Posts etiquetados ‘Proyecto Conga – Minas Conga’


Organizaciones de Cajamarca en Perú participaron en un encuentro para debatir sobre el cambio climático y manifestarse contra los proyectos mineros impulsados por el gobierno y trasnacionales, pues aseguran que estos afectan los recursos naturales que para la mayoría de la población, su aprovechamiento constituye su medio de vida. Asimismo, los participantes presentaron estrategias de lucha para lograr sus objetivos.

Fuente: TeleSUR


Con participativas mesas de trabajo en busca de propuestas en el marco de la COP20, se inició ayer la Cumbre de los Pueblos Cajamarca- Celendín.
Fotos: Dany Valdez V.

“Somos un río, no sólo gotas”. Sencillo, claro como el agua, es el lema de la Cumbre de los Pueblos Cajamarca- Celendín que arrancó ayer en la comunidad celendina de El Lirio y que tiene por objetivo visibilizar la problemática ambiental en la que viven las comunidades del Perú, así como recoger propuestas que se espera sean escuchadas en la próxima COP20 que se llevará a cabo en diciembre en Lima.

En esta reunión hay mucha “tela para cortar”. Se trata de la convergencia de temas cruciales en el Perú de hoy; por un lado, la manifestación de una persistente resistencia a la imposición de la actividad minera -Cajamarca, qué duda cabe- es un símbolo de ello. Una década de conflictos con la minera Yanacocha ha fogueado a la sociedad cajamarquina, que ha hecho un llamado a otros pueblos que comparten la experiencia de entrar en competencia vital con el gran capital minero.

 
DELEGACIÓN DE LA PROVINCIA CAJAMARQUINA DE HUALGAYOC EXPONE EL CONFLICTO AMBIENTAL QUE ENFRENTAN POR LA A CAUSA DEL PROYECTO MINERO DE LA GOLD FIELDS

Por otro lado, esta cumbre es una de las pocas actividades de la sociedad organizada con miras a la Conferencia de las Partes sobre el Cambio Climático (COP20). Y en ese sentido, una muestra de la conciencia ambiental que ha encontrado un lugar entre los agitados y precarios movimientos sociales peruanos.

CAJAMARCA DA LA BIENVENIDA

Desde las ocho de la mañana de ayer jueves en El Lirio, luego de una reparadora sopa de habas ofrecida en el desayuno a los viajeros por la comunidad, las delegaciones se presentaron mutuamente antes de dar inicio a las mesas de trabajo en las que se habló sobre los problemas de cada zona y se debatieron las ideas de solución.

DESAYUNO OFRECIDO POR LA COMUNIDAD DE EL LIRIO A LAS DELEGACIONES VISISTANTES.

A la “Cumbre…” están llegando de todas partes. Desde las provincias vecinas de la región Cajamarca, de Lima, Piura, Chiclayo, hasta Celendín, a bordo de camionetas y cústers. Son representantes de comunidades campesinas, ronderos, frentes de defensa y comités ambientales, seguidos por activistas peruanos y extranjeros, universitarios, comunicadores y unos pocos periodistas. El líder de Tierra y Libertad, Marco Arana y el histórico líder campesino Hugo Blanco se encuentran entre los asistentes.

Puede afirmarse que esta primera fecha, iniciada en El Lirio, ha tenido un carácter principalmente regional, centrada en la situación de las llamadas “uchas ambientales” en Cajamarca. Las exposiciones que hemos presenciado se han dirigido a dos cuestiones: reconocer cuáles han sido las estrategias, las decisiones que cada comunidad, frente de defensa o partido tomó en cada lucha y preguntarse cuáles de estas hay que descartar o mejorar.

Mientras los adultos discutían, en dos de las paredes de la casa de ingreso a la comunidad, los niños de la comunidad trabajaron en la pintura de un mural: colores para sus montañas y sus ríos, aquel paisaje cajamarquino que piden conservar.

NIÑOS DE LA COMUNIDAD PARTICIPAN FELICES EN LA ELABORACIÓN DE UN MURAL.

Un punto que ha resaltado en el diálogo ha sido la preocupación de cómo lograr comunicación y coordinación entre los distintos movimientos presentes, para acciones de solidaridad tanto como para tomar decisiones juntos en temas como diálogo con las autoridades públicas, interlocución con las empresas y presentación de proyectos de ley. La expectativa es la de lograr una coordinación nacional y la primera prueba de funcionamiento, ya se dice, será la movilización en Lima el 10 de diciembre, en plena COP.

Se espera que hoy, segundo día del encuentro que finaliza el sábado 23, la discusión aborde estos puntos y supere el carácter regional del primer día, cuando aún no se completaba la presencia de las delegaciones previstas. Durante la jornada fueron plegándose la Conacami, las compañeras de la Femucarinap, una importante y muy solicitada delegación de la etnia awajun, una representación de Cañaris.

Y aún se sumarán más delegaciones que arribaron durante las últimas horas de otras zonas del país, como Puno y Cusco. De esa región, ya se encuentra en Celendín el alcalde saliente de Espinar, Óscar Mollohuanca y se espera la llegada de la congresista Verónika Mendoza; y como representante en el congreso de la propia Cajamarca, se dice que no faltará Jorge Rimarachín.

Fuente: La Mula – https://redaccion.lamula.pe/2014/10/24/unidos-por-el-medio-ambiente/danyvaldez/


 Por: Elena Chavez Goycochea

Cómo una mujer enfrentada al poder de una gran empresa se ha convertido en un símbolo para los cajamarquinos, y para todos los que luchan por defender el ambiente.

Más de medio millón de personas se movilizaron el domingo 21 de setiembre en el marco de la Cumbre sobre el Clima 2014 organizado por las Naciones Unidas (UN). El mar humano inundó las calles de Nueva York para demandar a los gobiernos acciones urgentes para frenar el cambio climático. En su seno, la delegación peruana llevaba como estandarte la imagen de una mujer, retratada puño en alto, sonriendo bajo el gran ala de su sombrero. Una mujer cajamarquina, llamada Maxima Acuña. Esta es su historia.
DAVID VS. GOLIAT

El 2011 fue para Máxima Acuña el año del inicio de una batalla desigual contra la poderosa minera Yanacocha, que intenta tomar control de sus terrenos, desconociendo, alega Acuña, el certificado en que consta que ella adquirió la propiedad a la comunidad de Sorocucho. Estas tierras, en las que ella vive y trabaja con su familia desde 1994, son aledañas a la Laguna Azul, lugar implicado en el mega proyecto minero Conga. La historia previa es que la empresa quiso comprar y Máxima no quiso vender.

La negativa de Acuña derivó en violencia. En eventos que no han sido satisfactoriamente explicados por las autoridades peruanas, Máxima y su familia han sido atacados por policías de DINOES en varias ocasiones, las más garves en mayo y en agosto de 2011. Hubo quemas, destrozos; operarios ingresaron maquinaria a sus terrenos, sus hijos fueron golpeados. Pero ella no soportó en silencio el abuso. Pronto se generó una cadena solidaria con los ronderos que se oponían al proyecto Conga y se logró que en Lima algunos medios hablaran sobre el ataque que sufrió, captando la atención de la ciudadanía y las organizaciones defensoras de los derechos humanos y el ambiente.

En 2012, la minera acuso a Máxima de “ocupación ilegal/usurpación”, un juez de Celendín dictó tres años de prisión y el pago de 200 soles en compensación a Yanacocha, cuya inversión en Conga rodea los 4.800 millones de dólares. Si bien casi un año después, este veredicto fue anulado, la empresa ha insistido, y hoy se espera que una corte local resuelva la apelación de la última sentencia desfavorable a la familia de Máxima, que les condena a ocho meses de prisión, una reparación civil de 5 500 soles y el abandono de su predio.


EN DEFENSA DE LAS LAGUNAS

Pese al continuo hostigamiento que debe soportar, Máxima no ha cejado, y hasta ha alojado varias temporadas en sus terrenos a los “guardianes del agua”, grupos de ronderos que desde 2012 se turnan vigilando las frías alturas al borde de las lagunas, en previsión de que, aún sin contar con la licencia social, Yanacocha inicie trabajos de ingeniería sobre este acuífero.

Desde entonces esta mujer, que ha sido varias veces arrestada por recibir a activistas y turistas solidarios que van a buscarla hasta su casa, ha hecho suyo el discurso de los miles de cajamarquinos que no toleran el lugar que se les quiere asignar como receptores de “las grandes inversiones” y que ven a la minería como un peligro enorme para la naturaleza:
“Puedo ser pobre…pero sé que nuestros lagos de montaña son nuestro tesoro real. De ellos puedo conseguir agua fresca y limpia para mis hijos, para mi marido y para mis animales… ¿Sin embargo, somos los que debemos sacrificar nuestra agua y nuestra tierra para que la gente de Yanacocha pueda tomar el oro de vuelta a su país? ¿Se supone que sentarse en silencio y dejar que ellos envenenen nuestra tierra y el agua?”

UNA MUJER SÍMBOLO

Lejos de ser únicamente una causa legal, el caso Máxima vs. Yanacocha está en el centro de un problema político que ha sacudido Cajamarca y el Perú en las últimas décadas: la relación entre las grandes inversiones mineras y los derechos de las familias y comunidades campesinas que no desean el desarrollo de actividades extractivas en su entorno.

Máxima y su familia se han resistido, generando a Yanacocha un tremendo problema, ya que no sólo se trata del impedimento material de proceder con las labores de remoción de tierra -la casa de la familia Chaupe-Acuña está dentro del área prevista por el proyecto minero- sino de un ejemplo molesto: una humilde familia peruana que se rebela contra un gran poder, malacostumbrado a operar sin oposición, con el dinero y la autoridad de su lado.

La lucha de Máxima ha inspirado a miles de personas. Asimismo, ha hecho visible un problema que afecta no solo a su familia, sino a todo el Perú: la falta de una ley efectiva que respalde a las familias campesinas frente a los intereses de la gran industria extractiva.

Por esas razones, Máxima Acuña es considerada una de nuestras heroínas ambientales. 


 
Por: JORGE PAUCAR ALBINO

Cajamarca será sede de la Cumbre de los Pueblos los días 23, 24 y 25 de octubre. En los últimos diez años, esta región ha sido escenario de conflictos socioambientales relacionados a proyectos mineros. Ahí estalló Conga en el 2012 con multitudinarias manifestaciones y lamentables muertes a causa de enfrentamientos con las fuerzas del orden. Sin embargo, antes de Conga, Cajamarca tuvo otras luchas: Cerro Quilish y Combayo.

En defensa del Cerro Quilish
No solo con Conga Humala incumplió una promesa. En mayo del 2011, el entonces candidato a la Presidencia se comprometió a defender el Cerro Quilish. “El problema del agua tiene que ser resuelto y por eso nuestro compromiso es con la defensa del Quilish para el pueblo de Cajamarca, el agua para el pueblo. Ese es mi compromiso con todos ustedes. No podemos permitir que se siga contaminando Cajamarca”, afirmó.

Las protestas en contra de este proyecto minero se iniciaron en el año 2000. Pero fue el 15 de setiembre del 2004 cuando miles de cajamarquinos protagonizaron una emblemática marcha que ahora es recordada en el aniversario de la defensa del Quilish.

¿Cuál es el problema con Quilish? Además de ser considera un Apu, de acuerdo a un informe de Grufides, el Cerro Quilish es un área de bofedales sumamente sensible, ya que es un colchón hídrico donde se originan las aguas de los ríos Grande y Porcón, los cuales abastecen de agua en un 70% a la ciudad de Cajamarca. Este yacimiento tendría unas reservas que ascienden a 3.700,000 onzas de oro a favor de Minera Yanacocha.

El consenso en contra de este proyecto de Yanacocha es tal que hasta los fujimoristas apoyan la causa. El 25 de agosto del 2011 el parlamentario Joaquín Ramírez presentó un proyecto de ley que propone declarar la intagibilidad del Cerro Quilish. En ese documento, se pide prohibir “toda forma de actividad extractiva, inclusive actividades de exploración, que afecten las condiciones naturales y el patrimonio del área natural protegida”.

En marzo pasado, Roque Benavides, presidente ejecutivo de Buenaventura, empresa que es accionista principal de Minera Yanacocha, reavivó el debate con unas declaraciones. Dijo que mientras Conga siga suspendida esto le dará tiempo para explorar el Cerro Quilish. La respuesta de las organizaciones sociales de Cajamarca fue contundente.

La lucha de Combayo
Durante el segundo gobierno de Alan García, en agosto del 2006, se produjeron protestas en el centro poblado Combayo ubicado en el distrito de La Encañada en la provincia de Cajamarca. En dicha oportunidad, los ciudadanos manifestaron su oposición a la expansión de Minera Yanacocha a través del Proyecto de Carachugo II.

Esta fue la explosión del conflicto, pero para entenderlo mejor debemos remontarnos a noviembre del 2005 cuando representantes de Combayo y de Yanacocha acordaron dar trabajo a empresas comunales e implementar un monitoreo de los recursos hídricos. Lo que ocurrió en agosto del 2006 fue que los comuneros denunciaron el incumplimiento de este acuerdo y salieron a las calles a protestar.

Producto de los enfrentamientos con la Policía falleció Isidro Llanos, quien luego fue considerado el Guardián del Agua. Perdió la vida víctima de dos balazos disparados por las fuerzas del orden. Su discurso era más ambientalista y se oponía a la ampliación de Yanacocha, ya que rechazaba la minería a tajo abierto.

Cuando se produjo la protesta del 2006, la empresa estaba construyendo el dique El Azufre que estaba ubicado camino al centro poblado. Si bien esta construcción se estaba llevando a cabo con el objetivo de mitigar los impactos de las operaciones de Carachugo I, los campesinos estaban preocupados por el abastecimiento de agua.

Otra demanda de los manifestantes era de carácter laboral. Un informe de Víctor Caballero (PUCP) señala que “la demanda principal que movilizaba a los pobladores de este centro poblado era el empleo”. “Yanacocha había promovido la formación de empresas de trabajadores para la realización de actividades complementarias como limpieza de carretera, construcción de puentes, servicios de movilidad, entre otros. Por razones diversas la empresa no contrató a una de las empresas de trabajadores generando las protestas de los afectados”, explica.

En setiembre del 2006, luego de las protestas, el aprista Jorge del Castillo, en ese entonces Presidente del Consejo de Ministros, firmó un acta en la que se afirmaba que la cantidad y calidad de agua en Combayo cumplía con los estándares normales.

Lecciones de Cajamarca

Tanto Conga, Quilish como Combayo son proyectos mineros ubicados en Cajamarca y a cargo de Minera Yanacocha. No solo se trata del emblemático caso de Conga que llevó las protestas hasta Lima en la recordada Marcha por el Agua que se llevó a cabo en el 2012. Como señala Francisco Durand, parece que las mineras olvidaron que “son parte integral del problema debido a que la gran minería afecta grandes territorios, altera la vida de los pueblos en todo sentido (con una mezcla de efectos positivos y negativos), que afecta las fuentes de agua, y contamina”. A ver si a alguna empresa minera le da un ataque de sinceridad y hace un mea culpa por los conflictos.



“Inflación mañosa de sus costos habría permitido que Yanacocha haya dejado de pagar, sólo en el año 2013, US$ 136 millones en impuestos”.

Raúl Wiener
Texto publicado en el Semanario Hildebrandt en sus trece, el 17 de octubre de 2014

Yanacocha habría inflado sistemáticamente sus costos contables con la finalidad de reducir su contribución tributaria en el período en el que los precios del oro llegaron a los más altos picos en el mercado internacional. En una investigación que hemos realizado junto con el CPC Juan Torres Polo, que acaba de ser presentada en el Foro Internacional sobre Flujos Financieros Ilícitos, al que acudí con permiso del hospital en el que me encuentro confinado, se concluye que la Empresa Minera Yanacocha, habría dejado de pagar impuestos por el procedimiento de aumentar artificialmente sus costos en un monto que llega por lo menos a US$1,186,787,957, a lo largo de su período de operación, especialmente desde que se inicia el boom de precios internacionales en el año 2006.

El Estudio además ha concluido que la inversión y gastos referidos al proyecto de Conga (inversión nueva), han sido cargados a las operaciones de Yanacocha y contabilizados antes de las utilidades e impuestos, lo que quiere decir que el Estado y la región han estado dejando de percibir una parte de sus impuestos para financiar el controvertido proyecto. El extremo es que en el año 2013, la minera declaró pérdidas por US$562,307,000, sobre ingresos de US$1,487,327,000, y para sustentar este resultado consignó fuera de sus costos llamémosle “normales” un gasto excepcional de US$1,038,548,000 (que afectaba el 70% de los ingresos) bajo el curioso rubro “Deterioro de activos de larga duración”, que no puede ser otra cosa que la depreciación en un solo año de los activos de Conga (ya que Yanacocha no tiene activos nuevos y está en fase de agotamiento de la veta)

Quiere decir que cuando Yanacocha señala pérdidas por US$700,133,000, y deja no solo de pagar impuestos del año sino que se abre un “crédito fiscal” para los siguientes, lo que está diciendo es que está obligando al Estado y a la región a pagar parte de su propio fracaso con dinero de tributos no cobrados. Y que tal cosa tiene que haber sido sabida y consentida, por la SUNAT, está fuera de toda discusión. Descontando los US$1,038,548,000 del resultado final del año, lo que se habría producido es una utilidad de US$476,241,000 y el impuesto habría sido de por lo menos 136 millones de dólares, a repartir entre el Estado y la región. Pero no hubo nada, precisamente en el año electoral, y probablemente el bache se extenderá a los siguientes años.

Cajamarca, la política, Yanacocha
Santos ha afirmado desde la prisión que la votación del 5 de octubre en su región, ha sido un plebiscito sobre Conga. Creemos que se queda corto. El pronunciamiento cajamarquino va más allá y apunta a que la Yanacocha de Newmont-Buenaventura se retire definitivamente de todas sus posesiones mineras en la región. La gente señala causas fundamentales: contaminación y destrucción del paisaje, estafa y maltrato a los campesinos, manipulación de autoridades y medios de comunicación, provocación y represión contra sus críticos, etc.

Con este estudio estamos agregando por lo menos dos razones claras para declarar como indeseable a esta poderosa empresa. En primer lugar por manipular su contabilidad a través de tiempo, mezquinando al país los beneficios del alza internacional de precios y eludiendo obligaciones tributarias por grandes montos que pudieron ser aplicados a la economía nacional y regional. En segundo lugar, por aparentar que el proyecto Conga continuaba con sus propios recursos, en todo caso sus utilidades de Yanacocha después de distribución, cuando estaban siendo cargados a los costos operativos, administrativos y la depreciación de Cajamarca. Es decir estafaban a la nación y a la región en la cara de Humala y con el ditirambo de El Comercio y todos sus columnistas.

No hay sobreganancias
Desde el año 2006 se discute sobre el superboom de los precios de los minerales y entre ellos del oro. En 1993 el precio de una onza troy era de 376 dólares, que se mantiene en un promedio sobre los 300 dólares en todas la primera década, con algunas pequeñas caídas. Entre 2004 y 2005, el precio se sitúa sobre los 400 dólares. Es el 2006 que se salta a 605 y de ahí para arriba, el 2010 se 1,225 dólares la onza, el 2011 a 1,570, el 2012 a 1,670 y el 2013 a 1,411. Respecto al lejano año 93, el precio del 2006 era casi el doble y el de 2012, cinco veces más.

Los candidatos ganadores de los dos procesos electorales presidenciales entre el 2006 y 2011, recibieron el dato de los altos precios y en un razonamiento simple encandilaron a los votantes con la certeza de que ya sabían de donde sacar plata para sus pretendidas reformas: toda la planta está en las sobreganancias de las mineras, la cosas es hacerlas compartirlas. Eso dijo García y no cumplió (en reemplazo inventó un “óbolo voluntario”) y tampoco hizo ninguna reforma. También lo sostuvo Humala y tampoco hizo lo prometido que era todo el meollo de su supuesta nueva relación con las grandes empresas (inventó el “gravamen minero que era otra cosa, que permitía mover pagos de un lado a otro), y tampoco hizo reforma alguna.

En fin, los dos mentirosos deben haberse notificado una vez en Palacio que eso de las sobreganancias era una hipótesis que no se cumplía en la realidad. El caso de Yanacocha, principal minera del oro, beneficiaria de los superprecios de los metales preciosos, y protagonista de conflictos continuos con la población de Cajamarca, había logrado un milagro al revés. Ahí donde se suponía una ecuación altos precios – costos relativamente estables – altas utilidades – altos impuestos y canon, se producía un corto circuito porque a altos precios le seguían altos costos, utilidades relativamente estables e impuestos sin variaciones significativas. En otras palabras no había sobreganancia, por lo menos en los libros de la empresa.

Para estimar el tamaño del fraude el Estudio Wiener-Torres, hace una comparación entre la evolución de los costos de la segunda minera de oro, Barrick Misquichilca, que opera en Ancash y que mantiene condiciones de operación similares a su competidora: tajo abierto, presencia transnacional, veta superexplorada, contratos de estabilidad, etc. De acuerdo con esto si se aplicaran los costos de Barrick a Yanacocha para el período 2006-2013, lo que se obtendría en ocho años sería un adicional de utilidad de US$2,544,601,213. Lo abismal de la diferencia elimina las probables diferencias sobre costos propio, y deja ver con claridad quela minera Cajamarquina que se proclamaba la mina más barata del mundo ha terminado convertida en la más cara y tramposa con la que podíamos habernos encontrado.

El caso Conga
La lucha inmediata es impedir que se ejecute el proyecto Conga. Esto tiene la implicancia de tratar de evitar que un nuevo yacimiento alargue la presencia de Newmont-Buenaventura, que ya se han burlado demasiado de los campesinos y pobladores urbanos, acompañados de sus plumíferos conocidos, para los cuales lo que pasa en Cajamarca es problema de taradez y de no comprensión de los beneficios de desarrollo que brindaría arrasar las lagunas y llenar los cerros de grandes tajos. Basta ver el impacto de Yanacocha en veinte años de operaciones, llevándose una tras otra 32 millones de onzas de oro transformadas en barras que se exportan al exterior.

No hubo impulso al desarrollo, ni elevación del ingreso de la población y los empleos indirectos propiciados por la mina siempre fueron urbanos y minoritarios. Los trabajadores mineros, por su parte, fueron reclutados de fuera de la región. Los precios que se pagaron por las tierras de los campesinos desplazados por la entrada de la mina, risibles y desinformados. Y ahora podríamos estar en condiciones de decir que a todas sus maldades contra el mundo rural cajamarquino, Yanacocha agrega su condición de elusora de impuestos y de fraude contable para pagar menos impuestos.

Cianuro
Un tema en el que el Estudio aún carece de conclusiones definitivas es el de la producción cianuro. Yanacocha es además de productor de oro y plata, el mayor productor de mercurio del país y. Se calcula que en veinte años se han cosechado un millón de kilogramos de este peligroso producto y según todas las fuentes consultadas la cifra sobrepasa olímpicamente las necesidades de la empresa. Esto significa que se vende fuera. Precisamente el famoso derrame de Choropama, se produce cuando camiones de Ransa trasladaban el producto a otros mercados.

El problema que inquieta es que en ninguno de los balances contables y registros de operaciones de Yanacocha figura a quién se vende, a qué precio y bajo qué documentos de traspaso, traslado y otras. ¿Es esta una elusión adicional con el pretexto del bajo monto en juego?, ¿está habilitando Yanacocha minería ilegal que necesita a gritos el mercurio?, ¿nos quiere tontear como siempre? Vaya uno a saber. Lo importante es que queda líneas de investigación abiertas en la pesada historia del oro cajamarquino.

Fuente: Red Latinoamericana Sobre Deuda, Desarrollo y Derechos – LATINDADD - http://www.latindadd.org/2014/10/17/informe-elusion-tributaria-el-caso-yanacocha/



Estudio realizado por Raúl Wiener revela que Yanacocha tuvo un sobreprecio pero no declaró sobreganancia.

La minera Yanacocha eludió 1,186,787,957 dólares desde 1994, utilizando normas legales a su favor para incrementar los gastos contables a fin de aparentar menores utilidades por ese monto, lo cual afecta al desarrollo del Estado central y a la región donde se desarrolla la empresa, según un estudio realizado por el periodista Raúl Wiener .

“Ha habido una estrategia en la empresa para ir incrementando los gastos contables. Lo que están haciendo es eludir. Esto significa que están aparentando estar cumpliendo con la ley, pero están eludiendo impuestos”, declaró nuestro columnista.

Durante su intervención en la conferencia “Dinero oculto, recursos ocultos: financiando el desarrollo con transparencia”, señaló que su estudio analizó el impacto de la distorsión de los costos, llegando a la conclusión que hay diversos factores aleatorios que sirven para inflar el resultado final.

“Los costos indirectos crecen mucho más que los directos. Hay años en que en plena declinación de la producción aumentan las depreciaciones. También hay aumento de royalties, que es la renta transferida a Buenaventura”, sostuvo.

Indicó que hizo un análisis especial a la relación entre las ventas contables o declaradas y comprobó que guardaban consistencia con la aplicación del volumen vendido y el precio internacional.

“Sin embargo, el mismo ejercicio realizado a ventas contra impuestos no guarda correlación. A los precios registrados debió pagarse mucho más impuesto”, refirió.

En el caso de costos externos a Yanacocha, Wiener manifestó que en el año 2013, la minera declaró pérdidas por 562 millones de dólares, y no pagó impuesto a la renta ni hubo canon.

“Ese año los ingresos llegan a 1,487 millones de dólares, y los costos son de 900 millones y los gastos de operación de 250 millones. Esto debería significar una utilidad antes de impuestos sobre los 400 millones, con alrededor de 130 millones de impuestos”, apuntó.

Explicó que Yanacocha, en el año 2013, veinte años después del inicio de sus operaciones y con la producción declinante, declara un rubro de deterioro de activos de larga duración.

“Esta ha sido la forma que usa Yanacocha para absorber los costos que le ha representado Conga y obligar al Estado y a la región a compartirlos”, añadió.

Wiener dijo que su estudio concluye en que con precios altos, Yanacocha no declara utilidades más elevadas y que, por tanto, no mejoran sus impuestos debido a un insólito aumento de costos de producción que corre paralelo al de los precios.

“El tema plantea una seria pregunta a la fiscalización tributaria a saber si en algún momento cuestionó las cifras de la empresa y advirtió su inconsistencia, o si dejó pasar una enorme elusión por muchos millones de dólares. Yanacocha tuvo sobreprecio pero no una sobreganancia”, sostuvo.

OBLIGADA A CONTROLAR
◘ Wiener dijo que la Superintendecia Nacional de Aduanas y de Administración Tributaria está obligada a controlar, y desde hace muchos años debió de investigar cómo es que Yanacocha sigue aumentando costos de esta manera. “Lo tendrían que ver desde hace muchos años, pero no lo han hecho”.




Por: Jorge Chavez Ortiz*
Cuando hablamos de minería, nos acordamos del conflicto Conga en Cajamarca, quizás de la población campesina de Cocachacra que se opone al proyecto Tia Maria de Southern Copper, algunos recordaran a la comunidad indígena quechua hablante de Kañaris en Lambayeque que se opone a la exploración que quiere hacer Cañariaco Copper. Pero cuando hablamos de hidroeléctricas recordamos a Ruth Buendía de la Central Ashaninka del Rio Ene (CARE) demostrando como la hidroeléctrica Pakitzapango afectaría social y ambientalmente su zona, o la gente de Inambari que también tuvo que demostrar que no permitirían ser desplazado por el megaproyecto hidroenergéticas.
Haciendo una unión de la minería y la energía, nos damos cuenta que la actual expansión minera está aumentando y de la cual para que estas se ejecuten es necesario electricidad. Respecto a Cajamarca, la “Cartera estimada de proyectos mineros”[1] del Ministerio de Energía y Minas, cuenta con 5 proyectos mineros de la cual tienen como inversión un total de 9 208 millones de US$; para desarrollarse necesitan energía eléctrica de la cual es necesario desarrollar proyecto hidroenergéticas.
De acuerdo a PROINVERSION, las hidroeléctricas cercanas a estos proyectos están Central Hidroeléctrica Chadin 2, C.H. Balsas, C.H. Cumba 4, todas ella de darse el caso se instalarían en el Rio Marañón, pero estas no serían las únicas hidroeléctricas que fragmentarían al río sino también estarán la C.H. Rentema y C.H. Manseriche.
Fuente: PROINVERSION
Pero varias personas dirían que las hidroeléctricas a construirse no tienen relación alguna con la megaminería que se quiere imponer en la región Cajamarca. Para desmentir ello, el pasado 20 de septiembre de 2013 en Arequipa, el presidente del a república, Ollanta Humala Tasso en su discurso de en la ceremonia de cierre del PERUMIN – 31° Convención Minera[2], manifestó que:

“Como vemos, en esta zona predominan los proyectos de oro y cobre, ubicados en la sierra de Piura, Lambayeque, Cajamarca y Trujillo. Para funcionar, requieren energía, y para ello se prevé la construcción de al menos cinco centrales que, aprovechando la fuerza hidráulica podrían alcanzar una producción superior a los diez mil mega watts, (…)”

Estas 5 centrales hidroeléctricas a las que se refiere Ollanta Humala, son las mencionas anteriormente, la pregunta ahora es cuales serían los proyectos mineros beneficiados con la construcción con estas 5 hidroeléctricas, solo para Cajamarca son:
  • Proyecto Conga – Minera Yanacocha S.R.L.
  • Proyecto La Granja – Rio Tinto Minera Perú Limitada S.A.C.
  • Proyecto El Galeno – Lumina Copper S.A.C.
  • Proyecto Michiquillay – Anglo American Michiquillay S.A.
  • Proyecto Shahuindo – Sulliden Mining Capital Inc.
Para la gente que reside en la región Cajamarca, saben que los proyectos que son tomados en cuenta por “Cartera Estimada de Proyectos Mineros” del Ministerio de Energía y Minas no son los únicos y que más de una docena de proyectos actualmente en exploración, como el caso del proyecto Colorado de Minera Yanacocha S.R.L. o proyecto Mirador Norte, Mirador Sur, Tantahuatay 4 y Ciénega Sur de Compañía Minera Coimolache S.A.; esto deja claro que de darse su explotación necesitaran más energía eléctrica adicional a las que tienen en sus minas en operación. Hay que tener en cuenta que hay varios proyectos mineros en Cajamarca que se encuentran en “stand by” hace varios años debido a los conflictos sociales, inviabilidad economía momentánea para explotar, baja en los precios de los metales entre otros más. Para mejor entendimiento, los siguientes mapas dejan el panorama actual de Cajamarca.
DATOS SOBRE MEGA REPRESAS
Según el Informe de la Comisión Mundial de Represas, al año 2000 ya se habían construido en el mundo más de 50 mil represas, interrumpiendo más del 60% de los ríos existentes[3]. Hoy en día sólo en América Latina existen 973 represas en operación, de todos los tamaños, y aproximadamente 1603 más están en proceso de construcción o planeación, de las cuales 254 se concentran en la cuenca Amazónica[4].
Por los sobrecostos, demoras y pérdidas económicas que implican; la evidencia demuestra que la mayoría de las represas que se han construido terminan costando aproximadamente 96% más de lo presupuestado, lo que se ha vinculado con el aumento de la deuda pública y crisis económicas de varios países[5][6].
La construcción y operación de grandes represas en zonas tropicales genera la emisión de CO2 y metano por las grandes cantidades de material orgánico inundado y retenido en los estanques y la destrucción de amplias extensiones de tierra necesarias para construir estas infraestructuras. El metano es un gas de efecto invernadero 20 a 40 veces más potente que el CO2[7].
ADICIONAL
Para los interesados en saber más sobre el discurso de Ollanta Humala en la ceremonia de cierre del PERUMIN – 31° Convención Minera, anexamos el video y documento para mayor entendimiento.


 ______________________________
*Estudiante de Ing. Ambiental de la Universidad Nacional de Cajamarca, activista ambiental, blogger, fotografo.
_______________________________
[1] Cartera Estimada de Proyectos Mineros del Ministerio de Energía y Minas. Disponible en http://www.minem.gob.pe/minem/archivos/file/Mineria/INVERSION/2014/cepm0514.pdf
[2] Discurso del Presidente de la República, Ollanta Humala Tasso, en la Ceremonia de Cierre de PERUMIN – 31° Convención Minera. Disponible en http://es.scribd.com/doc/241129105/Discurso-del-Presidente-de-la-Republica-Ollanta-Humala-Tasso-en-la-Ceremonia-de-Cierre-de-PERUMIN-31-Convencion-Minera
[3] Informe de la Comisión Mundial de Represas. Disponible en http://www.internationalrivers.org/files/attached-files/wcd_espanol.pdf
[4] State of the World’s Rivers. Disponible en http://www.internationalrivers.org/worldsrivers/
[5] Ansar, A et al. Además el Tribunal de Cuentas de Brasil investigó las obras energía implementadas entre 2005 y 2012 concluyendo que casi el 80% de las hidroeléctricas no cumplirán cronograma previsto
[6] Ansar, Atif and Flyvbjerg, Bent and Budzier, Alexander and Lunn, Daniel, Should We Build More Large Dams? The Actual Costs of Hydropower Megaproject Development (March 10, 2014). Energy Policy, March 2014, pp.1-14.. Available at SSRN: http://ssrn.com/abstract=2406852
[7] Climate and Clear Air Coalition. Short-Lived Climate Pollutants. (2011). Disponible en


Se confirma que los candidatos de minera Yanacocha son Absalón Vásquez y Jesús Julca. Asimismo analizan la caída de sus candidatos a la región y la provincia de Cajamarca.

http://lanuevaprensa.pe/components/com_allvideoshare/player.swf?random=105834721

Fuente: LaNuevaPrensa – http://lanuevaprensa.pe/index.php/component/allvideoshare/video/latest/audio-revela-complot-de-yanacocha-para-tumbarse-a-osias-y-manuel-becerra


Por Laura Martínez Silva
Septiembre 18, 2014

“Entonces los viajeros recordábamos las nubes de altura, siempre llenas de amenaza […]”
José María Arguedas

Luego de varios años de conflicto en defensa del medioambiente y en especial del agua, la tensión entre las empresa minera Yanacocha y los pobladores de Cajamarca-Perú se mantiene latente, a la fecha hay cinco fallecidos y cerca de 200 heridos, además de la intensa persecución a dirigentes políticos y defensores de los derechos humanos quienes han sido violentados y detenidos arbitrariamente por la policía, actualmente los pobladores están alerta a cualquier medida que pudiese tomar la empresa minera contra ellos y su mejor defensa está bajo la responsabilidad de los Guardianes de las Lagunas.

Pero ¿Por qué los pobladores de Cajamarca están en contra del Proyecto Minero Conga? El megaproyecto Conga consiste en la extracción de cobre y oro por parte de la Minera Yanacocha (propiedad mayoritaria de la empresa norteamericana Newmont y respaldado por Buenaventura del Perú y el Banco Mundial), está ubicado en las provincias de Celendín, Hualgayoc y Cajamarca.

Esta intervención comprende la explotación de 3.069 hectáreas, sin embargo, el Estudio de Impacto Ambiental (EIA) no tomó en cuenta a los pueblos tradicionales que viven en esa área, debido a que el proyecto contempla la destrucción de cuatro lagunas El Perol, Mala, Azul y Chica, que son fuente de agua para las comunidades; además de otras lagunas que los pobladores de la zona han identificado y que no han sido visibilizadas. Ello conlleva a la desaparición de las lagunas del Perol y Mala que serían utilizadas para la extracción de minerales.

De manera similar las lagunas Azul y Chica serían utilizadas como depósitos para la vertiente de desechos. El megaproyecto afectaría la cabecera de cuenca que impactaría a 32 comunidades y 210 caseríos, además que haría desaparecer varios ecosistemas siendo afectadas más de 60 000 mil familias dedicadas a las agricultura y a la ganadería, principal actividad de la zona.

El megaproyecto Conga significaría para la empresa Yanacocha un ingreso de 11,6 millones de onzas de oro, 3.1 billones de libras de cobre y, para el Estado, unos 3 000 millones de dólares entre tributos, regalías y canon.Según la empresa Yanacocha el megaproyecto podría generar 1 600 puestos de trabajo directo y 6 000 en su momento más alto, sin embargo, para los campesinos de la zona significaría la destrucción de su forma de vida y subsistencia. Varios testimonios de los pobladores señalan que la empresa Yanacocha viene utilizando maquinaria pesada y explosivos para la construcción de carreteras dentro de su territorio ancestral, que afectará a las lagunas Seca, Negra, Mamacocha Grande, Mamacocha Chica y sus afluentes de agua.Según el EIA la comunidad más afectada sería Jadibamba porque se encontraría de influencia directa del proyecto.

El Estado insiste en la ejecución de este proyecto por los supuestos ingresos que la actividad minera aportará a la empresa y al país, sin importar el costo que puede significar para los pobladores de la zona. La clase política dirigente no entiende que el rechazo por parte de la población cajamarquina no es reciente ni mucho menos una cuestión coyuntural, la Empresa Yanacocha no es nueva en la región de Cajamarca, esta viene explotando desde hace 20 años el yacimiento aurífero más grande en América del Sur, conocida como la Mina Yanacocha.

Durante este tiempo los agricultores perdieron sus medios vitales de existencia, debido a la escasez de agua (la laguna que se utiliza para alimentar a la región es ahora un pozo seco), las tasas de cáncer son extremadamente altas y los peces están muriendo en grandes proporciones debido a la residuos tóxicos que se desvían hacía los ríos. Lo más grave es que Yanacocha también fue responsable de un derrame de mercurio que dejó cerca de 1,200 campesinos envenenados en el distrito de Choropamapa y actualmente siguen sufriendo sus efectos.

No hay que ser un experto para darse cuenta que existe una gran contradicción entre las ganancias que han podido obtener las empresas mineras y los beneficios económicos conseguidos por la población de manera directa, las últimas estadísticas señalan que Cajamarca ha pasado de ser la cuarta región más pobre del país a la segunda más pobre. Con todos estos antecedentes se pretende llevar a cabo el proyecto Conga, aun sabiendo que será tres veces más grande que Yanacocha y el Gobierno sigue dando la espalda a las principales demandas de la región. Dicen que no hay peor gobernante que el que gobierna a espaldas a su pueblo y el presidente Ollanta Humalalo ha dejado claro.

La actual defensa de las lagunas y el área en conflicto se encuentra bajo la responsabilidad de Plataforma Interinstitucional Celendina (PIC), a través de los Guardianes de las Lagunas, conformada por las Rondas Campesinas, autoridades comunales y frentes de defensa de las comunidades de Huasmín, Sorochuco y Celendín. Quienes vienen dirigiendo la resistencia día a día, enfrentándose a la inclemencia de los 4000 msnm y a las constantes amenazas de las fuerzas del orden. Según información de los Guardianes de las Lagunas, Conga nunca se detuvo, existe maquinaria removiendo tierra en la laguna El Perol, además se ha denunciado ante la Fiscalía de Prevención del Delito las tranqueras que ha puesto Yanacocha en las carreteras sabiendo que estas son de libre tránsito.

Mientras eso se vive en las alturas, en todo el país se llevarán acabo las elecciones regionales y municipales, el clima electoral en Cajamarca se torna tenso porque a diferencia de otras regiones, aquí los ciudadanos no solo votarán por su autoridad regional, sino también definirán si Conga va o no va.

Cajamarca vive su propia tempestad, tiene a su presidente regional Gregorio Santos líder del Movimiento de Afirmación Social (MAS), detenido en Piedras Gordas (Lima) por acusación de delito de corrupción, las últimas encuestas lo señalan como ganador en primera vuelta, contando con un gran respaldo de la población de las principales provincias; en el segundo lugar se encuentra el fujimorista Osías Ramírez, considerado uno de los principales candidatos de las mineras, en tanto Absalón Vásquez, del movimiento Cajamarca Siempre Verde, va en tercer lugar.

En el supuesto que resulte vencedor el candidato del MASen los comicios del 5 de octubre y siga en prisión, quien asumiría la presidencia regional sería Porfirio Medina Vásquez, actual consejero regional y distinguido dirigente de las rondas.De esta manera en los próximos días se definirá el destino del proyecto Conga y con ella la vida de muchas familias.

Aunque muchos políticos y medios de comunicación profesen vivir en una democracia real y participativa ocultando a la población que el sistema político peruano no cumple con las reglas básicas del sistema democrático y que lo que tenemos en Perú no es una democracia sino una dictadura camuflada de partidos políticos de turno que no resuelven los verdaderos problemas de la población; los pueblos de Celendín, Hualgayoc y Cajamarca seguirán resistiendo en defensa del agua y la vida, hasta que el Estado declare la completa inviabilidad del proyecto Conga.


Desde Cajamarca nos informan que la Autoridad Administrativa del Agua de Cajamarca habría aprobado el estudio presentado por la Autoridad Local del Agua (ALA), que permitiría iniciar el proceso de desagüe de la laguna El Perol. De esta manera se estaría autorizando el trasvase de aguas de la mencionada laguna al reservorio.

Como se recuerda, el desarrollo del proyecto minero Conga implicaría la desaparición de cuatro lagunas (Perol, Mala, Azul y Chica) y en el estudio de impacto ambiental se propone que éstas sean reemplazadas por reservorios. Cabe señalar que el informe elaborado por el Ministerio del Ambiente, en noviembre de 2011, señaló que la desaparición de las lagunas, implica “un impacto irreversible” para el ecosistema y que “un reservorio artificial no cumple las mismas funciones que una laguna natural”.

De confirmarse la noticia, la tensión en la zona se incrementaría nuevamente. Diversos actores sociales de las provincias de Celendín y Hualgayoc han manifestado su preocupación frente a la amenaza del trasvase de la mencionada laguna y se espera que los guardianes de las lagunas refuercen sus acciones de protección de este valioso ecosistema.

Desde el OCM estaremos atentos a la confirmación de la resolución que autorizaría el trasvase y a las reacciones de la población local.

22/09/2014

 
Fuente:Observatorio de Conflictos Mineros de Peru http://www.conflictosmineros.org.pe/node/98