Posts etiquetados ‘PDTG’


Se inauguró la Escuela de Líderes y Lideresas Hugo Blanco Galdos en Celendín, como un espacio para la  formación desde el compartir, el sentir y la articulación entre luchas de la provincia y más allá de ella.

La provincia de Celendín fue el escenario en donde los días 5, 6 y 7 de agosto se desarrolló la escuela de líderes y lideresas “Hugo Blanco Galdos”. Este encuentro albergó a más de cien participantes provenientes de 31 comunidades de la provincia de Celendín, San Marcos y Cajabamba en la región Cajamarca, provincia de Bolívar de la Región La libertad y de las provincias de Luya y Chachapoyas de la región Amazonas. Las delegaciones provienen de territorios en resistencia frente al proyecto minero Conga y a territorios en resistencia a la construcción de mega represas como Chadín 2 y Río Grande 1 y 2 en el Río Marañón.

Esta escuela es una iniciativa de la Plataforma Interinstitucional Celendina (PIC) que junta a distintas organizaciones, colectivos y personas que se han organizado para defender el medio ambiente y la vida en la provincia de Celendín. Originalmente nuestro proceso organizativo se ha enfocado en resistir al mega-proyecto minero Conga, a lo cual se ha sumado posteriormente la defensa del Río Marañón en donde numerosas comunidades se encuentran hoy en resistencia frente a las hidroeléctricas Chadín 2, Río Grande 1 y 2, hecho que ha significado la recurrente criminalización y la represión de la protesta y la organización social.

En la Escuela “Hugo Blanco” se ha trabajado de forma comunitaria, aprendiendo tanto de la teoría, como de la práctica. Por ello se ha contado con presentaciones de líderes(as) sociales y otros especialistas sobre su experiencia; se ha realizado intercambios entre procesos de lucha; se ha reflexionado sobre nuestra historia, sobre nuestros desafíos personales y colectivos para lograr los cambios anhelados;  se ha desarrollado una visión común y propuestas de alternativas al extractivismo; todo ello a partir de momentos de mística, de arte y cultura, de compartires y sentires colectivos, que refuerzan nuestra identidad y conexión con la tierra.

Hugo Blanco estaba presente en esta primera sesión de la Escuela, compartiendo sus experiencias y convocando a construir otro país desde abajo, desde una ética y práctica comunitaria. También participaron Eduardo Cáceres, Mirtha Vázquez y la dirigente Bambamarquina Blanca Llamoqtanta para comentar las temáticas del programa. El equipo pedagógico que coordina y facilita la Escuela está conformado por dirigentes de la PIC y cuenta con la colaboración del equipo de educadores y educadoras populares del Programa Democracia y Transformación Global.

publicar 9publicar 15publicarpublicar 14publicar 13publicar 12publicar 11publicar 10publicar 6publicar 11publicarpublicar 8


Perú: nuevo ciclo político y punto de bifurcación Apuntes desde abajo por la izquierda, con la tierra y desde nuestros cuerpos…

Después de un proceso electoral muy largo, absorbente y complejo, toca analizar sus implicancias,lecciones y las perspectivas que nos deja sobre el país para el periodo que se ha abierto con la instalación del nuevo gobierno. Una forma de comprender un proceso electoral es verlo como un momento de medición de fuerzas entre distintos bloques políticos-sociales-culturales que se cristalizan por un periodo determinado en torno de intereses y horizontes políticos futuros,representado por distintas opciones electorales. Las elecciones no cambian el país, ni agotan los esfuerzos para hacerlo, pero sí puedan traer a la luz procesos más profundos de cambio en las
correlaciones de fuerza y los imaginarios políticos, que se pueden expresar en otras relaciones dentro del espacio de la política institucional.
De hecho, la transferencia de gobierno y los primeros 100 días del nuevo gobierno son un nuevo momento de esta medida de fuerzas, ya que en ellos se instituyeran voluntades políticas, intereses y correlaciones de fuerzas para este nuevo momento político.
En este texto tratamos de comprender estos procesos más profundos, al nivel del poder y la subjetividad política en el país, desde el compromiso con una sociedad más justa, democrática y en equilibrio con la naturaleza. Por lo tanto, realizamos una Sociología de emergencias que busca entender los futuros potenciales presentes en las acciones actuales. Ello solo puede resultar en una serie de apuntes, de ideas en borrador sobre el momento histórico que vive el Perú para seguir discutiéndolas y convirtiéndolas en acciones políticas. Decimos en borrador, porque son inacabadas, inciertas, quizás optimistas, y a menudo conscientemente planteadas de forma un poco gruesa para provocar.
Sobre el resultado electoral…
1) El resultado electoral evidencia un momento complejo en la historia del país. De un lado, terminó instalándose en el Gobierno una propuesta de continuidad de la línea política de los últimos 15 años (con el breve intervalo del primer gabinete de Humala), de la tecnocracia neoliberal y extractivista. Pero a la vez, es evidente la polarización entre dos propuestas, prácticas e imaginarios del país opuestas, que buscan romper con este continuismo en dos direcciones contrarias, representadas por el Fujimorismo (y Alianza para el Progreso) de un lado, y del otro, por el Frente Amplio-FA (y Democracia Directa).
2) Una forma de caracterizar este momento histórico es como el fin de un ciclo político –que se inició con la transición a la democracia electoral– y el inicio de otro. Sin duda, este proceso electoral terminó con varias de las figuras políticas más importantes de este ciclo, como es el caso de Alejandro Toledo y Perú Posible, Susana Villarán, Lourdes Flores y probablemente Alan García. Mientras tanto, PPK realizará su etapa final en la política peruana como presidente, y el futuro del Nacionalismo y de la actual pareja presidencial, Humala y Heredia, es muy incierto por una larga lista de errores y una aparente perdida de……
DESCARGAR DOCUMENTO:


Comunicación Popular y Sistematización de la lucha en Cajamarca contra el proyecto Conga.
 
Desde hace algunos meses el PDTG facilita un proceso de sistematización colectiva de la experiencia de lucha popular en Cajamarca frente al mega proyecto minero Conga, buscando construir la historia de esta experiencia desde las voces de sus propios actores, visibilizando sus logros y propuestas, y permitiendo compartir sus aprendizajes con otras organizaciones sociales.

En ese contexto entre los meses de agosto y setiembre del 2013 se desarrollaron dos talleres de herramientas de comunicación popular que llamamos: “Memorias de lucha por el agua desde la experiencia de lxs jóvenes” con un grupo de 15 estudiantes de cuarto y quinto de secundaria de la Institución Educativa V.R.H.T – Agomarca en la provincia de Bambamarca en la ciudad de Cajamarca.

Generalmente las historias de este conflicto se conocen a través de la voz de lxs mayores en las comunidades, ya sea madres de familia, ronderos y ronderas, dirigentes comunales, entre otrxs actores de la población organizada. De ellxs hemos aprendido que uno de los objetivos de esta lucha es garantizar un futuro sostenible para las nuevas generaciones, es decir, para sus hijxs, sus nietxs y todxs lxs que vienen atrás de ellxs. Es así que surgió nuestra propia necesidad de conocer también qué es lo que esta nueva generación está sintiendo y pensando, cómo está viviendo el conflicto, y cómo se están vinculando a esta lucha. Quisimos explorar estas interrogantes con ellxs, ya que además reconocemos que son lxs jóvenes quienes menos acceso tienen a medios de comunicación que lxs representen, que recojan sus miradas, sus memorias y sus posturas.

Es por eso que uno de los principales objetivos de estos talleres ha sido dejar herramientas de las que puedan apropiarse para así construir medios de comunicación propios.

El primer taller de este proceso fue de “Fanzine”, y lo hicimos en agosto con la colaboración de nuestros compas de Hazlo Pirata, una iniciativa que trabaja la comunicación popular en múltiples expresiones, siendo una de ellas las publicaciones independientes.

De manera colectiva y participativa se construyeron dos Fanzines: “Voces Bambamarquinas, engañados por Ollanta” e “Indignación – Lucha y sacrificio por el agua” que recogen sus vivencias y sus memorias a través de dibujos, collage, textos, entre otros. Todo sobre la base de reflexión, discusión y creación colectiva.

Estas son algunas de las expresiones que recibimos de lxs jóvenes que participaron y crearon dos puentes de comunicación para comprender el conflicto y la lucha contra Conga desde su propia voz:

“El fanzine es un medio de comunicación, donde podemos expresar libremente lo que pensamos, utilizando la creatividad y la imaginación”

“Con el fanzine podemos expresar nuestros puntos de vista, dar a conocer nuestra realidad a la sociedad y así defender nuestros derechos.”

En setiembre volvimos con mucho entusiasmo, sabiendo que lo compartido estaba calando en lxs jóvenes como una auténtica necesidad de encontrar otros medios de comunicación a través de los cuales expresarse y auto representarse. Por supuesto de nuestro lado se generó también una necesidad de seguir aprendiendo e intercambiando conjuntamente experiencias que nos conecten y consigan potenciar nuestra lucha.

Es así que realizamos un taller de video participativo con el objetivo compartir recursos para el aprendizaje y uso de esta herramienta comunicacional para comunicar a través de este lenguaje la lucha de la población por una vida sana y digna, en paz y justicia, que es lo que lxs mismxs jóvenes se propusieron. Este taller lo realizamos gracias a la complicidad y entrega de nuestro compañero Julio César Gonzáles de DocuPerú que es una asociación colectiva que documenta y promueve procesos y productos documentales descentralizados como herramienta de expresión y empoderamiento, con quien hemos tenido la experiencia de realizar previamente la serie documental participativa Tejiendo Resistencias.

Como parte de ese proceso que implicó establecer relaciones humanas muy valiosas, compromisos con un arduo trabajo de realización, reflexiones y diálogos potentes, fortalecer la construcción colectiva, reconocer la risa como ingrediente clave para el trabajo en equipo y en comunidad, y múltiples aprendizajes más, se realizó el cortometraje documental “Resistencia Juvenil, por un Pueblo Unido” que narra las experiencias y memorias de lucha por el agua de este grupo de jóvenes bambamarquinos, sus sueños y aspiraciones por vivir en una ciudad libres de explotación minera, conflictos y represión.

Este cortometraje de 15 minutos recoge el espíritu de lucha y resistencia de muchos jóvenes que hoy en Cajamarca se enfrentan con sus familias, sus rondas campesinas y su comunidad en general, al proyecto Conga, en búsqueda de justicia, respeto y equilibrio para sus territorios y sus vidas. Ellos son el presente y el futuro de Bambamarca nos aseguran, y desde esa fortaleza reivindican su derecho a contar y transformar su historia.

Este, que es nuestro segundo proceso de video participativo conjunto ha alimentado nuestra esperanza en el audiovisual como herramienta no solo de comunicación sino de lucha y transformación.

Nuestra gratitud a todos y todas quienes desde Lima hasta Cajamarca se involucraron e hicieron posible este proceso, especialmente a Luis Arce, jóven profesor de la I.E. V.R.H.T – Agomarca, quien nos abrió las puertas en este espacio y se sumó a las jornadas con mucho compromiso y entusiasmo. Ambas experiencias nos han permitido establecer un puente para dialogar, encontrarnos y construir juntxs nuevos imaginarios y acciones que nos permitan transformar nuestras realidades.

Lxs invitamos a conocer estos materiales y a compartirlos en sus redes físicas y virtuales para ser parte de este tejido de resistencias.

Ver registro fotográfico del proceso: click aquí

Fuente: PDTG – http://www.democraciaglobal.org/comunicacion-alternativa/876-resistencia-juvenil-por-un-pueblo-unido


Por: Juan Arellano Valdivia
Fuente: http://arellanojuan.com/a-un-ano-de-los-muertos-de-celendin/

El pasado 3 de julio se cumplió un año de las protestas de Celendín que culminaron con el saldo de 4 civiles muertos (Eleuterio García Rojas, César Medina Aguilar, José Faustino Silva Sánchez y José Antonio Sánchez Huamán) y otro más (Joselito Vásquez Jambo) al día siguiente en la localidad de Bambamarca. Estos hechos hasta ahora no encuentran ni responsables ni justicia.

El 3 de julio del 2012, la ciudad de Celendín cumplía 33 días de acatamiento al paro convocado como una de las diversas medidas de protesta que se realizaban contra el proyecto minero Congaen varias ciudades de Cajamarca. Ese día un grupo de personas tomó la Municipalidad de Celendín, produciéndose enfrentamientos de los manifestantes con la policía. Al principio seinformó tan sólo de dos policías heridos, en lo que el Ministerio del Interior calificó de “actos delincuenciales”, provocados por “malos dirigentes” según el en ese entonces Premier, Óscar Valdéz.

Sin embargo luego se supo que el saldo de los enfrentamientos era de tres muertos y una treintena de heridos por el lado de los civiles, y dos policias y tres miembros del ejército heridos, por el lado de las fuerzas del órden. Aparte se registraron daños en los locales de la Gobernación y de la Fiscalía, así como a diversas propiedades privadas. Como producto de todo esto se declaróel estado de emergencia en las provincias de Celendín, Cajamarca y Hualgayoc. Dicho estado se prolongó durante dos meses.

Al cumplirse un año de estos sucesos, la población de Celendín lo recordó mediante una pacífica movilización por las calles el mismo día 3 de julio, en lo que ahora se denomina “el Día de la Resistencia y la Dignidad Celendina”. Aproximadamente mil ronderos marcharon por varias calles de Celendín “exigiendo al gobierno nacional y a minera Yanacocha más respeto a los pueblos que no quieren minería y que se investiguen y sancionen por el poder judicial a los verdaderos responsables del asesinato de cuatro celendinos”, según el portal web Cajamarca Global.

En un pronunciamiento de algunas organizaciones europeas que apoyan la protesta del pueblo cajamarquino contra el proyecto minero Conga, éstas expresaron su preocupación por lo ocurrido y la situación actual:

Visto que el proyecto Conga no tiene la licencia social del pueblo de Cajamarca, estamos muy preocupados por la criminalización de la protesta social en Cajamarca. Condenamos el uso desproporcionado de la fuerza por parte de la policía y las fuerzas armadas, condenamos la estrategia de criminalización por medio de la cual los ciudadanos son detenidos arbitrariamente y procesados. El pueblo tiene el derecho a manifestarse y pronunciarse. Por eso insistimos que el Estado peruano garantice estos derechos.

Wilder Sánchez Sánchez recuerda lo sucedido en el blog Punto de Vista y Propuesta, a modo de presentación de un resumen de las actividades programadas por diversas organizaciones locales en las ciudades de Celendín, Hualgayoc y Cajamarca:

El miércoles 3 de julio se cumple un año de la masacre en la ciudad de Celendín y el jueves 4 un año de la masacre perpetrada en Bambamarca por las fuerzas combinadas del Ejército, de la Policía “Nacional” convertida por el Gobierno Central en fuerza mercenaria al servicio de Yanacocha y por los propias fuerzas de seguridad de la minera (infiltrados en) y camuflados de policías. Como se recuerda, el 3 de julio del 2012 fueron acribillados por disparos de balas de largo alcance cuatro celendinos, además de numerosos heridos, golpeados, detenidos, perseguidos y judicializados.

Jorge Chávez Ortíz, estudiante universitario natural de Celendín, reportó en el blog Mi mina corrupta acerca de la vigilia realizada la noche del 2 de julio en honor a los fallecidos:

En la vigilia se hizo la presentación del corto documental “La Tierra clama Justicia” elaborado por la PDTG con el apoyo de DOCUPERU y ACSUR Las Segovias, como también se presentó un vídeo elaborado con los diferentes mensajes enviados de varias partes del mundo solidarizándose con el pueblo de Cajamarca, se contó con la participaron varios artistas celendinos del campo y la ciudad.

En el blog Celendín Libre, el mismo Jorge Chávez relata cómo se vivió la jornada del día 3 de julio en Celendín:

Ese día de recuerdo inicio con una misa en la iglesia matriz de dicha ciudad, esta misa fue en honor a los fallecidos del 3 de julio de 2012, la iglesia estuvo a su máxima capacidad, mientras la gente esperaba en la plaza de armar. Luego de la misa se realizó una movilización, iniciando con un plantón en la municipalidad de Celendín, donde la madre de José Sánchez Human, increpo a los policías que custodiaban el inmueble, mientras les enseñaba la foto de su hijo. Luego la movilización recorrió las calles de la ciudad rumbo al cementerio general “Sagrada Familia”, donde se encuentran las tumbas de las 4 personas.

Pocos días antes en YouTube, el usuario GeneroyMineriaPeru subió un video que presenta a diversas mujeres que cada una a su manera, participan de la protesta contra el proyecto Conga en Cajamarca:


Blanca nos presenta la vida campesina en Cajamarca desde su comunidad, desde su ser rondera y amante de su territorio, bañándose con Aguas de Libertad. Amalia, desde la ciudad, nos trae Memorias de Fuego caminando por los recuerdos de la lucha que unió a diferentes provincias alrededor de las ollas comunes en defensa de sus lagunas. Keyth se levanta por una Tierra que clama Justicia recorriendo las calles de Celendín, rastreando respuestas, combatiendo la impunidad.


La Plataforma Institucional Celendina (PIC), emitió un Manifiesto por el Día de la Dignidad Celendina, el cual fue reproducido en el blog Sin Patrones. Dicho Manifiesto concluye con el siguiente juramento:

Juramos por la sangre de nuestros hermanos caídos y las lágrimas de nuestras madres y nuestros padres, por la tierra que nos vio nacer y donde descansan nuestros muertos, por las aguas y las plantas y los animales que nos acompañan y con los que vivimos, por el aire que respiramos y por el país grande en que vivimos que es el Perú pero es también el mundo, que vamos a resistir ante el invasor sin usar violencia pero con toda firmeza hasta que la amenaza sobre nuestras vidas y la de nuestros hijos e hijas y contra el futuro que anhelamos, ya no exista más.

Finalmente quedan con el conmovedor testimonio de la señora Adelaida Tabaco, viuda de Eleuterio García Rojas, sobre cómo vivió ella los terribles momentos de hace un año y cómo su vida ha quedado afectada desde entonces.


aniversarioEl pueblo cajamarquino quiso celebrar el aniversario de la resistencia pacífica en defensa del agua conmemorando el 24 de noviembre del 2011, cuando comenzó el primer paro indefinido en la región. Cinco días más tarde, el (des)encuentro de efectivos policiales y campesinos y campesinas de Celendín en la laguna Azul, dejó 19 heridos debido a los impactos de balas de goma y perdigones. A pesar de la desgracia, de los impactos que han transformado la vida y las oportunidades de personas y familias enteras; a pesar de los recuerdos de dolor, Bambamarca, Celendín y Cajamarca estaban con ánimos de celebración, porque después de un año no se rinden, porque a pesar de ser conscientes que luchan contra un gigante, un año después no hay todavía ni una parte vencedora, ni una vencida.

El pasado viernes 23 de noviembre se hizo una vigilia en Celendín, se proyectaron algunos videos en las paredes de la iglesia, se compartió con el pueblo la experiencia de la visita de “los Guardianes de las Lagunas” a Lima (del 11 al 15 de noviembre), se convocó para subir a la laguna Azul al día siguiente, la gente salió a comentar, a cantar, a recitar poemas, y a prender velas blancas. El profesor Ramón preguntaba “¿Se va a hacer el diálogo?”, “¡Ya no!”, gritaba la gente. “No, porque hemos comprobado que no sirve, consideramos que el diálogo se ha terminado, lo que queremos es que el gobierno escuche que el proyecto Conga es inviable”. Paralelamente, en Bambamarca se reunieron numerosas delegaciones de toda la provincia, confirmando una vez más que la inviabilidad del proyecto Conga no es capricho de unos cuantos, sino de la voluntad de la mayoría de afectados y afectadas.

Al día siguiente amanecimos con lluvia, algunas camionetas salieron de la ciudad rumbo a la laguna Azul. Cuando llegamos, la gente que venía a caballo cargó la leña y los víveres hacia el campamento de los Guardianes. Por los cerros, sobre la imperceptible línea que separa los terrenos de la familia Chaupe y los comprados por y para el proyecto Conga, se dispersaban más de mil campesinos y campesinas de toda la provincia de Celendín. Efectivos de la DINOES formaban una media luna en el espacio donde se iba reuniendo la gente. “La gente inteligente, defiende el medioambiente”, eran algunas de las consignas que se escuchaban. Esperábamos a la delegación de Bambamarca. El objetivo era poder realizar un acto conjunto de aniversario y poder coordinar acciones futuras. Pasó el tiempo y Bambamarca no llegaba. Corrían voces de que estaban cerca, pero que la policía les había cerrado el paso.

Se reunieron los dirigentes, y en ese momento vimos como, uno a uno, los efectivos comenzaron a caminar subiendo el cerro. Hubo una reacción rápida de los celendinos reunidos, puesto que el año pasado, con la misma estrategia por parte de la DINOES, la gente se vio rodeada y comenzó la balacera y los gases lacrimógenos. Esta vez se consiguió dialogar con el comandante evitando mayores daños.

Hasta que se fue la luz del día y llegó la de las luciérnagas, y con la lluvia que iba y venía, hablaron cada una de las autoridades y dirigentes presentes. Después se generó un espacio de participación, en el que varias personas salieron a recitar, cantar y bailar en defensa de las lagunas.

“Nuestra lucha no es solo de protesta, tiene mucho arte y cultura, de lo que somos y de lo que se puede perder si es que se lleva a cabo el proyecto”, fueron las palabras de Milton Sánchez en la visita de los guardianes a la Universidad Nacional Mayor de San Marcos en Lima, unos días antes, que cobraron vida en ese momento.

Al final del evento llegó un grupo de unas diez personas de Bambamarca, nos explicaron que las más de mil que se habían reunido para venir, solo ellos habían podido escabullirse de la represión policial. Nuevamente la DINOES había usado sus armas de fuego. No hubo heridos, pero la indignación de ser atacados en vez de protegidos va creciendo entre la población, también la frustración de no haber podido celebrar conjuntamente la causa que une a estos pueblos. La mayor parte de la delegación bambamarquina tuvo que regresarse al campamento de la Mamacocha, donde también se celebró con cantos y danzas.

Al día siguiente, domingo, la gente de Sorochuco, y un grupo de acompañantes, donde nos encontrábamos nosotros, caminamos hasta la laguna El Perol, donde se asentó un nuevo campamento (al día de hoy ese campamento ya ha sido desalojado por la policía). En la zona algunos compañeros nos hicieron ver algunos carteles del ex INC que informaban de la presencia de restos arqueológicos. “Antes había muchos más, han ido desapareciendo y los que quedan están botados y fuera de lugar”.

Bebimos del agua que supuraba de las rocas, totalmente limpia, demostrándonos la compleja hidrogeología de las alturas, donde cada rajadura en la roca y cada planta de ichu tienen su función filtradora y de retroalimentación de las lagunas y de las nacientes de los ríos. Por el camino íbamos identificando decenas de plantas medicinales. Los pobladores y pobladoras conocían sus nombres y sus propiedades. La sabiduría local se iba compartiendo, tal y como se ha hecho por generaciones. Mientras paseábamos libres por los paisajes altoandinos de Cajamarca, la idea de que todo eso fuera territorio privado y que tuviera que convertirse en pasivos ambientales de una mina, llegaba a parecer absurda y surreal.

El martes 27 de noviembre se respiraba un ambiente tenso en la plaza de Bambamarca. Hubo momentos en que se contaron más de 50 policías dando vueltas. En grupos de cuatro o cinco, se paseaban por las calles, se les veía comprándose ponchos para la lluvia. También varios jóvenes del Ejército hacían acto de presencia. Sobre las lagunas y el aniversario de la lucha había que hablar susurrándonos al oído y con ojos por todos los costados.

El conflicto entre el agua y el oro en Cajamarca, después de un año, está totalmente encendido. “Lo que estamos logrando es histórico”, decía en la laguna Azul, el secretario general de la Plataforma Interinstitucional de Celendín, Milton Sánchez. “Nunca antes en el país se ha parado un proyecto minero en la última etapa, ya en construcción”, señalaba.

Y es cierto, por ese motivo y por muchos otros, la lucha contra Conga es ya un hecho histórico en el Perú, pero también por ello va a ser una lucha larga y difícil. El pueblo de Cajamarca necesita la atención y el apoyo de todas aquellas personas que nos identificamos con su causa: defender la dignidad humana, escuchar y atender a la voz y la voluntad de la gente, respetar los espacios que son vitales para la generación y regeneración de la vida, como las cabeceras de cuenca; pensar en el futuro más allá del presente, entender que el valor es más alto que el precio, y que con eso, el agua está por delante del oro.