estuvo conformada por Martín Belaunde; Carlos Fuyikawa García –ex coordinador parlamentario de Produce y socio de Belaunde–; el gerente de Odebrecht, Reymundo Trindade Serra; y el actual candidato a la presidencia por Perú Libertario y entonces gobernador regional de Junín, Vladimir Cerrón Rojas. También asistieron el empresario Víctor Jaramillo Alva –acusado de ser testaferro de Belaunde y recluido en el penal por las obras de electrificación en el distrito de Catache, Cajamarca–; Ángel Ayala y el primo del ministro del Ambiente, Juan Sebastián Pulgar-Vidal de Rojas –ambos de la minera Lumina Copper SAC con sede en Cajamarca–; y el contratista Julio Vicuña García –líder del Movimiento Acción Social (MAS) fundado por Gregorio Santos– y otros dos personajes que no fueron identificados por esta redacción.

Perú21 conversó con Santos (Gregorio Santos) en enero del 2015, en el penal de Piedras Gordas. Se sorprendió al ser consultado por los detalles de ese encuentro. Se mostró cauto al responder. “Investiga el proyecto Marañón”, respondió escuetamente y se retiró hacia su celda.

Cabe recordar que el fiscal anticorrupción Elmer Chirre, que investiga los actos de corrupción en el caso Cajamarca, estableció una vinculación entre el ex asesor presidencial y Gregorio Santos, pues, sostuvo, se habrían coludido para realizar obras en Cajamarca a cambio de comisiones. Por este motivo, la Fiscalía denunció a los empresarios Víctor Jaramillo (aparece en la foto) y Lorenzo Fernández, por irregularidades en las obras de electrificación en los distritos de Catache y El Tingo, en Cajamarca, que se encuentran abandonadas. Cabe entonces la pregunta: ¿Fue solo coincidencia que Belaunde, Santos y Jaramillo hayan participado en una reunión privada en la sede de los Baños del Inca junto al representante de Odebrecht?


Informe Hidroeléctricas en el marañón

Wilder A. Sánchez Sánchez

Tengo el deber de compartir el Informe Técnico elaborado por el Ing. Guido Peralta Quiroz sobre las graves consecuencias o impactos potenciales de las megarrepresas “Río Grande I” y “Río Grande II” que la empresa brasileña Odebrecht se apresta a construir en el Río Marañón, y que forman parte de 22 megaproyectos hidroeléctricos impulsados por el Gobierno de Alan García y por el actual.

La megarrepresa Río Grande I estará ubicada aguas arriba de la confluencia de los ríos Púsac y Marañón. El dique o presa se construirá cerca al caserío de Huanabamba; tendrá una longitud de 720 m, ancho de 10 m y una altura de 150 m, con lo cual se formará un embalse de más de 2,820 hectáreas de extensión y que tendrá una longitud de 42.5 Km, desde el dique hasta la cola.

La megarrepresa Río Grande II estará ubicada aguas arriba del pueblo de Balsas; el dique o presa se construirá relativamente cerca al puente Chacanto que forma parte de la carretera Celendín – Chachapoyas; tendrá una longitud de 600 m y una altura de 60 m, a fin de formar un embalse de más de 470 hectáreas y que tendrá una longitud de 10.8 Km, desde el dique hasta la cola.

En su Informe, el Ing. Guido pronostica los impactos que se producirán en la fase de abandono de las referidas mega represas.  Esto, teniendo en cuenta que después de 35 o más años de funcionamiento las represas quedarán inservibles al quedar colmatadas de sedimentos, por lo que será necesario desmontar las respectivas centrales hidroeléctricas, cosa que el propio proyecto prevé.  Después de esto, los diques o presas todavía subsistirán durante otros años, pero al fin y al cabo sufrirán fallas y colapsarán; será entonces cuando se estaría produciendo un mega huayco de 400 millones de metros cúbicos, o sea, 80 veces mayor que el huayco que sepultó la ciudad de Yungay en el terremoto de 1970, y que arrasaría con varios centros poblados, carreteras, puentes, campos agrícolas, viviendas, etc., aguas debajo de los embalses, que causaría la muerte por ahogamiento de miles de personas, posiblemente.

Estas y otras graves consecuencias son las que prevé el Ing. Peralta Quiroz en su Informe Técnico, con el que lanza una alerta, tanto a nivel nacional como internacional, a fin de exigir la derogatoria del Decreto Supremo que autorizó la construcción de mega represas y centrales hidroeléctricas en el Marañón y para que se apruebe una ley por la que se declare al río Marañón intangible a perpetuidad.

Cabe aclarar que los impactos potenciales pronosticados por el Ing. Peralta Quiroz únicamente se refieren a la etapa o fase de abandono de las mencionadas mega represas hidroeléctricas, mas no a los que se producirán en sus fases de construcción y operación.  En estas fases, por ejemplo, habrá gran destrucción de la biodiversidad, de ecosistemas únicos y la desaparición de especies endémicas, al quedar inundadas muchas tierras y zonas de vida ribereñas; asimismo, los embalses sepultarán importantes sitios arqueológicos y caminos pre-incas e incas que aún no han sido estudiados y puestos en valor.

Entérese de más detalles técnicos de las mega represas Río Grande I y II y de sus graves impactos en sus fases de abandono, leyendo el informe que se adjunta en formato pdf.

14.10.2015


Foto del río Marañón: la serpiente de oro

Publicado en Servindi, 20 de setiembre, 2015.

Un conflicto latente se viene incubando en la provincia de Bagua a consecuencia del proyecto de Central Hidroeléctrica Lorena (CHL) en el río Marañón, y que afectaría de manera importante a comunidades Awajún y Wampis en dos distritos de la citada provincia, en la región Amazonas.

La alarma entre las comunidades crece a medida que toman conocimiento de la concesión temporal otorgada por el Ministerio de Energía y Minas (MEM) a la empresa Amazonas Energías para que se realice los estudios de factibilidad para la Central Hidroeléctrica Lorena.

Así lo advirtió un informe del Marlene Castillo difundido por el Vigilante Amazónico en el que se informa que representantes de comunidades del distrito de Imaza solicitaron a la autoridad municipal convocar a una reunión para el lunes 21 de setiembre, en la que el MEM y el Gobierno Regional deben informarlas sobre el proyecto hidroeléctrico.

La citada central tendría una potencia instalada estimada de 650 MW y se desarrollaría de manera específica en los distritos de Imaza y Aramango, en la provincia de Bagua.

Lo que más preocupación genera es que según fuentes oficiales, el 27 de abril se realizó un Taller Informativo para la población de la zona en el que participó la empresa, la Dirección General de Electricidad y las principales autoridades de la zona.

Sin embargo, los jefes de las comunidades ribereñas de los distritos de Imaza y Amarango se encuentran desconcertadas y anuncian haber sido sorprendidas por los promotores de la hidroeléctrica, debido a su desconocimiento de este tipo de proyecto y su insuficiente manejo del castellano.

A continuación el reporte del Vigilante Amazónico:

Conflicto latente ante futura central hidroeléctrica Lorena en el Río Marañón, provincia de Bagua

Por Marlene Castillo

A medida que circula la información sobre los estudios que se realizarían para el proyecto de una central hidroeléctrica en el río Marañón aguas abajo del Pongo de Rentema, los Jefes, líderes y lideresas de las Comunidades Awajún del distrito de Imaza vienen reuniéndose desde fines del mes de agosto y han solicitado a inicios del mes de septiembre a la Autoridad Municipal que convoque a una Asamblea en Chiriaco para este lunes 21, donde informen las Autoridades del Ministerio de Energía y Minas así como del Gobierno Regional.

El 22 de mayo de este año, el diario oficial El Peruano informa de la concesión temporal que el Ministerio de Energía y Minas ha otorgado para el desarrollo de estudios a nivel de factibilidad para la CHE Lorena así como de la realización de un Taller Informativo el día 27 de abril. Lo que contrasta con la desinformación que reina en la población de la zona y la apreciación local de que algunos Jefes de comunidades ribereñas de los distritos de Imaza y Aramango habrían sido sorprendidos por los promotores de la Central Hidroeléctrica Lorena, dado su desconocimiento de este tipo de proyectos y su aún insuficiente manejo del idioma español que no es de uso cotidiano.

Hasta el año pasado era de conocimiento público que en esta parte del río Marañón, se habían proyectado 3 megas centrales hidroeléctricas: Rentema, Escurrebraga y Manseriche. También era de conocimiento de las autoridades sectoriales que el riesgo de inviabilidad social era el más alto del paquete de 22 CHE declaradas de interés nacional en abril del 2011 en la cuenca del río Marañón, dados los antecedentes de la movilización protagónica de los Pueblos Awajún y Wampis en los años 2008 y 2009, así como las alertas de tamaño despropósito que sustentaron expertos de la Amazonía e instituciones que velan por los derechos de los Pueblos Indígenas, como puede apreciarse en la siguiente Tabla.

Al parecer el MEM no ha tenido mejor criterio ni mejor esfuerzo responsable con el cuidado del ecosistema acuático del Río Marañón, los derechos humanos de los Pueblos Awajún y Wampis ni con la prevención de conflictos sociales como los que condujeron al “Baguazo” para haber decidido promover este nuevo proyecto de CHE.

Así mediante Resolución Ministerial No. 247-2015-MEM/DM, resolvió: “Otorgar la concesión temporal a favor de AMAZONAS ENERGÍA S.A.C”, que se identificará con el código No. 21353614, para desarrollar estudios a nivel de factibilidad relacionados a la actividad de generación de energía eléctrica de la futura Central Hidroeléctrica Lorena con una potencia instalada estimada de 650 MW (…), por un plazo de veinticuatro (24) meses contados a partir de la vigencia de la presente Resolución”.

Para entender por qué este nuevo Proyecto podría representar una amenaza para las comunidades indígenas de los Pueblos Awajún y Wampis, nos remitimos a lo que aprendimos del reconocimiento de efectos e impactos  de una CHE en el río Marañón que hicieron líderes y lideresas informados de Nieva y Santiago.

También hay que agregar algo no menos importante: en los últimos 10 años, las familias y comunidades de estos Pueblos conservadores de esa parte de la Amazonía Peruana, los más cercanos a los circuitos fluvio-viales y al eje vial Nieva-Bagua, han recreado sus sistemas agroforestales incorporando la producción comercial de cacao incorporada a la cadena de mercados especiales así como de plátano fruta al mercado nacional, la expansión y tecnificación de piscigranjas para doble destino, entre otros.

En contraste y en tiempos de vigencia del Convenio 169 de la OIT, son tratados como ciudadanos/as de segunda categoría y no como Pueblos Indígenas que deberían tener una participación informada y sistemática en las decisiones locales, regionales y nacionales que afectan – positiva o negativamente – sus derechos a existir y proyectarse como tales.

—-
Fuente: Vigilante Amazónico: http://www.vigilanteamazonico.pe/


marañón

Los escándalos de corrupción de la empresa de construcción brasileña Odebrecht y la estatal Petrobras extienden responsabilidades sobre el proyecto hidroeléctrico Chadín II en el Amazonas, así como otros 19 que esperan su turno en nuestro país, donde, aparte de los fuertes impactos ambientales que se generarían, estarían también los posibles multimillonarios sobornos a distintos gobiernos de ambos países.

ESCRIBE: PABLO PRADO REYES / REVISTA VELAVERDE
pablo.prado@revistavelaverde.pe

Al parecer, el proyecto hi­droeléctrico Chadín II, uno de los 20 que se están realizando en la selva pe­ruana a cargo de la prin­cipal empresa constructora brasileña, Odebrecht –sí la misma que está invo­lucrada hasta el cuello en un gigantesco caso de corrupción en su país–, no solo causaría impactos medioambientales, como ya se había denunciado en su momento, sino que habría generado ju­gosos dividendos para los gobiernos de ambos países.

Y es que se había señalado que la construcción de este gigante de concre­to de 175 metros de altura, ubicado en la cuenca del río Marañón, inundaría poblados del Amazonas y Cajamarca en un área total de 32 kilómetros cuadra­dos, obligando a desplazarse a unas mil personas de sus hogares.

represa3

Por otro lado, el estudio de im­pacto ambiental (EIA) que fue apro­bado no tenía evidencias suficientes de los impactos que se generarían en la cuenca del Marañón y el Amazo­nas. Aparte que no se pormenorizaba cuánto iba a costar la reubicación de las familias trasladadas ni tampoco un presupuesto para impactos socia­les en comunidades indígenas ubica­das aguas abajo.

CHADIN II (2)

CHADÍN II: ENTRE LOS IMPACTOS SOCIOAMBIENTALES Y LOS SOBORNOS BRASILEÑOS

El megaproyecto hidroeléctrico a realizarse entre Cajamarca y Amazonas sigue en el ojo de la tormenta, donde sumados a los posibles impactos socioambientales y las acusaciones de corrupción de la empresa constructora Odebrecht están otros actos irregulares que ya están generando un nuevo conflicto social del cual el Gobierno ya estaba avisado.

Ya a estas alturas todos sabemos de los grandes actos de corrupción en que se ha visto inmersa la constructora brasile­ña Odebrecht, aquella que en nuestro país goza de varias concesiones que vieron su proliferación a partir de los años noventa, desempeñando trabajos desde 1979.

El megaproyecto hidroeléctrico Chadín II es uno de ellos, y genera na­turalmente muchas suspicacias al res­pecto por la extraña forma de su apro­bación. Y es que, mediante un decreto supremo en el 2011, el expresidente Alan García dio luz verde a la cons­trucción de 20 represas en una zona que para muchos expertos es de alta vulnerabilidad a un impacto ambien­tal que sería de ingentes proporciones y pérdidas irreversibles.

En ese entonces, García pronunció el proyecto como de interés nacional y fue identificado por el Gobierno como un proyecto potencial para la exporta­ción de energía a otros países.

Estaríamos hablando, entonces, de dos males endémicos enlazados a cos­ta de todos los peruanos. El primero, la afectación de nuestros ecosistemas y, como segundo mal, un proyecto posiblemente echado a andar con so­bornos multimillonarios a gobiernos peruanos. Más grave no habría.

CHADIN II (1)

Actualmente, el proyecto se en­cuentra con el estudio de impacto am­biental (EIA) aprobado y está en etapa

“Odebrecht tiene la concesión de Chadín II, Río Grande I y II, que no sabemos en qué circunstancias se han dado”.

 


por Nelly Luna Amancio

Publicado en: ojo-publico.com

La compañía brasileña, involucrada en un gigantesco caso de corrupción en Brasil, construirá una represa que inundará poblados de Amazonas y Cajamarca, una extensión equivalente a tres veces San Isidro, y desplazará a mil personas. Estudio de Impacto Ambiental presentado por su subsidiaria en Lima fue observado inicialmente por el Ministerio de Energía y Minas, pero luego fue aprobado a pesar de que no detallaba montos de inversión destinados a la reubicación de familias afectadas y a las evidencias de los impactos sobre la cuenca del Marañón y el Amazonas. Odebrecht tiene la concesión de otros proyectos hidroeléctricos en la zona.

El miedo tiene la forma de una gran inundación en la frontera de Cajamarca y Amazonas. No son las lluvias las que aterran a los ronderos y agricultores de la región nororiental del Perú, sino una gigantesca represa que sumergirá campos de cultivo, casas y escuelas de once poblados. En este remoto lugar de escarpados paisajes y montañas atravesadas por el caudaloso río Marañón, la compañía Odebrecht, involucrada en escandalosos actos de corrupción en Brasil, ha proyectado construir Chadin II, una megahidroeléctrica de 175 metros de altura que inundará 32 kilómetros cuadrados de una superficie equivalente a 10 veces el tamaño del Central Park de Nueva York y tres veces el distrito limeño de San Isidro. Mil personas tendrían que dejar sus hogares en nombre de la imparable demanda energética.

Chadin II es uno de los 20 proyectos hidroeléctricos en la cuenca del río Marañón que en abril del 2011, apenas tres meses antes de que culminara su gobierno, el expresidente Alan García declaró de interés nacional a través de un decreto supremo. La norma se basaba en estudios técnicos de hacía más de 30 años y formaba parte de la entonces agenda gubernamental para priorizar la exportación de energía al Brasil. Sin embargo, fue en el gobierno de Ollanta Humala, que el Ministerio de Energía y Minas (MEM) otorgó a la compañía AC Energía –subsidiaria de Odebrecht creada en Lima en el 2012- la concesión definitiva y aprobó su Estudio de Impacto Ambiental (EIA).

El embalse inundará 32 kilómetros cuadrados de una superficie equivalente a 10 veces el tamaño del Central Park de Nueva York y tres veces el distrito limeño de San Isidro.

En la cuenca del Marañón, además de Chadin II, Odebrecht tiene otros dos proyectos con estudios de impacto ambiental en marcha: Rio Grande I y II, con impactos ambientales y sociales irrreversibles, y cuyo embalse -de construirse- desplazaría a otras 3.000 personas.

Odebrecht es uno de los mayores y más polémicos proveedores del Estado: muchas de sus obras presentan cuestionados sobrecostos. Sus negocios en el Perú se remontan a 1979, pero es a partir de los 90 cuando sus inversiones se incrementan. Desde entonces, han realizado 65 proyectos: las centrales hidroeléctricas Charcani V (Arequipa), San Gabán (Puno) y Cañón del Pato (Ancash); el proyecto Chavimochic (La Libertad) y en los últimos años, el millonario y cuestionado proyecto de irrigación Olmos (Lambayeque) junto con el Metro de Lima. Además tiene en marcha la construcción del gasoducto surandino que recorre la amazonía de Cusco, atraviesa los Andes y llega a la costa del Perú; la extensión de la vía Costa Verde-Callao y otros tres proyectos de infraestructura portuaria.

Impactos. Hay 19 sitios arqueológicos que serán afectados. El EIA dice que serán protegidos, pero no hay presupuesto al respecto. FOTO: José Serra

LOS DESPLAZADOS

La megahidroeléctrica de la subsidiaria de Odebrecht afectará a la población de seis distritos (Chumuch, Cortegana, Celendín, Pisuquia, Ocumal y Cocabamba), ubicadas en tres provincias (Celendin, Luya y Chachapoyas) de dos regiones: Cajamarca y Amazonas. El punto débil de Chadin II -al margen de las protestas de las rondas campesinas y las agrupaciones locales de la zona- radica en su polémico Estudio de Impacto Ambiental, aprobado por el MEM en febrero del 2014.

En setiembre del 2013 el Ministerio de Energía y Minas realizó 161 observaciones al EIA de Chadin II, elaborado por la consultora AMEC Perú. El megaproyecto brasileño no detalla presupuesto para los impactos sociales, ni planes de prevención contra los impactos que el gran embalse tendría sobre el río y las comunidades indígenas amazónicas Awajún y Wampis, ubicadas aguas abajo y cuya dieta en proteínas depende en parte del río Marañón. Además, establecía solo un 0.25% de su inversión para planes ambientales cuando estándares internacionales, como los del Banco Mundial, recomiendan más del 3%.

Luego de analizar el EIA, José Serra, ingeniero eléctrico con experiencia en el desarrollo de centrales hidroeléctricas y en el impacto que estas generan, concluyó para OjoPúblico, que la empresa brasileña no contempló un presupuesto para la reubicación y adaptación de los desplazados con su nuevo entorno. Además, el presupuesto que Odebrecht previó para el manejo ambiental de Chadin II resulta también insuficiente. “Para este tema la empresa ha previsto 4,2 millones de dólares (0.25% de la inversión total), pero si hacemos un cálculo de acuerdo a la mejor práctica del Banco Mundial, la inversión socioambiental mínima que debería hacer es de 58 millones de dólares, es decir el 3,4% de la inversión total”, coincide el ingeniero.

Rechazo. El área de influencia directa de Chadin II alcanza a seis distritos de Amazonas y Cajamarca. Ronderos y organizaciones locales rechazan el proyecto y demandan diálogo.

IMPACTO SOBRE BIODIVERSIDAD

Si se inunda gran parte de la cuenca, los impactos sobre la biodiversidad que alberga serán devastadores pues se interrumpirán los sedimentos que el Marañón arrastra hacia el Amazonas. “No sabemos cuál será el impacto de Chadin II y Veracruz [otra hidroeléctrica, pero en manos de la peruana Compañía Energética Veracruz, que se construye aguas arriba] en la población indígena awajún. Tampoco conocemos su impacto en la Reserva Natural Pacaya Samiria, de muy alta biodiversidad y productividad ictiológica”. Nada de eso, según Serra, se menciona en el EIA de Chadin II.

Los proyectos Rio Grande I y II inundarían un área de 38 kilómetros cuadrados, mucho más que Chadin II

Pedro Gamio, exviceministro de Energía, también cuestionó la construcción de hidroeléctricas con gigantescos embalses en la Amazonía. La impresión del exfuncionario del Estado y actual consultor en temas energéticos, es que con la desaceleración económica del Perú y la corrupción destapada en Brasil, la presión para seguir construyendo represas podría diluirse, aunque considera que insistir con la construcción de las 20 hidroeléctricas en el Marañón destruirá la cuenca, desplazará a cientos de familias y generará un nuevo conflicto para el país.

REPRESAS. Estas son las hidroeléctricas declaradas de interés nacional que se proponen contruir a lo largo del río Marañón. Gran parte de la cuenca quedaría inundada.. Fuente: International Rivers

Ver mapa interactivo. Pulse aquí

“Se han enviado cartas al gobierno, pero las quejas aún no son atendidas”, advierte Socorro Quiroz, integrante de la Asociación por Defensa de la Vida. Ella dijo que en las zonas afectadas viven más personas de las que identificó el Censo del 2007, fuente que cita y usa Odebrecht. También contó que en los últimos meses trabajadores de la empresa están ingresando a las comunidades sin autorización. “Tienen la concesión, pero no la licencia social. Aquí la mayoría no quiere la represa y menos de la mano con una empresa que tiene la reputación por los suelos. La gente aquí no quiere vender sus tierras ni ser reubicados porque su subsistencia depende de estos territorios”, dijo Quiroz.

Consultado sobre el tema, el representante de Odebrecht y gerente general de AC Energía, Erlon Arfelli, contó a OjoPúblico que según sus estudios no todas las 1.000 personas afectadas viven en las zonas que serían inundadas, “hay otras que tienen propiedades o posesiones pero no viven ahí, hay otras que trabajan, o alguna vez han trabajado en esa zona”. La reubicación contempla “distintas formas de compensación a los propietarios o posesionarios”, desde la compra de tierras, compra asistida o reasentamiento”, indicó el alto funcionario brasileño, quien aceptó que antes de iniciar la construcción de Chadin II se deberá llegar a acuerdos con la población local.

LOS OTROS PROYECTOS DE ODEBRECHT: RIO GRANDE I Y II

En Perú Odebrecht tiene cinco proyectos de hidroeléctricas en la cuenca amazónica, además de Chadin II: los proyectos Rio Grande I y II en el Marañón, Chaglla, en Huánuco (con su subsidiaria Empresa de Generación Huallaga y cuya obra es financiada por el BNDES- Banco Nacional de Desarrollo de Brasil) y tiene la concesión definitiva de Belo Horizonte (Compañía Energética del Centro que le compró a la minera Volcan en junio del año pasado).

Rio Grande I y II, también se desarrollan en el Marañón, pero están en una etapa distinta: tienen estudios de impacto ambiental en marcha, aunque desde ya se estiman consecuencias sociales irreversibles debido a que el embalse inundaría un área de 38 kilómetros cuadrados (superior a Chadin II) y desplazaría a 3.000 personas de la zona.

Sin paisajes. La hidroeléctrica embalsará las aguas del río Marañón y construirá una presa de 175 metros de altura. Foto: Rocky Contos

Un informe de la ONG International Rivers determinó el año pasado que si se construyeran las 20 represas promovidas por el expresidente García en el 2011 los embalses inundarían el 80% del río Marañón. Un reporte del Congreso del 2011estableció que las tierras que ocupan las comunidades nativas y campesinas en dicha cuenca representan el 27% de la superficie del área de influencia. El ingeniero José Serra reconoce la capacidad hidroeléctrica del Perú, pero sostiene que estas “no deben desarrollarse en zonas ubicadas por debajo de los 1.000 metros sobre el nivel del mar, nada en la selva baja”, para evitar daños ambientales severos.

El representante de Odebrecht declaró que dentro de unos 60 meses iniciarían la construcción de la hidroeléctrica. Una vez que “se terminen los estudios de ingeniería y se haga el cierre financiero del proyecto”, dijo. La tensión en el Marañón -río bautizado como “La Serpiente de Oro” por el escritor Ciro Alegría- es permanente. En los últimos meses alrededor de 20 ronderos han sido denunciados por secuestro luego de que detuvieran a trabajadores de Odebrecht en la zona. Los últimos reportes de la Defensoría del Pueblo reconocen un conflicto por Chadin, pero advierten la ausencia de diálogo.



Más comunidades muestran su rechazo a las represas en el Río Marañón, hace una semana llegaron a la ciudad de Celendín desde la Región Amazonas, las comunidades rivereñas de Tupén y la Mushca, para presentar memoriales de rechazo al proyecto Chadín 2 de la brasilera Odebrecht; en esta oportunidad lo hizo la comunidad de Yagén, del Distrito de Cortegana, provincia de Celendín.

Autoridades del CP de Yagén entregan documento de rechazo a la represa Chadín 2 que Odebrecht pretende construir en el Río Marañón

Autoridades del CP de Yagén entregan documento de rechazo a la represa Chadín 2 que Odebrecht pretende construir en el Río Marañón

El día lunes 8 de junio de 2015, otra delegación de las riveras del Río Marañón, arribó a la provincia de Celendín. Diferentes autoridades de la comunidad de Yagén, distrito de Cortegana, entregaron un memorial al gerente de la empresa Odebrecht,  respondiendo con un rotundo no a la carta en la que la empresa solicitaba una reunión informativa sobre el proyecto Chadin 2.  Por su parte, el alcalde de Cortegana, Mariano Vásquez y el teniente alcalde del mismo distrito, el señor Santos Huamán Julca, brindaron declaraciones en un medio de comunicación local, expresando  su rechazo al proyecto Chadín 2 y su solidaridad con la comunidad de Yagén.

La numerosa delegación de autoridades comunales se presentó en diversas emisoras radiales en donde dejaron sentado firmemente su rechazo a la posible construcción de la Central Hidroeléctrica Chadín 2 y con ello la inundación de sus valles productivos. Luego visitaron las oficinas de la empresa Odrebrecht haciendo entrega del memorial conteniendo cerca de 500 firmas de los miembros de su comunidad que fue entregado en manos de Mark Stenning, gerente de la empresa.

Por su parte, los comuneros indicaron que no desean dialogar con la empresa porque siempre se comportaron con prepotencia, llevando policías y gente extraña, hasta han sido víctimas de numerosos procesos judiciales por parte de los trabajadores de Odebrecht.

Un hecho preocupante fueron las afirmaciones de  Pierina Garateguy Gutierrez, responsable de comunicaciones del proyecto Chadín 2, quién para justificar a la empresa de los cuestionamientos realizados por los comuneros, manifestó que no acudieron a su llamado por haber recibido amenazas de muerte por parte de la Ong. Grufides; sin duda, esta afirmación podría causarle una querella por esta grave difamación. Creemos que esta forma de actuar de los funcionarios de Odebrecht – Chadín 2, no es la adecuada y contribuye a generar más desconfianza entre la población.

DOCUMENTOS PRESENTADOS

DSCF9042DSCF9043DSCF9052   DSCF9044 DSCF9045 DSCF9046 DSCF9047 DSCF9048 DSCF9049 DSCF9050 DSCF9051


Mark Stenning de Lavalle, gerente de Chadín 2, recibe memorial de rechazo al represamiento del Río Marañón

Celendín, Perú.- El miércoles 3 de junio de 2015 arribó a la provincia de Celendín una delegación de las comunidades de La Mushca y Tupen Grande, ubicadas a la orilla del río Marañón, para dar respuesta a la carta enviada por la empresa Odrebrecht con un memorial en el que muestran su contundente rechazo al proyecto Chadín 2.

Las comunidades de La Mushca y Tupén Grande se reunieron el día primero de junio de 2015 y acordaron el viaje de una comisión para presentar un memorial en las oficinas de la empresa Odebrecht, en la provincia de Celendín.
A su llegada, los señores Emiliano García Julon y Silver Cruz Escalante, miembros de la delegación, fueron entrevistados por diferentes medios de comunicación radiales y televisivos, desmintiendo las versiones de la empresa que manifestaban que las comunidades de la zona de Chadín 2 estarían de acuerdo con la ejecución de dicho proyecto. Como se sabe el Estado Peruano ha aprobado el Estudio de Impacto Ambiental y sin embargo el proyecto de represamiento del río Marañón no cuenta con licencia social.
Carta de Odrebrecht
 
Memorial
Videos
Conversación con Emiliano García Julón
Silver Cruz Escalante

Salvemos al Marañón

Por qué es importante

En el Perú, mediante el Decreto Supremo 020-2011-EM, se ha considerado al Río Marañón como la “Arteria Energética del Perú” y se ha declarado de interés nacional y social la construcción de veinte (20) centrales hidroeléctricas en la cuenca de este río, el cual, es uno de los ríos más importantes del Perú y principal afluente del río Amazonas.

Reasentamientos involuntarios de comunidades enteras, la destrucción de ecosistemas y de especies endémicas, la inundación de miles de hectáreas de bosques y emisión de Gases de Efecto Invernadero son algunos de los impactos socioambientales de la construcción de represas, propias de centrales hidroeléctricas con embalse, las cuales en el caso peruano no responden a una planificación integral y se dan en un clima de desconfianza y vulnerando el derecho de participación de ciudadanos que a pesar de vivir muy lejos de la capital, también son peruanos.

Las grandes represas ya han fragmentado y transformado los ríos del mundo, modificando el 46% de las vertientes básicas, además de dejar impactos negativos de difícil mitigación. No dejemos que esta historia se repita otra vez y menos en un río tan importante como el Marañón.

Esta petición será entregada a los titulares del Ministerio del Ambiente, del Ministerio de Energía y Minas, del Ministerio de Cultura y de la Defensoría del Pueblo del Estado Peruano.
Firma y ayúdanos a difundir este pedido.

Para firmar, sigue el siguiente enlace: https://goo.gl/yavl7y

http://www.remandojuntos.org/