Posts etiquetados ‘Miguel Cabrejos’


Miercoles, 22 de agosto de 2012

Contra Conga. Campesinos ronderos se concentraron en una de las lagunas que forman parte del proyecto para hacer sentir su protesta.

Medida de fuerza fue convocada por el Comando Unitario de Lucha en toda Cajamarca pero solo se cumplió en la provincia de Bambamarca. Campesinos marcharon hasta la laguna Namococha, dentro de la zona de influencia del proyecto minero Conga, de la empresa estadounidense Newmont.

Flor Huilca.
Enviada especial a Cajamarca.

Campesinos y pobladores de la provincia cajamarquina de Bambamarca desafiaron la medida de excepción que impide concentraciones públicas, marcharon por la ciudad, y se trasladaron hasta la zona de influencia del proyecto minero Conga para realizar una asamblea como una muestra de protesta.

La medida forma parte de la paralización de 48 horas convocada por el Comando Unitario de Lucha de Cajamarca en toda la región, pero que no se cumplió en el resto de provincias a excepción de San Marcos, porque no se encuentra en estado de emergencia.

En Bambamarca el primer día de paro, en cambio, fue masivo. Cientos de ronderos del centro poblado El Tambo se trasladaron desde muy temprano a la laguna Namococha, ubicada a más de 4 mil metros de altura y a tres horas en carro de la ciudad. Esta laguna, según los ronderos, está dentro de la zona de influencia del proyecto minero Conga y será afectada cuando se inicien sus operaciones.

Luego ascendieron hacia las cumbres de un cerro rocoso llamado El Lagarto y desde allí observaron, a lo lejos, las lagunas El Perol y Azul que desaparecerían si Conga va. Estos hombres se hacen llamar los guardianes de la laguna y anoche pernoctaron allí, para continuar hoy con su protesta.

Cuentan que no es fácil desplazarse en esta zona. Las orillas de esta laguna se constituyen de bofedales húmedos que dificultan el tránsito. En la cima de las filudas rocas solo crece la paja, corre un viento helado, y en la noche desciende la temperatura a menos cero grados centígrados.

Manuel Ramos, secretario de organización de las rondas de El Tambo, ha llevado dos abrigos y su poncho para soportar el frío. No le importa pasar una noche allí porque dice que esas lagunas generan 120 sistemas de agua potable, 80 manantiales y 60 canales de riego. “Hay que defender el agua que consumimos y usamos para el cultivo”, señala.

NO MÁS FACILITADORES

Eddy Benavides, presidente del Frente de Defensa de Bambamarca y uno de los presidentes del Comando Unitario de Lucha, indicó que el estado de emergencia en Bambamarca no se ha roto con este paro.  “Está muerto desde el mismo día en que fue decretado”, razón por la cual, en su opinión, no tiene sentido seguir manteniéndolo.

En la misma línea que el presidente regional de Cajamarca, Gregorio Santos, Benavides también considera que ha terminado el papel de los facilitadores del diálogo que recae en monseñor Juan Cabrejos y el padre Gastón Garatea y que se planteaba como un camino para acercar a las partes enfrentadas por el proyecto minero.

“Pensábamos que iban a decirle al presidente Humala Conga es inviable social y técnicamente, pero no nos hacen caso, les hacen más caso a los del colectivo Cajamarca que son promineros. Es difícil volver a confiar, estábamos tranquilos con ellos, pero el gobierno ha prolongado el estado de emergencia”, argumentó.

Frente a ello, Benavides aseguró que este paro de 48 horas es el reinicio de las acciones de protesta de las organizaciones sociales opuestas al proyecto Conga. Insisten en que Conga no va y aseguran que esa oposición es invariable porque se trata de la defensa de los recursos naturales.

En la zona urbana de Bambamarca, en tanto, el primer día de paro se cumplió en forma pacífica. Las clases en los colegios estatales se suspendieron debido a que los maestros delSutep decidieron acatar la medida de fuerza. Junto a ellos marcharon por las calles de esta pequeña ciudad obreros de construcción civil y delegaciones de ronderos de diversos distritos.

NO HUBO VIOLENCIA

A diferencia de otros paros convocados en esta provincia, los policías se mantuvieron a tres cuadras de la Plaza de Armas sin intervenir, aun cuando veían a los manifestantes pasar por su lado, a sabiendas de que se estaba vulnerando el estado de emergencia.

Voceros policiales comentaron al diario La República que la disposición del comando policial fue no impedir el desarrollo de las marchas pacíficas. “Solo vamos a intervenir si hay violencia y se bloquean las carreteras”, comentaron los efectivos.

Nada de eso se produjo. Los manifestantes se concentraron en la Plaza de Armas para participar en un mitin y terminaron su protesta a la una de la tarde, como lo habían anunciado a la policía.

Por la noche hubo una vigilia, también pacífica. Para hoy, en el segundo día de paro, se anunció la llegada de comunidades campesinas y de ronderos de diferentes comunidades.

En la ciudad de Celendín, la protesta se limitó a la colocación de enormes carteles con frases de oposición al proyecto Conga.

NO HAY ENTORNO FAVORABLE PARA PROYECTO CONGA

Richard O’Brien, director ejecutivo de Newmont Mining Corp., la empresa que tiene el 51,35% de minera Yanacocha, aseguró que en este momento no hay un entorno favorable para ejecutar el proyecto Conga, por lo que se necesita hacer cambios significativos para sacarlo adelante.

En entrevista a la agencia de Dow Jones Newswires, O”Brien dijo que “la clave en este momento es lograr aceptación de las partes que son más impactadas por Conga”. “Algunas comunidades se sentían un poco como si se les privara de sus derechos. Les puedo asegurar que no se hizo intencionalmente”, indicó.

Manifestó que lo importante es que exista un vínculo estrecho entre el gobierno central, el gobierno regional de Cajamarca y Yanacocha para asegurar un entorno de éxito del proyecto.

CLAVES

En reunión con el premier Juan Jiménez, dirigentes del Colectivo Cajamarca plantearon ayer un “rescate financiero” para los empresarios de la región debido a las millonarias pérdidas por las protestas y paralizaciones. Se calcula que en solo 10 meses la región ha perdido unos 1200 millones de soles. Pidieron, además, que se evalúe la permanencia del presidente regional Gregorio Santos, a quien acusan de incapacidad moral y ética.


Tarde lluviosa en la laguna Perol, adonde llegaron alrededor de 4000 personas por la visita de los facilitadores del diálogo el 18 de julio. (Fotos: J. Fowks)

“¡Lagunas naturales y no artificiales!”, “El agua no se vende, el agua se defiende”, “Éste es el pueblo que lucha por la vida”, escucho en los videos cuando se cumplen tres semanas del encuentro de miles de cajamarquinos con los facilitadores del diálogo por el conflicto del proyecto minero Conga, los sacerdotes Miguel Cabrejos y Gastón Garatea, en tres de las lagunas que desaparecerían con las operaciones del proyecto minero Conga. Sin embargo, no hay aún novedades por parte del Ejecutivo para suspender el estado de emergencia en Cajamarca y continúa la violencia injustificada en las calles de Celendín.

En Lima, desde que el conflicto en Cajamarca llegó a las primeras planas -noviembre 2011- ha habido insistencia en responsabilizar de las movilizaciones al presidente regional Gregorio Santos y al ex dirigente Wilfredo Saavedra, que ocupó un cargo en el Frente de Defensa de Cajamarca. A ambos los han denominado azuzadores de la violencia ‘antiminera’; algunos incluyen también al activista y político Marco Arana. Sin embargo, para la gran mayoría de los cajamarquinos es claro que -por su historia política- no basta con uno o dos políticos para gestar una causa. La tradición e institución de las rondas -desde la década de los años 80- obliga a tomar acuerdos y respetar la institucionalidad, que también se expresa en otras redes y organizaciones más pequeñas (como por ejemplo, beneficiarios de programas sociales, dirigencias de centros poblados, etcétera). Es también necesario decir que en el área de influencia del proyecto Conga, la mayoría de la población es rural y pobre, pero con organizaciones.

Cabalgata hacia la laguna Perol, algunos atravesaron con dificultad los bofedales (pantanos), otros bordearon la trocha luego de bajar de las colinas.

También los medios capitalinos insisten en que algún rezago del terrorismo (el radicalismo) mueve las protestas en Cajamarca, sin embargo, todos los que lideran la posición de ‘Conga no va’ (Saavedra no lidera) han contrarrestado los intentos de Movadef, que trató de colarse a algunas movilizaciones. Y, recordando el pasado de 1980 al 2000, Sendero Luminoso no pudo actuar en Cajamarca porque las rondas los combatieron y les ganaron.

El gabinete que dirige el primer ministro Juan Jiménez Mayor ha anunciado que evaluará si anulan el estado de emergencia siempre y cuando haya gestos de paz y retorno a la normalidad, por parte del presidente regional de Cajamarca. Sin embargo, la Policía Nacional no da esos gestos de normalidad, en particular en Celendín donde la semana pasada nuevamente agredieron fuertemente a jóvenes (y un menor de edad). En Celendín se originó la posición contraria al proyecto minero Conga. ¿Cómo puede entonces el gobierno exigir lo que sus fuerzas del orden incumplen?

Por otro lado, una nota del diario La República reveló el sábado que el Ministerio Público no es capaz de encontrar a los responsables de las cinco muertes por los tiroteos del 3 y 4 de julio en Celendín y Bambamarca. Hay videos, tanto de la PNP como de ciudadanos, y también documentos donde queda la huella de las órdenes de la PNP y el Mininter que deben servir para llegar a los responsables. Entonces: ¿son estos los mensajes y los gestos para restablecer el diálogo en Cajamarca?

En la segunda laguna esperaban unas 500 personas a mediodía. (Foto: J. Fowks)

Han pasado tres semanas de esas tres visitas a las lagunas en riesgo por el proyecto minero. Una sola imagen que describa qué ocurrió, tendría que decir que cerca de cuatro mil peruanos, predominantemente rurales, llegados la mayoría por sus propios medios y teniendo que superar los controles de seguridad de la policía y de la seguridad privada de Conga, quisieron hacerle ver a los enviados, urbanos, el peligro de su modo de vida, o simplemente de su vida: por ejemplo, una mujer denunció que la empresa minera ha entrado a su casa a sacarla a ella y su hija con violencia, que ha matado sus animales, y que no le hacen caso porque no tiene un celular o una cámara para grabar y probar lo que dice.

A continuación, dos videos de algunas formas como los ciudadanos cajamarquinos llegaron a Perol, la tercera laguna visitada por Cabrejos y Garatea.


A %d blogueros les gusta esto: