Posts etiquetados ‘FORZA’


 
Photo credit: Grufides

Peru is a mining conflict country. In September of this year, the Defensoría del Pueblo (National Ombudsman Office) reported 223 social conflicts in September alone, with more than two thirds of them linked to minerals. The report also registers 196 dead and 2,369 injured in disputes over natural resources from 2006 to 2011. The database of the Latin American Observatory of Mining Conflicts (OCMAL)registers 34 cases across Peru. Even though the State has increased its presence in some mining areas and has its own Social Conflict Administration Office, the front line often becomes the ugliest side of corporate-community relations.

Hard Partners

A report published this month by Peruvian NGOs Grufides, Derechos Humanos Sin Fronteras (Human Rights without Borders), the Coordinadora Nacional de Derechos Humanos (National Coordinator for Human Rights, CNDDHH), and the Society for Threatened Peoples (STP) of Switzerland, revealed that mining corporations have signed agreements with the National Police to secure their assets. Titled “Police in the Pay of Mining Companies,” the report examined the links between the police and mining corporations Antamina, Gold Fields, Sulliden Gold, Xstrata Tintaya, Minera Coimolache, and Yanacocha. These agreements allow them to request permanent police presence or ask for rapid deployment of larger units to prevent or repress social protests. In some cases, the companies provide full financial and logistical support: an incentive to use force.

Expanding Giant

The Switzerland-based commodities giant Glencore Xstrata owns the Tintaya mine and its expansion Antapaccay. Protesters in the province of Espinar have accused the company of causing pollution. As the protests grew, police moved in: three people were killed and around one hundred were injured. In a typical “knee jerk” reaction, the government of Ollanta Humala suspended freedom of assembly and imposed a state of emergency. What then? In an unusual display of force, the police arrested the mayor leading the protest against Xstrata. Dozens of riot police carrying plastic shields stormed the municipal building to pull Óscar Mollohuanca out.

Far away, indignant voters in the relaxed Swiss town of Hedingen decided to donate to charity some US$120,700 of taxes paid by Glencore Xstrata Chief Executive Ivan Glasenberg in protest against the commodities trader’s business practices.

On the Payroll

Early this year, the report “Policía mercenaria” (mercenary police) released in April by the combative newspaper Hildebrandt en sus trece, reported that in normal conditions, mining companies pay around S/.48 a day (US$10) to the official in charge, and S/.28 a day (US$10) to sub officials, for providing protection to the corporation. In circumstances denoted as “special,” the pay can be as high as S/.78 a day (US$28). Mar Pérez from the CNDDHH says that these agreements put all the responsibility for the repression of the protests in the hands of the police. “If someone dies,” she notes, “it is much harder to investigate the crime.”

 
Photo credit: Hildebrandt en sus trece

Police corruption is not just a mining issue. In fact, it was one of the main issues in last week’s Lima political agenda when a scandal broke out involving the police protection of Óscar Lopez Meneses, former intelligence officer under house arrest. Meneses was a member of the inner circle and in the 1990s was a close advisor to Vladimiro Montesinos, chief of intelligence under dictator Alberto Fujimori who is now serving a 25-year prison sentence. In response, José de Echave, Director of Lima-based NGO Cooperacción, wrote: “the fact that a fundamental body of the State such as the National Police should take the side of those who pay them, instead of the side of the public…reveals that it does not care about public interest in the least.”

Keepers of the Lakes

The Conga mining project is located some 73 km northeast of the city of Cajamarca, in the discricts of Sorochuco and Huasmín. It has been the site of anti-mining protests for years. The U.S.-based Newmont Mining Corp. proposes to dig the Chailhuagón and Perol pits and at least two other additional areas. A plant with the capacity to process 92,000 tons of rock a day would produce 3.1 billion pounds of copper and 11.6 million ounces of gold in 20 years. However, the mineral content is very low: each ton contains less than 1 gram of gold and 0.2% of copper.

The Regional Government and the local communities denounced the serious impacts the project would have on the watersheds. To the complaints about the destruction of the Azul, Perol, Mala, and Chica Andean lakes, Minera Yanacocha replied that it would build three reservoirs to replace them. In July 2011, Denver-based Newmont Mining and its local partner Buenaventura publicly announced that they had approved funding for the project to the value of US$4800 million, one of the biggest mining investments in the history of Peru. In Cajamarca, the same mining companies have operated Yanacocha, the largest open-pit goldmine in South America, for the past 19 years.

But in November 2011, a massive strike forced them to suspend all activities. In December, Humala decreed a 60-day state of emergency in the provinces of Cajamarca, Hualgayoc, Celendín, and Contumazá. In the first days of July 2012, brutal police repression of demonstrators protesting to defend their lakes left a tragic toll of five dead and around 150 injured. In response, the communities have organized an admirable form of protests: the guardianes de las lagunas (keepers of the lakes).

Private Security Agencies

Luis Escarcena Ishikawa is the Securitas coordinator for Canadian corporation Hudbay Minerals. He was Alberto Fujimori´s aide-de-camp and one of the three pilots of the “narco-plane,” the Peruvian Air Force detained minutes before leaving for Russia with 170 Kg (375lbs) of cocaine in May 1996. According to a report by IDL Reporteros, Fujimori himself exculpated Escarcena in a public speech in July 1997.

Hudbay bought Norsemont Mining and its Constancia copper project near the Tintaya mine in 2011. Some 40% of the construction of the mine has already been completed. Authorities of the Chamaca community have expressed their concerns about the project’s “huge enviornmental impacts and reduced economic benefits.” Tito Cruz Llacma, from the local organization Frente Único de Defensa de los Intereses de Chamaca (United Front in Defense of the Chamaca’s Interests, FUDICH) stated that “it’s going to be like Espinar, where cattle and agriculture have been affected by contamination of the rivers.”

Congressional Investigation

Private security firm Forza was investigated in 2009, when a Congressional commission opened an inquiry into whether crimes were committed by the police and private security personnel in response to protests.Peruvian prosecutors accused the police of torturing protesters at the Rio Blanco mining camp in 2005, but cleared the security firm. At the time, Monterrico Metals operated the Rio Blanco project. When the scandal erupted, Forza’s press office referred Reuters to Switzerland’s Securitas, which later officially bought the Peruvian company in 2007. After the Monterrico affair, China’s Zijin bought the project in 2007. Monterrico was sued by 33 of the victims in a UK court and in 2011 agreed to pay them compensation.

Surviving the Pierina Mine

On September 19, 2012 at 3:30 p.m., about 100 protesters from the Marinayoc Community, a close neighbor of Barrick Gold Corporation’s Pierina gold and silver mine in Huaraz, gathered at the mine’s main gate known as Bravo 22. They demanded that the Toronto-based gold miner fulfill its promise to provide the community with fresh and clean water, as the massive open pit and its infrastructure had destroyed their water sources. While they were protesting at the gate, the police sent by Barrick fired tear gas bombs. The protestors dispersed down the hill while being chased by shotguns. Nemesio Poma Rosales (55) was wounded and later died. Barrick released his body to the local morgue the next day in Jangas, the district capital. According to Lima-based newspaper La República, “Edith Poma denounced that her father Nemesio was taken alive to the mine medical post where he bled to death.”

When the police started shooting, many of the protesters ran away. Alejandro Tomás Rosales Chávez (45) had made it some 20 steps down the hill when he was wounded in his back by bullet splinters. Alejandro was then taken to a clinic in Huaraz where, after three operations, the doctors saved his life. I took his testimony for this year’s edition of Barrick Gold alternative annual report. A day after the violence at Pierina, Human Rights Watch issued an open letter to President Ollanta Humala expressing concern over the use of lethal force deployed during protests. Barrick financed the restoration of the house where César Vallejo, the canonical Latin American poet, spent his childhood. The stated goals of the project were to strengthen regional pride in the rich cultural heritage of La Libertad and to improve the local economy through an expansion of the tourist industry; the money came from the Lagunas Norte mine in La Libertad, located some 150 km from Pierina.

——————-
Luis Manuel Claps studied Communications at the Buenos Aires University. He has followed mining in Latin America since 2004 as editor of the Mines and Communities Website. He is based in Lima, Perú.

 

Siendo las 10:30 am del día 7 de agosto del 2013, se dio inicio la asamblea extraordinaria de las Autoridades ronderiles de las provincias de Cajamarca, Celendín, Hualgayoc-Bambamarca, Cajamarca, San pablo, Federación Regional de Rondas Campesinas, Urbanas e Indígenas de Cajamarca, frentes de defensa provinciales, la PIC, Frente de Defensa de los Intereses de la Región Cajamarca, miembros del Comando Unitario de Lucha y la Central Única Nacional de Rondas Campesinas del Perú(CUNARC-P), así como los asesores legales que llevan el caso de conga en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, después del informe y debate orgánico por cada institución ronderil y de los frentes de defensa, se llegó a los siguientes acuerdos.
 
1. El día 20 de agosto se realizará la diligencia del retiro de tranqueras en las lagunas de conga, que han sido puestas por yanacocha ilegalmente obstruyendo los caminos ancestrales de los pueblos, que se conectan a Cajamarca, Hualgayoc-Bambamarca y Celendín, para dicha Ejecución del retiro de tranqueras participaran, las autoridades constitucionales, consuetudinarias y jurisdiccionales de las rondas campesinas de las 13 provincias, Federación Regional de Rondas Campesinas, Urbanas e Indígenas de Cajamarca y de la CUANAC-P. Solicitando la coordinación y apoyo a las autoridades de la Justicia Ordinaria del Poder Judicial, Ministerio Publico, Ministerio del Interior y Defensoría del Pueblo, así como la presencia de las autoridades de los gobiernos locales y del Gobierno Regional, también solicitaremos veedores y organismos nacionales e internacionales de Derechos Consuetudinarios y de derechos humanos y de los medios de comunicación local, nacional e internacional.

2. Respaldar y apoyar en el paro indefinido del día 29 de agosto, que han acordado, las provincias de San Miguel, Chota, Hualgayoc-Bambamarca, Santa Cruz el día 10 de julio, contra las empresas mineras que están poniendo en riesgo los recursos hídricos de las lagunas y colchones acuíferos que alimentan el rio Chancay Lambayeque, así como las vertientes de aguas que dan vida a los pueblos de estas provincias.
 

3. Así mismo se reafirma el acuerdo regional de rondas campesinas del día 14 de julio en Cutervo, de sumarse en apoyo a las provincias que van al paro indefinido el día 29 de agosto, con un paro de 24 horas con piquetes estratégicos a nivel regional, y si no hay solución a sus reclamos y de prolongarse el paro se sumaran con más fuerza al paro indefinido.

4. Se juzgará en el fueron de la Justicia Jurisdiccional de las rondas campesinas a los ladrones de yanacocha, por robar agua de conga en 20 cisternas todos los días incurriendo y burlando la vigilancia rondera guardianes de las lagunas, agua que están llevando a sus operaciones de explotación y para abastecer con agua al Rio Grande y dar agua a la ciudad de Cajamarca, esto en complicidad con los fiscales que están a tiempo completo en conga, a servicio de yanacocha, junto a la DIONOES, los mismos que también serán citados ante la justicia consuetudinaria y jurisdiccional de las rondas campesinas de Hualgayoc-Bambamarca y Celendín, para dar su manifestación de los hechos, para ello las rondas guardianes de la laguna mamacocha ya entregaron un documento al comandante de la DINOES en Conga Mayor Feria Rio, quien tiene que dar una respuesta de su presencia en territorios ancestrales y ronderos en conga.

5. Denunciamos ante la opinión pública y a la vez responsabilizamos a yanacocha de los daños ambientales que está causando con los trabajos en la calera china linda y de haber cualquier represión o costo social en la zona de conga será de su estricta responsabilidad de yanacocha Newmont y del gobierno central.

6. Se reafirma el impulso del recojo de víveres a nivel regional en apoyo a los ronderos guardianes de las lagunas y así mismo hacer la campaña de solidaridad económica de S/. 100 solo por rondero y rondera en apoyo al compañero ronderos Elmer Campos, actualmente postrado en silla de ruedas por la represión de las fuerzas policiales por la lucha de conga.

7. Rechazamos a las autoridades del Ministerio del Interior (Gobernadores, Policía Nacional), Fiscal de la Nación, a las autoridades de los gobiernos locales distritales, provinciales y a las del gobierno central, por estar dividiendo a las ronda campesinas chantajeando, utilizando a través de los programas sociales, la Firma de Convenio entre las rondas campesinas y autoridades del Estado, no respetando el derecho constitucional, jurisdiccional y consuetudinario de las rondas campesinas, en tal sentido alertamos a todas las bases ronderiles de la región a no dejarse sorprender por las estrategias del gobierno y las mineras, su objetivo es subordinarnos y dividirnos para no protestar en defensa del agua, la vida y los derechos que nos corresponde como ronda campesinas.

8. Del 12 al 15 de agosto se realizará una inspección en la cuneca del marañón por las rondas campesinas de Celendín y la Plataforma Interinstitucional Celendina-PIC, para ver sobre las centrales Hidroenergeticas que pretenden construir en la cuenca del Marañón, y el día 17 se serializara un fórum en Celendín al respecto.

9. Trabajar y garantizar el éxito de los congresos distritales de rondas campesinas del distrito de Sorochuco-Celendín que se realizará el 10 y 11 de noviembre, del distrito de la Encañada- Cajamarca para el mes de setiembre.

10. Trabajar y garantizar los delegados para el I Congreso Nacional Estatutario Rondero de la Central Única Nacional de Rondas Campesinas del Perú (CUANRC-P), a realizarse el día 4 y 5 de octubre en la ciudad de Trujillo – Región de la Libertad, así mismo se trabajara para el Congreso de la Federación Regional de Rondas Campesinas, Urbanas e Indígenas de la región Cajamarca, que se realizara en Celendín el día 26 y 27 de enero del 2014.

Cajamarca 7 de agosto del 2013

Foto tomada el pasado 28 de febrero de 2013, SECURITAS cerrando acceso a via publica. Foto: Internet

El día 28 de febrero a las 19.17 horas, la Segunda Fiscalía Provincial Penal Corporativa de Celendín, en la persona de los Dres. Gloria Torres Díaz y Marco Terán Arribasplata constata la comisión de un presunto ilícito que es denunciado por Milton Sánchez Cubas, presidente de la Plataforma Interinstitucional Celendina (PIC). El defensor ambientalista denuncia a Minera Yanacocha-Conga por presunto delito de perturbación a los medios de transporte y comunicación en la vía pública. En el acta fiscal se deja constancia que la empresa minera a través del personal de seguridad de Securitas (Ex Forza) y con colaboración de la Dinoes ha puesto una tranquera de tubos de fierro que impiden el libre tránsito en la carretera pública que conduce al Centro Poblado Menor Santa Rosa, Distrito de Huasmín, provincia de Celendín.

En el acto de constatación estuvo presente por parte de minera Yanacocha un funcionario de seguridad de la minera, Paul Sagástegui Alvarez, identificado con DNI 09450949.

El acta da cuenta de que la tranquera que impide el libre tránsito hacia el distrito de Huasmín está en las cercanías de la laguna Azul. Los comuneros presentes en el momento de la constatación fiscal refieren que la vía pública tiene una antigüedad aproximada de 30 años, es decir diez años antes de que llegara la empresa minera a Cajamarca y muestran su justo reclamo además porque la laguna azul es un recurso hídrico que es del Estado y que como se estipula en la legislación peruana al ser un bien público es de libre acceso. No obstante, la empresa Securitas que proporciona servicios de seguridad a Yanacocha ha impuesto una tranquera de tubos de fierros con un candado al centro y al costado una garita de control y vigilancia que solo permite el acceso de vehículos de la empresa minera o la policía nacional que trabaja contratada para la minera, mientras que impide el libre tránsito de los pobladores que tienen una actitud opuesta a la imposición del proyecto minas Conga a los cuales se les impide el paso, se les filma y aún con apoyo de la Dinoes se les exige identificarse para ser registrados lo cual vulnera definitivamente el derecho de libre tránsito. (Fotos adjuntas)

El ingeniero Paul Sagástegui del personal de seguridad de Yanacocha firma el acta fiscal argumentando “que la tranquera existe por es propiedad de su representada”. Milton Sánchez por su parte, denuncia que la tranquera que viola el derecho de libre tránsito ha sido instalada desde hace un año sin que la autoridad impida la comisión de este delito.

El día sábado 02 de marzo a las 10 am, los fiscales de la Fiscalía Provincial Especializada en prevención del Delito de Cajamarca , doctores Sandra Flores y Johny Díaz toman constancia en acta fiscal de denuncias de ronderos sobre abusos policiales y piden se investigue a los que han intervenido en el desmantelamiento del campamento de los guardianes de las aguas en terrenos de propiedad privada de la familia Chaupe hecho ocurrido el 10 de enero pasado, igualmente piden que se investigue a Yanacocha por el delito contra libre tránsito al haber instalado dos tranqueras y casetas de control que impiden que los pobladores y los guardianes de las aguas se desplacen libremente por la carretera a Huasmín.

La instalación de las tranqueras que impiden el libre tránsito en las vías públicas apunta a amedrentar a los defensores de las aguas o hacer desistir a quienes circulen por las lagunas que van a ser destruidas por minas Conga ya que la policía los interviene arbitrariamente como ha ocurrido con periodistas o investigadores académicos nacionales y extranjeros. La ilícita situación reviste gravedad cuando se impide la libre circulación del personal de salud del puesto de Santa Rosa como ocurrió el día 1ro de marzo por la tarde o se impidió el derecho de tránsito a Elmer Campos, un rondero con discapacidad desde que una balacera policial le causó paraplejia.

Cajamarca, 04 de marzo 2013.
Observatorio de Conflictos Mineros.GRUFIDES.


 
Por: Marco A. Arana Zegarra
 
Una de las estrategias de la política de “buena vecindad” de Yanacocha fue construir alrededor de sí un cerco mediático. Ningún medio de comunicación local podía disentir con la información oficial preparada y distribuida por la Oficina de Comunicaciones de Yanacocha. Yanacocha se curó en salud y no podía permitir que los noticieros locales informaran sobre sus malas prácticas como ocurrió el año 1994 en que GLOBAL TV Local y TV NORTE (el canal municipal) difundieron el video de la entonces independiente Vicaría de Solidaridad que denunciaba los abusos cometidos contra los campesinos y los primeros “descuidos” en las labores de perforación que contaminaron los suelos y aguas de los campesinos del Quilish. Quién no recuerda el video “Yanacocha la Mina que No Contamina”. Dos años y no se sabe cuanto dinero le costó a Yanacocha meterse en el bolsillo a la mayoría de medios de comunicación locales.

El año 1996, esos noticieros televisivos y muchos otros radiales, ya difundían los lemas de Yanacocha: “minería responsable”, “minería ecológica”, “minería forjando progreso”. Cuando en 1998 surgió ECOVIDA haciéndose pública con el Foro Internacional “Agua, Desarrollo y Minería” esta prensa comenzó los ataques a los ambientalistas, los tildaron de “ecovivos”, aunque aún no se ocupaban de ellos todas las semanas como lo hace desde la crisis del Quilish en el 2004.

Cuando en junio del año 2000 ocurrió el derrame de mercurio que afectó a miles de personas en Choropampa, Magdalena y San Juan, ya muchos trabajadores de esa prensa era avesados desinformadores a sueldo de la minera: “los campesinos se intoxicaron porque comieron mariscos”, “epidemia de rubéola ataca a camnpesinos”, “obstetriz descerebrada porque cogió mercurio ajeno y lo hirbió”. Choropampa queda a solo media hora de la ciudad de Cajamarca, pero salvo honrosas excepciones, estos periodistas rentados no se molestaban en hacer oir las voces de los campesinos afectados.

Algunas veces, los titulares atacaban a los pobladores que reclamaban: “campesinos manipulados, ignorantes”, “ambientalistas ecoterroristas”, “marcha de cuatro gatos manipulados por ambientalistas” y otras veces paradójicamente atacaban a la empresa minera “todo el pueblo dijo no a Yanacocha”, “defendamos la vida”, “vida sí, oro no”. Solo unos pocos medios se atrevían a mantener una línea firme sea a favor de los derechos ambientales o de la propia empresa minera. El negocio de la prensa sucia era sencillo: alabar a la mina cuando les daba publicidad y atacarla cuando dejaba de hacerlo. Llegaron “periodistas” (“monos con metralleta” que diría Valentín Paniagua) de varias provincias o de otras regiones. De pronto resultaban dirigiendo periódicos, semanarios, quincenarios, en blanco y negro, a todo color; dirigían programas televisivos y radiales atacando en todos ellos a los líderes ambientales. El presidente del Frente de Defensa Ambiental, un alemán que lidera la causa ambiental en Cajamarca, era llamado “nazi”, “ladrón”, “homosexual” por un par de “periodistas” que eran de los más mordaces pues exhibían como hoja de vida el ser familiares de prominentes miembros del poder judicial, compadres o asesores de algún gerente de Yanacocha. La prensa que en solitario asumía la causa ambiental, como el legendario “El Observador” que llegó a tener un tiraje de más de 1000 ejemplares y que era el más creíble (Iván Salas, Robert Santillán, Francisco Cortéz, Reinhard Seifert) fue prontamente objeto de aniquilamiento. El semanario fue clonado, apareció “El Espectador” con el mismo tamaño, los mismos colores, el mismo precio pero con información totalmente contraria a los ambientalistas. Duró poco este clon porque rápidamente cumplió su cometido de sepultar al “Observador” que también atravesaba problemas de conducción, de falta de auspicios.

Llegaron los tiempos de la inminencia de la crisis del Cerro Quilish. El año 2002 la oficina de Comunicaciones de Yanacocha trajo a Cajamarca a uno de los periodistas más reaccionariosque tiene el país: Luis Rey de Castro, que con sus años avanzados,por sabe Dios qué salario, desafiaba la altura de los andes cajamarquinos para atacar diariamente, en radio y televisión a los líderes ambientalistas. Desde entonces, su mayor obsesión patológica sería el padre Marco Arana: “extraordinario demagogo profesional y sacha-marxista”, “comunista”, “rojo”, “soberbio”, “ignorante”, “enemigo del desarrollo”, “violentista”, “manipulador de campesinos”, “conflictivo”, “cura desobediente”, cada día un titular nuevo. Su paso por Cajamarca fue catastrófico, prontamente comenzó a ser atacado por los demás “periodistas” aduladores de la minera:, “qué tal raza ha venido a quitarnos chamba”, o como dijo un cínico periodista: “le dijimos a la minera que por menos plata, nosotros lo podíamos hacer mejor, conocemos más a los ambientalistas, sus puntos débiles, sabemos el lenguaje del pueblo”. Rey de Castro cayó en desgracia, ya no era “el tribuno”, “el maestro” de los periodistas locales, sino el enemigo de toda la prensa local que terminó haciendo carga montón contra él.Yanacocha terminó rescindiéndole el contrato que había hecho a través de una empresa de comunicación limeña.

En Yanacocha, eran los tiempos de Federico Schwalb, Dran Hinze, Gonzalo Rojas y Ramón Huapaya, los que habían logrado un más sofisticado sometimiento de la mayoría de la prensa (buffets en reuniones de trabajo, talleres de periodismo ambiental y minero, cursos en lujosos hoteles limeños, reuniones de trabajo en las oficinas de Yanacocha, participación en las fiestas del día del periodismo o en fiestas familiares con wisky financiado, creación de lazos de familiaridad que se tradujeron en compadrazgos entre periodistas y gerentes intermedios de la minera, etc.). El dueño del periódico de mayor circulación de Cajamarca podía tener a sus dos hijos estudiando en el exclusivo colegio inglés de los hijos de los mineros más importantes (600 dólares de pago mensual), los anuncios en su periódico destacaban la política de responsabilidad de Minera Yanacocha discurso que se complementaba con aquel de que “los ambientalistasviven de los conflictos”, “aprovechan la ignorancia de los campesinos para llenarse los bolsillos”, “son mujeriegos”, “terrucos”, y “narcotraficantes”, “distribuyen aguardiente y coca y extorsionan con multas a los campesinos para que protesten en la defensa del Quilish”; ni el clero se salvó,los curas identificados con la defensa de la vida son “inobedientes”, “animistas que creen en apus y otras supersticiones”, “rojos”, “liberacionistas” “mentirosos”, etc, etc.

Los periodistas más hábiles (léase de inteligencia canalla) lograron su dorado sueño de pasar a ser asesores del gerente general de Newmont para América Latina y del gerente local de la minera, fungieron de estrategas en conflictos, escribían bajo seudónimos para insultar a quienes quisieran, recibían y hay quienes dicen que hasta se convirtieron en el mecanismo de pago de sus demás colegas no tan afortunados. Mientras que en las zonas de conflictos mineros, los campesinos comenzaban ya a distinguir qué periodistas dejaban entrar en sus comunidades y qué periodistas no. Se supo que muchos de los periodistas adeptos a Yanacocha llevaban sus filmadoras no para registrar los incidentes e informar, cuanto para filmar los rostros de los campesinos que participaban. Docenas de fotografías que luego pasaban a formar parte de los informes de inteligencia de Yanacocha. Periodistas rebajados a ser soplones.Sin duda, Yanacocha sale perdiendo (y salpicando mugre a las demás empresas mineras de la región) con esta guerra fratricida de sus periodistas más cercanos y leales.

El Consejo Nacional de la Prensa debiera intervenir, tal vez se podría saber entonces quién es Daniel Joako, el anónimo que escribe contra los ambientalistas cajamarquinos, los vínculos de Yanacocha con periodistas limeños vinculados a lo peor de la prensa de la época fujimontesinista, quiénes y con qué fines financian la media docena de periodicuchos locales, otras tantas revistas a todo color, con escasos tirajes, precios de ganga y miles de renglones para alabar a la minera y atacar a los ambientalistas. Tal vez se desbarate también la coartada de Carlos Cáceres y FORZA que dicen que hicieron el operativo de espionaje “El Diablo” para un medio de comunicación limeño y se sepa por qué el Diario El Correo se ha enseñado con los ambientalistas cajamarquinos.

Menos mal que otras empresas mineras como Gold Fields, en Hualgayoc, no han sucumbido a la tentación de prestarse a un mayor envilecemientodel periodismo local (periodistas tocando sus puertas, ofreciendo las mismas condiciones de pago que le dan a Yanacocha seguramente no le habrán faltado) ¿Resistirá Gold Fields la tentación? Hasta ahora lo ha hecho y se ha diferenciado de Yanacocha. Pero sin embargo, no olvidemos que esta empresa forma parte del GRUPO NORTE, cuyo coordinador es Dante Vera, el mentor de las estrategias de enfrentamiento, debilitamiento y descrédito de las organizaciones que defienden derechos ambientales y reclaman mejores prácticas empresariales y un rol más eficiente del Estado en materia ambiental.

Aún es prematuro saber cómo terminará la guerra de los medios adeptos a Yanacocha, como lo es también para saber si las empresas mineras que están en Cajamarca terminarán formando espíritu de cuerpo para encubrir sus malas prácticas. Concedamos el beneficio de la duda y esperemos que el gremio periodístico, desde dentro y desde la presión ciudadana de fuera, pueda sacudirse de la inmundicia a la que le ha sometido el poder y el dinero de Minera Yanacocha. Los ciudadanos cajamarquinos nos merecemos mejor prensa, mejor información. Que los pocos periodistas que quedan, no nos defrauden, no porque se les reclame sometimiento al discurso y la práctica ambientalista, sino simplemente porque sepan distinguir la mentira de la verdad y utilicen sus medios para el discernimiento desde una clara opción ética por la defensa de la vida, de los derechos humanos y ambientales. Creemos que es una tarea difícil, pero que sin embargo no puede esperar más.

Febrero 2007 -GRUFIDES



Acusan a sujeto de querer asesinar a presidente regional de Cajamarca

Hoy los ronderos de la comunidad El Tambo, distrito de Bambamarca, provincia cajamarquina de Hualgayoc, presentarán a un sujeto, presuntamente contratado para asesinar al presidente regional de Cajamarca, Gregorio Santos.

Eladio Huamán, presidente del Frente de Defensa de la comunidad El Tambo, identificó al sujeto como Carmen Edwin Idrogo López (19), a quien lo intervinieron en la tercera cuadra del jirón Ancón, en Cajamarca por un robo menor; sin embargo, en el transcurso de las investigaciones declaró  que intentó asesinar al presidente regional, Gregorio Santos, pero le tembló la mano al momento de querer disparar.

Carmen Edwin Idrogo López (19) firmó un acta donde indica haber contactado a delincuentes de Trujillo, Chiclayo, y de la selva para acabar con la vida de los dirigentes antimineros y les pagarían 12 mil soles a cada uno.

El sujeto fue llevado hasta la comunidad El Tambo en Bambamarca, por motivos de seguridad, donde hoy será presentado a los medios de comunicación y puesto a disposición del Ministerio Público, con la finalidad que se prosigan con las investigaciones respectivas.

Fuentes: RPP Noticias

Informe. OCM afirma que en Perú se ignoran los estudios de impacto ambiental
mediación. El sacerdote Miguel Cabrejos habla a pobladores de Cajamarca.
La Razón / EFE, Lima
00:32 / 22 de julio de 2012

Ante los conflictos mineros que afectan al Perú, el presidente Ollanta Humala ha empleado la misma represión y persecución a los dirigentes sociales, ambientalistas y autoridades locales que sus predecesores, a pesar de comprometerse a no hacerlo. 

Así lo establece el informe del Observatorio de Conflictos Mineros (OCM) en el Perú, mismo que destaca que el Gobierno aplicó un “manejo militar” en los últimos conflictos antimineros, como “la declaración de estados de emergencia, la militarización de las calles y abusos de las fuerzas del orden que ya han provocado la muerte de 17 personas” durante las protestas.

Desde 2007, el Observatorio supervisa la actividad minera en las regiones de Cuzco, Cajamarca, Junín, Apurímac y Piura ante el creciente clima de protestas sociales.

En su análisis, señala que los estudios de impacto ambiental, realizados para autorizar concesiones mineras y extractivas en Perú, son insuficientes y han quedado desfasados porque sólo permiten medir los impactos por cada proyecto, pero se desconoce lo que sucede en una misma zona cuando se piensa desarrollar dos o tres proyectos a gran escala a la vez.CASOS. Cajamarca es uno de los ejemplos más representativos de la evolución de los conflictos mineros en el Perú por la oposición de sus autoridades regionales al proyecto Conga, donde la empresa Yanacocha planea extraer oro tras vaciar cuatro lagunas con una inversión de $us 4.800 millones.

Según el informe, “de cómo se resuelva el conflicto de Conga va a marcar la pauta respecto a otros conflictos”, pues Humala se manifestó en campaña electoral a favor de respetar el agua, antes que el oro. No obstante, se desconoció el estudio de impacto ambiental de Conga, en el que el Ministerio del Ambiente reconoció “el impacto negativo que sufrirían las cabeceras de cuenca y la depredación de los ecosistemas frágiles”.

 La actividad de Yanacocha en otros yacimientos de Cajamarca ha llevado “progreso” a esa región, pero el 40% del valle ha desaparecido, hay racionamiento de agua y cada día crece la prostitución y la delincuencia, anota el informe.

En el Cuzco, las autoridades del distrito de Espinar también protestaron contra Xstrata, que explota el yacimiento Tintaya, por la existencia de 28 personas contaminadas con mercurio, 24 con arsénico y 10 con valores de cadmio.

Los proyectos mineros que se ejecutan en Apurímac, Junín, Piura o Cuzco también están observados. Apurímac tiene el 58,8% de su territorio con concesiones para la minería, la región Cajamarca tiene el 48%, Junín el 25,9%, Piura el 31% y Cuzco el 21% de su geografía.

Perú no tiene una ley de Ordenamiento Territorial que regule el uso, la ocupación, la transformación del territorio y que propicie su uso sostenible, concluye el informe. Situación en el problema sobre minasHuelgaDesde el 31 de mayo los pobladores de Cajamarca mantienen una huelga indefinida en defensa del medio ambiente y contra el proyecto Conga, que prevé una inversión de $us 4.800 millones, por lo que han suspendido las clases escolares.PérdidasSegún la Cámara de Turismo de Cajamarca, la  región pierde al día un millón de soles (unos $us  378 mil) tras los violentos sucesos ocurridos y por el estado de excepción en la zona. El Gobierno mantiene su posición de apoyo al proyecto minero. EFE, Lima Las crisis forzaron 3 estados de excepción AFP

Como señal de que las protestas son un dolor de cabeza para su gobierno, el mandatario Ollanta Humala decretó tres veces el estado de excepción en distintas ciudades del país, fundamentalmente por conflictos vinculados a la minería, recuerdan analistas.

Por ello, la imagen del Jefe de Estado del Perú sufrió los embates de ese costo: su desaprobación alcanzó el 51% en julio, su nivel más alto desde que juró el 28 de julio de 2011, según un sondeo de Ipsos Apoyo realizado a 1.200 personas.

Ésta “es una gestión en piloto automático”, mientras que “la inestabilidad social afecta las expectativas de los inversores”, dijo el  economista Jorge González Izquierdo.

Humala, excomandante del Ejército de 50 años, tampoco ha respondido como se esperaba al problema de la seguridad. “Es uno de los puntos más flojos de su gestión”, señaló el analista Mario Ghibellini.

“La gente tenía la fantasía de que por ser un militar iba a dar orden y represión selectiva para cortar crímenes, pero (aquello) no se ha cumplido”, sostuvo.

Asimismo, agregó, el control del narcotráfico en el Perú      —uno de los mayores productores mundiales de cocaína según la ONU— es percibido como uno de los aspectos más débiles de la gestión de Humala. Un año con deficiencias en el manejo de disturbiosEn 12 meses, 17 muertos y más de 2.300 heridos en protestas del sector AFP – Lima

El mandatario Ollanta Humala cumplió su primer año de gobierno con serias deficiencias en el manejo de conflictos sociales y en el control del narcotráfico, pero con aciertos en el campo económico, señalan analistas y expertos.

Las protestas contra varios proyectos mineros, en defensa del agua y del medioambiente, se convirtieron en la piedra en el zapato de Humala por su alto costo social: 17 civiles muertos y más de 2.300 heridos en diferentes conflictos en los últimos 12 meses.

El Gobierno “desaprovechó sus primeros 12 meses de gestión sin reformas estructurales que son necesarias en el Perú, especialmente en el campo de la salud y la educación. Tampoco hubo ninguna reforma del Estado y ningún programa agresivo de infraestructura a nivel nacional”, lamentó el economista Jorge González Izquierdo.

“Los conflictos dominan la escena, porque no hay un manejo adecuado de ellos en la medida que no hay partidos políticos fuertes en las regiones donde ocurren y son reemplazados por grupos locales que se desarrollan en torno al conflicto”, dijo el exministro del Interior Fernando Rospigliosi.



Bala sin percutar encontrada por un poblador de Celendin
Por: Rocío Silva Santisteban – @pavese
Foto: Jorge J. Chavez Ortiz – @ChavezWar
Los discursos encendidos de Huamán, Diez Canseco o Lourdes Huanca; la inmensa bandera verde y ecológica bordada por manos cajamarquinas y traída desde allá por dos estudiantes universitarios; e incluso los desbandes del Movadef, así como el tema de fondo de la marcha, los 15 decesos ocasionados por este gobierno durante diversos conflictos sociales, han pasado a la amalgama de noticias colaterales porque la prensa limeña le ha dedicado todos sus titulares a las pintas ocasionadas por unos jóvenes en el monumento de José de San Martín en la plaza del mismo nombre durante la jornada de movilización el día 12 de julio.

En efecto, la marcha fue pacífica, convocó a más de 15 mil personas, hubo cuadras de cuadras de gente riendo y tocando sus batucadas al lema de “agua sí/oro no”, pero todo, todo, todo quedó reducido al marco teórico de un solo gesto: las pintas. Unos jóvenes cuyos rostros fueron captados por Canal N realizaron pintas con esténciles y sprays de color rojo y la prensa se rasgó las vestiduras; el Presidente de la República salió a dar declaraciones; el ministro de Cultura también hizo lo propio y el procurador de la Municipalidad de Lima se apersonó a la comisaría para sentar la denuncia. Todo en una.

Apenas terminada la marcha, cuando la gente se dispersaba, hubo en tres de los lados de la plaza inusual presencia de policías. Un conato de pelea surgió hacia la base del monumento: era gente del Movadef que discutía con un grupo. Fueron echados por estos jóvenes, pero de inmediato la Policía se acercó corriendo y todo fue un desbarajuste. No se detuvo a nadie. Yo estaba ahí: no me lo han contado. Posteriormente los policías siguieron a varias personas y a cinco de ellas las detuvieron. Incluso entraron a los bares del jirón Quilca y de ahí sacaron a unos y a otros los tomaron caminando por los alrededores de la plaza. Detuvieron a Adrián León Lostanau (20), Katherine Alejandra Dávila Acosta (23), Reynaldo Aragón Olazkagua (22), Carlos Alberto Castro Segura (22) y Luis Alberto Vargas Helm (22). Todos estudiantes, cuatro de la Pontificia Universidad Católica.

Al cerrar este artículo los habían trasladado a Seguridad del Estado, y solo porque la defensora adjunta de Derechos Humanos, Gisella Vignolo, hizo las llamadas necesarias, la abogada de la Coordinadora de Derechos Humanos pudo entrar a ver a los detenidos que aún no tenían abogado, para que puedan dar su defensa al amparo de un letrado. Estos jóvenes estudiantes universitarios detenidos no fueron los que salieron en las cámaras de Canal N haciendo las pintas. ¿Por qué estaban ahí entonces? Porque tenían en sus manos y mochilas los instrumentos del crimen: pintura en spray y esténciles. Y mis trolles en el Twitter gritaban al unísono: “pena de muerte para los grafiteros”. El mal banal: Hannah Arendt, te debes revolcar en tu tumba.

Es patético que la prensa se indigne por las pintas (que obviamente rechazamos), por las banderas verdes en los ataúdes, por la “provocación” de Marco Arana al sentarse en un banco con un letrero, y minimice hasta la vergüenza a los asesinados por balas Galil de fusiles israelíes en Celendín y por los otros peruanos muertos en Espinar, Sechura, Paita o Cañete, así como por la fractura en el maxilar superior del ex sacerdote y, obviamente, invisibilice la cantidad de gente que salió a las calles el jueves pasado.

Pero el pueblo no es bruto, aunque los medios aliados al gran capital y ahora a los más altos estamentos del Estado sean tan brutos de creer que sí.



Hecho ocurrió en la zona de Quengorrío Alto, en Bambamarca
Un grupo de aproximadamente 80 pobladores que pertenecerían a los poblados de El Tambo y Bambamarca, ingresó esta tarde a la propiedad privada del Proyecto Conga por el acceso principal ubicado en el caserío de Quengorrío Alto, distrito de Bambamarca.
Este ingreso se realizó sin ninguna comunicación previa con la empresa ni con alguno de sus representantes, y en plena vigencia del Estado de Emergencia en la zona.
Tras el ingreso a la propiedad, un grupo de efectivos de la Policía Nacional persuadió de manera pacífica a los manifestantes para que se retiren del lugar. Dos horas después de haber ingresado, el grupo de pobladores se retiró también de manera pacífica.
Yanacocha se reafirma en el diálogo como única vía para alcanzar la paz social y el desarrollo sostenible, y llama a la cordura a los grupos que están realizando este tipo de acciones, las mismas que no aportan a la construcción de un diálogo que favorezca a todos.
Cajamarca, 12 de julio de 2012
Gerencia de Comunicaciones

PRONUNCIAMIENTO DE ORGANIZACIONES AMBIENTALES Y DE DERECHOS HUMANOS ANTE REPRESIÓN Y VIOLACIONES DE DERECHOS HUMANOS EN PERÚ
Las organizaciones abajo firmantes expresamos profunda preocupación en cuanto a las acciones del gobierno peruano que demuestran una creciente represión de la libertad de expresión, brutalidad policial, y violaciones a los derechos humanos. Hacemos un llamado al gobierno peruano a poner alto de inmediato a estos abusos, y buscar una solución pacífica, basada en el diálogo, a los conflictos relacionados con los proyectos extractivos en Perú.
Nos consterna que el gobierno de Perú ampare los proyectos extractivos reprimiendo con violencia la oposición de la comunidad. Nuestras organizaciones respaldan los derechos de las comunidades a la protesta pacífica y no violenta. Denunciamos cualquier forma de violencia.
En el último año, los conflictos sociales en Perú han aumentado drásticamente, llegando a más de 240 en la actualidad. Una buena parte de estos conflictos surgen debido a que los proyectos de la industria extractiva no obtienen el consentimiento de las comunidades. En concreto, la falta de consentimiento ha sido el catalizador principal en los crecientes conflictos sociales en Perú.
Durante las últimas semanas, la comunidad internacional ha notado la intensificación de estos conflictos sociales y la respuesta violenta y de mano dura reprimiendo la oposición comunitaria. Muy recientemente, la policía abrió fuego contra manifestantes opuestos al proyecto minero Conga de la empresa minera Newmont, el cual representa una amenaza de contaminación y sequía de los recursos hídricos en la región. Desde principios de julio del corriente año, las agresiones policiales han resultado en la muerte de cinco personas y numerosos heridos en Bambamarca y Celendín.
La detención violenta del Padre Marco Arana y la brutalidad y abusos a los que fue sometido a manos de la policía mientras participaba en una vigilia silenciosa en Cajamarca es preocupante.
Instamos al gobierno de Perú a que tome las siguientes medidas inmediatas:
  •  Detener de inmediato la represión y los ataques violentos en contra de manifestantes;
  • Levantar el “estado de emergencia” que viola los derechos de ciudadanos y  ha llevado a la militarización de la región, lo que podría resultar en nuevos actos de violencia;
  • Llevar a cabo inmediatamente una investigación sobre la violenta detención del Padre Marco Arana, y la intimidación de otros dirigentes de la oposición al proyecto Conga; 
  • Establecer  una política de consentimiento de las comunidades antes de cualquier proyecto de la industria extractiva, ya que la falta de consentimiento es el principal causante de conflictos sociales en Perú.
También instamos a la empresa minera Newmont, encargada del proyecto Conga, a que se pronuncie públicamente en contra de la represión violenta de las libertades civiles y el acoso de manifestantes que se oponen a la mina, por parte del gobierno peruano. Se le solicita a la empresa que no proceda con este proyecto sin obtener el consentimiento libre, previo e informado de las comunidades afectadas.
En tanto parte de una amplia red de organizaciones internacionales de la sociedad civil, vigilaremos de cerca la situación en Perú. Seguiremos informando a las autoridades en Norteamérica y a nivel internacional, encargados de tomas de decisiones y medios de comunicación sobre las acciones represivas del gobierno peruano y la oposición de las comunidades al proyecto minero Conga.
Por último, expresamos nuestra solidaridad con las comunidades afectadas, organizaciones, autoridades locales,  y especialmente las familias de víctimas en Perú.
Firman,
350.org (EEUU)
Acción Ecológica (Ecuador)
Amazon Watch (EEUU)
American Baptist Home Mission Societies
ArtAndes (EEUU)
Asociación de Desarrollo Económico y Social de Santa Marta ADES Santa Marta (El Salvador)
Asociación para el Desarrollo de El Salvador CRIPDES (El Salvador)
Asociación para la Cooperación y el Desarrollo Comunal en El Salvador CORDES  (El Salvador)
Asociación Pluriculturalidad Jurídica de Guatemala (Guatemala)
Canadian Union of Postal Workers – Syndicat des travailleurs et travailleuses des postes (CUPW-STTP) (Canadá)
Canadian Union of Public Employees (Canadá)
Canadians Against Mining Injustices in Peru (Canadá)
CATAPA (EEUU)
Center for Alternative Mining Development Policy (EEUU)
Center for Constitutional Rights (EEUU)
Center for Constitutional Rights (EEUU)
Center for International Environmental Law (CIEL) (EEUU)
Center for Justice & Accountability (EEUU)
Centro de Investigación sobre Economía y Comercio CEICOM (El Salvador)
Coalition Québécoise sur les impacts socio-environnementaux des transnationales en Amérique Latine (QUISETAL) (Canadá)
Columbian Justice and Peace JPIC (Reino Unido)
Columbia Law School Human Rights Institute (EEUU)
Comité Ambiental de Cabañas CAC  (El Salvador)
Common Frontiers (Canadá)

Conference of Major Superiors of Men (EEUU)

CONGA NO VA (Canadá)

EarthRights International (EEUU)

Earthworks (EEUU)

Environment and Human Rights Advisory (EEUU)

Environmental Investigation Agency (EEUU)

Foreign Policy In Focus (EEUU)

Foundation Earth (EEUU)

Friends of the Earth – United States (EEUU)

Friends of the Earth Canada (Canadá)

Friends Victoria (EEUU)

Fundación de Estudios para la Aplicación del Derecho FESPAD  (El Salvador)

Global Concerns Committee, Montclair Presbyterian Church (EEUU)

Global Exchange (EEUU)

Global Greengrants Fund

Global-Local Links Project & Global Community Rights Framework Initiative (EEUU)

Golden Dolphin Films (EEUU)

Government Accountability Project (EEUU)

Grand Riverkeeper (EEUU)

Great Basin Resource Watch (EEUU)

Green Hearts Project

Green Hearts Project (EEUU)

Guatemala Human Rights Commission (EEUU)

ICCO / KIA (Netherlands)

Indigenous Environmental Network

Indigenous Peoples Solidarity Movement Ottawa (Canadá)

Institute for Policy Studies, Sustainable Energy & Economy Network (EEUU)

International Accountability Project (EEUU)

International Forum on Globalization (EEUU)

International Rivers (EEUU)

Joining Hands Coordinating Team, Presbytery of San Francisco (EEUU)

Laguna Acoma Coalition For A Safe Environment (EEUU)

Land is Life (EEUU)

Latin American Studies Alumni SUNY Plattsburgh

Maritimes – Guatemala Breaking the Silence Network (Canadá)

Maryknoll Office for Global Concerns (EEUU)

Medical Mission Sisters’ Alliance for Justice (Reino Unido)

Mesa Nacional frente a la Minería Metálica de El Salvador (El Salvador)

Minding our Mines (EEUU)

MiningWatch Canada (Canadá)

Missionary Oblates of Mary Immaculate, Justice, Peace and Integrity of Creation (EEUU)

Movimiento Unificado Francisco Sánchez 1932 MUFRAS 1932 (El Salvador)

NALACC (EEUU)

Oxfam America (EEUU)

Partnership for Earth Spirituality (EEUU)

PLAN Action Fund (EEUU)

Polaris Institute (Canadá)

Progressive Leadership Alliance of Nevada

Project of Heart (Canadá)

Puchka Peru (EEUU)

Rainforest Action Network (EEUU)

Responsible Sourcing Network (EEUU)

Responsible Sourcing Network a project of As You Sow

SAKBE, Comunicacion y Defensa para el Cambio (México)

SalvAide (Canadá)

Sisters of Mercy of the Americas Institute Justice Team (EEUU)

Tri-State Coalition for Responsible Investment (EEUU)

Unidad Ecológica Salvadoreña UNES (El Salvador)

United Steelworkers (Canadá)

United Steelworkers, AFL-CIO (EEUU)

Victoria Mining Justice Committee (Canadá)

Washington Office on Latin America (WOLA) (EEUU)

Yukon Conservation Society (Canadá)