Posts etiquetados ‘Barrick Gold’


Paula Correa | Domingo 27 de abril 2014

Fuente: http://radio.uchile.cl

La transnacional canadiense Barrick, a cargo del proyecto minero Pascua Lama, y la estadounidense Newmont Mining Corp. intentaron fusionarse, lo que de haber prosperado hubiese significado la unión de los dos productores de oro más grandes del mundo. Una significativa caída del precio del metal, así como los diversos conflictos locales que deben enfrentar sus proyectos advierten un complejo escenario.

El lunes pasado se informó que los intentos de fusión entre las empresas Barrick Gold y Newmont Mining Corp. fracasaron. De haber fructificado el acuerdo, los dos gigantes, que cuentan con presencia en los cinco continentes, además de un alto porcentaje de la producción del oro a nivel internacional, habrían comenzado un proceso de reducción de costos y optimización de recursos, marcando una nueva etapa en el mercado del oro.

Pero, ¿cuál era la intensión de estos dos conglomerados? Lucio Cuenca, director del Observatorio Latinoamericano de Conflictos Ambientales (OLCA), sostuvo que esto es una respuesta a situaciones de especulación que se han dado en los últimos 10 a 15 años, y que hoy tienen al metal en una importante resaca a la baja.

“En este momento las principales compañías están en una situación de crisis producto de la baja del precio del oro. Pero especialmente porque este sector económico, de extracción del oro, está muy vinculado y es muy vulnerable por los procesos de especulación que se dan a nivel financiero y económico”, explicó.

Barrick y Newmont se caracterizan también por ser empresas muy agresivas en la explotación de sus proyectos en los países que se instalan. Newmont está en Perú, donde ha debido enfrentar importantes conflictos con su proyecto Yanacocha, en la localidad de Cajamarca.

 

Sin embargo, hoy la mayor conflictividad reconocida, incluso a nivel internacional, corresponde al proyecto Conga, en Celendín y también Cajamarca.

En Chile y Argentina, Barrick Gold enfrenta la oposición al proyecto binacional minero Pascua Lama, lo que ha profundizado su crisis económica.

El año pasado, con el cierre del proyecto decretado por los tribunales, sus acciones bajaron entre un 30 y 40 por ciento en las bolsas de Nueva York y Toronto. En cuanto a la pérdida patrimonial, se estima en ocho mil 500 millones de dólares, de los cuales cinco mil 500 estarían relacionados directamente con el caso Pascua Lama.

En ese sentido, Lucio Cuenca afirmó que, posiblemente, la crisis financiera es más grande que la posibilidad de enfrentarla a través de la fusión, lo que explicaría su fracaso.

Por su parte, el economista peruano José De Echave, subdirector de Cooperacción, coincidió en que, de todos los metales, el más ligado a las especulaciones es precisamente el oro.

Por ello, aseguró que la medida fue tomada ante la postura más conservadora de los inversionistas, aunque indicó que el capítulo de la fusión no se cierra con este primer fracaso de las conversaciones.

“No tengo la menor duda de que esto va a seguir. Lo primero es que en los últimos diez años un común denominar del sector minero a nivel global han sido los procesos de fusiones y también las absorciones de empresas menores. Esta ha sido una característica”, detalló.

Asimismo, aclaró que “cuando estamos hablando de dos operadores importantes, como es en este caso, evidentemente esto no se concreta en los primeros intentos. Existen muchos intereses y posiciones de accionistas, hay mucho en juego. Más bien lo normal es que los procesos duren, y duren muchos años”.

Como ex viceministro del Medioambiente del gobierno de Ollanta Humala, afirmó que mayoritariamente estos procesos se concretan, lo que en este caso aseguraría un control muy efectivo del mercado, dejando en una gran vulnerabilidad a las otras mineras. Pero advirtió que muchas veces aquello genera perjuicios a algunos proyectos, porque suele darse que un conglomerado exige su venta al otro.

Todo esto en medio de importantes movilizaciones en Perú, a propósito de los proyectos Yanacocha y Conga, paralelamente al complejo escenario judicial que enfrenta Pascua Lama en Chile, con una causa en plena revisión de los Tribunales Ambientales.

Anuncios


Fuente: www.hoy.com.do

12 Abril 2013

SANTIAGO, Chile. AP. La decisión de un tribunal chileno de suspender la construcción un proyecto minero de 8.000 millones de dólares de la Barrick Gold Corp., en Los Andes, es uno de varios reveses sufridos por la empresa especializada en la extracción de oro más grande del mundo.

Barrick enfrenta seria resistencia por cuestiones ambientales en Argentina, donde se encuentra parte de la reserva de Pascua-Lama, y en la República Dominicana, cuyo gobierno insiste en reformular el contrato con las regalías de la mina Pueblo Viejo, una inversión de 4.000 millones de dólares.

Los problemas que encara la compañía canadiense reflejan los crecientes riesgos para la actividad minera en América Latina, donde las autoridades están reconsiderando temas como las regulaciones y los impuestos que se fijan a esa industria. Están empeñadas en quedarse con un porcentaje mayor de las ganancias y proteger al mismo tiempo los recursos naturales.

En país tras país, las empresas mineras más grandes se ven obligadas a satisfacer nuevos stándards ambientales, a adaptarse a nuevas normas sobre divisas e impuestos y a defender contratos a largo plazo que creían seguros.

Protestas en Perú. Newmont Mining Corp., empresa con sede en Denver, tiene estancado su proyecto de Minas Conga, de 5.000 millones de dólares, en Perú por violentas protestas sobre su supuesta contaminación de las aguas.

La compañía brasileña Vale SA invirtió 2.200 millones de dólares en la construcción de una mina, un ferrocarril y un puerto en Argentina, pero tuvo que abandonar el proyecto el mes pasado por la creciente inflación y los férreos controles de las divisas.

“Hay creciente inquietud en torno a los niveles de vida y cuestiones ambientales. Al mismo tiempo, los gobiernos son presionados para obtener más ganancias de la minería, mejorar la educación, la salud y otros servicios”, expresó Risa Grais-Targow, analista del Eurasia Group especializada en América Latina.

“Perú ha experimentado un crecimiento excepcional, pero muchos creen que no se han beneficiado de ello. La mayor parte de los conflictos giran en torno al agua, mientras que en Chile hay una creciente clase media preocupada con el medio ambiente”, acotó.

Fallo contra Barrick. El fallo en contra de Barrick del miércoles en Copiapó, Chile, hizo que las acciones de la empresa cayesen un 6% y alcanzasen su nivel más bajo en cuatro años. Las acciones se recuperaron un poco el jueves, subiendo 27 centavos de dólar, o el 1,1%, hasta cotizarse a 24,73 dólares.

Los ministerios del medio ambiente y de minería chilenos han apoyado la suspensión de los trabajos en la mina ubicada a unos 5,000 metros de altura.

Los detractores del proyecto dicen que la construcción hizo que cayera mucho polvo en los glaciares vecinos Toro 1, Toro 2 y Esperanza, acelerando su deshielo, y que además amenaza el río Estrecho, que abastece de agua a la comunidad indígena Diaguita.

Barrick dijo en un comunicado que “trabaja para solucionar los requerimientos ambientales y otros regulatorios para satisfacción de las autoridades chilenas”. Pero insistió en que va a continuar con el proyecto en Lama, del lado argentino, donde la minería está regulada por los gobiernos provinciales, no por el gobierno central.

Minera dice que cumple la ley. La firma asegura que cumple con todas las leyes argentinas, pero defensores del medio ambientes sostienen que los proyectos de Pascua-Lama y de Veladero, en la misma región, que produjo 611.000 onzas de oro el año pasado, violan claramente una ley del 2010 que prohíbe toda actividad minera en o cerca de glaciares.

Si bien Barrick bloqueó la aplicación de la ley hasta ahora, la Corte Suprema argentina ordenó un inventario nacional de agua suministrada por glaciares y por áreas peri-glaciales, como se denomina a regiones rocosas donde se acumula el agua generada por el deshielo de los glaciares.

“A la luz de esto es fundamental que se hagan el inventario,” declaró Miguel Bonasso, quien impulsó la ley del 2010 y cuyo libro “El Mal” acusa a Barrick de numerosas violaciones a las leyes del medio ambiente.

“Y si se comprueba que las actividades de Barrick Gold afectan los glaciares y áreas peri-glaciales, tendrá que irse Barrick del territorio argentino. Así de claro”, sostuvo Bonasso.

Pronto para evluar impacto. Barrick dijo que es “demasiado pronto para evaluar el impacto, si es que hay alguno, en el capital presupuestado en general y en el calendario del proyecto” de Pascua-Lama. En la zona hay 17,9 millones de onzas de reservas de oro comprobadas y sería una de las minas de oro más grandes del mundo, y más económicas, si llega a funcionar.

Ya antes del fallo judicial el proyecto enfrentaba problemas. Su inicio fue demorado más de seis meses, hasta la segunda mitad del 2014, y los costos habían subido de 3.000 millones a 8.000 millones.

Algunos analistas dicen que dado que más del 70% de las reservas de Pascua-Lama se encuentran del lado chileno, una prohibición de explotar la mina en ese territorio en la práctica mataría el proyecto.

El ministro argentino de minas Jorge Mayoral, no obstante, sostiene que, incluso si no se puede extraer el oro del lado chileno, el proyecto bien vale el esfuerzo.

“Es cierto que el mayor porcentaje de las reservas están del lado chileno, pero hablar de un proyecto de esa magnitud y decir que al menos el 30% de las reservas se encuentran del lago argentino, estamos hablando de una importantísima cantidad de reservas que por supuesto garantizaría la puesta en valor de cualquier unidad de trabajo en un futuro inmediato”, expresó Mayoral.

Andy Kaplowitz, analista de Barclays Capital, dijo en una investigación que “tendremos que esperar y ver cómo se resuelve esta situación, pero dado que Barrick ya ha invertido 4.200 millones de dólares en el proyecto… y que se ha completado el 40% de la construcción, creemos que hay un fuerte incentivo para que la empresa trate de seguir adelante con las menores demoras posibles”.

En el país. En la República Dominicana, entre tanto, los altos precios del oro hacen que el gobierno apueste fuerte a la mina Pueblo Viejo, que tiene 20 millones de onzas de oro además de plata, cobre y zinc.

Barrick es dueña del 60% del proyecto y Goldcorp Inc., de Vancouver, el otro 40%. Las empresas reabrieron la mina el año pasado tras invertir 4.000 millones de dólares, la inversión extranjera más grande en la historia de la República Dominicana y que, a la larga, generará unos 7.000 millones de dólares al gobierno dominicano.

El país, sin embargo, todavía no ha visto un centavo y el presidente Danilo Medina y el Congreso quieren reformular el contrato a 25 años, que promete regalías solo después de que las dos firmas canadienses recuperen su inversión inicial y que las ganancias del proyecto superen el 10%.

Flexibilidad. Los ejecutivos de Barrick “tienen que flexibilizar su actitud porque si no, el presiente lo dijo: o negocian o se les impone más impuestos”, dijo José Ramón Peralta, ministro administrativo de la Presidencia de República Dominicana.

El portavoz de Barrick Jorge Esteva afirmó que las compañías están dispuestas a dialogar, pero destacó que tomó 27 meses negociar el actual contrato antes de que fuese aprobado por el congreso y por el presidente de entonces.

Chile, el principal productor mundial de cobre, tiene sólidas regulaciones para la minería, actividad que sustenta la mayor parte de su economía.

Pero incluso aquí hay proyectos mineros y energéticos que han sido demorados porque sectores defensores del medio ambiente acuden a los tribunales para pedir mayores protecciones para las poblaciones vecinas y los recursos naturales.

“Tengo la impresión que esto es parte de las nuevas condiciones sociales y ambientales de Chile y las empresas tienen que enfrentarlo. Si no, no habrán más proyectos mineros”, declaró Gustavo Lagos, profesor de minería de la Universidad Católica.

“Hay mucha más oposición al proyecto de Pascua-Lama que a cualquier otro proyecto minero en Chile. Barrick tendrá que resolver este embrollo porque la mina es muy importante para la compañía y ya ha invertido mucho dinero”.