Posts etiquetados ‘Marcha por el agua’


06 de febrero, 2014.- A través de una misiva dirigida al Presidente Ollanta Humala, el economista español Pedro Arrojo nos refiere sobre su gran preocupación por la reciente promulgación de la Ley 30151 llamándola “licencia legal para matar”, así como de su relación con la criminalización de la protesta social. En esa línea, insta a que el único camino que puede llevar a resolver de forma efectiva los dolorosos conflictos abiertos en Cajamarca y en otras regiones de Perú es el del diálogo en un marco de estricto respeto a los derechos humanos.

Para Arrojo, que dicha ley exima a la policía y al ejército de responsabilidades penales, incluso cuando, haciendo uso de la fuerza, lleguen a producir lesiones y/o la muerte de personas, no sólo es muy grave, sino contrario a los más elementales principios de un orden constitucional democrático. No amparar la vida de las personas que ejercen derechos democráticos, como el de manifestación pacífica, supone una transgresión de los derechos humanos que conmueve y conmoverá más aún a la opinión pública internacional si, como nos tememos, llega a haber heridos graves e incluso muertos al amparo de esta ley, precisó el experto.

Adjuntamos la carta completa dirigida a Ollanta Humala, así como el Informe Final sobre la Gran Marcha Nacional por el Derecho al Agua en el Perú.


*Pedro Arrojo, Profesor Emérito de la Universidad de Zaragoza (España).

 
 




Gesta del agua - Titular Gesta del agua - TEXTO



Por: Carlos Pongo H. 
 
EL Proyecto Minero Conga fue aprobado durante el ultimo año del Gobierno de Alan Garcia del partido politico APRA. Era un Proyecto que iba a significar una inversion de 4,800 millones de dolares .

La empresa minera Yanacocha que viene operando en Cajamarca desde Enero de 1992 era la que habia presentado ese Proyecto que fue aprobado en un tiempo record de menos de un año desde el Marzo del 2010 a Diciembre del 2010. Generalmente este tipo de aprobacion de estudios de impacto ambiental duran entre tres a cuatro años. El proyecto consistia y consiste todavia en vaciar cuatro lagunas. Las lagunas Perol y Mala serian vaciadas porque los estudios de exploración decian habia oro en abundancia debajo de sus aguas .

Las Lagunas Azul y Chica serian vaciadas para ser utilizadas como depósitos de desmonte y residuos.
Cuatro lagunas que han tomado millones de años para su formación iban a ser vaciadas para que vengan 4,800 millones de dolares de inversion .En una entrevista que se le hizo a Nilton Sanchez, activista por la defensa del mjedio ambiente de Celendin y contador de profesión dijo: que lo que se oculta a la población es que de ese monto de 4,800 millones de dolares ,3,100 millones de dolares estan destinados para la compra de una de una maquinaria chancadora y procesadora de minerales que se ha fabricado en Chile.

La aprobación para que el Proyecto Conga tenga luz verde fue la gota que rebasó la paciencia de la población de Cajamarca. Mas aún cuando el nuevo Presidente electo Ollanta Humala declaro que Conga va SI o SI.

Ollanta Humala cuando candidato presidencial habia prometido defender el agua por lo cual habia tenido un voto abrumador a su favor en Cajamarca.

Las organizaciones cajamarquinas en defensa del Agua organizaron una marcha de protesta en dirección a Lima,la capital politica del Peru, a realizarse en el mes de Febrero. Iba a empezar con una ceremonia al agua en dos lagunas en las alturas de la serrania cajamarquina. Se hizo una invitación a todos los que querian participar de esta ceremonia y marcha.

En la radio, prensa escrita y TV siempre se publicita que quienes se oponen a los proyectos mineros son enemigos de las inversiones, y del progreso del pais. Que las empresas mineras crean fuentes de trabajo bien remuneradas y solamente los terroristas, senderistas, emerretistas son los que agitan contra este tipo de inversiones .

¿Donde catalogarian al Almirante (r) Alfredo Palacios Dongo, que tiene un blog www.planteamientosperu.com, ,que cada semana escribe sobre nuestra realidad peruana.
En su articulo del 24 de Noviembre del 2012: escribio: “

El pasado día 5 la directora de Gestión de Calidad de Recursos Hídricos de la Autoridad Nacional del Agua (ANA) advirtió algo muy preocupante: “todos nuestros ríos están contaminados por pasivos ambientales mineros”. Según el último inventario oficial del Ministerio de Energía y Minas (MEM) –.. existen 5,551 pasivos mineros (7,000 según otros cálculos) que afectan a 21 de los 25 departamentos del Perú, principalmente a Ancash (más de mil pasivos y 130 de ellos en el Parque Nacional Huascarán, entre su núcleo y zona de amortiguamiento), a Cajamarca (en el distrito de Hualgayoc hace 20 años hay 1,200 pasivos de oro y cobre abandonados), a Huancavelica (más de mil pasivos, muchos de ellos cerca a centros poblados y colegios) , a Puno (cerca de mil) y a Lima (unos 300).

Estos pasivos mineros generados durante décadas … son restos o depósitos de residuos como relaveras, bocaminas, desmontes, escorias, tajos y productos químicos, que durante períodos de lluvias, cuando drenan los ácidos, contaminan cabeceras de cuencas, ríos, lagos y lagunas y suelos, afectando seriamente la salud de la población, el ecosistema circundante y la propiedad….

Bajo este panorama poco o nada se ha avanzado en remediar y eliminar los 5,551 pasivos mineros existentes en el país, solo han sido identificados los responsables de 968 pasivos (17.4%) y se desconoce si el gobierno ha exigido remediarlos o si está esforzándose en detectar el resto de responsables; además, increíblemente solo se han efectuado 747 estudios ambientales (13.4%) del total de pasivos

Considerando que los recursos que genera la minería son claves para nuestro país y que estos miles de pasivos son caldo de cultivo para la conflictividad, le corresponde al gobierno solucionar esta grave problemática clasificándolos, categorizándolos en sus niveles de riesgos, priorizando las propuestas de remediación y asignando los recursos necesarios –se requieren unos US$ 1,000 millones– para eliminar esta grave amenaza para la salud humana y el medio ambiente. (publicado en el Diario Expreso 24 de Noviembre del 2012) “…..

O donde clasificarian al Ing. Elmer Burga de Chiclayo, perteneciente a la Asociacion Protectora de la Vida, quien ha solicitado (Octubre 1 2012) a las autoridades regionales y provinciales de Lambayeque de exigir a EPSEL que haga publico los analisis de las vertientes que alimentan al rio Chancay del cual beben todos los lambayecanos. .

 
La empresa minera La Zanja (minera Buenaventura) vierte 1″419,120 metros cúbicos de agua por año de sus residuos industriales, y que contienen metales pesados como el arsénico, cadmio,cromo,cobre,cianuro, hacia las quebradas que desembocan en el rio Chancay. El ingeniero afirmó que son muchos los riesgos que corre la población si es que se confirmara la contaminación.

La minera Yanacocha en sus casi veinte años de operacion en Cajamarca ha sido denunciada por haber secado las lagunas Corazon, Estacion 1, Los Patos del sector La Shaccha y haber secado seis manantiales en Combayo.


Desde el año 2009 las autoridades regionales y comites de defensa habian pedido al Ejecutivo la presencia de los representantes de los Ministerios de Agricultura y Ambiente, del Presidente de la Comisión Agraria del Congreso, la Defensoria del Pueblo,para realizar un dialogo abierto y exponerles todas sus quejas con pruebas en la mano.

Llegue a Cajamarca desde el 29 de Enero. No parecia haber mucha actividad, ni publicidad de este Homenaje al Agua.


El 30 de Enero en la noche, en el patio externo de la Iglesia San Franciso que queda frente a la Plaza de Armas se reunieron alrededor de un centenar de personas,en su mayoria jovenes quienes hicieron una vigilia con velas y oraron por todos los que iban a hacer la marcha a Lima. Repartieron un poema. Uno de sus parrafos decia: ……..
” Señor , Tu no eres un Dios de muertos ,sino de vivos
por eso hoy caminas junto a los que defienden la vida
Sostienes a los que luchan por la Tierra y Cielos Nuevos.
Te haces presente en el rondero,la mujer ,el agricultor ,el profesional
y los jovenes que dejaron su chacra o la comodidad de sus casas
para sumarse Hoy a la Gran marcha por la Defensa del derecho al Agua”….

Al dia siguiente Feb. 31 en un Hotel céntrico hubo una reunión donde los dirigentes de la Marcha coordinaron la partida de las distintas delegaciones a las lagunas. Esa misma tarde se dividieron en dos grupos unos marcharon a Bambamarca porque al dia siguiente se realizaria el homenaje en la Laguna Mamacocha y la otra delegación marcharia a Celendin para que al dia siguiente hagan su Homenaje en la laguna la Cortada.

Yo me incorporé a la delegación que marcharon a Celendin,donde llegamos tarde en la noche .
En la madrugada de dia 1 de Febrero en micros y camiones una crecida delegación marchamos en dirección a la Laguna La Cortada


Como a las cuatro horas de camino antes de llegar a nuestro destino hubo el primer percance. Personal de la minera habia puesto una cadena en el camino para impedir el paso de los transportes. Siempre se publicita en los periódicos cuando los manifestantes bloquean las carreteras que son de libre circulación, pero ahora era a la inversa . La presión de los que viajabamos hizo posible que se abrieran las cadenas.

Seguian llegando a la Laguna una importante población, a caballo, en moto, a pie, y muchos con familias enteras.

A las 11am empezó la ceremonia. Todos los presentes se abrazaron en cadena en simbolo de unidad y respeto.Muy emocionante.


El que inició el discurso invocó a Los Apus y a los antepasados difuntos de los cajamarquinos para que les ayuden y guien en esta lucha de defender las aguas de sus lagunas.
 
Concluida la ceremonia se marchó al encuentro de la delegación de Bambamarca para uniendo fuerzas marchar en dirección a Cajamarca y al dia siguiente empezar la marcha a Lima.

A la salida de la Laguna hubo otro percance que pudo ser grave. La carretera esta vez estaba bloqueada por personal de la DIROES o fuerza especial de la Policía. Felizmente entre los que presentes habian unos funcionarios del Gobierno Regional que hablaron con el Oficial superior y se logró el pase para continuar nuestro camino.


Las dos delegaciones de Celendin y Bambamarca unieron fuerzas y juntos emprendimos el viaje a la ciudad de Cajamarca .Esa misma noche las delegaciones y personas que estuvieron en la ceremonia al Agua hicieron un recorrido por las calles de la ciudad.

Al dia siguiente 2 de Febrero y desde muy temprano empezaron a congregarse delegaciones que habian llegado de distintos sitios de Cajamarca para participar en la despedida de quienes iban a marchar a Lima. Empezó una marcha masiva hasta las afueras de la ciudad de Cajamarca. Como al medio dia partieron alrededor de 500 cajamarquinos entre hombres y mujeres hacia Lima a llevar su protesta contra el Proyecto Minero Conga y la defensa de las lagunas amenazadas.

LLEGADA A LIMA

¿Cual seria el recibimiento que iban tener los caminantes cajamarquinos en la capital? Esa era mi pregunta. De repente esta Marcha pasaria desapercibida sobre todo porque la prensa y radio capitalinos ignoraron esta noticia.


En la mañana de Febrero 9, los primeros camiones con los marchantes aparecieron por el Cono Norte por la altura de Collique y Los Olivos. Se habia formado una gran población en las aceras para darles el recibimiento entre aplausos.

Ese mismo dia se hizo una marcha hasta la Plaza San Martin

El Febrero 10 fue la manifestación de protesta central. En ese dia durante la marcha me dio tanto gusto reencontrarme con amigos de toda una vida, uno de ellos el periodista Raul Wiener con quien nos conocemos desde los tiempos de Universidad, él de la UNI y yo de la Agraria.Saludé con cariño al dirigente político Hugo Blanco, a quien años atras ,visité en la prisión Isla de El Fronton, cuando yo era estudiante universitario y él estaba preso por haber impulsado la Reforma Agraria en el Peru. El a su avanzada edad era uno de los que marchaban humildemente confundido entre los participantes en esta gran Manifestacion Por La Defensa del Agua.

Tambien durante el curso de la marcha me reencontré con mis amigos de promoción de la Universidad y con nuestro Profesor Jaime Llosa y su esposa con quienes finalizé la marcha hasta la Plaza San Martin .

Uds. pueden mirar en el video que he preparado la cantidad de delgaciones de todas las regiones del pais con el mismo problema : las aguas amenazadas por la actividad minera formal e informal. No es que se oponen a la actividad minera sino que esta actividad tiene que cumplir responsablemente con los estandards nacionales e internacionales de conservación de las aguas y del medio ambiente.

Miren en el video la presencia de tanta juventud de todos los distritos de la Gran Lima participando con su alegria en la defensa del Agua.


Uds. pueden mirar el apoyo que recibieron los cajamarquinos que venian desde sus Lagunas a defender sus aguas. Ese dia todo el Peru era Cajamarca. Ellos hicieron realidad la frase: ” no se puede defender lo que no se ama y no se puede amar lo que no se conoce”.
Ese dia Cajamarca hizo conocer su problemática al pueblo peruano.

Mujeres luchadoras cajamarquinas

 

Marcha Nacional del agua 2012


Por: Carlos León Moya

Marco Arana me recibió en su casa de Lima pocas horas antes de la Navidad. Nos sentamos en sillones contiguos: él dando la espalda a la pared y yo al árbol navideño lleno de adornos dorados. No se lo dije, pero su sala me trajo evocaciones familiares: mis primeras navidades en casa de mi tía en el Callao. A diferencia de las salas de otros dirigentes políticos de izquierda, en la de Marco Arana me sentí un poco en casa.

1. Ollanta

“El primer motivo de mi desconfianza hacia Ollanta Humala era el pragmatismo que podía exhibir como Presidente, debido a que viene de una cultura castrense que se guía por estrategias y resultados. Eso, trasladado a la política, me parece un peligro. Veía también que su partido se centraba en su familia, y renegaba de una tradición de izquierda para afirmar una nacionalista. Además, Humala veía el desarrollo como la promoción del modelo primario-exportador, que no es la alternativa política que queremos construir en Tierra y Libertad.

Yo había tenido contactos con Humala, así que no me guio solo por sus declaraciones. Cuando lo conocí estaba rodeado de un grupo de ex militares al que él llamaba su “Estado Mayor”. Ojo que a mí no me parece mal que militares hagan política, más aún en un país donde ellos han tenido banderas reformistas importantes para la democratización del país. Lo que me parecía mal es que la manera de interactuar que tenía Humala con ellos era la de un estratega militar. Los demás escuchan, él habla. Eso me quedó claro.

El gran desafío del país sigue siendo cómo profundizamos la democracia, no solo como elecciones sino en términos culturales, en la vida cotidiana. Guiándome por cómo se diseñaba el discurso del Partido Nacionalista y cómo se tomaban las decisiones concluí que a ellos no les interesaba. Por eso mi inclinación fue crear un espacio de fuerzas alternativas a Humala, que vayan del centro hacia la izquierda, cuyo líder no era necesariamente Rodríguez Cuadros. Es más, él me parece un continuismo de la política neoliberal, aunque más suave en términos sociales. Sin embargo, Fuerza Social puso su candidatura como condición para procesos unitarios”.

2. Entre la victoria y el gobierno
 

“Durante los primeros meses del 2011 estuve viajando por el país, muy metido en provincias. Allí empecé a notar, aparte de la simpatía que generaba Humala en los sectores más pobres, que el ataque contra él era de tal magnitud que generaba una “identificación con la víctima”, en un país donde mucha gente se siente excluida y víctima. Hacia febrero percibía que en las regiones, incluso en Cajamarca donde el fujimorismo es muy fuerte, Humala podía crecer y encarar esta perspectiva de cambio.

Luego de la victoria en segunda vuelta noté una gran orfandad de cuadros técnicos y liderazgos que lo acompañaran para introducir los cambios prometidos, incluso los de la Hoja de Ruta. Mi primera esperanza era que Humala encontrara en los Gobiernos regionales y alcaldes con plataformas similares a sus mejores aliados. Especialmente en los primeros, porque la mayoría tenía claras propuestas de cambio. En segundo lugar, pensaba que Humala podía convocar una suerte de Gran Acuerdo Nacional con los sectores democráticos, de izquierda, de centro-izquierda, clases medias e intelectuales, con el fin de construir el aparato que no tenía.

Pero mi sorpresa, Humala decidió optar por un modelo demasiado elitista de alianzas con algunos cuadros de izquierda y la masa amorfa que es el nacionalismo. Yo esperaba que gran convocatoria, que dijera a Presidentes Regionales y alcaldes “gobernemos juntos”, pero no. Uno encontró a un Humala atrapado por el protocolo, entre reuniones, visitas y viajes. Luego vino el proceso de transferencia, manejado con gran hermetismo. Las invitaciones a militantes de Tierra y Libertad a puestos ministeriales fueron siempre a título personal, no organizacional, y ellos consultaron con el Partido. Se percibía en la conformación del primer gabinete que no le interesaba a Humala constituir una fuerza política de cambio, sino lograr unos pocos acuerdos muy precarios con la izquierda y salir del paso con cosas como la cuota de género, que fue un saludo a la platea”.

Marco Arana duerme poco, entre cuatro y cinco horas. No utiliza café para mantenerse despierto. Escribir e ir a reuniones lo mantienen activo. También rezar. Sus momentos de silencio y vida espiritual ocupan al menos dos horas de sus días. Ser político nacional y regional a la vez no es tarea fácil. Arana pasó casi la mitad del año anterior en Cajamarca, y un 20% en Lima. El otro 30% se lo pasó viajando por el país.
 

Acabada la entrevista, conversamos sin grabadora sobre lo que podría ocurrir en Cajamarca con el Proyecto Conga. Todavía la Marcha del Agua no era convocada. Un mes y medio después lo encontré en el estrado ubicado en la Plaza San Martín, junto a Gregorio Santos y Jorge Rimarachín. A pesar de la gran convocatoria, estaba más preocupado por Irma Pflucker: la habían atacado y tuvo que irse en una ambulancia. “¿Sabes cómo está Irma”?. La primera pregunta la puso él, no yo.
 
3. Izquierda
 
“La manera en que Humala ha redefinido sus relaciones con la izquierda deja una lección muy clara: la necesidad de construir una izquierda democrática y con perfil propio. Desde la guerra interna, la izquierda ha intentado construir algo que no era expresión suya, ha pensado en cómo ir junto a otros proyectos. Yo creo que la izquierda necesita pensarse a sí misma como alternativa de poder. Eso implica, sin duda, un proceso de ruptura con su propia historia y errores históricos. Pero también implica una novedad grande.

Tenemos pendiente cómo construir una izquierda democrática, ecologista, indigenista y descentralista. Con un proyecto propio que no sea cerrado o autoreferido en su discurso. La izquierda necesita pensarse no solo como una fuerza capaz de llegar al poder, sino capaz de convocar a muchos otros sectores que creen que este proyecto es posible. No debemos ser una secta de crédulos a toda prueba. Sí, se necesita una fuerza directriz interna, un núcleo fuerte, pero no un núcleo autoreferido sino convocante. La izquierda no tiene que ser vista como una amenaza por los sectores de centro o menos involucrados en política. Por el contrario, debe representar a la mayor cantidad de ciudadanos de todo el país, de modo que sea una fuerza hegemónica.

Probablemente eso genere ciertas incertidumbres en los perfiles ideológicos, especialmente en relación a la tradición marxista de la izquierda peruana y latinoamericana. La izquierda no necesita negarse para ser lo que tiene que ser. El problema es cómo se afirma.

Haber formado parte de Gana Perú como una apuesta por el ganador, que para empezar no era su ganador, dejó descolocado a un sector de la izquierda. Cayeron en la costumbre de concentrar el poder en la voz del líder. Los líderes deben construir instituciones, y Humala no lo hizo. Esta izquierda confió más en la palabra de Humala que en las instituciones. ¿Qué garantía tenían de que iba a cumplir? Confiaron excesivamente en el caudillo.”


4. El estado de Emergencia en Cajamarca: “La cara más arbitraria del gobierno”

–  ¿Te enteraste del estado de emergencia por televisión?
 

– No, nosotros lo sabíamos dos días y medio antes, porque la movilización de tropas policiales y del ejército era extraordinaria. Desde el miércoles se habían flexibilizado las medidas de paro, pero el ejército empieza a sitiar Cajamarca el jueves. El viernes se anuncia que van a haber intervenciones policiales y militares, cuando por la tarde ya se habían liberado todas las vías de acceso a Cajamarca. El sábado llegan 500 soldados más, y se realiza un inusual despliegue de policías y militares en el centro de la ciudad y en las vías de acceso.
 
Desde las primeras horas del domingo, día en que llegó la comitiva del Gobierno nacional, se ven en Cajamarca soldados y policías, algunos con las caras pintadas, otros con fusiles en alto, gritando por las calles, desfilando. Veías eso y decías “esto no va a ser un diálogo”. Sentías que ya había una ocupación, que querían imponer el Estado de emergencia. De hecho el diálogo no empieza con el saludo de Salomón Lerner a la gente, sino con una parada militar. Yo sé que le incomodó mucho… y si le incomodó fue porque otro estaba tomando las decisiones, no él.
 
-¿Cómo te sientes ahora? Imagino que traicionado no es la palabra.

– Yo creo que Humala no ofrecía las garantías que muchos creían que daba. Pero tampoco… Mira, yo no me siento desilusionado, pero sí te diré: no esperaba que desilusionara tanto a tantos en tan poco tiempo. Y que además lo hiciera tan brutamente. No solo en Cajamarca. También en el sur. Acá en Lima lo ves en los jóvenes y en sectores de la sociedad civil, quienes precisamente por no pertenecer a un partido creen más. Cuando estás en política partidaria ves desde dentro que los procesos son complicados y difíciles. Desde fuera, en cambio, tienes una idea algo romántica de la política, y tu desilusión y golpe son mayores.

Nos paramos y caminamos hacia la puerta. Comentamos las últimas noticias que tiene de Celendín, me cuenta su agenda del día, le digo para qué es la entrevista. “Avísame cuando la publiques” me dice. Hablamos de mi renuncia al Partido Socialista, me cuenta de la próxima inscripción de Tierra y Libertad. Pero más me habla de Cajamarca. A pesar de que lo conozco hace años, me sorprende su sencillez. Quizá sea una percepción mía, quizá sea que veo su casa familiar. Quizá sea que, luego de una hora de charla, nos queda una amarga sensación en la boca: la de estar frente a un gobierno prepotente y abusivo, distinto al que se proclamó. El disgusto frente al abuso nos hace a todos iguales. La lucha, finalmente, nos iguala a todos.

– Feliz Navidad, Marco –me despido.

– Feliz Navidad, Carlos – me dice Marco. Y cierra la puerta.


Aguas ácidas
Por Marco Arana Zegarra*
24 de marzo, 2012.- En el Perú, parte de las grandes desigualdades es que son las poblaciones rurales, las que teniendo cerca de sí muchas fuentes naturales de agua, son las que menos asegurada tienen sus acceso al agua potable. El INEI informa que solo el 35.6% (a diferencia del 79.5% de las poblaciones urbanas) tienen acceso al agua potable mediante redes públicas dentro de las viviendas.
Todavía en muchas poblaciones rurales, donde las actividades minera, o los asentamiento urbanos, no han contaminado las aguas, es posible que los campesinos utilicen agua de manera segura de los ríos, acequias o manantiales, pero es precisamente la amenaza inminente de que se contaminen, o más aún se destruyan las fuentes naturales de agua, lo que está llevando a estas poblaciones a que, prácticamente, en todo el Perú, se movilicen contra el avance indiscriminado de las actividades mineras formales o ilegales que pretenden destruir lagunas, humedales, bosques húmedos o glaciares para realizar sus operaciones.
Romería en el Río Santa
En las ciudades, son los sectores más pobres los que más caro están pagando por litro de agua, precisamente porque la falta de infraestructura adecuada para proporcionar agua potable en los sectores urbano marginales, lleva a que tengan comprar agua de camiones cisterna en baldes o cilindros. Se trata sin duda de una situación que a la inmensa mayoría de peruanos debe llevarnos a pensar en nuevos conceptos como el de justicia hídrica, desde el cual es preciso cuestionar la desigualdad en el acceso al agua, la exclusión de las poblaciones en la toma de decisiones sobre el uso del agua, la privatización de las fuentes naturales del agua y la mercantilización de los servicios del agua, el privilegio que en la práctica otorgan las leyes y los tomadores de decisión a las actividades económicas como la minería y el petróleo por sobre el derecho al agua para el consumo humano y agrícola de las poblaciones, el uso abusivo de la fuerza privada o pública sobre las poblaciones que defienden su derecho al agua como ha ocurrido en Piura, Arequipa, Moquegua, Puno, Tacna y como está ocurriendo actualmente en la sierra de la Libertad o Cajamarca.
Entrada a Casma
Sea propicio el día internacional del agua, para tomar más conciencia de nuestra gran responsabilidad en la protección de las fuentes naturales de agua, en el consumo responsable para no derrochar la escasa agua potable disponible, un llamado a las autoridades a ser los principales protagonistas de los cambios que el Perú profundo reclama: agua como derecho humano, prohibición de actividades extractivas en cabeceras de cuencas, prioridad del uso del agua para consumo humano y actividades agropecuarias y económicamente sostenibles, controles estrictos y limitación de las actividades extractivas que destruyan fuentes naturales de agua.
De allí la legitimidad de la lucha de nuestros pueblos por la defensa y cuidado de las aguas. De allí la importancia la lucha de pueblos como Cajamarca para impedir que un nuevo proyecto minero como Conga afecte gravemente el frágil ecosistema hídrico altoandino que da vida a cinco cuencas.
De allí el pedido al Congreso de la República para que apruebe la iniciativa legislativa presentada por la reciente Marcha Nacional del Agua para que se proteja las cabeceras de cuencas de nuestro país y el esfuerzo de muchos de nosotros para crear una amplia corriente de opinión pública y un movimiento ciudadano nacional de defensa del derecho humano al agua, de defensa de la vida.
Plaza San Martín Marcha Nacional por el Agua
Datos:
  • Según el Banco Mundial: Más de 2 millones de muertes y miles de millones de casos de enfermedad al año son atribuibles a la contaminación y la escasez de agua.
  • Perú y Bolivia, tienen más de 90% de los glaciares tropicales del mundo, pero debido al cambio climático e inadecuadas políticas de protección de sus aguas entre 1970 y 2006 han perdido cerca de una tercera parte de la superficies de sus glaciares.
  • Según un estudio de percepciones sobre la problemática del agua encargado por RPP: 38.5% de la población encuestada solo les interesa poco o nada la problemática medioambiental.
  • Según el mismo estudio, es en las provincias donde hay más conciencia de las escasez de agua. Lima, la ciudad ubicada en desierto, muestra más indiferencia frente a la problemática del agua.
  • Existiendo escasez de agu, en Lima, solo el 30% de las aguas de los desagües están siendo tratadas.
  • 16 de los 53 ríos de la costa están contaminados por relaves mineros.
  • Estudios sobre contaminación del Rímac mostraron que éste recibía un volumen de 16 millones de m3/año de relaves provenientes de seis minas.
  • Aunque la sociedad Nacional de Minería y Petróleo sostiene que la minería gasta muy poca agua, lo cierto es que esa afirmación responde al promedio nacional de agua disponible, pero no se ajusta a la disponibilidad y uso de agua a nivel de las administraciones locales del agua de la vertiente del pacífico, según el INEI (año 2010) el uso de consuntivo de agua por minería es el siguiente: 63.15% en Santiago de Chuco, 35.17% en Huamachuco, 82.97% en Locumba-Sama, 37.68% en Mantaro, 52.06% en Ramis, en Cajamarca 55.1%.
  • En la cuenca del Candarave, en Tacna donde el problema del agua es muy sensible del 100% de aguas dulces disponibles: 63.5% es para uso agrícola, 35.3% para uso minero y solo 1.2% para uso poblacional.
Plaza Dos de Mayo, Marcha Nacional por el Agua
Salida de Cajamarca
* Marco Arana Zegarra es sociólogo y ambientalista. En abril del 2009 fundó el “Movimiento Tierra y Libertad”. A inicios de 2011 recibió el Premio Internacional de Película Sobre Derechos Humanos del Festival Internacional de Cine de Berlín por el documental “Operación Diablo” que narra la polémica entre Marco Arana y las empresas mineras.
—-

Servindi, 19 de marzo, 2012.- Las motivaciones y dificultades que vivieron tanto el pueblo de Cajamarca como otras regiones para impulsar la Marcha Nacional en defensa del Agua, en febrero pasado, es registrada en el video que ha elaborado la asociación civil Documental Peruano.

La marcha que partió de las lagunas de Cajamarca el 1 de febrero tuvo como principal motivación su defensa contra el proyecto minero Conga y culminó en la Plaza San Martín de Lima diez días después.
Los marchistas demandaron la prohibición de la minería en cabeceras de cuenca, la prohibición de cianuro y mercurio en prácticas mineras y la declaración del agua como un derecho humano fundamental.

El video fue editado por Alba Benloch y Carlos Daniel Gomero, con sus imágenes y las de Julio César Gonzales.

El video fue elaborado con el apoyo de Catapa y CooperAcción.

Documental Peruano es una asociación civil sin fines de lucro, dedicada a la difusión, documentación y producción de productos documentales en países de la región andina, con énfasis en los temas de educación e interculturalidad.


Por: Alan Ele – @alanele
Quizá una de las preguntas más difíciles de responder por la complejidad que representan y abarcan sus componentes, tanto sociales como económicos, ecológicos y políticos.
Hubo un tiempo en que la mención “Conga” no llamaba a preocupación. Hablamos de un proyecto que se presentaba independiente, transparente y casi un ejemplo de cómo convivir con las comunidades dentro de la zona de influencia. Una empresa que era la envidia de sus vecinas, las que a menudo se veían convulsionadas por diversos conflictos.
¿Cómo consiguieron esto? Prometieron chamba. Los famosos cupos laborales. Todo el mundo tenía una perspectiva de mejora económica por el trabajo que les habían asegurado para las próximas décadas. Por aquel entonces los dirigentes ambientalistas no eran bien recibidos en las comunidades. Algunos hasta fueron echados entre pifias e insultos. De las lagunas se hablaba muy poco.
La labor de explicar los impactos ambientales era una tarea muy delicada y se daba paso por paso, en exposiciones, con proyecciones y videos institucionales. En un inicio solo se habló de explotar la Laguna El Perol, pero no estaba claro cómo. Con el tiempo se habló de “trasvase”, y ya no de una, sino de dos lagunas. Los comuneros se preguntaban cómo era posible trasvasar una laguna natural, pero la empresa minera se las arreglaba para crear una idea de equilibrio ecológico. Para entonces ya existía cierta desconfianza social, la que se atenuaba con las propuestas de trabajo e inversión. La empresa pronto se dio cuenta que había excedido su capacidad real de oferta y que tuvo que decir basta: no habrá trabajo para todos.
Esto se sumó a otro proceso social complicado: los límites de la zona de influencia. O sea, solo hasta este punto es mi responsabilidad social, de aquí hacia allá ya no tengo nada que ver. ¿Pero qué pasa cuando por toda esa zona que no se considera de influencia van a transitar a diario las maquinarias, los trabajadores y funcionarios de la empresa minera que ganará millones y millones de dólares? Quienes veían pasar las camionetas polvorientas por sus narices fueron creando un rencor que terminaría en reclamos que la empresa minera buscaría solucionar nuevamente con “cupos laborales”. Llegó un punto de tal derroche económico que se creyó que todo se podría solucionar con dinero y más dinero.
Corrían las semanas, meses y años en relativa calma, con algunos “percances” como la creciente oposición de la comunidad El Ámaro a la minería, además de la ya emblemática Ordenanza municipal de Celendín (2004) declarando zona intangible contra la explotación minera a toda el área correspondiente a las lagunas “Azul conga, La Laguna del Perol, Laguna Cortada, Laguna Alforjacocha, Laguna de Milpo y las Microcuencas del Río Sendamal, Río Chugur, Río Chugurmayo…”. Todos estos, por supuesto, “percances” llevaderos para la empresa. ¿Y los periodistas?, la mayoría alineados.
Conga había logrado crear exitosamente una idea de independencia con respecto a Yanacocha, a tal punto que muchos ni siquiera las asociaban o las consideraban dos empresas abismalmente diferentes, casi ambivalentes. Minas Conga S.R.L. tenía una gran aceptación en Celendín y podían participar, por ejemplo, en su corso carnavalesco en medio de aplausos. Pero llegó el momento en que los comuneros vieron llegar a ingenieros de Yanacocha, a las camionetas de Yanacocha, a personal con chalecos, cascos y fotocheks de Yanacocha. ¿Qué está ocurriendo? se preguntaban.
Los funcionarios de Conga encontraban algunas excusas creíbles al inicio y lograban salir del interrogatorio. Pero Yanacocha les exigió a los trabajadores de Conga que ya era hora de que las comunidades entendieran que el proyecto era de Yanacocha. Se les dijo que debían ponerse la camiseta y no tener vergüenza. Así Yanacocha mostró que Conga era su hija, y no un proyecto independiente como se creía al inicio. Quizá quisieron lavar su mala fama con Conga.
Yanacocha no solo exportó su personal, sino también su forma de trabajo, incluida la prepotencia de algunos de sus funcionarios y capataces.
En la mentalidad comunera cajamarquina, Yanacocha tiene una pésima recordación, ya sea por no cumplir sus compromisos, por denuncias de contaminación, por el desastre de Choropampa, por los muertos de Combayo en enfrentamientos con Forza, por el seguimiento al Padre Marco Arana, etc., etc. Existe un rechazo prácticamente tácito a todo lo que haga Yanacocha en Cajamarca. Las cosas empezaban a ponerse tensas.
Los comuneros ya no creían tanto en que el “trasvase” de las dos lagunas se haría sin afectar el medio ambiente, o que les cumplirían sus cupos laborales, o que trabajarían sin ser abusados por la mina con peor reputación de la zona. Para entonces, los dirigentes sociales y ambientalistas empezaban a tener una mayor acogida en sus visitas a las comunidades. Y ya no se hablaba de trasvasar dos lagunas, sino de eliminar todas las lagunas de la zona de Conga y de reemplazarlas con tres o cuatro reservorios. La afectación real de sus aguas puso a los comuneros en más alerta que nunca.
La aprobación del proyecto minero por parte de muchas comunidades de la zona de influencia no se daba necesariamente porque creyesen en las bondades de la gran minería, sino porque es una, o probablemente la única, forma de salir de la miseria. En lugares donde el Estado nunca va a llegar, donde nunca va a proporcionar una forma sostenible de desarrollo, es fácil entender que si una minera llega y ofrece trabajo y un precio “razonable” (aunque siempre sea poco) por las tierras, la gente va aceptar lo real, lo tangible. Los pobladores saben (o lo consideraban) que es imposible luchar contra una minera, ya que el Estado y la minera son uno solo. Por lo que, antes de acabarse la vida luchando contra un imposible era mejor sacarle todo el provecho posible, ya que además estaban en su derecho por ser sus tierras. Pero como decimos, de ahí a creerse el comercial de las bondades de la mega minería, estaban muy lejos. El eje principal: la necesidad.
Los humores andaban alterados, la gente estaba descontenta porque los cupos laborales parecía que ya no se cumplirían en su totalidad, la gente fuera de la zona de influencia empezaba a reclamar más derechos y beneficios, la verdadera identidad de Conga, Yanacocha, causaba mucha desconfianza y temor, la preocupación por las lagunas y el futuro de las aguas empezaba a ganar terreno, los dirigentes sociales y líderes ambientalistas (antes echados, ahora convocados) tenían mayor convocatoria. Pero aún con todo eso, la cosa parecía “manejable” Entonces, ¿qué ocurrió para que todo cambiase?
En primer lugar se empezó a hablar de un rondero al que todos en la zona conocían y a quien respetaban, Gregorio Santos. El conocido Goyo, quien enarbolaba un discurso de confrontación contra los abusos de la gran minería, postulaba por segunda vez a un cargo regional en Cajamarca. Y ganó. Entonces, mucha gente se sintió por primera vez representada y con ánimos de saber que podía volver a luchar sin perder las esperanzas. “A Goyo no lo hemos conocido recién en la elecciones, sino de mucho antes, él es nuestro hermano rondero que ha venido aquí a escucharnos cuando nadie venía”, dice una campesina de la zona de influencia.
Y de hecho Goyo, a través de la logística de su partido (MAS – Patria Roja) y del Gobierno regional, tendría una participación fundamental en impulsar la que consideraba una correcta lucha social. Ganancia política, incluida.
En segundo lugar, Yanacocha anuncia que Conga sería la mayor inversión minera en la historia del Perú, y una de las más grandes de Latinoamérica.
Hasta hace unos años, el proyecto Conga era tomado como un proyecto menor, basado inicialmente en la explotación de cobre. Luego se habló de oro y plata. Nada del otro mundo. Pero al anunciarse que sería lo más grande que el país vería en su vida republicana, muchos factores cambiaron y muchos resortes se dispararon, entre ellos los ambientales y políticos. El que Yanacocha haya dado luz verde a su proyecto Conga el 27 de julio, horas antes de la asunción de mando de un nuevo presidente, generó mayores especulaciones. Mucho tuvo que ver la propia empresa minera y sus errores (de los que no parece aprender) para que el clima se enrareciera en su contra. Pésimo manejo logístico. Como breve recuento: una familia era desalojada por la Dinoes ante los gritos desesperados de una mujer, el video recorrió de inmediato las redes sociales. Un ministro regresaba a Lima en el avión privado de la Newmont, y ocho heridos (uno quedará paralítico) era el resultado de un enfrentamiento en la laguna El Perol cuando las cosas ya estaban avanzadas.
Retomando, en tercer lugar, un candidato a la presidencia, también reincidente en sus aspiraciones electorales, se presentaba en Cajamarca con un discurso reformador y al parecer antiminero: “¿ustedes, toman agua o toman oro?”. Era Ollanta Humala Tasso, y también ganó. Fue presidente de la República. Entonces, el cambio y el respeto de los derechos básicos ya no eran meras esperanzas, sino posibilidades reales. La gente podría reclamarle a la mina que no contaminase sus aguas, que invirtiese mucho más para el cuidado del medio ambiente y que de realizarse actividades mineras (en lugares adecuados basados en una zonificación ecológica económica) éstas deberían dejar mayores ganancias para las comunidades. El SNIP y el MEF ya no serían un obstáculo para el desarrollo real y se prescindiría al fin de esa política asitencialista de las mineras y el Estado. Tenían a un presidente regional de izquierda en Cajamarca, y a un presidente nacionalista en el Gobierno. Todo parecía cambiar.
En cuarto lugar, para entender el conflicto, tenemos a un Ollanta Humala, tras cien días de gobierno diciendo ante un grupo de periodistas que ¡Conga va! Así, sin rodeos ni anestesia. Conga va, porque de esa plata saldrán los activos para poder realizar la gran transformación. Y peor aún, un presidente diciendo que no quiere reservorios, sino lagunas modernas. Nadie entendió nada, solo se sintieron traicionados por el hombre en el que depositaron todas sus esperanzas. Pero aún les quedaba una carta: Goyo.
En quinto lugar, en la ciudad de Cajamarca (a inicios del 2011) se revive la animadversión contra Yanacocha debido a las declaraciones del vicepresidente de Operaciones de Newmont, Carlos Santa Cruz Bendezú, en el Investor Day realizado en Nueva York, donde señala que: “En Cerro Quilish consideramos iniciar operaciones alrededor del año 2016. Necesitamos recordar que Cerro Quilish es uno de los mejores depósitos mundiales de oro que no está todavía desarrollado”, y que: “El proyecto depende de las aprobaciones de autoridades y la comunidad”. El Cerro Quilish fue declarado como zona protegida y libre de minería en el 2004 gracias a la enorme presión popular, por lo que las declaraciones de Santa Cruz, en plena campaña electoral, fueron tomadas como una provocación. Se programan entonces visitas conmemorativas al cerro protegido. Lo que encuentran los sorprende: “Según denuncia de los visitantes al Cerro Quilish, el domingo 11 de septiembre (2011), incluyendo al congresista nacionalista Jorge Rimarachín, aguas ácidas “tratadas” de Yanacocha, a través de cuatro tubos, irían a dar a río Grande, el que abastece a la planta de tratamiento El Milagro, y que termina en los hogares cajamarquinos”.
Se inician las marchas y la gente vuelve a la calles. Se cuestiona la labor de Sedacaj y su cercanía con la empresa minera. Toda esa indignación se traslada casi por inercia al caso Conga.
Y en sexto lugar, el contundente informe Gieseck que revela que dos lagunas servirían nada menos que de botadero de desechos contaminados del proceso minero, además de puntualizar que “la Ley de Recursos Hídricos en su artículo 75º, reconoce las cabeceras de cuenca como zonas ambientalmente vulnerables, pudiendo inclusive declararse su intangibilidad”, y dado que “el Proyecto se desarrollará sobre una cabecera de cuenca que abastece a 5 microcuencas, se recomienda una mayor evaluación…”. Informe que fue determinante para potenciar los reclamos contra el proyecto minero. Y que servirá –creemos- en un futuro cercano para establecer un punto dirimente entre los peritos contratados por ambos partes en conflicto.
Ahora que el proyecto Conga (ocultando el logo de Yanacocha) ofrece, a través de spot televisivos, decenas de beneficios, ¿la gente aún estará interesada en la oferta?
En fin, entender y analizar la problemática cultural, económica, ecológica y política de un conflicto social en el Perú es una tarea ardua que no se pretende concretar con este breve artículo, pero al menos se ensaya un acercamiento a algunas probables razones que expliquen, para decirlo en vargasllosiano, en qué momento se jodió Conga.
Fuente: La Mula

Miles de caminantes llegan desde Y de Tarquia Guapondélig

Cuenca de Guapondélig, 12 marzo de 2012.- Con consignas, gritos, canciones, alegría, humor, valor, sabiduría entraron al gran GUAPONDÉLIG= Cuenca los Caminantes/marchantes que salieron el día 8 de marzo de El Pangui- Zamora Chinchipe.

Descansaron en Cuenca y hoy martes 13 de marzo de 2012, luego de una rueda de prensa que darán en San Blas, van hacia 3 puentes y en caravana avanzar hacia el descanso, pasar por Azoguez hasta llegar a Cañar.

Caminata entra desde sector de Narancay
Pasando por principales calles ciudad de Cuenca
Caminata llega a San Blas
Concentración en San Blas
Toneladas de desperdicio deja empresas mineras
WIPALA cobija Caminata Plurinacional
Caminantes en San Blas
Delfín Tenesaca, presidente ECUARUNARI en su discurso
Discurso de Carlos Pérez G, lider en defensa del AGUA y la vida
Pepe Acacho, vicepresidente de CONAIE
Solidaridad con la Vakita x la vida
Minga de Solidaridad
Haciendo vakita a la Caminata Plurinacional

Escucha Correa…

//…A mi no me diste, a mi no me diste, todo el Oro que a la China diste, luego me engañaste, luego me mentiste, con la derecha amaneciste…//

SOMOS AGUA e INUNDAREMOS KITO y CUENCA de GUAPONDÉLIG el día 22 de marzo de 2012

Texto y fotos;

Ecuachaski-Movimiento para la Salud de los Pueblos Latinoamérica/Equipo ComunicándoNOS

Link: http://ecuachaski.blogspot.com/


(EFE).- Una misión internacional de observación, presidida por el español Pedro Arrojo, aseguró que el proyecto minero Conga genera “riesgos inaceptables” para el ecosistema de la región de Cajamarca y propuso una “moratoria a nuevas concesiones mineras” en Perú.
El informe técnico de la misión, que fue publicado hoy en el portal en internet Celendín Libre, respalda las conclusiones de otro peritaje extraoficial presentado la semana pasada por el hidrogeólogo norteamericano Robert Morán, quien señaló que Conga contaminará los recursos acuíferos de Cajamarca, en el norte del país.
“Recomendamos de forma explícita evitar el desarrollo de proyectos mineros en las cabeceras fluviales”, señala el informe de Arrojo, en referencia a Conga, a cargo de la empresa Yanacocha, la mayor productora de oro de Suramérica, que planea desecar dos lagunas para explotar oro y otras dos para depositar los desechos.
El documento también enfatiza que “se debe partir del principio de preservar la salud pública por encima de cualquier negocio, por rentable que sea” y remarca que los eventuales daños producidos al ecosistema “desbordan los beneficios de cualquier actividad económica, como la minería a tajo abierto”.
“Las huellas ecológica e hídrica dejadas de facto por la minería a cielo abierto, en base a la tecnología del cianuro, permiten hoy catalogar este tipo de actividad como la más insostenible entre los grandes sectores productivos”, acota.
Asimismo, se señala que las políticas públicas “deberían buscar, en el alto y creciente precio de los metales, el margen financiero necesario para realizar el salto tecnológico y el asentamiento en Perú de una industria limpia que cierre dentro del país el ciclo de obtención de metales y su comercialización”.
El informe plantea, de esa manera, que se imponga una “moratoria a nuevas concesiones mineras, especialmente en zonas de cabeceras de cuenca” hasta que se aplique la Ley de Consulta Previa, un mecanismo que busca obtener la opinión de las poblaciones en cuyo territorio se van a desarrollar los proyectos.
Otro informe, presentado la semana pasada por el estadounidense Morán, por encargo de la organización Evironmental Defender Law Center, asegura que Conga provocará que se contaminen manantiales y otros recursos acuíferos subterráneos, donde metales como el aluminio, arsénico y plomo permanecerán muchos años después de que la minera abandone la explotación de la zona.
Moran indica que el polémico estudio de impacto medioambiental que dio luz verde a Conga ha sido “elaborado por empresas con interés económico en su realización”, que “omiten detalles incómodos” para centrarse sólo en las consecuencias a corto plazo y olvidar las de largo plazo.
El polémico Estudio de Impacto Ambiental de Conga también está siendo evaluado por tres peritos internacionales (dos de ellos españoles y uno portugués) contratados por el Gobierno peruano, que señala que se basará en este informe para tomar una decisión final sobre el proyecto.


Esta mañana se presentó el informe técnico -preparado para el Centro Legal de Defensores del Medio Ambiente (EDLC)- sobre el estudio de impacto ambiental del proyecto Conga, conocido también como el informe “paralelo” al que realiza actualmente el Gobierno.

Sobre el tema, la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos publicó los documentos relacionados a ese informe:

http://cdn.livestream.com/embed/cnddhhtv?layout=4&clip=pla_d0e5e708-b93c-4b87-9438-20b142c24d08&height=340&width=560&autoplay=false

Watch live streaming video from cnddhhtv at livestream.com

El documento presentado se denomina “El Proyecto Minero Conga, Perú: Comentarios al Estudio de Impacto Ambiental (EIA) y Temas Relacionados”, y fue elaborado por el hidrólogo y geoquímico norteamericano Robert E. Morán.

La conferencia, que contó con la presencia de Sergio Sánchez (Grufides), Alejandro Seminario (Escuela de Posgrado, Universidad de Cajamarca), y un representante del Colegio de Ingenieros de Cajamarca, se realizó en el local de la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos (Lince).

Ver presentación de Segio Sánchez: