Posts etiquetados ‘Extractivismo’


La aprobación de la Ley 30640, que modifica la Ley 29338, ley de recursos hídricos, mediante el establecimiento de los criterios técnicos para la identificación y delimitación de las cabeceras de cuenca, impulsada por el congresista Marco Arana de la bancada del Frente Amplio, ha despertado una serie de debates parcializados y débiles en torno a las cabeceras de cuenca. La alerta la dio Víctor Gobitz presidente del CEO de minera Buenaventura en la pasado Perumin; los empresarios mineros manifestaron que esta norma pondría en riesgo las inversiones mineras en el país.

Para seguir alimentando la discusión respecto a este tema existe una importante publicación respecto a la jalca cajamarquina del reconocido investigador Fidel Torres, ganador del Premio Nacional de Investigación Ambiental, otorgado por el Ministerio del Ambiente, publicó en mayo del 2014 su investigación Conocimientos tradicionales y potencialidades de la jalca, alternativas de desarrollo al modelo actual y estrategias de conservación. Lamentablemente las autoridades de turno vienen ignorando estas valiosas propuestas, permitiendo con ello el afianzamiento de la actividad minera en estas valiosas zonas.

A través de este blog, iremos entregando por secciones los importantes aportes sobre los conocimientos tradicionales y potencialidades de la jalca.

Jalca Cajamarquina.jpg

Conocimientos tradicionales y pontecialidades de la jalca

“Alternativas de desarrollo al modelo actual y estrategias de conservación”

Muchas veces escuchamos decir que “las jalcas y los páramos son tierras eriáceas, sin oportunidades para el desarrollo de las comunidades”, también que “las cabeceras de cuenca o las lagunas altoandinas pueden ser sustituidas por reservorios para brindar agua a las comunidades”, sin embargo, este tipo de discursos son planteados por aquellos grupos de interés que buscan desvalorar al ecosistema jalca con el afán de darle un distinto al tradicional, normalmente, el extractivo. Por ejemplo, en muchas ocasiones las empresas mineras esgrimen estos discursos para alentar a las comunidades a vender sus tierras para el desarrollo de proyectos mineros.

Por otro lado existe un persistente prejuicio a cerca del estado de desnutrición en el que viven las sociedades de la jalca, por la supuesta baja ingestión de proteína animal. Se dice esto, a pesar de que son capaces de usar y conservar muchas especies vegetales, como variedades de tubérculos, como papas nativas, ocas, ollucos y mashua. Si la conservación y manejo de la biodiversidad es expresión de una agricultura de alta cultura, la afirmación de desnutrición responde a una tendencia marcadamente discriminatoria hacia estas sociedades.

Con este trabajo se pretende demostrar los mitos negativos sobre la jalca. La jalca es un territorio con alto potencial, tanto productivo como cultural, que puede brindar un gran aporte a la ciencia y a la tecnología basado en el conocimiento especializado de sus comunidades sobre los recursos que esta ofrece. Así mismo, es un laboratorio para la adaptación al cambio climático, al poseer una valiosísima variabilidad de especies y endemismos de gran importancia. También provee de servicios ambientales estratégicos para el desarrollo de las comunidades, como son el servicio de captación, acumulación y distribución del recurso hídrico.

BBB_20120328_2351

Para poder demostrar el valor y potencial de la jalca, se realizó un trabajo bibliográfico, pero también un trabajo de campo, visitando varias zonas de jalca del territorio cajamarquino, donde se pudo registrar información de campo, pero también el valioso conocimiento de sus moradores, a través de entrevistas y encuestas. Se visitaron las comunidades de Jamcate, Combayo, El Lirio, Trascorrales, Rejopampa, Paucamarca, Campo Alegre y Sexemayo, ubicados en las jalcas de San Marcos, Cajamarca y Celendín y se realizaron más de 60 entrevistas a distintos pobladores. La jalca representa el 12% de la superficie del departamento de Cajamarca y aporta con el 18% de la producción agropecuaria de la región, de la cual, el 80% son pastos y el 20% cultivos alimenticios. La producción de papa, trigo, olluco, cebada, oca y haba representa el 6.4% del total de productos agrícolas del departamento, de los cuales, el olluco, las ocas y la mashua son exclusivos de este ecosistema, sin embargo, se puede verificar su presencia en distinto mercados locales, distritales y regionales.

La jalca brinda servicios ambientales estratégicos debido a características ecológicas especiales, sin embargo,  determinadas acciones humanas está deteriorando estas capacidades, lo cual debe ser controlado en un nuevo enfoque para aprovechar de manera sostenible. Dos servicios ambientales fundamentales que la jalca presta a la población, directa e indirectamente, son la provisión de agua en cantidad y calidad y el almacenamiento de carbono atmosférico que ayuda a controlar el calentamiento global.

Así mismo, los pobladores de la jalca se identifican fuertemente con su territorio, ya que este representa un espacio de bienestar, asociado a oportunidades productivas por las ventajas ambientales que la jalca ofrece para la crianza de animales y cultivos.

Como escenario de especies silvestres de importante utilidad para la salud, cosmética y nutrición, la jalca representa una fuente de nuevas posibilidades económicas en base al conocimiento experto de hombres y mujeres conocedores de sus propiedades, ubicación, formas de uso, dosis y preparación. La jalca es una importante despensa de plantas de uso medicinal, insecticida, tintóreo y nutricional, lo cual se verifica en la diversidad de especies utilizadas para los fines mencionados, especialmente medicinales y que, además, abastece en más del 80% a los mercados del norte del Perú (Seminario, A. 2008). Esto hace de la jalca sociedades de conocimientos especializados.

Estos conocimientos se complementan con otros relacionados con la estructura de la alimentación y nutrición de las familias, en la que combinan especies con contenidos proteicos, vitamínicos y minerales en volúmenes suficientes para lograr una nutrición suficiente que les permite llevar una vida sana y activa. Siendo la papa el alimento principal de la dieta básica por el volumen de su ingestión de aproximadamente de 1.0 kg diarios por persona, se proveen de la energía y proteína que este volumen permite, a lo que se suma el consumo de ollucos con su importante aporte de antioxidantes, junto con la mashua por su reconocido aporte de proteína. El consumo de productos lácteos completa la cultura alimenticia de estas sociedades que se identifican con la jalca como un territorio de bienestar paisajístico, alimenticio y productivamente ventajoso frente a las partes bajas de la cuenca.

El rol e importancia de este ecosistema por sus servicios ambientales y provisión de biodiversidad para nuevas oportunidades económicas en la economía mundial, se fundamenta, por un lado; en el uso y aprovechamiento de las sociedades agrarias que lo habitan y, por otro lado, de sus conocimientos expertos sobre las propiedades de dicha biodiversidad. Sin embargo, durante las últimas cinco décadas las jalcas han comenzado a destacar también por su valor económico, pues se ha constituido en el escenario privilegiado de una abundante ganadería extensiva de vacunos  de carne y de leche, y en los últimos diez años, de la gran explotación minera. Precisamente estos dos factores constituyen hoy una de las causas de riesgo más importantes para la estabilidad de la biodiversidad de este ecosistema y la alteración de su rol en el ciclo hidrológico de la región (Rodríguez J. 1997); aspectos determinantes del destino económico de este departamento que posee la segunda economía agraria del norte país, después de La Libertad (Torres F. 2012) y que tendrá que tomar una decisión estratégica entre la prioridad que le asigne a la actividad extractiva de minerales o a la producción de alimentos.

Las ventajas comparativas y competitivas del territorio de la jalca deben representar tema fundamental en las estrategias e inversiones de los Planes de Desarrollo de Cajamarca que, utilizando la estructura normativa vigente debería posicionar la jalca con un rol protagónico en el aporte a la ciencia, tecnología e innovación para el desarrollo sostenible de esta región, basada en los servicios ambientales estratégicos que provee y los conocimientos tradicionales especializados que se tienen de su biodiversidad endémica. Ventajas que traducidas en normas y políticas, generarán el ambiente de facilitación para las decisiones más pertinentes de su uso desde el enfoque territorial.

 

 

 

 


Servindi, 1 de julio, 2016.- El reciente libro de Francisco Durand ya se encuentra disponible para su libre descarga en internet. Se trata de “Cuando el Poder Extractivo captura el Estado. Lobbies, puertas giratorias y paquetazo ambiental en Perú”,

La publicación presentada esta semana cuenta con el auspicio de la organización de cooperación solidaria Oxfam y ha sido puesta a disposición del gran público gracia a su publicación virtual en formato PDF.

El libro ha despertado un gran interés debido a que aborda el delicado tema de las relaciones de poder e influencia que las empresas, principalmente las extractivas, ejercen sobre el aparato legal y del estado.

El texto de 95 páginas describe el fenómeno de la captura política del Estado y cómo tiene efectos diferenciados. Por un lado favorece y fortalece a la élite económica y por otro afecta negativamente a grupos sociales vulnerables.

Entre sus multiples consecuencias se encuentrann: debilita la neutralidad y la capacidad fiscalizadora del Estado y erosiona su legitimidad, fortalece la concentración de poderes políticos, impide al Congreso cumplir un rol legislativo proactivo, limita la deliberación democrática y afecta el acceso a recursos materiales y a oportunidades para los pobres.

El valioso documento concluye señalando que la sociedad podría evitar estos costos y funcionar mejor con menos concentración de riqueza, mayor equilibrio de poderes, acceso alternativo a los medios de comunicación y mayor vitalidad organizativa y capacidad propositiva de la sociedad civil.


Paquetazo ambiental

La publiicación dedica un capítulo al análisis de la ley 30230, conocida como “paquetazo ambiental”, un controvertido conjunto de normas de índole ambiental, social y tributario sobre las cuales diversos sectores afectados exigen su derogatoria.

Tal como señala un fragmento del libro: “Frente a la abundancia de zonas grises entre lo legal y lo ilegal, lo legítimo e ilegítimo, lo correcto y lo arbitrario, Durand aborda y analiza de manera detallada la captura política en el Perú a partir de un hecho concreto: la aprobación en el año 2014 de la Ley 30230, o el llamado “paquetazo ambiental”, durante el gobierno de Ollanta Humala”.

“A través de un detallado mapeo de actores, el autor explica el proceso de aprobación de dicha ley, develando la indebida influencia y las alianzas que se tejieron entre el poder económico, mediático y político, así como los costos para el Estado y la sociedad debido a la falta de transparencia y equidad en su aprobación” prosigue la presentación.

Para obtener el libro en su versión digital, debe ingresar al siguiente enlace:
https://peru.oxfam.org/sites/peru.oxfam.org/files/file_attachments/capturadurand%20VF.pdf

 

Por: Luis Davelouis / (Perú 21)

¡Queremos orden! ¡Que se respete la ley! ¡Nadie puede enfrentarse al Estado sin consecuencias! ¡La violencia es monopolio del Estado! ¡Mano dura! ¡Palo! ¡Cárcel! ¡Bala!

Pero si el presidente de Capeco le roba arteramente al Estado, callo. Si el felón que está en Barbadillo arma una cebichada multitudinaria en su cárcel, soy mudo. Si a Pluspetrol se le derraman los tóxicos cada 15 días, miro al techo. Si las mineras contratan a la Policía como si fueran guachimanes a destajo con armas del Estado, no oigo. Cualquiera diría que soy un conchudo, un convenido y un lambiscón.

No es que las protestas se enfrenten al Estado ni reten a la autoridad. Tampoco que cunda la anarquía (¿?) o se incumpla la ley (o sea, exigen que se expulse a una jueza porque no les gustó el fallo), y tampoco que se impida la actividad económica que le tira un hueso al Estado y a la Policía para que no se metan con ellos. A muchos de los que piden mano dura, estas cosas no les interesan.

Les arde que esos mismos indios a los que antes se podía matar impunemente con francotiradores, esos cuasianalfabetos y salvajes, sean hoy ciudadanos con derechos y la posibilidad de exigirlos. Les jode que protesten cuando los pisan, se quejen cuando les pegan y devuelvan el golpe cuando los atropellan. Añoran la mita.

Hace casi un año, con un amigo y colega hicimos un mapeo de situaciones de riesgo en las regiones con actividad hidrocarburífera y encontramos que en Pichanaki ya hacía tiempo que se estaba armando el problemón que reventó en febrero. Nadie dijo ni hizo nada hasta que la gente salió a protestar. Uno no toma la calle ni va al paro porque es divertidísimo que le lancen gas y lo golpeen o lo maten, sale porque todo lo demás fracasó. No seamos idiotas.


En el municipio de Mataquescuintla – Guatemala, los días 11, 12, 13, 14 y 15 de marzo de 2015, representación de pueblos, comunidades y organizaciones sociales nacionales y delegaciones internacionales de Brasil, Argentina, Perú, Colombia, Honduras, El Salvador, Nicaragua, República Dominicana, Haití, México, Costa Rica, Canadá, Islandia, Noruega y Sudáfrica, al calor del compañerismo, la solidaridad y el diálogo intercultural, nos hemos reunido para construir una propuesta de articulación continental y de impulso político.

Esta iniciativa permitirá avanzar en la construcción de un MOVIMIENTO CONTINENTAL CONTRA EL MODELO EXTRACTIVO Y POR LA SOBERANÍA POPULAR que haga frente al despojo que vienen padeciendo nuestros pueblos y seguir abonando el camino en la construcción de una nueva sociedad.

DECLARAMOS QUE

  1. Estamos viviendo un momento de contraofensiva del imperialismo contra los pueblos, los movimientos sociales y los gobiernos progresistas, de Latinoamérica, a través de políticas de asfixia económica, manipulación mediática y de criminalización de la protesta. Por lo tanto hacemos un llamado a todos nuestros pueblos para enfrentar esta contraofensiva con unidad, movilización y lucha.
  2. Entendemos que el problema de la extracción de nuestros bienes naturales comunes no tienen solo que ver con la minería,  sino que abarca el petróleo, el gas,  los proyectos hidroeléctricos, los agro-combustibles y los monocultivos. De tal manera que estamos ante un modelo extractivo de minerales y energía, de carácter capitalista, que impulsan las empresas transnacionales, países imperialistas y organismos multilaterales (Banco Mundial, Fondo Monetario Internacional), con la complicidad de los Estados nacionales, completando así la nueva división del trabajo que coloca a Latinoamérica como un proveedor neto de materias primas.
  3. Nosotros como pueblo latinoamericano estamos siendo agredidos, por medio de una confluencia nefasta de acuerdos entre Estados y transnacionales, donde las empresas logran disminución de impuestos; precariedad laboral; disminución de fuentes hídricas; contaminación ambiental; sobrexplotación, mercantilización y precarización de las mujeres; despojo de tierras y de su cultura a comunidades negras, campesinas e indígenas.
  4. La persecución de los movimientos sociales, la criminalización de la protesta y frecuentes violaciones de los derechos humanos son una constante en nuestra América, por parte de los aparatos estatales y las empresas transnacionales. Por lo tanto acudimos a la solidaridad internacional y la denuncia permanente para blindar a nuestros compañeros  y compañeras demostrando una vez más que nuestra lucha es por la vida.
  5. Respaldamos a los gobiernos progresistas de nuestra América por los avances realizados en sus distintos países e instamos a profundizar resueltamente el respeto a los derechos de nuestra madre tierra, de los pueblos indígenas, de las comunidades negras y campesinas.
  6. Estamos por la defensa del territorio y la creación de sociedades alternativas, apostándole a la construcción de poder popular y a una nueva forma de relacionamiento con la Naturaleza que rescate los conocimientos ancestrales y naturales. Reafirmamos la defensa de la vida y decimos altivos, que no le tememos al modelo extractivista de persecución y muerte al cual responderemos con lucha y movilización popular.
  7. Este encuentro da inicio a un proceso de articulación continental que permitirá compartir las experiencias de pueblos en resistencia y lucha, materiales investigativos sobre el accionar de las transnacionales y los Estados, además generar escuelas de formación política, mecanismos de denuncia y solidaridad, redes de comunicación y movilizaciones conjuntas.
  8. Para derrotar el modelo imperante es fundamental la unidad de las fuerzas de los pueblos. Por lo tanto extendemos la invitación a todos los pueblos, comunidades y organizaciones populares que luchan por la vida y la defensa del territorio, a juntarnos en un esfuerzo común,  de tal manera que en próximos escenarios de encuentro seamos más procesos y más países.

 Municipio de Mataquescuintla – Guatemala, Marzo 11, 12, 13, 14 y 15 de 2015.

 “¡SÍ A LA VIDA NO A LA MINERÍA!”


 ¡Ni Conga, ni Chadín, tampoco la Ley Pulpín!

 Celendín, 12 de enero de 2015

Guardianes de las Lagunas

Apreciados hermanas y hermanos del movimiento juvenil en nuestro país, les saludamos con afecto desde las alturas de Cajamarca, desde la resistencia contra el extractivismo y su megaproyecto minero Conga. Nuestro respeto y admiración por lo que hacen.

Escribimos para decirles que estamos caminando juntos con ustedes en la construcción de un Perú nuevo, de un mundo nuevo.  Hace ya varios años que decidimos no dejar a otros decidir sobre nuestras vidas y nuestros territorios. Empezamos la resistencia desde nuestras comunidades, desde las rondas campesinas, juntos, hombres, mujeres, jóvenes, adultos, ancianos y niños de Cajamarca. Con la frente en alto y con mucha dignidad, levantamos la voz, protestamos y marchamos, informamos y comunicamos al Perú y al mundo de nuestra situación; elaboramos propuestas de vida y economía para nuestras provincias como alternativa al modelo depredador de nuestra naturaleza, de nuestros bienes comunes.

Hemos realizado numerosas movilizaciones, plantones, foros, intercambios, encuentros, cumbres, marchas a la ciudad de Lima, etc. Paralizamos al proyecto Conga, pero nos dimos cuenta que ello no es suficiente. Ahora el gran capital ha venido a represar nuestros valles productivos del río Marañón para generar energía barata para las minera y también llevarla al Brasil quien la necesita en nombre del “desarrollo” para afianzar su condición de “potencia”. Por supuesto, no importa a nuestros gobiernos que se ponga en riesgo la subsistencia de nuestras comunidades, todo lo contrario, ponen a disposición las instituciones estatales y operan como un instrumento de los dueños del dinero, no como instancias que velen por intereses ciudadanos.

En estos años aprendimos que nuestra lucha no era contra un proyecto minero, sino en contra de una forma de vida impuesta desde el capitalismo. Aprendimos que el gobierno peruano esta capturado por los poderes fácticos, y por lo tanto, las leyes están hechas para favorecer al gran capital y para criminalizar a todos los que pensamos, sentimos y vivimos de modo distinto a lo que plantean sus intereses. Aprendimos que nosotros mismos tenemos que resolver nuestros problemas y construir nuestro futuro, no empresas o gobiernos lejanos; por lo tanto, hemos tenido que avanzar en desarrollar alternativas económicas, de ordenamiento territorial y de una institucionalidad de nuestros pueblos. También aprendimos que no estábamos luchando solos, sino que somos muchos, en distintos partes del país, de nuestra América y del mundo; por tanto, es necesario tejer nuestras luchas, solo así, podemos cambiar este sistema que nos excluye, oprime y violenta.

Por ello nos reconocemos en ustedes cuando toman las calles, como nosotros las lagunas, con una energía e irreverencia imparable que nace del deseo de libertad y justicia. También cuando las hordas del crimen organizado por el estado les lanzan bombas lacrimógenas, cuando lxs detienen, cuando lxs criminalizan y esperamos que nunca la violencia de estado apague vidas de jóvenes como lo hizo con 5 hermanos nuestros. Nos reconocemos también en sus arengas, en la creatividad de sus movilizaciones, en la música y cuando nosotros cantamos, gritamos, bailamos, nos reconocemos en ustedes. Nos vemos a nosotros mismos, cuando los medios de comunicación minimizan o satanizan sus protestas, como lo hacen con nosotros siempre.

Sabemos también, por la gran fuerza que despliegan, que la derogatoria de la ley pulpín, está cerca; es solo el comienzo. Pues como a nosotros, a ustedes también les oprime todo un sistema, un conjunto de leyes y políticas, de instituciones y procesos económicos, que hacen que en el Perú reine la corrupción, la explotación, el racismo y la desigualdad. Como nosotros, ustedes han dicho: ¡Ya Basta! merecemos un país distinto. Por lo tanto, al derogar la ley, toca demandar un nuevo régimen laboral que garantiza el trabajo digno y la redistribución de las riquezas. Toca exigir el fin de la corrupción, la derogatoria de los paquetazos anti-ambientales, anti-territoriales, exigir otras institucionalidades que garanticen la democracia, el derecho de los pueblos a definir su destino y políticas a favor de alternativas a este modelo extractivista que está conduciendo a la destrucción de nuestra madre tierra.

También toca fortalecer nuestros movimientos y autonomías, forjar poder popular, esa nuestra capacidad de tomar decisiones desde abajo, desde nosotros mismos y destruir este capitalismo salvaje. Para ello necesitamos articular los movimientos de los afectados por el extractivismo, de las mujeres, los jóvenes, sindicatos, de diversidad sexual, estudiantes, y de todos los que quieren un país distinto. Necesitamos nuevas formas de organizarnos, y por ello, nos alegramos tanto por los avances que han obtenido ustedes. Por eso, una vez derogada esta ley, les pedimos seguir en la lucha, fortaleciendo su movimiento, ampliando su agenda y construyendo un horizonte de vida distinto en el país.

Les estamos escribiendo para proponerles caminar juntos, hasta que el Perú sea un país distinto, con justicia, libertad, con democracia verdadera, con solidaridad y armonía con nuestra naturaleza. Que luchemos juntos hasta que seamos nosotros, los de abajo, quienes definamos nuestro destino, creando un buen vivir para todos.

Estaremos con ustedes en las calles, como esperamos que ustedes lo estén con nosotros.

 ¡NI CONGA, NI CHADÍN, TAMPOCO LA LEY PULPÍN!

 ¡POR UN PERÚ NUEVO, DENTRO DE UN MUNDO NUEVO!

 ¡SU LUCHA ES NUESTRA LUCHA!

 

 Plataforma Interinstitucional Celendina – PIC


Las organizaciones que constituyen el Movimiento de los Pueblos por el Buen Vivir, informaron que el domingo 7 de diciembre se iniciará la Marcha Nacional de los Pueblos. El recorrido, que partirá desde las lagunas comprendidas en el ámbito del proyecto Conga, culminará el miércoles 10, en la ciudad de Lima.

El sociólogo Jorge Pereyra, que figura entre los organizadores de la actividad, dijo que no hay que olvidar que el Perú es el cuarto país en el mundo, con más líderes ambientales asesinados.

Por su parte, el estudiante universitario Cesar Chilón, señaló que en Celendín, durante la Cumbre de los Pueblos, en la que participaron más de 70 organizaciones, se acordó realizar esta marcha. “El mismo día siete estaremos arribando a Trujillo, donde se llevará a cabo un foro en el centro de la ciudad. Luego estaremos en Chimbote, donde realizaremos una vigilia por los muertos en los conflictos eco territoriales”, señaló.

A su turno, Luordes Chuán dijo que en la marcha, las organizaciones de mujeres y hombres alzarán su voz de protesta y demostrarán nuevamente al presidente Humala que continúa la lucha contra el modelo extractivista que se pretende imponer. “Hemos acordado nuestra participación como mujeres en esta gran marcha, que se estará realizando no solo en el Perú, sino en todo el mundo, porque cambio climático afecta a todos”, dijo.

Chuán añadió que se exigirá al gobierno la derogatoria de las leyes que criminalizan la protesta y de las medidas que buscan reactivar la economía pero que afectan al medio ambiente.

Elmer Micha, músico ambientalista, comentó que en varias localidades del Perú, diversos ecosistemas están desapareciendo, debido a alteraciones en el clima. “En Cajamarca, justamente, tenemos la recarga hídrica que va al océano Pacifico y al Atlántico, con el río Marañón, que también está en peligro. Por esa razón, estamos organizados como artistas, para poder dar la bienvenida a los compañeros que llegarán desde las lagunas”, comentó.

Finalmente, el ex sacerdote Marco Arana mencionó que la noticia de que el Perú sería sede de la Cop 20, fue motivo de alegría y expectativas para la ciudadanía. Sin embargo, este año ha sido el peor para la institucionalidad ambiental  del país. “En este momento, más de dos millones de peruanos carecen de acceso al agua potable. Por otro lado, amenazan con la privatización de las empresas públicas de agua potable, y la mayor parte de la población peruana está asentada en la costa, donde hay menos agua”, precisó. Del mismo modo, anunció que el día cinco de diciembre será presentado el caso de violación de los derechos ambientales y urbanos, cometido por del proyecto Conga.

Nota

La delegación que llegará a Lima será recibida por los  congresistas Jorge Rimarachín y Verónica Mendoza.

Fuente: Notocias Ser


Compartimos un corto realizado por Espacio Libre en articulación con organizaciones que impulsaron la Cumbre de las Mujeres en Celendín, este último fin de semana.

En Cajamarca, solo en Celendín hay 41 detenidxs. En todo el proceso Conga mas de 300 personas corrieron la misma “suerte”,y así en muchas partes del país.

El estado peruano reprime a quienes luchan por territorio y vida, sin embargo estas compañeras a pesar de la represión, continúan firmes en su lucha.

!Si nos tocan a una ,nos tocan a todas¡
!Solidaridad con lxs compañerxs criminalizadxs por el estado peruano¡

Vía: Espacio Libre.


Los días 28, 29 y 30 de Noviembre en la Ciudad de Celendín nos reunimos alrededor de 80 mujeres defensoras de la vida, el agua y la pachamama, de los distintos territorios del Perú: Sur (Puno, Moquegua, Apurimac, Cuzco), Norte (Cajamarca, Piura, La Libertad), Oriente (Amazonas, San Martín, Loreto) y Centro (Junín). Dándonos cita en esta Cumbre para poder dialogar sobre nuestro rol como defensoras ambientales, los impactos en nuestras comunidad, vidas y cuerpos del cambio climático y los conflictos que enfrentamos en nuestros territorios con empresas extractivistas. Juntas reflexionamos y cuestionamos el rol del patriarcado dentro de nuestras organizaciones y comunidades y su alianza con el capitalismo para destruir la naturaleza, la comunidad y a las relaciones igualitarias entre hombres y mujeres.

La Cumbre de las Mujeres empezó con una reunión previa de la comisión organizadora donde integrantes de la organización de Fuerza Femenina Celendina, Fenmucarinap, PDTG, PIC, Grufides y compañeras y compañeros de Celendín, fueron tejiendo los primero lazos, y estructurando de manera colectiva los distintos momentos de la Cumbre de las Mujeres.

El primer día se inició en la Plaza de Armas de Celendín, con una Mística a la Pachamama, donde se hicieron presente los saludos y las fuerzas de luchas a través de la compañeras que arribaron de las distintas regiones, contagiando y convocando a la población con mucha alegría entre bailes y cantos.

En la Casa de las Promotoras de Salud las compañeras organizadas por macroregiones continuaron el trabajo compartiendo expectativas que tenían sobre la Cumbre de Mujeres y los principios que deberían regir nuestro trabajo colectivo . Este primer día culmino con mucho retos de trabajo para los dos siguiente días.

El reconocimiento de las distintas problemáticas que se viven por macroregiones en el Perú, mediante un mapeo colectivo, dio inicio a nuestra segunda jornada, focalizando de esta manera cómo estas afectan específicamente a la comunidad y a las mujeres. Un trabajo desde nuestras creatividades que nos permitió constatar la similitud de nuestros desafíos y apuestas de luchas. Tras este compartir de problemáticas, se comenzaron a dar luces para la creación/afirmación de alternativas desde las apuestas organizacionales que cada una tiene dentro de sus territorios, buscando articulación con más organizaciones macroregionales, y de esta manera poder pensar en fortalecer nuestras estrategias contra el sistema patriarcal, capitalista y colonial. Nuestra larga jornada de trabajo se vio recompensada con un compartir de bailes y cantos, mostrando toda la riqueza de la expresión creativa de las mujeres, buscando otras formas de compartir nuestra fuerza en la lucha.

El último día fue de intenso debate, pues producto de los días anteriores de reconocimiento y encuentros elaboramos y discutimos los puntos de nuestro pronunciamiento para incidir en la Cumbre de los Pueblos y la COP 20, buscando consensos y puntos comunes mujeres luchadoras, campesinas, urbanas pero también diversas.

Esta Cumbre culminó con un grito en común entre todas las mujeres, un grito enunciado en letras y dibujos en nuestra bandelora y que da señas de la continuidad del movimiento de mujeres luchadoras firmes y convencidas que el camino es luchar y seguir trabajando en comunidad: ¡Mujeres tejiendo el Buen Vivir!



El día de ayer otorgaron la concesión a la Central Hidroeléctrica Chadín II; y a  propósito de este conflicto social, dejamos con ustedes un artículo publicado en la revista Resistencia Celendina, en dónde se plantean algunas razones por lo que las comunidades de las riberas del Río Marañón y de Celendín en general se oponen a esta mega Central Hidroeléctrica.

¿PORQUÉ NI CONGA NI CHADÍN?

Mucho se ha esforzado César Gonzáles, gerente de sostenibilidad y comunicaciones del proyecto hidroeléctrico Chadín II de la transnacional brasilera Odebrecht, para desvincular la relación existente entre el represamiento del río Marañón y el proyecto minero Conga.  En numerosas entrevistas a los medios de comunicación de Chachapoyas, Celendín y Cajamarca manifestó con absoluta frialdad que “Chadín II no ha nacido para Conga”. Sin embargo la mentira tienen patas cortas y al final todo se llega a saber. Esta pillería de César Gonzáles fue puesta al descubierto por el mismo Ollanta Humala cuando el 20 de septiembre de 2013 en Arequipa, Humala pronunció (leyó) “su discurso” de clausura a la 31° Convención Minera, evento que alberga anualmente a las principales empresas mineras del mundo, a quién se dirigió agachado lo cabeza, no sólo para leer, en los siguientes términos: “Siéntanse seguros, como en casa…”, “La minería ha de convertirse en la palanca de nuestro desarrollo…”, “La ejecución de los proyectos no pueden tardar años en permisos y expedientes … eso nos restaría continuidad de crecimiento”; el auditorio repleto de empresarios mineros reventó en aplausos, habían escuchado al Ollanta para quién escribieron el discurso. Terminó la convención minera eligiendo a Roque Benavides, dueño de Yanacocha, ex jefe de César Gonzales, como el nuevo presidente de la siguiente reunión anual de mineros. Bueno, en esta reunión mientras Humala leía su discurso, se mostraba mapas en pantalla gigante que ilustraba lo que decía. “En la siguiente lámina estamos apreciando cómo podemos generar en torno a la minería, un polo de desarrollo territorial en la macro región norte. Como vemos, en esta z
ona predominan los proyectos de oro y cobre, ubicados en la sierra de Piura, Lambayeque, Cajamarca, Ancash y La Libertad. Para funcionar, requieren energía, y para ello se prevé la construcción de al menos cinco centrales hidroeléctricas que, aprovechando la fuerza hidráulica podrían alcanzar una producción superior a los diez mil mega watts, (…)”


Las centrales hidroeléctricas que mostraba las imágenes eran Chadín 2, Balsas, Cumba 4, Rentema y Manseriche, todas ellas en el cauce del Río Marañón y los proyectos mineros que demandan de esta energía son Proyecto Conga de Minera Yanacocha, Proyecto La Granja de la minera Río Tinto, Proyecto El Galeno de la china Lumina Copper, Proyecto Michiquillay de Anglo American, Proyecto Shahuindo de la minera Sulliden Mining, sólo en la Región Cajamarca quedando incluir los proyectos de ampliación de Yanacocha y los ubicados en Ancash, La Libertad y Piura.

No quiero ser yo quién sustente por qué Chadín II no debe ejecutarse, las comunidades afectadas se han manifestado de distintas formas a través de su Frente de Defensa y de sus Rondas Campesinas, aquí dejamos uno de sus pronunciamientos dónde expresan su posición frente a Chadín II.

Los comuneros y comuneras afectados que habitamos en las riberas del río Marañón, nos dirigimos a la opinión pública nacional e internacional, denunciando el intento de destrucción del río Marañón, considerado la naciente del río Amazonas, a través de su represamiento para construir una mega central hidroeléctrica llamada Chadín II, por la empresa brasilera Odebrecht.  Para nosotros el río Marañón no representa un accidente geográfico más, sino una fuente de trabajo, de subsistencia, un modo de vida, que generación tras generación ha contribuido con el alimento no solo para nuestros pueblos, sino también para las regiones de Cajamarca y Amazonas. Recientemente han venido a nuestras comunidades personas extrañas, que con engaños vienen a generarnos división y malestar en nuestras comunidades, alterando la paz y tranquilidad en la que vivimos.

Nos han ofrecido una serie de proyectos como carreteras, cuando es la misma empresa la que realmente la necesita para trasladar sus maquinarias y turbinas para construir la Central Hidroeléctrica Chadín II.  Anunciamos efectivamente que si nos hace falta una carretera para sacar nuestros productos del río Marañón, pero esta será inútil si más de 3 mil hectáreas de nuestros valles productivos quedarán inundados bajo el agua.

Nos han ofrecido trabajo por dos años, cuando los valles de nuestro río Marañón vienen generando trabajo generación tras generación y gracias a ello hemos podido educar a nuestros hijos; si se represa el Marañón, cientos de nosotros perderemos nuestra fuente de trabajo y estaremos condenados a vivir en la miseria. El trabajo que generamos en nuestros valles del Marañón son para toda la vida, además  no nos excluye, porque no nos pide un curriculum, no discrimina si tenemos o no educación superior, tampoco pide límites de edad y el trabajo no es para unos cuantos, sino para toda nuestra comunidad y para vecinos de otros lugares.

Nos han ofrecido canon hidroenergético, pero no nos dicen que este dinero además de ser poco, se tiene que distribuir entre dos regiones y vendrá después de 17 años, porque se tiene que recuperar la inversión. Además no es dinero de la empresa, sino es una deuda que contrae el Perú de los bancos del Brasil y tenemos que pagar todos los peruanos.  También el Brasil impone condiciones para el préstamos; que sea Odebrecht la que construya la represa, sabe qué negociado hay de por medio.

Nos dijeron que es un proyecto que brindará energía limpia, sin embargo generará grandes cantidades de gas metano que contribuye enormemente al calentamiento global y cambio climático, además alterará perjudicialmente el clima en nuestras comunidades; destruirá casi todas las variedades de peces de nuestro río, nos despojará de nuestras tierras para desplazarnos a lugares que no conocemos;  y ningún proyecto que destruya la naturaleza y genere problemas sociales puede decirse que  genera energía limpia, es una mentira que vienen difundiendo. También conocemos de otros proyectos que ha ejecutado la Odebrecht y han desplazado a comunidades y éstas ahora viven en la total y absoluta miseria.

Nos dijeron que la energía producida será para el desarrollo de nuestros pueblos y que no es posible que el Perú traiga energía del Ecuador, pero sin embargo no nos dijeron que esta energía es indispensable para que funcionen los catorce mega proyectos mineros como el proyecto Conga de la de Yanacocha y que la energía del Ecuador no es para la población sino para que funcione esta minera. Es decir no sólo quieren destruir las fuentes de agua de nuestros hermanos de Celendín y Bambamarca con el proyecto Conga, sino también con el proyecto Chadín II, quieren destruir nuestros valles del Marañón, sepultándolos con una inundación de 35 kilómetros destruyendo nuestros cultivos como el cacao que tanta fama le ha dado a Celendín por la producción del chocolate shilico.

Por tanto;

  • Rechazamos rotundamente la destrucción del río Marañón, por la empresa brasilera Odebrecht.
  • Denunciamos el chantaje del Gobierno que amenazan con quitarnos los programas sociales si no vamos a las reuniones de la Odebrecht a firmar nuestra propia destrucción.
  • Denunciamos públicamente la persecución judicial de la empresa Odebrecht para atemorizarnos con juicios y denuncias que nos han hecho a comuneros, autoridades y dirigentes que nos oponemos a la destrucción de nuestras fuentes de subsitencia.
  • Anunciamos que no venderemos ni un centímetro de nuestros terrenos a la empresa mafiosa Odebrecht o a terceros que envían para engañarnos y o para sobornar autoridades.
  • Advertimos a las demás comunidades de Celendín y hermanos de la región Amazonas que mientras nos mantengamos unidos y no vendamos nuestras tierras, no podrán represar el Marañón, es más, por una persona que no venda sus terrenos no podrán represar nuestro río.
  • Le decimos al Gobierno peruano que no aceptamos su visión de desarrollo, pues el desarrollo de ustedes significa la destrucción de nosotros, de nuestras familias, de nuestras comunidades.
  • Así mismo nos solidarizamos y apoyamos la lucha frente al proyecto minero Conga, porque no habrá Conga sin energía, sin Chadín II, por lo tanto nuestro lema es ¡Ni Conga, Ni Chadín! ¡Los pueblos se respetan!

Por todo ello, declaramos al proyecto Chadín II, como un proyecto inviable por ser  destructor de nuestros recursos naturales y rechazamos su construcción.

f596f-06072013chadin2audpubchumuch0026

90dd9-06072013chadin2audpubchumuch0061

 

 



El presidente de la Plataforma Interinstitucional de Celendín (Cajamarca), Milton Sánchez, señaló que las autoridades que se reunirán en la COP20 en diciembre próximo, deben tomar decisiones escuchando a las comunidades que están siendo afectadas por el cambio climático.
Milton, uno de los más reconocidos líderes ambientales de Cajamarca y uno de los principales opositores al proyecto Conga, señaló además que el modelo de desarrollo extractivista que domina la economía peruana se impone frente a los intereses de las comunidades del Perú, y violenta los derechos humanos.
De otro lado, resaltó la importancia que tiene la Cumbre de los Pueblos frente al Cambio Climático para articular a los pueblos y sus luchas, así como para plantear alternativas al actual modelo de desarrollo global. La cumbre de los pueblos se llevará a cabo en Lima del 9 al 12 de diciembre, de manera paralela a la COP20.
Diversos representantes de comunidades indígenas, ronderos, frentes de defensa, comités ambientales y activistas nacionales e internacionales, participan en la Cumbre de los Pueblos Cajamarca- Celendín que arrancó ayer y que finaliza el 23 de octubre. Este encuentro tiene por objetivo visibilizar la problemática ambiental en la que viven las comunidades del Perú, así como recoger propuestas que se espera sean escuchadas en la próxima COP20.

Fuente: La Mula – https://lamulaenvivo.lamula.pe/2014/10/24/proyectos-extractivos-se-estan-imponiendo-con-violacion-de-ddhh/danyvaldez/


 

 

Pacha

 

MANIFIESTO DEL FORO MUJER Y MINERÍA

La mega minería es otra cara del capitalismo-imperialismo que significa explotación, sometimiento, empobrecimiento, destrucción social y ambiental para los pueblos del mundo.

Las transnacionales mineras, de capital privado y/o estatal, controlan todo el proceso de prospección, exploración, extracción, transporte y comercialización de los minerales, así como el negocio de la especulación en las bolsas, bajo su lógica de generación de ganancia a través de la invasión, la guerra, la rapiña y devastación de los pueblos y la Madre Tierra.

La minería sustentable es una falacia de las transnacionales imperialistas y los gobiernos serviles, para enmascarar el nefasto control geopolítico, en especial de las semicolonias.

La minería afecta a las mujeres de forma directa y diferenciada, por su condición objetiva de sobre explotación y discriminación en la que se encuentra en el actual sistema capitalista-imperialista y patriarcal.

Una vez que los territorios son concesionados para la minería comienza la violación de los derechos de las comunidades, y de las mujeres más particularmente, ya que en la situación de opresión y exclusión en la que se encuentran son las que menos pueden participar en la toma de decisiones, y sus realidades e intereses son los menos tenidos en cuenta.

La minería despoja a las mujeres de comunidades rurales de sus espacios de vida y medios de subsistencia, a través de la expropiación y/o contaminación de los territorios y ecosistemas, a pesar de que ellas producen la mitad de alimentos del mundo, con lo que se afecta no sólo a las mujeres, sus familias y comunidades, sino a la Soberanía Alimentaria de los pueblos.

Privadas de sus espacios de vida y medios de subsistencia, las mujeres campesinas e indígenas son más vulnerables y caen en una mayor dependencia de los hombres, ya que la minería no demanda mano de obra femenina más que en trabajos de servicios, temporales y mal remunerados. Esta mayor dependencia económica se traduce en mayor sometimiento y control sobre las mujeres, por lo que es común el aumento de la violencia intrafamiliar.

Las mineras imperialistas se benefician directamente de esta situación, ya que así sobre explotan el trabajo de las mujeres que en forma gratuita realizan las labores para posibilitar la reproducción de la fuerza de trabajo para esta industria extractiva, en especial cuando, por consecuencia de la contaminación, las familias tienen que afrontar enfermedades de alguno de sus miembros. Es la mujer la que cuida de estos enfermos de los que no se hacen cargo ni las corporaciones, ni los gobiernos, ni los Estados.

Esta situación de vulnerabilidad lleva también a las mujeres a ocuparse en trabajos de “servicios colaterales” como la búsqueda de restos de mineral en la basura minera, lo que muchas veces lo hacen junto con sus niños, a pesar de las afectaciones a la salud que esto implica. Y también se pueden ver obligadas a vender sus cuerpos, ya que el aumento de la prostitución y trata de blancas es una de las lacras que acarrea la minería.

La contaminación social y ambiental causada por la minería afecta la Salud de las mujeres, incluso antes del inicio de la explotación de los yacimientos, desde el momento mismo en que una corporación llega a los territorios provoca un conflicto permanente en las comunidades, afectando emocionalmente a las mujeres que muchas veces tienen que afrontar la división dentro de sus propias familias. Así mismo, la contaminación de los ecosistemas afecta a las mujeres, especialmente en su salud reproductiva, con lo que las priva de su derecho a procrear hijas e hijos sanos.

Mientras las transnacionales imperialistas ganan millones cada año, las mujeres tienen que enfrentarse a las consecuencias de la masculinización de sus espacios de vida y la profundización del patriarcado con el consecuente aumento de la violencia en todos los ámbitos: familiar, comunitario, local y nacional, porque no sólo en sus hogares están expuestas a violencia física, sicológica y sexual, sino que tienen que batallar contra la violencia institucionalizada por parte de los Estados y gobiernos al servicio de las transnacionales, que se suman a las fuerzas de seguridad y ejércitos privados de las corporaciones.

La represión, persecución, criminalización y judicialización de las mujeres, que son parte con cada vez más fuerza de procesos de resistencia a los proyectos mineros, es cada día mayor y con un marcado carácter de género, que va desde los insultos de la fuerza pública (policías, militares) dirigidos a las mujeres con epítetos como “putas”, hasta la violación sexual.

La minería es otra pesada cadena que el sistema capitalista-imperialista y patriarcal impone a las mujeres y es justo revelarse contra el sanguinario negocio de los minerales.

ACORDAMOS:

– Asumir la lucha contra la minería, en especial contra la mega minería, como parte de la lucha por la liberación de la mujer.

– Sostener un espacio que nos posibilite ir profundizando la comprensión de este tema.

– Unir esfuerzos con otras organizaciones populares para levantar una campaña en contra de la imposición de los mega proyectos de minería en Ecuador.

– Rechazar la criminalización y solidarizarnos con las mujeres, las comunidades y los pueblos en resistencia a la minería en todo el mundo.

¡VIVA LA LUCHA DE LA MUJERES EN RESISTENCIA A LA MINERÍA!

¡FUERA IMPERIALISTAS MINEROS!

Vía: http://defensoraspachamama.blogspot.com/



Aproximadamente 100 efectivos policiales reprimieron brutalmente con bombas lacrimógenas lanzadas al cuerpo de los ciuadadan@s que protestaban en inmediaciones del pueblo de Cerro Verde, dejando varios heridos de gravedad. Un ciudadano se encuentra seriamente herido, dado que la bomba lacrimógena le cayó en la cabeza, el mismo que fue trasladado de urgencia al hospital Honorio Delgado de Arequipa.

Los pobladores hacen un llamado urgente al representante de la Defensoría del Pueblo para que se constituya en el lugar.

Los pobladores del distrito de Uchumayo, desde hace 6 días realizan enérgica protesta porque la minera Cerro Verde de manera abusiva anunció el cierre de su vía principal por un lapso de dos meses. 

Relación de heridos:

Eduardo Chambilla (74)
Elizabeth Arias Flores (30)
Denis Urrubia Abril (37
Juan Salazar Torres (45)
No identificado

También hay 8 detenidos en la comisaría de Tiabaya.

La vía principal está bloqueada con gran cantidad de piedras. A medida que pasan las horas, la población de la ciudad de Arequipa se solidariza con la lucha del distrito de Uchumayo; y en las próximas horas organizaciones y colectivos sociales y culturales se estarían convocando para una vigilia en la plaza de armas de Arequipa.


Fotos R. Yaraví

Publicado en Voces de la Tierra 


Servindi, 28 de agosto, 2014.- La zona conocida como El Fiscal en el distrito de Cocachacra, en la provincia arequipeña de Islay, es escenario de una protesta pacífica en la que participan pobladores del Valle de Tambo que se oponen a la ejecución del proyecto Tía María de la empresa Southern. 

Los manifestantes partieron con destino a esta zona ubicada en la carretera Panamericana Sur, a bordo de decenas de vehículos al promediar el mediodía. Esto en el marco de un paro de 48 horas que empezó hoy.

La convocatoria la realizó la Junta de Usuarios del Valle de Tambo, con el apoyo de una serie de organizaciones locales como la Junta de Usuarios de Ensenada Mejía Mollendo.

Marilú Marroquín, presidenta de esta última, calificó de “falta de respeto” la aprobación del estudio de impacto ambiental (EIA) del proyecto. La dirigente precisó que en el marco de las audiencias que se desarrollaron para informar sobre el mismo no se consideró a la población del referido valle.

Foto: Jaime Herrera

Sobre el impacto que tendrán las obras, la dirigente sostuvo que estas afectarán de forma grave la parte alta de la provincia de Cocachacra.

Indicó así que existe población que se ubica “a solo 600 metros del depósito de desmonte La Tapada” y que las filtraciones inevitablemente afectarán las aguas de la zona. A ello se va sumar, explicó, el daño que van ocasionar las partículas producto de las explosiones.

Como se recuerda, el EIA del proyecto Tía María, que producirá 120 mil toneladas métricas de cobre al año, se aprobó los primeros días del mes de agosto.

La movilización en la que participan hoy los pobladores del valle continuará el resto del día luego de un mitin.


También muestra preocupación por “la falta de implementación efectiva de las medidas adoptadas para mitigar impactos ambientales”.

Respuesta de las autoridades ante los conflictos sociales preocupa a la ONU. Foto: La República

Respuesta de las autoridades ante los conflictos sociales preocupa a la ONU. Foto: La República

El Comité de la ONU sobre la Discriminación Racial lamentó este viernes que sigan ocurriendo hechos violentos en Perú relacionados con la oposición a la explotación de recursos naturales y que no se realicen investigaciones exhaustivas al respecto.

“El Comité nota con preocupación la información reciente sobre persecuciones penalesy uso desproporcionado de la fuerza contra miembros de pueblos indígenasque se oponen a proyectos extractivos”, señaló el órgano de la ONU.

En un documento que contiene las observaciones y conclusiones del Comité, tras evaluar el informe de Perú sobre la manera en la que da cumplimiento a esa Convención, se señala que una reforma reciente del Código Penal puede tener un impacto negativosobre los pueblos indígenas.

Se trata de una modificación legislativa que exime de responsabilidad penal a agentes de las fuerzas del orden cuando causan lesiones o muerte, como resultado del uso de la fuerza en el cumplimiento de su deber, según se explica.

Para revertir esta situación, el Comité -integrado por dieciocho expertos independientes-recomienda al Estado peruano que considere la anulación de esa reforma del Código Penal para asegurar que los responsables de un uso excesivo de la fuerza contra indígenas respondan ante la justicia.

En otro pasaje del documento se expresa inquietud por “la falta de implementación efectiva de las medidas adoptadas para mitigar impactos ambientales” de los proyectos extractivos.

A ese respecto, menciona que esas concesiones siguen “vulnerando los derechos que los pueblos indígenas tienen sobre sus tierras, territorios tradicionales y ancestrales, recursos naturales, incluyendo las aguas, generando problemas como la contaminación de mantos acuíferos”.

El Comité se pronuncia igualmente sobre la situación de pueblos indígenas en situación deaislamiento voluntario o de contacto inicial, y considera que las medidas adoptadas para protegerlos sufren de “vacíos en su implementación”.

En este ámbito le preocupa, en particular, el plan para ampliar las actividades de exploración y extracción de gas natural en la reserva de Kugapakori Nahua Nanti debido a que “puede poner en peligro el bienestar físico y vulnerar los derechos” de quienes viven en la zona.

De otro lado, el informe mencionan las dificultades que “enfrentan los niños cuya lengua materna no es el español para el acceso a una educación de calidad“.

Apunta, en esta misma línea, “los altos niveles de analfabetismo entre niñas y niños perteneciente a comunidades indígenas y afroperuanas”, razón por la que se pide que se implemente de forma efectiva la política de Educación Intercultural Bilingüe. (EFE)

Publicado en La República el Viernes, 29 de agosto de 2014


Terrorismo en Intag

1.- Luego de varios viajes al Ecuador, es la primera vez que estoy personalmente en la zona de Intag. Sus montañas, de una belleza conmovedora y generosidad exuberante, vienen dando que hablar bastante en las últimas décadas. Yo escuché de ellas allá por 2005, cuando empezaba las investigaciones para mi tesis doctoral. Me enteré por entonces de uno de los primeros y más fuertes conflictos provocados por la nueva ola de fiebre mineral que se desató desde la última década del siglo pasado en América Latina. La lucha de las comunidades campesinas de Intag contra la Bishi Metals (empresa minera japonesa ligada al holding de Mitsubishi Corporation) en 1997 y más tarde contra la Ascendant Copper Co. (canadiense) en 2002, sería no sólo una de las pioneras, sino también emblemáticas en la defensa de los sistemas de vida locales, amenazados por las crecientes pretensiones extractivistas. Muchas otras resistencias contra mega-proyectos mineros en la región, se inspirarían más tarde en la valentía de esas comunidades al enfrentar y finalmente expulsar a esas grandes corporaciones, que ya en aquellos años supieron desplegar todo el arsenal de violencia diversificada que les es característico: donaciones y persecuciones, sobornos a líderes locales y dirigentes políticos, agresivas campañas mediáticas prometiendo el “desarrollo” y “nuevos empleos”, y hasta el amedrentamiento y las balas de fuerzas parapoliciales… Nada de eso pudo quebrantar entonces la férrea convicción de esas comunidades; para ellas era claro que ninguna promesa de “desarrollo” y de “oportunidades de enriquecimiento” era siquiera comparable a las riquezas, bellezas y bienestar que ellos ya disfrutaban y cultivaban con sus sistemas de vida. Antes que se transformara en un potente concepto político extendido a lo largo y a lo ancho de Nuestra América, antes de que la cartografía de los imaginarios políticos se viera sacudida por la emergencia de un nuevo horizonte emancipatorio condensado en la voz quecha de Sumaj Kawsay, esas comunidades de Intag ya sabían de qué se trataba el BUEN VIVIR… Ellos viven, practican, cultivan y disfrutan del Buen Vivir. Ya desde entonces, ellos saben que ese Buen Vivir nace y depende de sus montañas; han aprendido, por tanto, muy bien que el “desarrollo” es la principal amenaza, el arma más poderosa que apunta, hoy por hoy, contra el Buen Vivir…

2.- Estoy por primera vez en esa políticamente densa zona de Nuestra América que es Intag. Me encuentro en medio de una reunión de vecina/os de distintas localidades y pueblitos que se llegaron –no fácilmente- a la sede de la cooperativa de tamberos de Chalguayacu Alto. Más que los obstáculos del relieve, debieron esforzarse para pasar los “filtros” que los cuerpos de la policía nacional han instalado en los caminos para controlar e impedir, según los casos, el tránsito de la/os vecina/os por sus propios caminos… Veo rostros de aflicción; las voces suenan trémulas; como apagadas; unas como ahogadas en el dolor y la desesperanza; otras intentando contener tanta rabia y tanta indignación… Un vecino cuenta el estado de desesperación de la esposa de Javier Ramirez Piedra, presidente electo de la comunidad de Junín, detenido en condiciones irregulares (por decir lo menos) desde el 10 de abril de 2014 bajo los cargos de “rebelión, sabotaje y terrorismo”; es que lo que se creía una medida intimidatoria extrema pero de corta duración, ya va para largo: más de tres meses de detención, sumando arbitrariedades judiciales, unas tras otras… Otra vecina comparte el estado de angustia de su hija adolescente: “Nidia”, de trece años, tiene desde hace unas semanas trastornos de sueño y digestivos; padece de insomnio, y de noche, despierta sollozando; de día, le acompaña un estado de náuseas y vómitos… No quiere ir a la escuela; siente temor de tener que atravesar las propias calles del pueblo donde nació, ahora surcadas y ocupadas por numerosos policías, uniformados, de civil, y hasta con el torso desnudo. Están ahí, exhibiendo la “presencia del Estado”, haciendo saber que están ahora controlados y vigilados; lo escuchan y lo ven todo; que ellos son la fuerza, la razón y la ley. Están, unos acampando en las escuelas y otros, “alquilando” camas a vecinos a razón de 10 dólares la noche, a modo de “adelanto” de la prosperidad que traerá la minería… Ya las primeras voladuras han sido detonadas; no todavía en los cerros, sino en el tejido social de la comunidad. El dinero ofrecido es más ácido que el drenaje de mina: dinamita los vínculos y las relaciones; produce fracturas prácticamente irreversibles. Por qué aceptar la limosna estatal; por qué oponerse a lo que parece “inevitable”; dejarse vencer y traicionar a la comunidad; darse cuenta a tiempo y “aprovechar lo que sea posible”: las acusaciones cruzadas surcan los territorios de solidaridades históricas… Y con esas primeras grietas se “cuela” el poder de fuego de la voracidad extractivista en ciernes

3.- Quién hubiera pensado unos pocos años atrás que el gobierno nacido y construido bajo el espíritu revolucionario del proceso constituyente que legara no sólo al Ecuador, ni sólo a Nuestra America, sino a la humanidad toda, la Constitución de Montecristi (2008), quien hubiera imaginado que ese gobierno terminara luego persiguiendo, judicializando, criminalizando y reprimiendo a los defensores de los Derechos de la Naturaleza. Más todavía, un gobierno que ejerce el poder en nombre de una supuesta “revolución ciudadana” acusando de terroristas a “simples” campesina/os, cafetalera/os, agricultora/es, criadores de vacas, de frutas, de ríos y de bosques, simplemente porque quieren seguir manteniendo y cuidando sus sistemas de vida, la salud y vitalidad de sus territorios; simplemente porque no quieren saber nada con una minería que no tiene nada que ver con ellos, con sus modos de producir y habitar sus montañas: porque la tecnología es extraña, como extraños son los motivos y los fines de la explotación; porque el cobre es deseado por otros y para otros; porque los caminos y la infraestructura, serán para usufructo de la “empresa”… Porque nada de lo que ofrecen compensará las pérdidas… Y hacer la voluntad de lo extraño en el propio territorio, produce extrañamiento, alienación ecobiopolítica.

Las comunidades de Intag lo saben y por eso se oponen. Esa oposición los ha convertido en enemigos declarados de la “causa nacional”, la nueva ola desarrollista que sopla ahora bajo los discursos grandilocuentes de la “revolución ciudadana”. Extraña revolución, que se parece tanto a las formas y los modos de una dictadura; extraña apelación a la “ciudadanía”, cuando los que salen a las calles a expresar su voluntad son perseguidos y judicializados; cuando las propias autoridades electas son acusadas de “terrorismo” por intentar cumplir el contrato político con sus electores…. Javier Ramirez Piedra es, como me lo describen sus vecinos, “un campesino honrado, pacífico y solidario”, comprometido desde siempre con la defensa de esa parte de la Cordillera de Toisán que es hoy su hogar. En reconocimiento precisamente a su honestidad y compromiso, ha sido electo presidente de la comunidad de Junín. En cumplimiento de su “mandato electoral” ha participado y apoyado las manifestaciones populares contra el ingreso de la ENAMI (Empresa Nacional de Minería) a la zona. Esta empresa, creada por Rafael Correa, para arremeter en la zona con el proyecto Llurimagua, de explotación de cobre en casi 5000 hectáreas, en alianza con la transnacional chilena, oneroso legado de la dictadura de Pinochet, la CODELCO, procura ahora “revestir” de presuntamente “nacional” una explotación que por sus características, condiciones, modalidades y objetivos, es, más que transnacional, de carácter insoslayablemente (neo)colonial.

Javier Ramirez ha sido acusado de “rebelión, sabotaje y terrorismo” presuntamente por participar en una manifestación de vecinos que intentaron impedir el paso de agentes de la ENAMI a iniciar una nueva exploración de la zona. Desde el 10 de abril hasta la fecha permanece detenido. El 8 de mayo de este año, empleados de la ENAMI ingresaron a la fuerza, a la zona de Intag, escoltados por un cuerpo de 250 policías y fuerzas especiales anti-motines, en más de 30 vehículos policiales y acompañados por el gobernador de Imbabura. En su cuenta de Twitter, la ENAMI publicó la “noticia” con un lacónico y cínico comentario: “Una entrada pacífica y con apoyo de la comunidad a la zona de Llurimagua. Mineria Responsable”… Para más, esos policías ingresaron para no salir: han hecho de Junín y sus alrededores un territorio literalmente ocupado. Controlan y administran a su propio antojo y arbitrio no sólo el ingreso de “externos y foráneos” a la región, sino incluso, el propio tránsito de los mismos vecinos entre pueblo y pueblo. El 14 de junio pasado, el día antes de mi llegada a la zona, las comunidades de la región decidieron reunirse en Cotacachi y emprender una caravana en solidaridad con Junín y con su presidente detenido y en defensa de Intag. Se congregaron más de 400 personas en la plaza. El alcalde de Cotacachi, los concejales y funcionarios municipales, vecinos de localidades vecinas, vieron sin embargo, frustradas sus intenciones: la Policía Nacional les negó el paso en nombre de las medidas de seguridad tomada por el “Operativo Nacional Intag”, bajo órdenes directas del Ministerio del Interior, según respondieron… Ese sábado 14 de junio, la prepotencia estatal ejercida bajo el discurso legitimador de “revolución ciudadana” aplastó toda pretensión de mínima de ciudadanía; cobró las formas y los gestos de la más tosca dictadura. Ese día quedó claro que desde abril por lo menos a esta parte, Intag pasó a estar bajo un régimen de estado de sitio de facto.

Durante los procesos de resistencia de Intag, sus pobladores se han tenido que enfrentar incluso a los paramilitares de la empresa minera

4.- Yo llegué a Intag al otro día, de ese soberano atropello a la voluntad popular. El domingo 15 de junio era un día especial para todo Ecuador: ese día no sólo se festejaba el día del padre, sino que además debutaba la selección en el mundial de fútbol contra Suiza. Mientras en todo el país se vivía un clima de fiesta, en la zona de Intag predominaba un ambiente de terror. El terror alude no sólo a un estado fisiológico que se apodera de los cuerpos, sino también a un estado social donde las prácticas y las relaciones se hallan bajo el dominio del miedo y la angustia. Eso era lo que veía y percibía en cada rostro y en cada palabra que intercambiaba con la/os pobladores de la zona. La empresa minera, la ENAMI, como es del protocolo de sus políticas de fabricación de “consenso”, organizó un festejo para los padres, pero fueron muy pocos. Las calles estaban habitadas por el silencio y la mirada vigilante de patrulleros y policías de a pie. La gente, en la reunión convocada para hablar de la marcha frustrada del día anterior, hablaba bajito y mirando para el suelo… El miedo se percibía en el silencio y en los gestos. El proceso de “socialización” minera ya ha empezado; el clima de angustia y de terror es uno de sus primeros efectos/resultados. Pareciera ser que lo que no lograron años atrás grandes empresas extranjeras, ahora sería factible bajo la fachada de una “empresa nacional” que, encima, actúa con todo el poder de un gobierno que dice haber dejado atrás la larga noche neoliberal y gobernar ahora en nombre del “socialismo del siglo XXI” y la “revolución ciudadana”… Extraña situación en la que los nuevas administraciones progresistas y o de izquierda vienen ahora a continuar la agenda y los planes de gobierno que no pudieron ejecutar y completar los “neoliberales”… Extraña situación en la que las poblaciones que actúan en defensa de los principios de la Constitución de Montecristi, los defensores de los Derechos de la Madre Tierra, son ahora perseguidas y acusadas bajo el cargo de “terrorismo”; donde los “terroristas” viven literalmente aterrorizados por los atropellos del Estado… Es que así es la ecuación de la gobernanza neocolonial del extractivismo: el “desarrollo” minero, desde sus primeros pasos, desde la etapa de la “exploración”, no puede avanzar sino por medio de la fabricación e implantación de un estado social y corporal de terror… Bajo ese régimen está hoy Intag. El terrorismo extractivista –que pareciera más peligroso aún bajo los ropajes del “progresismo desarrollista”- está asfixiando las esperanzas y semillas del Buen Vivir que hay ahí guardadas en la cordillera de Toisán. Esa zona que fue pionera y emblema en la lucha por el Buen Vivir, pionera en la defensa de los Derechos de la Madre Tierra, y madre de tantas otras luchas semejantes en Nuestra América, está hoy bajo amenaza; literalmente sitiada; bajo estado de excepción… Precisa, hoy, de nuestras miradas y de nuestro corazón, de nuestra comprometida atención y apoyo… Allí en Intag se está librando una batalla clave por la revolución civilizatoria del Buen Vivir.



Horacio Machado Aráoz. Investigador del Conicet, Argentina

Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes