Archivos para 3 diciembre, 2013


Doña Santos mostrando foto de su hijo asesinado por el ejercito el pasado de 3 de julio de 2012. 
(Foto: Jorge Chavez Ortiz – 30.11.2013)

– Informe presentado hoy en las Naciones Unidas exige anular convenios secretos entre la Policía Nacional y empresas mineras.

Servindi, 2 de diciembre, 2013.- Un informe publicado hoy revela como operadores mineros han suscrito en los últimos años convenios con la Policía Nacional del Perú (PNP) que atentan contra la independencia de las fuerzas de seguridad pública en una practica similar al mercenarismo.

El informe: Policía mercenaria al servicio de las Empresas Mineras fue publicado el lunes 2 de diciembre por la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos, la Asociación para los Pueblos Amenazados, Derechos Humanos Sin Fronteras y el Grupo de Formación e Intervención para el Desarrollo Sostenible (Grufides).

El documento presentado simultáneamente en Ginebra, en el marco de las reuniones de las Naciones Unidas, argumenta cómo esos convenios socavan el monopolio del uso de la fuerza por Estado.

Además, lejos de contribuir a la solución pacífica de los conflictos, han agudizado la violencia y producido severas vulneraciones de los derechos humanos como sucedió en los conflictos con minera Yanacocha en Cajamarca y con la minera Xstrata Tintaya en Espinar, Cusco.

En ambos casos las protestas ciudadanas fueron respondidas con una represión muy violenta, y detrás de la acción policial existen convenios entre la Policía Nacional y las empresas mineras.

Las cuatro organizaciones exigen la inmediata anulación de los convenios entre las fuerzas de seguridad peruanas y las empresas mineras y exigen al gobierno respetar los derechos de la población y garantizar su protección.

Asimismo, demandan la instalación de una Comisión de la Verdad sobre los derechos humanos y la minería en el Perú.

La colaboración de la PNP con las empresas mineras contradice las directrices para la Economía y los Derechos Humanos, así como los Principios Voluntarios de Seguridad y Derechos Humanos, dos iniciativas internacionales impulsadas por las Naciones Unidas.

Es una gran contradicción que la empresa matriz de minera Yanacocha, Newmont Mining Corporation se adhiere a los principios voluntarios y tenga a la vez convenios con la policía peruana. Igual sucede con la empresa Xtrata Tintaya, con sede en Suiza, comprometida también con el cumplimiento de los principios voluntarios.

Los autores del informe requieren que los Estados y mecanismos de la ONU promuevan una reforma de los principios voluntarios y se cree un marco normativo conforme a las directrices para la Economía y los Derechos Humanos que obligue a las empresas a respetar los derechos humanos y ambientales.

En casos de violaciones de derechos humanos y grave destrucción del medio ambiente los afectados deben poder reclamar sus derechos vulnerados tanto en el país anfitrión (host country) de la empresa como en el país que es sede de su casa matriz (home country).

Acceda al informe completo con un clic en los siguientes enlaces:

Policía mercenaria al servicio de las Empresas Mineras (PDF, 37 páginas, español)
Police in the Pay of Mining Companies (PDF, 32 páginas, inglés)




– Informe presentado hoy en las Naciones Unidas exige anular convenios secretos entre la Policía Nacional y empresas mineras.

Servindi, 2 de diciembre, 2013.- Un informe publicado hoy revela como operadores mineros han suscrito en los últimos años convenios con la Policía Nacional del Perú (PNP) que atentan contra la independencia de las fuerzas de seguridad pública en una practica similar al mercenarismo.

El informe: Policía mercenaria al servicio de las Empresas Mineras fue publicado el lunes 2 de diciembre por la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos, la Asociación para los Pueblos Amenazados, Derechos Humanos Sin Fronteras y el Grupo de Formación e Intervención para el Desarrollo Sostenible (Grufides).

El documento presentado simultáneamente en Ginebra, en el marco de las reuniones de las Naciones Unidas, argumenta cómo esos convenios socavan el monopolio del uso de la fuerza por Estado.

Además, lejos de contribuir a la solución pacífica de los conflictos, han agudizado la violencia y producido severas vulneraciones de los derechos humanos como sucedió en los conflictos con minera Yanacocha en Cajamarca y con la minera Xstrata Tintaya en Espinar, Cusco.

En ambos casos las protestas ciudadanas fueron respondidas con una represión muy violenta, y detrás de la acción policial existen convenios entre la Policía Nacional y las empresas mineras.

Las cuatro organizaciones exigen la inmediata anulación de los convenios entre las fuerzas de seguridad peruanas y las empresas mineras y exigen al gobierno respetar los derechos de la población y garantizar su protección.

Asimismo, demandan la instalación de una Comisión de la Verdad sobre los derechos humanos y la minería en el Perú.

La colaboración de la PNP con las empresas mineras contradice las directrices para la Economía y los Derechos Humanos, así como los Principios Voluntarios de Seguridad y Derechos Humanos, dos iniciativas internacionales impulsadas por las Naciones Unidas.

Es una gran contradicción que la empresa matriz de minera Yanacocha, Newmont Mining Corporation se adhiere a los principios voluntarios y tenga a la vez convenios con la policía peruana. Igual sucede con la empresa Xtrata Tintaya, con sede en Suiza, comprometida también con el cumplimiento de los principios voluntarios.

Los autores del informe requieren que los Estados y mecanismos de la ONU promuevan una reforma de los principios voluntarios y se cree un marco normativo conforme a las directrices para la Economía y los Derechos Humanos que obligue a las empresas a respetar los derechos humanos y ambientales.

En casos de violaciones de derechos humanos y grave destrucción del medio ambiente los afectados deben poder reclamar sus derechos vulnerados tanto en el país anfitrión (host country) de la empresa como en el país que es sede de su casa matriz (home country).

Acceda al informe completo con un clic en los siguientes enlaces:


Cajamarca: Yanacocha espera permisos para construir reservorio El Perol

Óscar Silva Rojas, gerente de operaciones de la empresa minera Yanacocha, dijo que solo se está esperando las autorizaciones para iniciar la construcción del reservorio El Perol, obra presupuestada en 20 millones de soles, un monto similar al invertido en el reservorio Chaylluagon.

En otro momento, dijo que los niveles de rechazo al proyecto Conga disminuyeron y que este es el momento propicio para iniciar las operaciones, pero antes se deben cumplir con los compromisos asumidos como los reservorios del agua.

A la vez el funcionario detalló que con la construcción de los mencionados reservorios se espera incrementar el regadío de la zona de influencia y por ende mejorará la agricultura y ganadería.

Fuente: RPP: Lunes, 02 de Diciembre 2013  |  9:20 pm


Pide que el juicio de Máxima Acuña Chaupe y su familia sea imparcial y acorde con la justicia

Ahora es un momento critico para mostrar nuestro apoyo con Máxima Acuña Chaupe, mujer defensora de la vida, el ambiente y derechos humanos, y su familia.

“Temo por mi vida, por la vida de mi esposo, por la vida de mis niños y por la vida de las personas en mi comunidad que defienden a nosotros y a nuestra agua” (Máxima Chaupe)

El martes 3 de diciembre, al medio dia se llevara a cabo la ultima audiencia del caso legal en contra de Máxima Acuña Chaupe y su familia, lanzado por la empresa minera Yanacocha. Máxima y su familia corren el riesgo de perder su tierra y ser forzosamente desalojados.

Por favor tome un minuto para añadir su nombre o su organización a nuestra petición dirigida a las autoridades Peruanas solicitando que el proceso legal se lleve imparcialmente y acorde con la Justicia.

Firma la petición por ULAM aqui


Máxima Acuña

Máxima Acuña

 

 

Por Félix Álvarez Torres

Jaime Chaupe, Máxima Acuña y sus hijos, comuneros de Sorocuco de Celendín, Cajamarca; viven y trabajan las tierras de TragaderoGrande, la parcela que desde 1994 les pertenece. Su vida tranquila de campesinos ha sido turbada al punto de correr riesgo; cuando en el2011 Minera Yanachocha de Roque Benavides, Newmont Mining y el Banco Mundial, puso todo el poder del dinero en su contra.

En mayo del 2011 el ingeniero Guillermo Silva, trabajador de Yanacocha, ingresó a la parcela de la familia Chaupe Acuña acompañado de miembros de la Policía Nacional y de la empresa Seguritas de seguridad privada de la mina. El objetivo de la visita fue destruirlos hitos de demarcación de la parcela Tragadero Grande y tapar las zanjas que la familia había abierto como parte de su trabajo campesino. Jaime Chaupe fue a increpar a los invasores, mostró los documentos de la propiedad a la policía y los usurpadores se marcharon después de la discusión. No sería por mucho tiempo. El 24 del mismo mes reaparecieron los invasores, la discusión se volvió más áspera. Los policías que los acompañaban no querían ver los papeles de los Chaupe. Finalmente se retiraron, pero ya habían conseguido tapar las zanjas, tumbar los hitos y muros y destruir las chozas. Al día siguiente los esposos Chaupe Acuña denunciaron a la empresa por usurpación.

A los ocho días reaparecieron los usurpadores, acompañados siempre de la policía y los guardias privados. Traían un “acta” que supuestamente había sido levantada en su incursión anterior y en la que estaba consignada la firma falsificada de Jaime Chaupe. Según este documento apócrifo la familia Chaupe se comprometía a abandonar el terreno voluntariamente.

Los inocentes son los culpables

Yanacocha a través de Seguritas, su empresa de seguridad, y la Policía Nacional mantuvo sitiada a la familia Chaupe durante 4 días en agosto del 2011. En esa ocasión los invasores quemaron chozas, mataron ganado, mataron a los perros pastores, robaron dinero en efectivo y golpearon brutalmente a Máxima Acuña de Chaupe y a sus hijos, dejándolos privados de conocimiento sin darles ningún tipo de auxilio y abandonando sus cuerpos. De esta manera Yanacocha respondió a la demanda de la familia Chaupe. Resulta por lo menos curioso que el día en que se inició el sitio de Tragadero Grande, 11 de agosto del 2011, era la víspera del archivamiento del proceso iniciado por los Chaupe. Ese fatídico 11 de agosto minera Yanacocha interpuso una demanda por usurpación agravada contra Jaime Chaupe Lozano, Elias Abraham Chavez Rodríguez, Máxima Acuña Atalaya e Ysidora Chaupe Acuña. Luego de esto Yanacocha decidió dar un escarmiento a los Chaupe haciendo uso de todos los medios delincuenciales que el dinero ponía a su alcance y, como en una película de gansters, los Chaupe fueron masacrados, humillados y robados por las autoridades que los debían proteger.

La historia se vuelve más dura que una novela de Kafka. En este proceso iniciado por la poderosa empresa multinacional el Ministerio Público no admitió ninguna prueba ni testigos para el descargo de los Chaupe y si admitió todas las pruebas que presentara la querida Yanacocha, aunque su único testigo fuera su propio abogado. Este proceder irregular de las autoridades de justicia le permitió a la minera triunfar y alcanzar una sentencia que entre otras perlas condenaba a la familia Chaupe sin individualizar responsabilidades. Así la familia tendría que pagar una indemnización y una condena, como si fuera un sino de su apellido. La familia apeló y el 2 de agosto de este año la Corte Suprema de Cajamarca decidió anular la sentencia que condenaba a los Chaupe. Con esta decisión el proceso no se archivará, no se les declara inocentes de los cargos ni se les repara el daño sufrido, solo se inicia nuevamente el proceso.

El extraño “error” de Yanacocha

Más allá de la gran injusticia y el evidente abuso de Yanacocha ¿es verdad que los Chaupe están en una propiedad que no les corresponde? Todo parece indicar que la respuesta es definitivamente NO. Existen numerosos documentos donde se establecen los límites de la propiedad de la familia Chaupe Acuña y los de Yanacocha. Por ejemplo en la minuta de compra venta del predio perteneciente a la empresa dice textualmente: “Ubicada entre los parajes Cerro Cocañes y El Perol cuyos linderos y medidas perimétricas son: por el norte terrenos libres de esta comunidad campesina de Sorochuco con una extensión de 605 metros lineales, por el sur con terrenos también de esta comunidad con una extensión de 465 metros lineales, por el este limita con la quebrada El Perol y la laguna El Perol y terrenos de esta comunidad con 3,412 metros lineales y por el oeste limita con terrenos de propiedad privada y terrenos de esta comunidad con 3,153metros lineales”. Si dibujamos estos linderos referidos al terreno correspondiente a Yanacocha sobre la Carta Nacional tendremos que dicho predio está al sur de Tragadero Grande, la tierra en disputa.

Minuta de Yanacocha

Minuta de Yanacocha

Si el terreno de Yanacocha abarcara la propiedad de la familia Chaupe Acuña los documentos que la empresa tiene inscritos en registros públicos estarían errados y en vez de abarcar los parajes desde el cerro Cocañes debiera decir que abarca desde el límite norte de la comunidad. Pero no es así, la familia Chaupe tiene los documentos que acreditan su propiedad y esta no está dentro de los terrenos comprados por Yanacocha. Por si esto fuera poco el Ingeniero Carlos Cerdán, experto en demarcación de linderos, ha hecho las pruebas necesarias para determinar los límites de ambas propiedades y mediante el uso de GPS ha llegado a las mismas conclusiones.

Minuta de la familia Chaupe Acuña

Minuta de la familia Chaupe Acuña

 

¿Qué quiere Yanacocha?

Un error tan primario se vuelve increíble, ¿cómo una empresa con tantos medios a su disposición puede caer en esta falta de criterio?. La pregunta no es ingenua, podría tratarse de un simple error acompañado de una soberbia criminal o podría tratarse de un pretexto para obtener algo que está en los terrenos de la Familia Chaupe y que sería muy, pero muy codiciado por la minera. En la comunidad campesina hay cuatro ojos de agua que abastecen del preciado líquido a todos, esos cuatro ojos de agua están en Tragadero Grande, propiedad de la familia Chaupe Acuña.

Fuente: https://www.facebook.com/felixalvareztorres