Posts etiquetados ‘milton sanchez’


lagunas. Organizaciones sostienen que Conga sigue sin conseguir la licencia social. (Miguel Mejía)

Organizaciones sostienen que Conga sigue sin conseguir la licencia social. (Miguel Mejía)

Conflicto. Pero organizaciones dudan y denuncian la reciente llegada a Celendín de más de un centenar de policías.

El Ministro del Ambiente, Manuel Pulgar Vidal, afirmó desde la Pre COP social que se celebra en Isla Margarita (Venezuela) que las mineras Newmont y Buenaventura están demostrando “buena voluntad para resolver los problemas” con las comunidades afectadas por el proyecto minero Conga.

En declaraciones a la agencia de noticias económicas Bloomberg, Pulgar Vidal dijo creer que las comunidades afectadas y el proyecto Conga pueden llegar a un entendimiento “y que las conversaciones están de vuelta a la pista”.

Sin embargo, sus afirmaciones sorprendieron a las organizaciones sociales de Celendín, una de las provincias que está dentro del área de influencia del megaproyecto minero.

Milton Sánchez, de la Plataforma Interinstitucional de Celendín, desmintió que Conga haya iniciado conversaciones con las organizaciones sociales y recordó que el pasado mes de octubre, durante la Cumbre de los Pueblos celebrada en Cajamarca, la población volvió a movilizarse en contra del proyecto minero.

A esto se une el resultado de las últimas elecciones regionales y municipales, en las que los movimientos políticos que se oponen a Conga han conseguido amplia mayoría en los distritos dentro del área de influencia del proyecto.

Aumento de policías

El dirigente cajamarquino informó que el sábado llegaron a la provincia de Celendín entre 150 y 200 efectivos policiales, y aseguró que la población está alarmada ante una posible imposición a la fuerza del proyecto minero.

Al incremento de efectivos policiales se suma la construcción de dos grandes comisarías de Policía en las alturas de Conga:  Una en la pequeña comunidad de Aguas Blancas y la otra en la zona de San Nicolás. Según Sánchez, estas comisarías tienen capacidad para albergar hasta 300 efectivos y condiciones para tener helipuerto.

Fuente: www.larepublica.pe/09-11-2014


PRONUNCIAMIENTO 

Peruanos en Suecia contra campaña de terror en Perú 

En el transcurso de la semana hemos visto con preocupación, al gremio de empresarios  – premiados por la minera Yanacocha y el gobierno de Ollanta Humala – que a través de los medios de comunicación, concentrados en el grupo El Comercio, han desatado una mentirosa y virulenta campaña de terror contra los pacíficos guardianes de los lagunas, ronderos, comuneros cajamarquinos, pobladores y la solidaridad internacional, acusándolos de violentistas.

La derecha intolerante que no le interesa la democracia ni el desarrollo del pueblo peruano, ha elaborado una estrategia de estado autoritario para profundizar su modelo extractivista y sofocar las protestas populares.

La desaceleración de la economía y la crisis global hace más agresivos a los grupos de poder para imponer sus proyectos extractivistas con represión. Creen que con el garrote y la fuerza bruta pueden quebrar la voluntad popular de defender sus tierras, el agua, el medio ambiente y la vida.

Cajamarca es un ejemplo de resistencia pacífica contra el saqueo de las transnacionales en el Perú.

POR LO QUE RECHAZAMOS

  • La agresiva actitud policial y militar que va dejando decenas de víctimas en diferentes protestas sociales, (criminalización de la protesta)
  • La persecución contra los dirigentes sociales y populares,
  • El reciente archivamiento del caso del asesinato de 5 cajamarquinos en Julio del 2012,
  • Los desalojos violentos de los guardianes de las lagunas,
  • El alquiler de policías mercenarios al servicio de las mineras,
  • El anuncio del establecimiento de puestos policiales y militares cercanos a los mega proyectos mineros,
  • El desalojo a comuneros que se niegan a vender sus tierras a las mineras, como el caso de la familia Chaupe,
  • La generación de paramilitares de choque y la estrategia de enfrentar pueblo contra pueblo para fragmentar la sólida unidad y aprovechar de una posible dispersión de fuerzas que luchan contra el proyecto minero Conga.
  • La reciente Ley 30151 conocida como Ley de licencia para matar,
  • La intensión de dañar a la solidaridad internacional comprometida con la defensa de la tierra, el agua, el medio ambiente y los derechos humanos en el mundo.

En este marco valoramos el llamado al mundo del Papa Francisco al señalar que el neoliberalismo capitalista no resuelve las necesidades humanas, sino la de unos pocos y se requiere de Estados al servicio de los pobres, la justicia y la paz.

Alertamos a la solidaridad internacional de los planes de miedo de la minera Yanacocha y del gobierno de Ollanta Humala e instamos a estar vigilantes en la defensa del pueblo de Cajamarca, de las comunidades afectadas por la minería y la de sus dirigentes populares.

Como peruanos(a) nos reafirmamos en la defensa de la soberanía nacional,  los recursos  naturales, el medio ambiente,  por  una solución dialogada y pacífica de los conflictos medioambientales y por el cumplimiento irrestricto de la Consulta Previa a las comunidades andinas, amazónicas y costeñas.

Conga No Va…Ni hoy ni Nunca!

Estocolmo, 27 de Enero de 2014.

Peruanos en Suecia


 




 


http://www.ivoox.com/ronda-informativa-indigena-al-17-mayo-de_md_2052669_1.mp3″ 

Conversamos con Miltón Sánchez, presidente de la Plataforma Interinstitucional de Celendín (PIC) en Cajamar ca, quien denuncia el abuso del que son víctimas los denominados “guardianes de las lagunas” en las áreas donde busca operar el proyecto Conga de Yanacocha.


Por Alan Ele

En la primera semana de marzo se realizó en Cajamarca una asamblea en las lagunas de la zona de Conga, que tuvo como conclusión de las organizaciones participantes dar un plazo de quince días a la minera Yanacocha para que retire su maquinaria del lugar. Allí, en las alturas, encontramos a una pequeña mujer, emblema de la resistencia cajamarquina y nacional en torno al derecho sobre la tierra.

Los cerros le roban el ánimo a los cristianos cuando no avanzan rápido; eso asegura, entre bromas y en serio, uno de los recios comuneros que avanza sin pausa entre montes y peñascos por el camino que conduce al mismo corazón de Conga, la laguna Azul. Otro comunero, bolo de coca y cañazo encima, le responde que esas son cojudeces, que hay que avanzar nomás. Los últimos de la caravana vemos como se pierden sus espaldas tras unas enormes y verdes colinas. Ya no están. Nos hemos quedado solos.

Santiago, un carismático antropólogo neoyorquino, avanza a paso acelerado para dar alcance a la primera comitiva encabezada por el líder ambientalista Marco Arana y los dirigentes Milton Sánchez y Eddy Benavides, además de cientos de comuneros que tienen como objetivo la laguna El Perol para realizar una Asamblea de coordinación de resistencia. Santiago, de poblada barba castaña, realiza un doctorado en conflictos sociales y ha elegido a Cajamarca como uno de sus centros de estudio. Es un tipo divertido, hasta que le toca hablar de los derechos del campesino peruano sobre el agua y la tierra, entonces su gesto se torna serio.

Kilómetros adelante, documentalistas canadienses y europeos utilizan mulas para transportas sus carpas y equipos. Tienen tanta resistencia al frío y a la altura que podrían competir con los mismos comuneros de la zona.

Nos hemos quedado atrás. Alguien previó –erradamente- dos horas de caminata desde la comunidad de Jadibamba, donde quedaron estacionados los vehículos, hasta las famosas lagunas en conflicto en el proyecto minero Conga. Para algunos la marcha duró cinco o seis horas, siendo sorprendidos al final del camino por la noche y la niebla cubriendo hasta el último rincón del horizonte.

Horas antes, aún con la luz de la tarde, llegó un momento en que los rezagados nos rendimos y decidimos aguardar el frío y la noche a la intemperie de la jalca, pero un guía, forjado en las artes misteriosas de Huancabamba, brindaba con el cerro para que nos “soltara” y nos dejara seguir. Era necesario brindar con el Apu con harto pisco, bolo de coca e inclusos caramelos de limón. Lo más probable es que la sugestión nos haya ayudado a recuperar las fuerzas y a seguir a paso firme por páramos desolados, ichus húmedos, y bofedales que mojaban hasta las rodillas.

La visión de dos siluetas en el horizonte fue lo más parecido a la alegría de descubrir un continente nuevo. Eran dos comuneros filmando el valle. “Estos trabajan para la mina”, comenta el guía. Los  hombres son jóvenes y se ponen algo nerviosos. Estamos esperando a nuestro alcalde, se defienden. No queremos empezar una discusión, les pedimos una indicación y nos la dan. Nos señalan un extraño oasis en medio de tanta soledad, una carretera resguardada por dos ómnibus de la Dinoes.

Avanzamos por más peñas magistrales y riachuelos, y por fin flanqueamos el camino. Luego rodeamos una tranquera y subimos hasta un bosque de piedras, el mismo que sirvió de fortín para que los emblemáticos Guardianes de las lagunas acampasen en forma rústica, entre palos y plásticos, y vigilasen que no se acerquen la maquinaria de la mina y los efectivos policiales contratados por Yanacocha.

Una casa solitaria se erige en esas alturas de la comunidad denominada Tragadero Grande, le pertenece a la familia Chaupe. Es la última casa del lugar.

El sol, que es un brillo fantasmal, está a punto de ocultarse tras la enorme cordillera que enmarca la laguna Azul. Su brillo rebota apenas sobre el agua, y la niebla que nos rodea es un humillo rastrero. En ese pequeño bosque de piedras encontramos a Máxima Acuña Atalaya, la mujer emblema de la resistencia cajamarquina.

Máxima Acuña es costurera, tiene 42 años y es natural del caserío de Marcucho, distrito de Sorochuco – Celendín, tiene el gesto curtido pero la sonrisa amable, en casa la acompañan sus cuatro hijos y su esposo, el comunero agricultor Jaime Chaupe Lozano; pero ella es conocida en varias partes del mundo como la Señora Chaupe, a secas.

La lluvia vuelve a caer por veintiunava vez ese día, y la Señora Chaupe nos invita a guarecernos bajo un plástico azul. El frío es increíblemente intenso, y bajo ese plástico nos permite hacerle algunas preguntas.

¿Cuál fue el resultado del proceso judicial que tiene por estas tierras con la minera Yanacocha?

La fiscalía y los jueces de Celendín en vez de seguir mi caso dicen que han perdido los documentos que presenté en la misma mesa de partes, y al final le han dado la razón a los ingenieros de Conga de que yo estoy usurpando sus terrenos cuando eso no es verdad. Y me han dado una sentencia de pena suspendida donde yo debo firmar cada cierto tiempo, además de pagar 200 soles como reparación civil a la minera. Existe justicia para el pobre, dígame usted.

¿A quién le pertenece exactamente el terreno que estamos pisando?

Esta tierra que estamos pisando, donde están nuestros hermanos ronderos, los Guardianes de las lagunas, es de mi propiedad; y colinda con los terrenos comprados por la mina. Yo exijo que Yanacocha respete la linderación, los terrenos de nuestros hermanos campesinos, y que no invada nuestras propiedades. Yo tengo mi certificado de posesión de compra y venta de esta zona. Pero la empresa, servida de la prensa vendida, sale a decir que todito esto es de ellos por derecho, cuando en realidad está usurpando nuestra dignidad.

¿Cómo adquirieron ustedes estos terrenos?

Todos estos terrenos han sido antes una comunidad, y las autoridades de esta comunidad hicieron llamar a los comuneros de Chugurmayo, Cruzpampa y Salacate para hacer una división y entregar a cada uno su parcela con su respectivo documento y su certificado de posesión. Con el tiempo muchos comuneros han hecho sus traspasos o han vendido sus terrenos porque ya no querían vivir en estas alturas. Mi terreno me costó mi plata y lo compré en el año 1994. No es que yo haya venido a invadir como la mina lo dice en los medios de comunicación echados. Yanacocha ha dicho primero que le compró las tierras a la comunidad, luego dizque a los colindantes, pero en los documentos presentados ante la policía del distrito de Sorochuco dice que compró los terrenos a mi suegro Esteban Chaupe Rodríguez, y eso deja mi terreno libre. Nunca he vendido a nadie mi terreno.

¿Cuántas veces la han intentado desalojar?

Desde el 22 de mayo del 2011 que han intentado pegarme, quitarme mis cosas, quemarme mi choza, botaron mis linderos, han desmayado a mis hijos. Mi hija de dieciocho años tuvo que arrodillarse frente a una maquinaria diciéndoles que la pasaran por encima si querían seguir, ahí la golpearon en la cabeza. Luego, en agosto, que se llevaron mis maderas, mis cosas, mi comida, todo lo han llevado a sus oficinas en la mina. Recién a los quince días han llevado las cosas a la fiscalía de Celendín. Y cuando fui a ver al fiscal dijo que no sabía nada y que no tenía nada. Después con sus maquinarias y su Dinoes han matado incluso mi perro pastor y se han robado a dos de mis ovejas en medio de risas y carcajadas. Yo soy una mujer pobre que vive de  hilar y tejer, y de vender lo que confecciono.  Mi esposo se dedica a la chacra para comer lo que sembramos, y ahorita la mina quiere que les paguemos reparación civil.

¿Hasta cuándo cree que pueda resistir el inevitable desalojo?

Voy a apelar a las instancias de la ciudad de Cajamarca, si no me dan la razón, iré a instancias más altas. ¿Hasta cuándo resistiré?, hasta que me mate la Dinoes, pues será. Pero eso sí, siempre luchando. Y Conga no va.

La lluvia arrecia y ya no es posible seguir en ese lugar. La señora Chaupe invita a los comuneros a pernoctar en su casa. Bajamos la colina y la oscuridad no deja ver ni siquiera nuestras propias manos. Aves chillonas cruzan nuestras cabezas mientras los perros ladran a la distancia. El miedo puede ser una alerta necesaria. El suelo lodoso requiere pisadas precisas y fuertes, y la luz de un fogón nos indica el camino hacia la casa. Somos varios, pero siempre hay forma de acomodarse. Nuestro aliento es puro humo. Estamos a bajo cero.

Los comuneros que llegaron hasta la misma laguna El Perol y que están de regreso comentan que una fila de maquinarias de la minera salió en huida al verlos llegar. Están removiendo tierra a quinientos metros de la laguna, aseguran. Hemos constatado que Conga nunca paralizó, concluyen. También comentan que los dirigentes pusieron una denuncia ante la fiscalía de prevención del delito por las tranqueras que coloca Yanacocha en las carreteras que son de libre tránsito.

Los comuneros son hombres recios, de caras tostadas por el sol y el frío. Ya en confianza, empiezan los chistes y la chacota, la casa invita la coca para el bolo y ellos ponen el cañazo. Se reparten caramelos, mientras los Chaupe preparan una sopa caliente revive muertos mezcla de arroz, fideos y arvejas. También comparten unas aguas calientes hechas con hoja de berenjena.

Hay luces que se acercan, algunos temen que sea la Dinoes provocando como siempre. Pero, no. Son Marco Arana, su agente de seguridad, y el dirigente de la PIC (Plataforma Interinstitucional Celendina) Milton Sánchez. Están empapados como todos. El fogón se convierte en un secador improvisado de medias, zapatos y pantalones. Algunas medias se calientan más de lo debido y se cocinan con las cenizas.

Solo las velas alumbran la noche, no hay luz eléctrica, y los celulares deben cargarse al bajar al pueblo una o dos veces por semana.

Los comuneros cuentan historias de fantasmas y comparan habilidades para los chistes. La coca y el cañazo los mantienen despiertos hasta bien entrada la madrugada. Pero es a las tres de la mañana cuando el frío se vuelve insoportable a pesar de los ponchos y frazadas. El hombre de la casa, don Jaime Chaupe, cuenta que alguna vez los funcionarios de la mina y los fiscales le pidieron hacer un trato para vender sus tierras a un precio considerable, pero no aceptó.

Son las cuatro y media de la mañana, y lo primero que hace Máxima Acuña Atalaya, alumbrada apenas por una linterna, es pelar papas y dejar todo listo para que su nuera preparare el almuerzo durante el día. En medio de la oscuridad, una presencia. Es Santiago, el antropólogo neoyorquino, llega mojado diciendo que ha vivido un infierno congelado al perderse en el camino. Le brindan un lugar para dormir.

Es viernes, 5:30 a.m., día de mercado. La Señora Chaupe lleva un pesado quipe y, junto a su esposo, toma la combi que la llevará a la comunidad de Santa Rosa para vender sus productos. Se despide de los comuneros y dirigentes.

La claridad de las mañanas a 4 000 metros de alturas impacta en las retinas no preparadas.

La Dinoes, desde sus buses, vigila a los Guardianes de las lagunas, camionetas de la minera filman todo a cierta distancia, y agentes del Ministerio público –con chalecos antibalas– hacen presencia constante. Será una semana movida y fría para todos.


Milton Sánchez de la Plataforma Interistitucional de Celendín – PIC nos compartió un breve balance sobre las acciones que se vienen desarrollando en esta etapa de resistencia en la lucha por la defensa de la vida en Cajamarca y concretamente en Celendín. Esto ante la imposicion de parte del estado peruano a ceder ante el Mega Proyecto Minas Conga, es que decidieron acampar frente a la Laguna Azul una de sus lagunas que sufriría grandes estragos de ser impactada por el Mega Proyecto. Mencionó que esta estrategia representa un fuerte golpe para el estado y para la Minera por ello es que ante esto la Minera viene operando con la DINOES que está al servicio de la operadora Yancocha y que provoca a los y las comuneros que pacíficamente se encuentran ubicados/as en territorio que pertenece a la comunidad campesina donde se encuentra las carpas de los hermanos. Y que sin embargo, bloque/restringe el acceso a la zona a los/as pobladores siendo esto un grave delito.
Agregó que una estrategia tamien para poder alxanzar mayor y mejor informacion, para contrarrestar a la prensa oficial de la Capital organizarán diversas conferencia escalonadas por el norte peruano para difundir e informar el objetivo de la lucha de Cajamarca.

© Vilma Rodríguez Chihuán


Secretario de la Plataforma Institucional de Celendín indicó que existe temor entre los dirigentes por eventuales denuncias y detenciones. arbitrarias.

Existe el temor de que haya detenciones arbitrarias 

Ideeleradio.- Espero que la justicia no actúe de manera sospechosa ni que se ordene mi detención en el periodo en que tenga que viajar a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), con sede en Washington, donde se abordará el caso del proyecto Conga, afirmó Milton Sánchez, secretario de la Plataforma Institucional de Celendín.

Fue al referirse a la medida cautelar que presentó un grupo de organizaciones no gubernamentales, como Aidesep, CCP, CNA, Conacami y Onamiap, tras el estado de emergencia que decretó el Gobierno en Cajamarca, a consecuencia de los disturbios que se registraron el año pasado.

“[¿Usted ha sido denunciado?] Sí, efectivamente. Hasta el momento no sé cuántas denuncias tengo. Si no me equivoco tengo un promedio de 6 o 7 denuncias. Ojalá no actúe la justicia de manera sospechosa o quizás nos detengan antes para impedir que nosotros viajemos hacia el lugar donde vamos a exponer sobre el proyecto Conga [CIDH]”, dijo en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“No solo eso, sino que es parte de la campaña que se está realizando contra los líderes, dirigentes, organizaciones de Cajamarca, por ejemplo en la Plataforma Institucional de Celendín se ha denunciado que nosotros tenemos denunciado a la prensa de Celendín, incluso en un reportaje de Frecuencia Latina se hablaba de una lucha armada, cosa que nosotros rechazamos tajantemente y sugerimos que sean más responsables porque no contribuyen a buscar una solución pacífica a este problema”, acotó.

El dirigente indicó que existe un temor entre los dirigentes de la Plataforma Institucional de Celendín y, en particular, en todas las organizaciones sociales de Cajamarca por eventuales denuncias y detenciones arbitrarias. Por ello, pidió al Poder Ejecutivo que se les permita explicar sus puntos de vista.

“Nosotros tememos ese hecho [de ser detenidos arbitrariamente] y alertamos oportunamente para que nos dejen [realizar nuestra defensa]. Si no encontramos justicia acá tenemos que buscar justicia a nivel internacional y creemos que el Gobierno debe permitir que ofrezcamos nuestro punto de vista y los medios de comunicación no deben satanizar nuestra lucha”, subrayó.

Exposición ante la CIDH será el 24 de marzo 

Detalló que la exposición prevista en torno al proyecto Conga fue programada para el próximo sábado 24 de marzo y estimó que en esta reunión también participaría el ministro de Ambiente, Manuel Pulgar Vidal, además del procurador público supranacional Luis Alberto Salgado Tantte.

“Uno de los petitorios es que se deje sin efecto las licencias que se ha hecho a la empresa minera [del proyecto Conga]. También, se está pidiendo un cese a la represión del Estado. Eso es un tema crucial porque sigue habiendo la represión militar en torno al manejo de este conflicto”, denunció.

“La delegación está integrada por representantes o miembros del Pacto de Unidad, un abogado también y en este caso representando a las organizaciones donde se encuentra el problema [en torno al proyecto Conga] se ha determinado mi participación como parte de la Plataforma Institucional de Celendín, que venimos actuando por más de cinco años en este asunto”, acotó.

Gobierno no tendrá argumentos

Finalmente, consideró que la defensa del Estado, a través del procurador público Luis Alberto Salgado, no tendría fundamento, si plantean que en Cajamarca existe una paz social en torno al proyecto Conga.

“Ahí tendríamos que precisar varias cosas. Una de ellas es precisamente que ellos manifiestan que cuando está en evaluación el proyecto Conga es referido al peritaje que está planteando el Gobierno. El peritaje que plantea el Gobierno no es para ver la viabilidad o no del proyecto, sino para mejorar el Estudio de Impacto Ambiental”, aseveró.

“Es decir, [el peritaje] es para mejorar el trabajo de una empresa minera con [una inversión de] 600 mil soles, que es de todos los peruanos. Nosotros creemos que esto no debe pasar en nuestro país y, precisamente, eso es lo que nosotros vamos a denunciar en esas instancias”, concluyó.


Secretario de la Plataforma Interinstitucional de Celendín dijo que el Gobierno estaría tratando de beneficiar a esta empresa minera.  

El hecho causó indignación en pobladores

(VER ACTA FISCAL QUE EVITÓ CONFLICTOIdeeleradio.- El Ministerio de Energía y Minas, a través de su programa NINA, estaría distribuyendo cocinas y balones de gas en las zonas de influencia minera del proyecto Conga, denunció Milton Sánchez Cuba, secretario de la Plataforma Interinstitucional de Celendín.

“El día de ayer las rondas campesinas haciendo cumplir el acuerdo que se firmó con la empresa [Yanacocha para que ya no se realicen más entregas de regalos por parte de la compañía en las zonas] se intervinieron más de mil cocinas y balones a gas, en presencia con el fiscal de turno [Marco Aliaga Aliaga], y ahí se determinó que estas cocinas de gas y estos balones de gas no pertenecían a la empresa minera”, manifestó en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“En este caso, [las cocinas] pertenecen al Gobierno, a través del Ministerio de Energía y Minas con un proyecto que se llama NINA que distribuye cocinas mejoradas y cocinas a gas, pero lo están haciendo en las comunidades que son directamente afectadas por el proyecto minero”, agregó.

El dirigente cajamarquino refirió que el hecho provocó una profunda indignación en los pobladores de la zona ya que –según él– el Gobierno estaría tratando de favorecer a la empresa minera, utilizando incluso la imagen de la primera dama Nadine Heredia.

“Han estado en San Juan de Hierbabuena, Santa Rosa de Huasmín, Uñigán Lirio, La Chorrera, El Tingo, Quengomayo, Tablacucho, Jadibamba, Morán Lirio, La Hualanga, Quengo Río, es decir todas las comunidades que son zonas de influencia directa. NINA, que es del Ministerio de Energía y Minas, es un proyecto para otros departamentos del país y sospechosamente están utilizando este proyecto a partir de marzo de este año para el área de influencia directa con Sorochuco y Huasmín donde se encuentra el proyecto minero Conga”, declaró.

“Se produce primero una profunda indignación puesto que también en las comunidades de la zona donde [estas cocinas] iban a ser distribuidas, estaba voceado que la misma Primera Dama de la Nación, Nadine Heredia iba a entregar las cocinas, entonces nosotros nos preguntábamos ¿Cómo es que el Gobierno implementa este tipo de proyectos que claramente está para favorecer a la compañía minera”, declaró.

Ratificó que el incidente quedó registrado en un acta que levantó el fiscal de turno Marco Aliaga Aliaga que estuvo en la zona, donde se comprobó que las cocinas no pertenecían a la compañía minera Yanacocha, sino al Ministerio de Energía y Minas.

“Nosotros sospechamos que hasta el Gobierno le estaría haciendo el trabajo a la empresa minera para concientizar a las comunidades y esto nosotros lo rechazamos tajantemente”, enfatizó.

Fiscalía de Celendín confirma retención de cocinas

Por su parte, Marco Aliaga Aliaga, magistrado de la Fiscalía de Prevención del Delito de Celendín, confirmó que en la comunidad de Santa Rosa de Huasmín se produjo un incidente en torno a la distribución de cocinas mejoradas y balones de gas, que serían del Proyecto NINA del Ministerio de Energía y Minas. (VER ACTA FISCAL)

“En horas de la mañana, aproximadamente diez y media [de ayer], nos comunicó la Policía que había un tumulto de gente apostada en un depósito, básicamente en un estacionamiento de carros, donde había un aproximado de 700, 800, balones de gas y cocinas de dos hornillas de mesa con sus respectivas válvulas que iban ser entregadas a Santa Rosa de Huasmín, que es una zona de impacto del proyecto Conga, eso es lo que nosotros hemos constatado ayer”, declaró.

“Se acercaron todas las bases de rondas campesinas, incluso las rondas de Huasmín, determinando que eso [las cocinas y los balones de gas] se reparta a la gente más pobre e impidieron que esos balones de gas salgan. Nosotros con la facultad de prevención del delito a fin de evitar un problema social hemos cautelado que esos bienes no salgan hasta que aparezcan los legítimos propietarios”, acotó.

No obstante, el magistrado aclaró que, por el momento, no se puede afirmar o descartar si los bienes retenidos pertenecen al Proyecto NINA del Ministerio de Energía y Minas o al Proyecto Conga de la empresa minera Yanacocha. En ese sentido, dijo que en las próximas horas el Ministerio Público emitirá las conclusiones de este caso.

“Hasta el momento no se tiene nada claro [si los bienes retenidos son del proyecto NINA del MEM o del proyecto Conga]. Estamos en busca de esa información o que haga un pronunciamiento el Ministerio de Energía y Minas y determinen si es de ellos la propiedad, dado que en todas las cocinas está implantado el logo del Ministerio de Energía y Minas; en el caso del balón de gas tiene el logo de Solgas, es lo que tenemos hasta la fecha”, acotó.


14:55 / Conacami Peru

Las personas intervenidas entregaban paquetes escolares a cambio de firmas para respaldar el proyecto Conga.

Conacami 16/03/12.- Milton Sánchez Cubas, presidente de la Plataforma Interinstitucional de Celendín (PIC), rechazó las versiones de denuncia por el supuesto secuestro de de 7 trabajadores de un proyecto de Yanacocha, quienes repartían paquetes escolares a cambio de firmas a favor del proyecto minero Conga.

Una de las comunidades al que ingresaron los trabajadores del Fondo de Crédito para el Desarrollo Forestal (Foncreagro) fue Huasmin, que hasta el momento tiene varios heridos producto de la represión armada que sufrió el pasado 29 de noviembre de 2011, siendo uno de ellos Elmer Campos quien hoy se encuentra postrado en estado parapléjico en un hospital de Lima.

En entrevista con la Confederación Nacional de Comunidades del Perú Afectadas por la Minería (CONACAMI), Sánchez Cubas señaló que “éstos trabajadores venían entregando paquetes escolares de la Empresa Yanacocha en las comunidades y a cambio solicitaban firmas para respaldar el proyecto Conga”.

Por lo que las rondas campesinas dentro de sus funciones solicitaron la identificación de y los condujeron a la casa Comunal de Chugur para que expliquen a la Asamblea para establecer la autorización de la comunidad para continuar con su labor.

Milton Sánchez señaló que la asamblea debía celebrarse hoy viernes a convocatoria de las rondas, sin embargo desde las 3 de la madrugada efectivos de la DINOES, rodearon la casa Comunal de Chugur, mientras que los comuneros empezaron a reunirse desde las 6 de la mañana.

En ese sentido, a esta hora de la tarde aún continúan llevando adelante la reunión con presencia de la Fiscalía autoridades comunales y rondas campesinas, en el ejercicio de sus facultades que le confiere el marco constitucional del Perú.

Milton Sánchez dijo que las rondas en Cajamarca son autónomas y tienen facultades jurisdiccionales, para ejercer su autoridad, por lo que no se trata de secuestro como vienen mal informando los medios de Lima y otros de la región.

Las rondas campesinas tienen autonomía para el controlar quien entra y quién sale a la comunidad sobre todo cuando se trata de personas ajenas a la comunidad, pedirles su identificación, mantener la paz y orden dentro de la comunidad, entre otras funciones.

De acuerdo al orden constitucional y estado de derecho peruano el artículo 149 de la Constitución Política del Perú, establece que las rondas campesinas tienen funciones jurisdiccionales, las mismas que han sido confirmado por el acuerdo del pleno n°1 del año 1999 de la Corte Suprema.

Así mismo la Ley 27908, Ley de las rondas campesinas, en su art. 1 manifiesta que tienen funciones jurisdiccionales de sus comunidades, y son considerados como instituciones de los pueblos indígenas que les concierne el convenio 169 de la OIT.

Por lo tanto las denuncias de los medios de comunicación no tienen asidero legal y no constituyen la “figura de secuestro” el hecho de las rondas ejerzan sus funciones jurisdiccionales, de acuerdo a la justicia consuetudinaria que la Ley les ampara.

Foto: CONACAMI; “Rondas Campesinas de Cajamarca”