Posts etiquetados ‘proyectos hidroeléctricos’



Chadin 2 is one of 24 dams planned in the Marañón River Basin in Peru. These projects seriously jeopardize the beneficial biodiversity of forests and aquatic ecosystems, and the territory of diverse populations and rural communities.

With a capacity of 600 MW the hydroelectric project Chadin 2 is one of the biggest planned in the area. The planned structure in the canyon measuring 175m, will affect the water passages used by various migratory species. It will also create a reservoir of about 32.5 km2, irreparably destroying the habitat of protected species, such as the spectacled bear (Andean bear) and river nutria, as well diverse forests, population centers, rural areas, and pre-Columbian archaeological heritage.

Even though the Environmental Impact Assessment (EIA) was approved, the 200 findings from the EIA remain unresolved, including fundamental problems with identifying resources and populations, plans to minimize environmental impacts, and he project’s technical feasibility.

Currently the project is in a Final Concession stage, or approved by the company AC Power S.A., of the Odebrecht Group, despite serious concerns and opposition of grassroots organizations. These organizations have faced persecution and criminalization of their legitimate concerns about the use of the energy, forest protection, and survival of their people.

EarthRights International has been supporting and working with the population and social organizations in the area, by sharing information, promoting legal analysis and assisting in the implementation of legal defense strategies. This briefer, currently available in Spanish, is titled “Energy, Forests, and People of the Marañón” and provides in depth information about Chadin 2 and what can be done to protect the Marañón, its forest, and people. 

 


Realizaron primer taller participativo de complejo hidroeléctrico Río Grande
Celendín.- Cumpliendo con las fechas programadas por el Ministerio de Energía y Minas (MEM), la empresa brasilera Odebrecht Energía del Perú, realizó los primeros talleres participativos en las provincias de Celendín (región Cajamarca) y Bolívar (región La Libertad).

El objetivo fue informar a la población sobre los estudios de línea base y la elaboración del Estudio de Impacto Ambiental (EIA) del complejo hidroeléctrico Río Grande que se pretende construir en el trayecto del río Marañón.

El proyecto ubicado en el límite regional de Cajamarca, Amazonas y La Libertad, comprende la construcción de dos hidroeléctricas (Río Grande I y Río Grande II), que aprovechando el agua de la cuenca media del río Marañón producirá 700 megavatios, abasteciendo al Sistema Eléctrico Interconectado Norte (SEIN) y contribuirá a cubrir la demanda hidroenergética que tiene actualmente el Perú.

María Merino Sánchez, encargada de la Dirección General de Asuntos Ambientales Energéticos del MEM, manifestó que la elaboración del EIA del complejo hidroeléctrico Río Grande es uno de los requisitos que deberá cumplir Odebrecht para obtener la concesión definitiva y el permiso para la edificación de las hidroeléctricas.

“La elaboración de este documento, implica la realización de tres talleres informativos y una audiencia pública en cada distrito ubicado en la zona de influencia directa del proyecto, el cual será presentado a la Dirección General de Asuntos Ambientales Energéticos del MEM”, precisó.

La elaboración del EIA de Río Grande I y Río Grande II estará a cargo de la consultora AMEC Perú, que tiene la autorización para realizar estos estudios en el sector electricidad e hidrocarburos.

Fuente: Panorama Cajamarquino – http://www.panoramacajamarquino.com/noticia/elaboraran-eia-de-complejo-hidroelectrico-rio-grande/


Lima, oct. 28. El Ministerio de Energía y Minas (MEM) otorgó concesión definitiva a favor de la empresa AC Energía, para que desarrolle actividades de generación de energía eléctrica en la futura central hidroeléctrica Chadín, ubicada entre los departamentos de Cajamarca y Amazonas.

Según resolución suprema publicada hoy, esta central hidroeléctrica, con una potencia instalada de 600 Megavatios (MW), se sitúa entre los distritos de Celendín, Chumuch y Cortegana, provincia de Celendín (Cajamarca); y entre los distritos de Ocumal, Pisuquia y Cocabamba, provincia de Luya, y en el distrito de Balsas, provincia de Chachapoyas (Amazonas).

Para ello, mediante la resolución directoral Nº 058-2014-MEM/AAE, se aprobó el Estudio de Impacto Ambiental (EIA) de la mencionada central hidroeléctrica.

Es así que la Dirección General de Electricidad (DGE) resolvió otorgar dicha concesión, luego de haber verificado y evaluado que el solicitante cumplió con los requisitos establecidos en la Ley de Concesiones Eléctricas.

 

A brisk building boom of hydropower mega-dams is underway from China to Brazil. Whether benefits of new dams will outweigh costs remains unresolved despite contentious debates. We investigate this question with the “outside view” or “reference class forecasting” based on literature on decision-making under uncertainty in psychology. We find overwhelming evidence that budgets are systematically biased below actual costs of large hydropower dams — excluding inflation, substantial debt servicing, environmental, and social costs. Using the largest and most reliable reference data of its kind and multilevel statistical techniques applied to large dams for the first time, we were successful in fitting parsimonious models to predict cost and schedule overruns. The outside view suggests that in most countries large hydropower dams will be too costly in absolute terms and take too long to build to deliver a positive risk-adjusted return unless suitable risk management measures outlined in this paper can be affordably provided. Policymakers, particularly in developing countries, are advised to prefer agile energy alternatives that can be built over shorter time horizons to energy megaprojects.

Cuarto Poder: Pobladores de Tupén Grande se oponen a llegada de hidroeléctrica en el río Marañón


Región Amazonas contará con dos hidroeléctricas que generarán 1,400 Mw
 
 

La central hidroeléctrica Chadín II comenzaría a construirse en cuatro meses, mientras que obras de la hidroeléctrica Cumba 4 se iniciarían en ocho meses, revela presidente regional de Amazonas.

La región Amazonas captará inversiones por aproximadamente US$ 4,000 millones con la construcción de dos centrales hidroeléctricas que tendrán capacidad de generar, en conjunto, 1,400 megavatios (Mw) de energía eléctrica, anunció hoy el presidente del Gobierno Regional de Amazonas, José Arista.

Precisó que el primer proyecto consiste en la Central Hidroeléctrica Chadin II que tendrá una capacidad de 600 Mw, mientras que el segundo es la hidroeléctrica Cumba 4 que tendrá una potencia instalada de 825 Mw.

“La central Chadin II lo va a construir la empresa Odebrecht (a través de la empresa AC Energía) que ya tiene todos los permisos y licencias”, precisó, al mismo tiempo que detalló que el otro proyecto estará a cargo de Marañón Energía.

Estimó que la construcción de Chadin II se iniciaría en los próximos tres a cuatro meses, mientras que Cumba 4 comenzará a construirse dentro de siete u ochos meses, ya que la empresa concesionaria tiene pendiente terminal los estudios de suelos.

“Una central hidroeléctrica posiblemente demora cerca de cuatro años en su construcción”, dijo la máxima autoridad de la región Amazonas.

Asimismo, calculó que ambos proyectos demandarán una inversión cercana a los US$ 4,000 millones que captarán junto a la región Cajamarca, aunque la cifra podría aumentar si se suman a otros proyectos hidroeléctricos en Amazonas.

“Tenemos otros dos proyectos más que están madurando, uno sobre el río Utcubamba y otro es sobre el río Marañón en la zona de Bagua, creemos que con estos dos proyectos adicionales elevarían la inversión a unos US$ 6,000 millones”, añadió.


Un nuevo informe de investigadores de la Universidad de Oxford, Inglaterra, argumenta que las grandes represas son una inversión riesgosa: no se ajustan a los prespuestos proyectados, ahogan en deudas a las economías emergentes y no resultan en los beneficios prometidos. ¿Alguna vez han tenido sentido estos proyectos?

Lauren Everitt
BBC, San Francisco 

Basta echar un vistazo sobre el muro de 60 pisos de alto de la Presa Hoover (entre Arizona y Nevada en Estados Unidos) para que cualquiera sienta un hormigueo en la piel. El concreto con el que fue construida podría pavimentar una carretera desde Nueva York a San Francisco. Es una barrera colosal promocionada como un símbolo del dominio del hombre sobre la naturaleza y como una maravilla de la ingeniería del siglo 20.

Se dice que la represa ayudó a que la economía estadounidense arrancara después de la Gran Depresión, controlando al río Colorado -propenso a inundaciones- y generando energía hidráulica barata para los áridos estados del suroeste del país.

Pero lo más “milagroso” es que la Presa Hoover fue completada dos años antes de lo programado y costó unos US$15 millones menos de lo presupuestado.

Los críticos del megaproyecto, sin embargo, afirman que la Presa Hoover es una anomalía.

Los investigadores de Oxford revisaron 245 grandes represas: aquellas con una altura de más de 15 metros y que fueron construidas entre 1934 y 2007.

Descubrieron que 96% de estos proyectos sobrepasaron sus presupuestos aprobados: la represa Itaipú en Brasil se excedió 240% y tomó 8,2 años construirla.

En la gran mayoría de los casos, dicen los autores, las megarrepresas no son económicamente viables.


La construcción de Belo Monte fue suspendida en 2011.

Fiebre de construcción

Pero después de un período de calma de dos décadas, una vez más se está pregonando a estos proyectos como el boleto para la prosperidad. Desde China hasta Brasil, pasando por Pakistán y Etiopía, todos se precipitan a construirlos.

Ya que se espera que el consumo de electricidad en el mundo se incremente más de 56% entre 2010 y 2040 -según el informe de International Energy Outlook de 2013- la energía hidráulica es una alternativa tentadora.

Más del 90% de la energía renovable proviene de represas, según la Comisión Internacional de Grandes Presas.

Andy Hughes de la Sociedad Británica de Presas apunta a Laos y Vietnam como ejemplos resplandecientes de países constructores de presas que han logrado dominar la energía hidráulica.

“Construyen represas, generan energía hidráulica y después exportan esa energía a otros países, así que es una cosecha abundante de dinero para ellos”, dice Hughes.

Pero Bent Flyvbjerg, el principal autor del estudio sobre represas de la Universidad de Oxford, afirma que estos proyectos “no son neutrales ni en sus emisiones de carbono ni en las de gases de efecto invernadero”. Las enormes cantidades de concreto que se requieren para construirlas dejan una enorme huella de carbono, señala.



Grande contra pequeño

Pero subraya que su argumento no es en contra de las presas como tal sino de las megrapresas.

“No aceptamos que se trate de una discusión de la energía hidráulica de las grandes presas contra los combustibles fósiles. Nos gustaría que la discusión fuera de las grandes presas frente a los pequeños proyectos de energía hidráulica” asegura.

Otros, como Peter Bosshard del grupo ambientalista International Rivers, dicen que el cambio climático amenaza con alterar los patrones de clima de forma impredecible.

“Si ponemos todas nuestras esperanzas de energía en una sola gran represa, estamos tomando un enorme riesgo porque no sabemos qué patrones de precipitación tendremos en el futuro” afirma.

El costo de estas “bestias” es el principal enfoque del estudio de Oxford.

Flyvbjerg asegura que el precio de US$14.400 millones de la presa Belo Monte en Brasil podría incrementarse a US$27.400 millones superando cualquier beneficio y sumergiendo al país en una montaña de deudas.

Por lo menos, dice, Brasil tiene una economía robusta. Pero para muchas otras economías emergentes, las megarrepresas son sinónimo de desastre.

Algunos países solicitan préstamos enormes, a menudo en moneda extranjera, lo cual los hace vulnerables a las fluctuaciones en las tasas de cambio. Y cuando las represas no brindan los beneficios prometidos estas naciones sufren un golpe tremendo.

“Es como un toro en una tienda de porcelana: estos proyectos son demasiado grandes y demasiado riesgosos para que las economías más frágiles del mundo puedan enfrentar el desafío”, expresa el autor.

Agrega que incluso cuando un proyecto se excede en costo y tiempo, los gobiernos se muestran renuentes a abandonarlo.

“Una represa realmente es un activo inútil si no está terminada. Incluso si está 99% finalizada, no se puede usar. O está lista o no lo está” expresa Flyvbjerg.

Pero según Andy Hughes las represas tienen muchas ventajas. Los críticos, dice, deberían plantearse varias preguntas: “¿De qué otra forma se puede generar energía, de qué otra forma podemos darle a la gente agua potable, de qué otra forma podemos irrigar granjas, de qué otra forma podemos tratar las aguas residuales?”.

Y además, agrega, las presas crean empleos. El proyecto de la presa hidroeléctrica de Belo Monte proyecta la creación de unos 20.000 empleos.

“Nadie gana”
Hughes afirma que estos proyectos pueden jugar un rol importante para mitigar el cambio climático. Durante condiciones de sequía, los embalses proveen agua potable y para irrigación, y durante los períodos de lluvia son clave para proteger de inundaciones, señala.

Julia Jones, hidróloga de la Universidad Estatal de Oregon, Estados Unidos, argumenta que estas afirmaciones apoyan su estudio sobre represas en la cuenca del río Columbia en el noroeste del Pacífico.

“Ha habido un incremento neto en la disponibilidad de agua durante tiempos de sequía y en la protección de sitios durante inundaciones, lo cual es exactamente el objetivo que intentan las represas”, explica.

“Esto sugiere que hay una adaptación y que podrían tener una capacidad suficientemente grande para enfrentar el futuro cambio climático”. Pero subraya que todo dependerá de cuán grande sea el impacto del cambio climático.

El verdadero beneficio de las represas podría simplemente reducirse a la perspectiva, dice Jones.

“Todo depende de quién está sentado en la mesa” explica. “Durante medio siglo o más ha habido mucha controversia sobre el contexto más amplio en el que estos proyectos están construidos. Es decir, quién pierde su sustento, quién gana en la construcción de la represa y cuáles son los costos y beneficios medioambientales”.

Para Hughes, se trata más bien de una trampa en la que “serás malo si lo haces, serás malo si no lo haces”.

“Mi opinión es que nunca se gana con una represa. Si la construyes serás criticado, pero una vez que está terminada la gente dice: ‘¿y porqué hicieron tanto escándalo?’. Pero en el momento que tratas de demoler una presa te critican por dañar el hermoso medio ambiente. Así que me temo que se trata de un ejercicio en el que nadie gana”.



La presa de Tarbela en Pakistán contiene el mayor embalse del mundo.

Fuente: BBC – http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2014/03/140311_grandes_represas_fracasos_men.shtml


Por César Ipenza*

11 de julio, 2013.- Cuando escucho, veo y leo en los diversos medios situaciones sumamente complejas de la política nacional, con debates que no ayudan a construir el Perú que todos soñamos, y con ataques entre las fuerzas políticas de todo lado, no puedo evitar pensar en que estamos en un país mediocre, en donde prima el interés político sobre el técnico.

Recientemente han sucedido hechos que nos llevan a pensar y replantear lo que pasa con nuestro legado natural y cultural respecto de la “crisis de inversión” y la “necesidad de promoverla” o la “necesidad de facilitarla”.

Ante ello he quedado sorprendido, por no decir más, porque en la “burbuja de Lima” los temas se oyen, se debaten –en algunos casos se intentan soluciones–, luego se olvidan y se pasa de inmediato a otro tema de moda, de mayor escándalo, el que sea más atractivo para la prensa.

Para que nuestro país se aleje de esa mediocridad, lo que no puede pasar de moda son justamente los temas ligados al retroceso en la política nacional, porque es –o debe ser– de interés de todos los peruanos, y porque las malas decisiones repercutirán en todos nosotros. Por ello, si damos prioridad a ciertas inversiones, vale la pena preguntarnos: ¿Qué tipo de inversiones?

Parece ser que en la actualidad los instrumentos ambientales son obstáculos para la inversión. Por ello, se hace lo posible para que no “estanquen” los proyectos. Se reducen plazos, las exigencias y, en suma, se le dan todas las facilidades al inversionista como si un estudio de impacto ambiental tiene que ser sí o sí. ¿Acaso no hemos aprendido que estos instrumentos podrían declarar viable o no a un proyecto?

¿Acaso no nos damos cuenta de que “facilitar” la aprobación (ojo, aprobación de los instrumentos en 100 días como indican los decretos supremos 054 y 060) está complejizando y complicando el sistema, y también presionando a los funcionarios y servidores públicos para decir sí o sí a un instrumento ambiental? De manera particular, creo que los decretos supremos (1) emitidos con el fin de “facilitar la inversión” no van a solucionar el problema, sino todo lo contrario, sumarán conflictos de los que ya estamos cansados y que nos muestran como un país poco serio para las inversiones.

Si sumamos a esto los anuncios sectoriales como, por ejemplo, los del MINEM, el cual indica que ante los decretos esperan “encontrar un equilibrio” o “hay plena voluntad del Minam para trabajar juntos en la aplicación de la norma y que más bien sean promotoras de la inversión”, vamos de mal en peor. Las aplicación de las normas, entre ellas el ECA (estándar de calidad ambiental) aire no deben ser negociables o prorrogables, simplemente deben aplicarse, más aun cuando estas normas tienen como principal propósito proteger la salud de la población.

El ECA aire fue regulado desde el año 2001 (D.S. N° 074-2001/PCM), actualizado el 2008 (D.S. N° 003-2008-MINAM). La aplicación gradual de los ECA aire para Dióxido de azufre está claramente establecido en los plazos fijados desde el año 2001 (365 ug/m3 diario y 80 ug/m3 anual), los nuevos valores a partir del año 2009 (80 ug/m3 diario) y posteriormente para el 2014 (20 ug/m3 diario). “Las empresas minero metalúrgicas han tenido 13 años para desarrollar sus inversiones con miras a cumplir las normas de calidad del aire”, según señaló el mismo MINAM.

Esto me lleva a reflexionar y mencionar uno de los principios fundamentales del derecho ambiental –de aceptación y plena vigencia en el derecho ambiental comparado e internacional– el Principio de No Regresión, el cual busca que el sistema no tenga retrocesos de los avances ya alcanzados por cada Estado. Conlleva a tener claro, que los logros hechos en materia ambiental o del derecho al desarrollo sostenible tengan que permanecer y sean vinculantes, tanto para la administración pública, como para todos los administrados.

Finalmente es pertinente reflexionar sobre si estas medidas contradicen la cláusula 18.3.2 del Tratado de Libre Comercio suscrito con los Estados Unidos de América, donde se establece que es inapropiado promover la inversión o comercio mediante el debilitamiento o reducción de las protecciones contempladas en la legislación ambiental, lo que podría generar severas denuncias contra el Estado Peruano, contra el TLC suscrito con los Estados Unidos y otros compromisos asumidos por el Perú con la comunidad internacional y traducida en diversos convenios, acuerdos y declaraciones, entre otros.

Nos toca a todos los peruanos ejercer nuestra ciudadanía y mostrarnos críticos a cualquier situación que signifique retroceso en los logros alcanzados o los avances en nuestra política, ya que finalmente esto redundará en los que nos toque vivir el día de mañana.

Nota:

(1) Decreto Supremo N° 054-2013-PCM y Decreto Supremo N° 060-2013-PCM.


*César Ipenza es abogado, con estudios de especialización en Biología de la Conservación, Conflictos Sociales, Gobernanza y Política Ambiental, Derechos Humanos y Derecho Humanitario Internacional. Tiene una Maestría en Espacios Naturales Protegidos en las Universidades Autónoma de Madrid, Complutense de Madrid y Universidad de Alcalá. Ha trabajado en diversos organismo públicos como la Defensoría del Pueblo, el Consejo Nacional del Ambiente y fue asesor de la Alta Dirección del Primer Ministro del Ambiente (2009-2011), viendo temas relacionados a minería, minería ilegal, áreas naturales protegidas, bioseguridad, diversidad biológica en general y temas relacionados a los derechos de los pueblos indígenas.

—-
Fuente: Publicado el 10 de julio por Noticias SER: http://www.noticiasser.pe/10/07/2013/amargo-cafe/retrocesos-en-la-politica-de-patrimonio-natural-y-ambiental

Información relacionada publicada en Servindi:

Denuncian estrategia del gobierno para justificar medidas lesivas que facilitan inversiones

 

– Medidas representan retroceso en protección del patrimonio natural y cultural.

Servindi, 4 de julio, 2013.- Representantes de distintas asociaciones y redes sociales denunciaron la estrategia del Ejecutivo, impulsada con el apoyo de un sector empresarial, que apunta a justificar un paquete de lesivas medidas adoptadas para promover las inversiones a costa de sacrificar el patrimonio natural, cultural y los derechos de las poblaciones locales.Seguir leyendo…
 

Gobierno sacrifica patrimonio natural, cultural y derechos por favorecer inversión

– Con las nuevas medidas Ollanta superaría a Alan García en aplicar la política del “perro del hortelano”.

Servindi, 7 de junio, 2013.- El reciente paquete de medidas adoptadas por el gobierno de Ollanta Humala indican que éste está dispuesto a sacrificar el patrimonio natural, cultural y derechos de las poblaciones locales a fin de que las inversiones sigan fluyendo. Seguir leyendo…


Faenón minero en otoño

Por Carlos Monge*

30 de mayo, 2013.- Como si estuviésemos en primaveral temporada de toros, el otoño del 2013 pasará a la historia como el de un faenón del lobby minero. Frente a un muy débil toro gubernamental, el lobby minero se ha dado un paseo, cortando ambas orejas y rabo, y –ay!!- quien sabe si algo más. Seguir leyendo…


¿Agilizando inversiones sin filtros ambientales y sociales?

Por José De Echave*

27 de mayo, 2013.- Parece que el gobierno nuevamente ha cedido a las presiones. El propio presidente peruano acaba de anunciar un primer paquete de reformas para impulsar las inversiones en el país que coincide con los pedidos que provenían de los gremios empresariales y sus escribidores. Seguir leyendo…


A tajo abierto. Así realizan las labores de explotación de los recursos naturales en Antamina, un complejo minero polimetálico que produce concentrados de cobre en la región Áncash.
Buena cifra. Estudio de Peru Top Publications revela que existen 17 proyectos aprobados que deberían salir en los próximos meses. Eva Arias, presidenta de la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía (SNMPE), afirma que las medidas dadas por el Ejecutivo destrabarán el portafolio de proyectos, que alcanza los US$ 56.500 millones.

Por Luis Felipe Gamarra.

Desde las primeras crónicas del siglo XV –narradas por los españoles Gonzalo Fernández de Oviedo, Francisco López de Gomara, José de Acosta y Porres, Pedro Sánchez de La Hoz y Marcos Jiménez de La Espada–, hasta el último reporte del Departamento de Estudios Geológicos de Estados Unidos (U.S. Geological Survey) de 2012, está claro que el Perú, donde yace una de las reservas más importantes de metales en el mundo, posee la capacidad para convertirse en una potencia global en minería. Además de ser el sexto país más atractivo para las empresas exploradoras, conocidas en el sector como ‘juniors’, cuya inversión alcanzó el 2012 los US$ 1.025 millones, el Perú ocupa el octavo lugar en el ranking global en inversión minera, que al final del 2013 sumará la cifra récord de US$ 9.920 millones, 15% más que el año pasado.

Portafolio de proyectos

Según Magaly Arellano, investigadora principal de Peru Top Publications, que acaba de editar el libro Proyectos y prospectos mineros 2013-2016, hay un portafolio de 54 proyectos por US$ 56.540 millones hasta el 2020. De esta cartera, 17 poseen Estudios de Impacto Ambiental (EIA) aprobados, por US$ 22.580 millones, que podrían ejecutarse en el periodo 2013-2016. En cobre, el más importante es Toromocho, de Chinalco, cuya inversión será US$ 1.520 millones más al cálculo inicial, hasta alcanzar los US$ 4.820 millones.

Con Toromocho, el ministro de Energía y Minas, Jorge Merino, estima que el Perú estaría a un 50% de alcanzar la producción chilena, escalando hasta el segundo lugar en producción del metal rojo, por encima de China, recuperando el lugar que ocupó el país desde 1999. Le siguen Cuajone (US$ 300 millones), Toquepala (US$ 640 millones), Constancia (US$ 1.546 millones), Las Bambas (US$ 5.200 millones), Mina Justa (US$ 745 millones), Cerro Verde (US$ 4.400 millones) y Quellaveco (US$ 3.300 millones), proyecto en manos de Anglo American, que podría tener luz verde en agosto.

En esta lista de 17 proyectos, destacan en plata Inmaculada (US$ 370 millones), Alpamarca (US$ 120 millones) y Óxidos AG (US$ 140 millones). En hierro están Marcona (US$ 1.200 millones), en zinc Colquijirca (US$ 305 millones) y Santander (US$ 73 millones), y en fosfatos Bayóvar (US$ 520 millones).

Para Arellano, estos proyectos no se ejecutaron hasta la fecha debido a la falta de liderazgo de la administración Humala, cuya política para reducir la conflictividad aún no alcanza los objetivos trazados. Por ese motivo, hasta el 2012, el Perú cayó en los rankings más importantes en competitividad minera. En el índice Fraser el Perú cayó del puesto 27 al 58 en solo cinco años. En el reporte de Behre Dolbear, el Perú ha retrocedido tres puntos desde 2010, facilitando el ascenso de Colombia. No obstante, según Eva Arias, presidenta de la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía (SNMPE), las medidas lanzadas por el Ejecutivo revelan un interés genuino por revertir este escenario.

“El presidente Humala no ha expresado que está a favor de la gran inversión minera. Nosotros le hemos dicho que nos preocupan dos cosas: la ‘permisología’, así como los conflictos sociales. Si el gobierno logra enfrentar con éxito estos dos factores, tal como se ha comprometido, el Perú no solo podría sumar una cartera por encima de los US$ 100 mil millones, sino recuperar posiciones en los índices de competitividad”, afirma Arias con optimismo.

En un escenario global en el que los precios de los metales caen, arrastrando hasta el fondo la exportación de minerales, Arellano cree que el Ejecutivo debe concentrar su mira en sacar adelante los proyectos más avanzados, para compensar la caída en la canasta exportadora. Pero no será fácil.

Según Alberto Benavides de la Quintana, ex presidente de Buenaventura, con más de sesenta años en el sector, sacar adelante los proyectos mineros nunca ha sido fácil en el Perú. Para Benavides, el siglo pasado, los años con más actividad han sido solo dos. En 1950, el año en el que se aprobó el Código de Minería, cuyo texto lo preparó el ingeniero Mario Samamé Boggio. Este facilitó el ingreso de empresas como Southern Copper Corporation, Cerro de Pasco Corporation y Marcona Mining Company. Más tarde, en 1993, en el que la nueva Constitución posibilitó la ejecución de depósitos como Yanacocha, así como el hallazgo de Conga.

Proyectos de clase mundial, como Antamina, existen desde el siglo XVIII, pero pasaron siglos para que entraran en operación.

Conga, ¿va o no va?

Paradójicamente, en el listado de Perú Top Publications con proyectos con más probabilidades de entrar en operación hasta el 2016 Conga no figura. Se trata del más emblemático de la cartera de 54 proyectos, no solo por los conflictos que desató desde fines del 2011, año en el que debería haber entrado en ejecución, sino por sus reservas.

Según el ranking Top 50 de depósitos sin ejecutar 2012 realizado por Natural Resources Holding, Conga posee reservas probadas hasta por 17,5 millones de onzas, cifra que hace de Conga el depósito N°18 en el ranking global. Pese a que su producción podría generar alrededor de US$ 3.000 millones entre tributos, regalías y canon, Arellano estima que este proyecto se podría encarpetar más allá del 2017 debido a los conflictos en Cajamarca.

Para este 2013, Newmont Mining redujo en el Perú en 66% su inversión programada. “La empresa comunicó el despido de 50 trabajadores. El proyecto tenía alrededor de 250 personas contratadas, pero, como las cosas no caminan, no tenía sentido mantener al personal. El costo promedio por trabajador en un proyecto de este tamaño es entre S/. 8.000 y S/. 9.000. Es bastante caro sostener la planilla de una obra que no se ejecuta”, explica Arellano.

Para algunos analistas, la postergación de este proyecto se debe al desplome del precio del oro, que cayó a US$ 1.380 la onza. Según Nouriel Roubini, conocido como Dr. Doom por sus pronósticos fatales pero certeros, el precio de este metal, en vez de recuperarse, seguiría cayendo hasta alcanzar al 2015 los US$ 1.000 por onza, provocando que más empresas en el mundo reevalúen sus emprendimientos. No obstante, para Arellano, que ha entrevistado a muchos CEO del sector, estos proyectos son de largo plazo, por lo que los precios actuales, que quizá afectan los costos versus la rentabilidad proyectada, no son clave a la hora de definir la ejecución. “La cantidad de oro que va a producir Conga al año, del orden de las 680.000 onzas al año, amerita la inversión. En tanto Newmont y Buenaventura explican que se trata de un proyecto clave, porque reemplazaría la producción de Yanacocha, cuyas reservas ya se están agotando. No es un tema de precios”.

Roque Benavides, gerente general de Buenaventura, confirma este enfoque. “La producción de oro viene cayendo hace ocho años, esto es un reflejo de la paralización de los proyectos y las ampliaciones”, asegura Benavides. Según Arellano, si Conga no se ejecuta, no se generará un efecto dominó en el resto de la cartera, pero sí confirmará que la parálisis en la actividad no es solo percepción. “No debemos ser alarmistas. Conga entró a la congeladora el 2011, pero la cartera está parada hace ocho años. Debemos preocuparnos no solo por Conga, sino por el resto del portafolio. Las empresas siguen sumando proyectos pero ninguno se ejecuta”, aclara Arellano.

Falta Energía

Existe un factor que le preocupa a Eva Arias, presidenta de la Sociedad Nacional de Minería (SNMPE), entrevistada para este estudio. La representante del gremio minero señala que se necesita un impulso en inversión en energía eléctrica, clave para sostener el crecimiento de la cartera de proyectos al 2020. “No estamos preocupados, por lo menos hasta el 2018. Pero, si no comenzamos a sembrar proyectos en energía, en gas, para centrales de ciclo combinado, habrá problemas para todo el aparato productivo”, expresa Arias.

Según el libro de Perú Top Publications, el 63% del portafolio de proyectos estimados al 2020 se ejecutarán en el sur, los cuales demandarán alrededor de 1.590 MW, que en este momento el Perú no posee. En el norte se necesitarán otros 750 MW, y en el sur otros 245MW, cifras que establecen la necesidad de incrementar la oferta energética en un 40%.

El Estudio Laub & Quijandría precisa que se necesitará invertir alrededor de US$ 26.530 millones en proyectos de energía hasta el 2020, para duplicar la oferta energética, no solo para atender la demanda minera, sino la del resto del país.

Poner el hombro

Según Arellano, las medidas que ha lanzado el Ejecutivo para recuperar la confianza son parte de una solución a largo plazo. Estas medidas, que buscan agilizar los trámites como el CIRA, vinculado a los restos arqueológicos, o el EIA, podrían acelerar proyectos por US$ 15.000 millones. Sin embargo, dice esta experta, para que se agilice el sector no solo se necesitará el compromiso del Ejecutivo, sino el del mismo sector privado.

Arellano destaca tres modelos que contribuyen con reducir el clima de conflictividad. Por un lado, Quellaveco (Anglo American) dispuso un capital social por US$ 1.000 millones, para los 36 años de vida del proyecto, para obras de infraestructura social. Por otro, la exploración de la mina Ollachea (Minera IRL), en la que la empresa ha incorporado como accionistas a la comunidad con el 5% de participación. Por último, el caso de Magistral (Milpo), que pagará cada año el 2% de sus ingresos por ventas netas a la comunidad. “Las empresas deben comunicarse mejor, si no lo hacen, el Estado tampoco lo podrá hacer”.

Claves

Plata. El Perú posee 3.858 millones de onzas de plata, el 22% de la reserva mundial, la más importante del mundo.

Impacto. Según la Asociación de Proveedores de minas, el 2012 las mineras ejecutaron compras por US$ 9.000 millones, de los que el 80% se hizo a proveedores locales.

Los datos

El libro de Peru Top Publications identifica 440 proyectos mineros, así como 360 prospectos de exploración, en 20 regiones, que ocupan alrededor del 20% del territorio nacional, cuyo monto en inversión es difícil de ponderar, pero revela, una vez más, el carácter minero del Perú.

13% son las reservas de cobre en el ámbito global.

4% del oro del mundo se encuentra en el Perú.

8,3% del total del PBI peruano representa la minería.

10 mil mills de US$ de inversión al año se estima en minería.

Fuente: La Republica – http://www.larepublica.pe/27-06-2013/inversion-en-mineria-sera-mas-de-us-22580-millones-hasta-el-2016


Ronderos del distrito cajamarquino de Cortegana denunciaron abusos por parte de la empresa AC Energía SA, por malas prácticas en la realización del tercer y último taller informativo sobre el proyecto hidroenergético Chadín 2 ocurrido el día martes 30 de abril.

Según indicaron ronderos de la zona, la empresa AC Energía SA realizó el taller con pobladores de otros distritos de la provincia de Celendín los cuales fueron trasladados en camionetas y combis pagadas por la empresa. “Han pagado 20 soles por asistir al evento, incluso algunos promotores de programas sociales han llevado gente con la amenaza de sacarlos de la lista de beneficiarios” señaló uno de los dirigentes.

Actualmente, la empresa AC. Energía SA (de propiedad de la constructora Odebrecht) tiene la concesión temporal del proyecto Chadín 2, que se encuentra en la etapa de Estudio de Factibilidad, para lo cual necesita verificar los detalles técnicos, económicos y ambientales además de cumplir con el proceso informativo a las comunidades que serán afectadas con la construcción de este megaproyecto.

De acuerdo a las denuncias recogidas, el evento realizado en un local de la Municipalidad Distrital de Cortegana, inició a las 9:00 horas, con la presencia de un fuerte contingente policial de aproximadamente 40 efectivos armados, quienes desde el inicio se encargaron de “mantener el orden” entre los asistentes e impidieron el ingreso de los dirigentes ronderos, entre ellos Walter Castañeda, de la Federación Regional de Rondas Campesinas de Cajamarca.

Asimismo, según detalló Milton Sánchez, dirigente de la Plataforma Interinstitucional de Celendín (PIC), la policía evitó el ingreso de los pobladores de la zona, quienes al verse impedidos de participar en el evento empezaron a protestar exigiendo el ingreso de sus dirigentes al taller y la colocación de parlantes en la zona externa del local para poder escuchar la información que brindaba la empresa. “Se formó un cordón policial afuera del local donde se desarrollaba el taller para evitar nuestro ingreso. En determinado momento la policía se dispuso a reprimir a la población, pero con la llegada de un fiscal de la zona, se procedió a firmar un acta en la que se acordó permitir sólo el ingreso de algunos dirigentes”, indicó. Sánchez.

El taller se llevó a cabo con la presencia de 7 representantes de la empresa, un representante del Ministerio de Energía y Minas y un regidor de la Municipalidad de Cortegana, además de 130 participantes de los cuales, según las denuncias, el 70% no pertenecían al distrito. Afuera del local quedaron grupos de pobladores de Cortegana y dirigentes ronderos.

“El evento sólo ha servido para que la empresa informe sobre los beneficios que según ellos traería Chadín 2. No nos han dicho cuales podrían ser los efectos negativos ni han podido responder en dónde se reubicarían las comunidades afectadas. Al finalizar el taller los organizadores han querido que firmemos el acta de asistencia a la fuerza. Nos encerrarnos con candado para que no salgamos sin firmar”, denunció un poblador de Cortegana.

Finalmente, Milton Sánchez indicó que lo sucedido “es un claro ejemplo de cómo no se deben hacer los procesos de consulta sobre los megaproyectos. La empresa está manipulando este proceso informativo y no está respetando al pueblo de Cortegana”.

Chadín 2 es un megaproyecto hidroenergético, que se desarrollaría entre las regiones de Cajamarca y Amazonas con un potencial de 600 MW y un costo total de 819 millones de dólares.

Área de Integración Solidaria
Forum Solidaridad Perú


 Tapa y contratapa del libro: Huacaybamba: “Riqueza biológica del Marañón”
El pasado viernes 08 de febrero, en la Aula Magna de la Universidad Nacional de Cajamarca, se presentó el libro: Huacaybamba: “Riqueza biológica del Marañón”, este libro es una ardua investigación hecha en una parte al Bosque Seco del Marañón – Sector Celendín.


Este libro tiene como autores a los siguientes docentes:
  • Blgo. Carlos Roncal Alcántara
  • Ing. Manuel Roncal Rabanal
  • Ing. Walter Rabanal Díaz
  • Ing. Darwin Díaz Mori
El Blog Mi Mina Corrupta, se contactó con el Ing. Manuel Roncal Rabanal para ser entrevistado por nuestro director Jorge J. Chávez Ortiz, para saber más sobre este trabajo, que paso inadvertido en los medios de comunicación de Cajamarca. 
¿Qué es el bosque seco del Marañón?
Es un ecorregion poco estudiado que alberga un alto grado de endemismos; en realidad al bosque seco actualmente se lo conoce como Bosque Tropical Estacionalmente del Marañón; su distribución en Cajamarca abarca las provincias de Cajabamba, San Marcos, Celendín, Chota y Jaén.
Sabemos que Celendín abarca esta zona ecológica, por que se eligió Huacaybamba como área de estudio
Porque esta área, había sido designada para su protección por ordenanza municipal; y también por el acceso, es uno de los pocos lugares por donde existe camino de herradura.
¿Cuánto tiempo se encuentran estudiando la zona, cuentan con apoyo de otras instituciones?
Desde el año 2006; el apoyo que se tuvo fue del Gobierno Regional de Cajamarca cuando Sergio Sánchez estaba de gerente de la RENAMA, la municipalidad de Celendín dio un apoyo con alimentos y tuvimos el apoyo del profesor Baltazar Ludeña Palma y su familia, del Dr. Alfonso Miranda y nuestra Casa Superior de estudios que publico el libro.
Hasta el momento cuantas expediciones han hecho a la zona
En el año 2006 (1), año 2009 (1) alrededores; 2010 (3) límites con el río La LLanga; y este 2013 (1) a la playa del cura por Amazonas.
¿Qué experiencias ah ganado en estos viajes, tiene alguna anécdota?
Conocer la biodiversidad que alberga esta ecorregión tan olvidada, compromiso con su estudio y comprensión, mucho esfuerzo físico. En una de las visitas se nos acabó el agua, realmente uno aprende a valorar este recurso tan amenazado el día de hoy, uno de nuestros acompañantes y guías salió en acémilas a buscar agua, la fuente de agua más cercana estuvo a tres horas de camino, Javo se sacrificó por todo el grupo y siempre le agradeceremos ese valiente gesto.
¿Cómo nace la idea de publicar el trabajo que están haciendo hasta el momento?
Vimos que una publicación ayudaría a crear el área de conservación regional y también para difundir la biodiversidad existente en el lugar.
¿Planean publicar otro libro más que complemente?
Por supuesto, empezamos ya el trabajo con un ámbito territorial más amplio, queremos abarcar todo el BTES de Cajamarca
¿Que opinión da si el gobierno sede en concesionar Huacaybamba a la minería?
En nuestro país puede suceder cualquier cosa, creo que nuestra obligación como ciudadanos está en valorar e impedir que esto suceda, de ahí radica nuestro trabajo, dar a conocer las bondades de este espacio para que al momento de consulta pública se tomen las acciones necesarias.
Cree apropiado la construcción de represas de embalses en zonas donde aún no se han hecho estudios como este en este ecosistema
Se tiene que analizar el trabajo técnica y pacientemente; realizaremos más visitas para poder dar un punto de vista técnico pero con el sustento de estar bien informados; existen organizaciones que se oponen a todo, particularmente creo que eso no ayudara al desarrollo de los pueblos y otros grupos que aprovechan la coyuntura con fines políticos, eso también perjudica el desarrollo.
La construcción en serie de represas en el marañón, podría generar una desaparición total del bosque seco, como modificar el clima de esos sectores
Cualquier actividad antrópica o natural genera impacto (-) o (+), tengo muchas dudas sobre la viabilidad de todas las represas, es más estoy seguro que la, mayoría de ellas no se construirán, creo que el bosque seco no desaparecerá, el rango altitudinal de este, es amplio. los bosques ribereños si desaparecerán, pero luego se formarán otros; lo que hay que ponerle atención es al tema de la producción de metano, y a los recursos hidrobiológicos que se desarrollan en el río Marañón y de donde no hay información; por eso indicar los posibles impactos, conlleva a investigar mucho más.

¿Qué es lo que necesitan para continuar su trabajo de investigación en Huacaybamba?
Recursos y equipo logístico, la voluntad nos sobra.
Su palabras finales o quiere dejar a un mensaje a los lectores
Agradecer a los que apostaron por este grupo investigadores, cuando a nadie le interesaba este espacio natural de Cajamarca y Amazonas. Nuestro compromiso sigue latente a seguir investigando y trabajar por el conocimiento científico de los BTES del Marañón.

Fotografia del Ing. Manuel Roncal, en el campus de la Universidad Nacional de Cajamarca luego de la presentacion libro: Huacaybamba: “Riqueza biológica del Marañón”

Por: Raisa Ferrer
El bosque seco del Marañón es probablemente una de las regiones ecológicas menos exploradas científicamente del Perú y con una alta tasa de especies exclusivas del lugar (‘endemismo biológico’). Se caracteriza por sus altos cactus, puyas y matorrales, y por presentar un clima árido, donde las lluvias solo llegan tres meses al año y pese a lo anterior aún no se encuentra bajo protección en el Sistema Nacional de Áreas Naturales Protegidas del Estado Peruano.

Según un estudio reciente que buscó la propuesta de áreas de conservación prioritarias en elbosque seco del Marañón, entre Cajamarca y Amazonas, se encontró que aproximadamente el 50% de este bosque se ha perdido, debido a las diversas actividades antropogénicas como la agricultura, ganadería, infraestructura, etc.

Pese a lo anterior, se pudo identificar algunas áreas que aún se encuentran en buen estado, y que tendrían comunicación con los bosques montanos (selva alta) de ambas regiones. Ambas representan áreas que se plantea estudiar con más detalle y así se tendrá mayor información acerca de aquello que el Estado debe proteger.

El estudio fue dirigido por los investigadores peruanos Judith Figueroa, Marcelo Stucchi y Roxana Rojas-VeraPinto, de la Asociación para la Investigación y Conservación de la Biodiversidad (AICB) y financiado por la Cooperación Técnica Alemana (GIZ) y se realizó tomando como especie “sombrilla“, aquella que al ser protegida conserva de forma indirecta la vida muchas otras especies que componen el ecosistema, al oso andino u oso de anteojos, la única especie de úrsido que habita en América del Sur y que se encuentra en peligro de extinción.

Asimismo, los osos andinos o de anteojos cumplen importantes funciones en el ecosistema, pues son reforestadores naturales, que expulsan semillas a través de sus heces tras ingerir algún fruto del bosque.

—-

Más información sobre el estudio en: https://www.box.com/s/scnfwpsgap3zxuasuyho
Más información sobre el oso andino en: https://www.sites.google.com/site/aicbperu/oso-andino


Por: Antonio Zambrano Allende

Algunas veces pensar en lo peor para acertar sobre algún pronóstico termina dando mejores resultados que imaginarse que algo bueno pueda suceder.

El 21 de Julio del presente se aprobó por el Congreso de la República la Ley 29760 “Ley que declara de necesidad pública e interés nacional la ejecución del proyecto de trasvase del Río Marañón y el represamiento y la derivación del Río Huallaga para fines hidroenergéticos y agrícola” esta es un paso más luego de que el DS 020-2011 del MINEM y la RS 342-2010 le abrieran el camino para que, finalmente, se inicie el proceso de represamiento de dos de las principales vertientes del Río Amazonas.

Obviamente nadie escuchó en el transcurso de este tiempo las voces que se levantaron contra esta iniciativa. Sin sangre de por medio no era necesario tomar en cuenta los pronunciamientos del Gobierno Regional de Loreto y de innumerables medios de comunicación (Radio, prensa escrita y blogs) que pretendieron hacer sentir su disconformidad ante esta norma, para variar, no consultada y que abre un nuevo ciclo en la famosa integración sudamericana, proceso que se ha convertido en una quimera de los intereses brasileños en nuestro territorio y que no se ha detenido desde que en el año 2000 se firmó la Iniciativa para la Integración de la Infraestructura Regional Sudamericana – IIRSA.

Que significa esto. En primer lugar, la evidente triplicación de nuestra capacidad energética nacional instalada (el proyecto Marañón generaría 12430 Mw de energía) con el fin de exportarla o venderla en el mercado libre nacional, impactando “de taquito” en al menos siete regiones del país (Amazonas, Loreto, Cajamarca, San Martín, La Libertad, Ancash y Huánuco) tanto a su población como a su medio ambiente. Lo que no es tan fácil dilucidar, pero que se puede leer con un poco de agudeza, es el tipo de faenón de enormes proporciones que se podrían concluir entre Odebrecht, Electrobras y el gobierno García para privatizar el agua, la energía y expropiar tierras en grandes cantidades.

El proyecto que impediría el tránsito de nutrientes que alimentan el Amazonas y gran parte de los ríos de la sierra norte del Perú, muy probablemente significaría la reproducción en gran escala de lo que ha significado hasta hoy el desarrollo del proyecto Olmos en Lambayeque: la expropiación de tierras a los pequeños agricultores; la ampliación de la frontera agrícola hacia el monocultivo agroindustrial para exportación de alimentos; la conversión de los pequeños agricultores en peones o su migración forzosa a las ciudades y la privatización del agua. Todo esto sin contar los daños o desapariciones de las especies tanto en los ríos como en las zonas a inundar, especialmente en zonas de selva en donde la putrefacción de la vegetación genera inmensas cantidades de gas metano (capaz de generar 21 veces más “efecto invernadero” que el CO2).

Por supuesto, poco de esto es de interés real por el – hasta hoy- pusilánime Ministerio de Medio Ambiente que tal parece tiene el mismo enfoque que su par Brasileño – IBASA cuando este último argumenta: “Nosotros estamos para minimizar los daños no para cuidar el ambiente”.

 

Vigilancia. Reforzarán la presencia policial en regiones donde la presencia de actividad extractiva genera conflictos.
El ministro del Interior, Wilfredo Pedraza, informó que se ha dispuesto la instalación de frentes policiales en zonas mineras, ante la evidencia de nuevos conflictos sociales en el país, como la Lambayeque.
En diálogo con RPP Noticias, sostuvo que este control policial permitirá garantizar las actividades de las empresas mineras, así como la seguridad de la población.
Fue al preguntarle por la protesta en el distrito lambayecano de Cañaris, cuyos pobladores realizan una vigilia a 800 metros del campamento de la empresa minera Candente Cooper, en rechazo a los trabajos de exploración que realiza en dicha zona.
“El conflicto minero va ser permanente y por eso nuestra necesidad de crear frentes policiales para garantizar la actividad al ciudadano, la inversión minera y también la protesta pacífica”, señaló.
Pedraza manifestó que se ha enviado una dotación de 150 policías a Cañaris, donde la empresa Candente Cooper ha expresado su disposición al diálogo para resolver el conflicto.
Dijo que este sistema de monitoreo de conflicto minero del Ministerio del Interior se emplea conjuntamente con la Presidencia del Consejo de Ministros.