Archivos para 21 julio, 2013


Por: Jinre.

Mucha gente cree que los efectos de la contaminación minera no le afectan porque viven en Lima o en otras ciudades distantes a Cajamarca. Terrible desconocimiento. No tienen en cuenta que los ríos contaminados con desperdicios químicos arrojados por Yanacocha como el cianuro, mercurio y otros metales pesados, vienen infectando irremediablemente todos los sembrios y contaminan a la vez la sangre de los animales del campo como el ganado vacuno, ovino, porcino, etc., quienes beben precisamente de dichas aguas.

Para nadie es un secreto que desde hace mucho tiempo Cajamarca es uno de los principales abastecedores de leche y ganado vacuno del Perú. Además, debemos recordar que dentro de Cajamarca se encuentran ubicadas las principales y más famosas fábricas de productos lácteos derivados como Gloria, Laive, Nestlé, Ideal, Omega y otras tantas marcas de Yogures. Esta región es también una de las mayores y principales abastecedoras de carne en los camales de Lima y de otras ciudades, lugares desde donde se distribuyen a los diferentes centros comerciales. Por tanto, gran parte de los productos que consumimos a diario como carnes, leche, quesos, mantequillas, yogures, así como verduras y tubérculos que se ofrecen en los mercados y supermercados de la capital y de otras urbes, vienen siendo indudablemente contaminados con sustancias químicas que la gran minería arroja en los ríos y riachuelos. Esa misma agua, repetimos, es bebida por los diferentes ganados y sirven para regar los variados sembríos agrícolas. O sea, las consecuencias son terribles, se multiplican y no se reducen al espacio geográfico donde se encuentra ubicada la mina. No tener en cuenta esto constituye una verdadera irresponsabilidad.

Hay que recordar asimismo que hasta la fecha son muchos los análisis practicados por distintos laboratorios, incluidos los realizados por encargo de la ONU, que han arrojado cifras alarmantes de elevada presencia de metales pesados y otros químicos tanto en la sangre de los animales como en las aguas de los ríos, así como en productos para consumo humano como la leche, mantequillas, quesos, además de vegetales, precisamente por la contaminación generada por la gran minería.

¿Te parece increíble?. Esto es lo que está pasando desde hace años y las consecuencias se vislumbran aún más severas en el corto y largo plazo en la salud de la población en su conjunto. De hecho, nuestros hermanos de Cajamarca ya sufren las terribles secuelas con intoxicaciones, enfermedades digestivas, pérdida de movimiento de extremidades, erupciones en la piel y otras como el cáncer acelerado por contaminación extrema; sus ganados y productos agrícolas, siguen la misma suerte.

Por todo esto, luchar contra proyectos agresivos de contaminación minera como el Proyecto Conga, es luchar también por la defensa de la vida de toda la población de nuestro país.

No lo olvidemos.

 


Servindi, 15 de julio, 2013.- La Coordinadora Nacional de Derechos Humanos (CNDDHH) viajó hasta la comunidad San Juan de Cañaris, en Lambayeque, donde el pasado mes de abril más de tres mil pobladores eligieron como presidente a Florentino Barrios, quien reafirmó su vocación de lucha en contra del abuso de las empresas mineras. Compartimos a continuación un video elaborado por dicha entidad en base a las declaraciones de los propios pobladores.

El 96 por ciento del distrito de Cañaris está concesionado. Aunque suene difícil de creer, además de cientos de casas y de cerros boscosos, el perímetro de la Plaza de Armas y la Iglesia del pueblo también han sido cedidos en concesión.

La comunidad campesina de Cañaris, en el distrito del mismo nombre, en la provincia de Ferreñafe, es conocida por la belleza de sus bosques húmedos y en general por todo el paisaje que la rodea. Pero no solo por eso, según cuentan los comuneros, en el lugar se han identificado hasta tres niveles para la siembra.

Es así que se pueden dedicar a la producción de café, naranja, maíz duro, yuca, plátano, cebada, trigo, oca, olluco, entre muchos más productos.

Sin embargo, toda esta riqueza se puede perder debido al daño que pueda provocar la actividad minera en la zona, específicamente el proyecto Cañariaco de la empresa canadiense Candente Cooper, que prevé producir 262 millones de libras de cobre anuales.

En ese contexto desde inicios del presente año la población ha venido desarrollando numerosas acciones para resistir el ingreso de la actividad extractiva, sin embargo, el peligro sigue latente. El video muestra en ese sentido un episodio de la lucha emprendida por la comunidad.

Fuente: SERVIDNI – http://servindi.org/actualidad/90391


Por César Ipenza*

11 de julio, 2013.- Cuando escucho, veo y leo en los diversos medios situaciones sumamente complejas de la política nacional, con debates que no ayudan a construir el Perú que todos soñamos, y con ataques entre las fuerzas políticas de todo lado, no puedo evitar pensar en que estamos en un país mediocre, en donde prima el interés político sobre el técnico.

Recientemente han sucedido hechos que nos llevan a pensar y replantear lo que pasa con nuestro legado natural y cultural respecto de la “crisis de inversión” y la “necesidad de promoverla” o la “necesidad de facilitarla”.

Ante ello he quedado sorprendido, por no decir más, porque en la “burbuja de Lima” los temas se oyen, se debaten –en algunos casos se intentan soluciones–, luego se olvidan y se pasa de inmediato a otro tema de moda, de mayor escándalo, el que sea más atractivo para la prensa.

Para que nuestro país se aleje de esa mediocridad, lo que no puede pasar de moda son justamente los temas ligados al retroceso en la política nacional, porque es –o debe ser– de interés de todos los peruanos, y porque las malas decisiones repercutirán en todos nosotros. Por ello, si damos prioridad a ciertas inversiones, vale la pena preguntarnos: ¿Qué tipo de inversiones?

Parece ser que en la actualidad los instrumentos ambientales son obstáculos para la inversión. Por ello, se hace lo posible para que no “estanquen” los proyectos. Se reducen plazos, las exigencias y, en suma, se le dan todas las facilidades al inversionista como si un estudio de impacto ambiental tiene que ser sí o sí. ¿Acaso no hemos aprendido que estos instrumentos podrían declarar viable o no a un proyecto?

¿Acaso no nos damos cuenta de que “facilitar” la aprobación (ojo, aprobación de los instrumentos en 100 días como indican los decretos supremos 054 y 060) está complejizando y complicando el sistema, y también presionando a los funcionarios y servidores públicos para decir sí o sí a un instrumento ambiental? De manera particular, creo que los decretos supremos (1) emitidos con el fin de “facilitar la inversión” no van a solucionar el problema, sino todo lo contrario, sumarán conflictos de los que ya estamos cansados y que nos muestran como un país poco serio para las inversiones.

Si sumamos a esto los anuncios sectoriales como, por ejemplo, los del MINEM, el cual indica que ante los decretos esperan “encontrar un equilibrio” o “hay plena voluntad del Minam para trabajar juntos en la aplicación de la norma y que más bien sean promotoras de la inversión”, vamos de mal en peor. Las aplicación de las normas, entre ellas el ECA (estándar de calidad ambiental) aire no deben ser negociables o prorrogables, simplemente deben aplicarse, más aun cuando estas normas tienen como principal propósito proteger la salud de la población.

El ECA aire fue regulado desde el año 2001 (D.S. N° 074-2001/PCM), actualizado el 2008 (D.S. N° 003-2008-MINAM). La aplicación gradual de los ECA aire para Dióxido de azufre está claramente establecido en los plazos fijados desde el año 2001 (365 ug/m3 diario y 80 ug/m3 anual), los nuevos valores a partir del año 2009 (80 ug/m3 diario) y posteriormente para el 2014 (20 ug/m3 diario). “Las empresas minero metalúrgicas han tenido 13 años para desarrollar sus inversiones con miras a cumplir las normas de calidad del aire”, según señaló el mismo MINAM.

Esto me lleva a reflexionar y mencionar uno de los principios fundamentales del derecho ambiental –de aceptación y plena vigencia en el derecho ambiental comparado e internacional– el Principio de No Regresión, el cual busca que el sistema no tenga retrocesos de los avances ya alcanzados por cada Estado. Conlleva a tener claro, que los logros hechos en materia ambiental o del derecho al desarrollo sostenible tengan que permanecer y sean vinculantes, tanto para la administración pública, como para todos los administrados.

Finalmente es pertinente reflexionar sobre si estas medidas contradicen la cláusula 18.3.2 del Tratado de Libre Comercio suscrito con los Estados Unidos de América, donde se establece que es inapropiado promover la inversión o comercio mediante el debilitamiento o reducción de las protecciones contempladas en la legislación ambiental, lo que podría generar severas denuncias contra el Estado Peruano, contra el TLC suscrito con los Estados Unidos y otros compromisos asumidos por el Perú con la comunidad internacional y traducida en diversos convenios, acuerdos y declaraciones, entre otros.

Nos toca a todos los peruanos ejercer nuestra ciudadanía y mostrarnos críticos a cualquier situación que signifique retroceso en los logros alcanzados o los avances en nuestra política, ya que finalmente esto redundará en los que nos toque vivir el día de mañana.

Nota:

(1) Decreto Supremo N° 054-2013-PCM y Decreto Supremo N° 060-2013-PCM.


*César Ipenza es abogado, con estudios de especialización en Biología de la Conservación, Conflictos Sociales, Gobernanza y Política Ambiental, Derechos Humanos y Derecho Humanitario Internacional. Tiene una Maestría en Espacios Naturales Protegidos en las Universidades Autónoma de Madrid, Complutense de Madrid y Universidad de Alcalá. Ha trabajado en diversos organismo públicos como la Defensoría del Pueblo, el Consejo Nacional del Ambiente y fue asesor de la Alta Dirección del Primer Ministro del Ambiente (2009-2011), viendo temas relacionados a minería, minería ilegal, áreas naturales protegidas, bioseguridad, diversidad biológica en general y temas relacionados a los derechos de los pueblos indígenas.

—-
Fuente: Publicado el 10 de julio por Noticias SER: http://www.noticiasser.pe/10/07/2013/amargo-cafe/retrocesos-en-la-politica-de-patrimonio-natural-y-ambiental

Información relacionada publicada en Servindi:

Denuncian estrategia del gobierno para justificar medidas lesivas que facilitan inversiones

 

– Medidas representan retroceso en protección del patrimonio natural y cultural.

Servindi, 4 de julio, 2013.- Representantes de distintas asociaciones y redes sociales denunciaron la estrategia del Ejecutivo, impulsada con el apoyo de un sector empresarial, que apunta a justificar un paquete de lesivas medidas adoptadas para promover las inversiones a costa de sacrificar el patrimonio natural, cultural y los derechos de las poblaciones locales.Seguir leyendo…
 

Gobierno sacrifica patrimonio natural, cultural y derechos por favorecer inversión

– Con las nuevas medidas Ollanta superaría a Alan García en aplicar la política del “perro del hortelano”.

Servindi, 7 de junio, 2013.- El reciente paquete de medidas adoptadas por el gobierno de Ollanta Humala indican que éste está dispuesto a sacrificar el patrimonio natural, cultural y derechos de las poblaciones locales a fin de que las inversiones sigan fluyendo. Seguir leyendo…


Faenón minero en otoño

Por Carlos Monge*

30 de mayo, 2013.- Como si estuviésemos en primaveral temporada de toros, el otoño del 2013 pasará a la historia como el de un faenón del lobby minero. Frente a un muy débil toro gubernamental, el lobby minero se ha dado un paseo, cortando ambas orejas y rabo, y –ay!!- quien sabe si algo más. Seguir leyendo…


¿Agilizando inversiones sin filtros ambientales y sociales?

Por José De Echave*

27 de mayo, 2013.- Parece que el gobierno nuevamente ha cedido a las presiones. El propio presidente peruano acaba de anunciar un primer paquete de reformas para impulsar las inversiones en el país que coincide con los pedidos que provenían de los gremios empresariales y sus escribidores. Seguir leyendo…