Archivos para 19 junio, 2013


Marcha en Celendín
Celendin en pie de Lucha – 17.06.2013. Foto: Jorge Chavez Ortiz

 

Por Mitra Taj

LAGUNA EL PEROL, Perú (Reuters) – Miles de campesinos en el norte de Perú que se oponen a un proyecto de oro de la estadounidense Newmont cercaron una laguna dentro del emprendimiento y prometieron detener un eventual transvase de sus aguas que planea realizar la minera, para avanzar con su plan de 5.000 millones de dólares.

La laguna El Perol es una de varias lagunas que serían desplazadas para construir el proyecto Conga, ubicada en la región norteña de Cajamarca. Como parte del plan, las aguas de las lagunas serían transvasadas a cuatro reservorios que construiría la minera para garantizar agua a los pobladores.

El proyecto de mina aurífera Conga, en donde también tiene participación la productora de metales preciosos peruana Buenaventura, enfrenta el rechazo de los pobladores de Cajamarca que temen contaminación de sus tierras y perder el agua de sus lagunas andinas.

“Esperamos que la compañía y el Gobierno vean la multitud aquí hoy y paren el proyecto”, dijo Cesar Correa, un poblador de 28 años de Huangashanga, en el norte de Cajamarca.

Correa es uno de los cerca de 4.000 manifestantes que llegaron hasta la laguna El Perol a pie o a caballo, muchos vestidos con el tradicional poncho y sombreros.

Algunos pobladores cargaron mantas y bolsas de papas y arroz hasta la laguna, con el plan de acampar en ese lugar por varios días para detener el avance del proyecto.

“¿Porqué nosotros desearíamos un reservorio controlado por la empresa, cuando nosotros ya tenemos lagunas que naturalmente nos proveen agua?”, se preguntó Angel Mendoza, un campesino que es miembro de un grupo de guardianes de las lagunas, del pueblo de Pampa Verde.

La controversia sobre Conga es uno de los mayores retos que enfrenta el Gobierno del presidente Ollanta Humala, que ha buscado apaciguar los conflictos sociales en Conga, y que provocaron el cambio de su gabinete dos veces.

La protesta del lunes fue numerosa y pacífica y no hubo choques con la policía, aunque algunos manifestantes lanzaron piedras y prendieron fuego cerca de un reservorio.

A fines de mayo, campesinos ubicados cerca de una de las lagunas naturales de la zona fueron repelidos por la policía, en un enfrentamiento que reavivó el recuerdo de violentas protestas producidas en el 2011 y en el 2012 que dejaron 10 muertos.

Las nuevas protestas se produjeron luego que el presidente de la minera Buenaventura, Roque Benavides, dijo a Reuters que comenzarían a construir un segundo reservorio -también llamado El Perol- para terminarlo a fines de año.

Para Benavides, el “punto de quiebre” para definir si avanzan con el proyecto Conga se dará al término de la construcción del segundo reservorio, cuando vean si es factible desde el punto de vista social, bombear el agua de la laguna..

Tras las protestas de mayo, la minera Yanacocha -que opera el proyecto Conga- dijo en un comunicado que la construcción del reservorio Perol solo se iniciaría cuando “obtengamos todos los permisos correspondientes, los cuales estimamos podrían obtenerse hacia el segundo trimestre de 2014”.

(Reporte de Mitra Taj, editado por Teresa Céspedes y Manuel Farías) 




AMNISTÍA INTERNACIONAL

Declaración pública

Número de índice: AMR 46/003/2013

17 de junio de 2013

Perú: Llamado de Amnistía Internacional sobre el uso de la fuerza en manifestaciones en Cajamarca

Habitantes de comunidades situadas en el departamento de Cajamarca, en el norte de Perú, han anunciado una manifestación de protesta contra el proyecto minero Minas Conga y se congregaran alrededor de la laguna “El Perol” el día de hoy.

El proyecto Minas Conga es una extensión del proyecto Yanacocha, una de las minas de oro más grandes de Suramérica. Según los organizadores de la manifestación, el proyecto Minas Conga estaría afectando el abastecimiento de agua de las comunidades locales y estaría poniendo en riesgo la salud de los habitantes dada la contaminación del medio ambiente.

Amnistía Internacional hace un llamado urgente a las autoridades peruanas a asegurar que se respete el derecho a la libertad de expresión, asociación y asamblea y, en particular, a que se mande una señal clara a las fuerzas de seguridad encargadas de controlar la zona a que respeten los Principios Básicos sobre el Empleo de la Fuerza y de Armas de Fuego por los Funcionarios Encargados de Hacer Cumplir la Ley adoptados por la Organización de las Naciones Unidas.

Esto significa que las fuerzas de seguridad sólo pueden usar la fuerza de manera proporcional a las amenazas que se presenten. Las armas sólo pueden usarse en caso de peligro inminente de muerte o lesiones graves en defensa propia o de otra persona.

En el pasado Amnistía Internacional ha recibido informes de que las fuerzas de seguridad peruanas han perpetrado detenciones arbitrarias, uso excesivo de la fuerza, y torturas y otros malos tratos durante protestas contra proyectos del sector extractivo y la explotación de recursos naturales. En 2012, se registraron 7 civiles muertos en enfrentamientos en Espinar, Celendín y Huaraz en los departamentos de Cuzco, Cajamarca, y Áncash respectivamente.

 


Servindi, 17 de junio, 2013.- Alrededor de cuatro mil comuneros y ronderos de las provincias de Celendín, Cajamarca y del distrito de Bambamarca, capital de la provincia de Hualgayoc, llegaron hasta las cercanías de la laguna El Perol a fin de protegerla de la empresa minera Yanacocha que planea trasvasar sus aguas como parte de los trabajos del proyecto minero Conga.

Hasta la zona llegaron también cerca de mil efectivos de la División de Operaciones Especiales (Dinoes) de la Policía Nacional que tienen como tarea proteger las instalaciones de la empresa minera.

La mayoría de los comuneros se encuentran ubicados a escasos 500 metros de lo que pretende ser el dique El Perol -a una hora de la laguna del mismo nombre-, área de propiedad de la comunidad campesina de Sorochuco y donde se encuentra un piquete menor de ronderos.

Según los propios pobladores, las obras en el citado dique ya han empezado y hoy -a raíz de la movilización- la empresa retiró su maquinaria y trabajadores.

Con la medida iniciada hoy por los comuneros se busca frenar la iniciativa de la minera de transvasar las aguas de la laguna El Perol al reservorio de Chailhuagón para luego convertirla en un tajo abierto de 600 metros de profundidad y 1920 metros de diámetro.

Imagen: Jorge Chavez Ortiz

Presencia de efectivos de la Dinoes en la zona

Según información difundida por varios medios de comunicación, en la zona de la laguna El Perol se encuentran alrededor de mil efectivos de la Dinoes lo que genera un ambiente de tensión que podría acabar en un enfrentamiento.

En la zona de la laguna ubicada a más de cuatro mil metros sobre el nivel del mar permanece un grupo de comuneros muy cerca donde también se encuentran los efectivos de la Dinoes.

Milton Sánchez, presidente de la Plataforma Insterinstitucional de Celendín (PIC), declaró hoy que hasta el momento no se han producido enfrentamientos y reafirmó el carácter pacífico de la movilización.

Reconoció, sin embargo, que se encuentran a la espera de noticias sobre un supuesto enfrentamiento en una de las lagunas que forma parte del sistema hídrico natural de la zona.

En su marcha y antes de llegar hasta las inmediaciones del dique, los comuneros y ronderos visitaron las lagunas Cortada y Azul.
Niegan presencia de menores de edad en la zona

Respecto a las versiones de algunos medios que insinúan la presencia de menores de edad en el lugar de las protestas, el presidente de la PIC, fue tajante al sostener que no hay presencia de menores de edad o escolares.

Nicanor Alvarado, también de la PIC, indicó en ese sentido que algunos comuneros de la zona de Sorochuco han llegado hasta el lugar acompañados de sus hijos pero descartó que se trate de una acción intencional o premeditada.

Al término de la reunión que vienen sosteniendo los comuneros y ronderos en las cercanías del dique El Perol se conocerán las medidas a tomar para los próximos días.

Lo que es seguro es que los que llegaron hasta la zona dormirán a la intemperie. Otra medida es el establecimiento de la rotación por turnos por comunidad y centro poblado como método de vigilancia.

Llaman a la calma

Más temprano, Esperanza León Deza, presidenta de la Junta de Fiscales Superiores de Cajamarca, hizo un llamado a la calma y a evitar actos de violencia durante la movilización contra el proyecto minero Conga y advirtió que se denunciará cualquier violación a la ley.

Para tal efecto, la magistrada explicó que ya se han desplazado a la zona de Conga un nutrido equipo de fiscales provenientes de Cajamarca, Celendín, Bambamarca y Chiclayo.

Vale precisar que la empresa minera antes de la movilización ordenó el bloqueo de las carreteras a pesar que se trata de una propiedad de libre acceso público. Así lo indicó el presidente de la PIC, por lo que detalló que tuvieron que hacer uso de otras vías para hacer su recorrido.

A la movilización también se sumaron estudiantes de la Universidad Nacional de Cajamarca, que paralizaron las clases para organizarse y marchar por las calles en actitud solidaria.

Marco Arana, líder del movimiento Tierra y Libertad, advirtió que “en Celendín se intentó impedir que ronderos informaran a población sobre las razones de la movilización. Se detuvo momentáneamente a dos ronderos, los mismos que fueron liberados horas después”.

Por su lado, el presidente de la región Cajamarca, Gregorio Santos, también expresó su total rechazo al proyecto Conga. A través del Twitter afirmó: “Lagunas de Conga: no aceptamos ser un tajo abierto, ni botadero de desechos tóxicos. Presidente (Ollanta) Humala honre su palabra, Conga es inviable”.

Un hecho que llamó la atención fue el inesperado corte de energía eléctrica en el sector Lucmacucho, evitando que radios locales transmitieran en vivo las incidencias de la movilización.

Referencias:

Imagen: Jorge Chavez Ortiz

Imagen: Jorge Chavez Ortiz

Otras noticias:


Defensa. Los comuneros que han llegado a la laguna El Perol se han autodenominado vigilantes de ese patrimonio natural.


Consuelo Alonzo,
Walter Ortiz y Edgar Jara

La marcha que los comuneros de los distritos de Sorochuco, Celendín, Bambamarca y Cajamarca iniciaron en la víspera concluyó ayer en la laguna El Perol. Los dirigentes dijeron que su desplazamiento les ha permitido comprobar que la minera Yanacocha ha construido una carretera en el lugar, y que también haría un dique para iniciar el vaciado de ese espejo natural.

Luego de esa inspección el presidente del Frente de Defensa de Cajamarca, Idelso Hernández, lamentó que la minera “haya violado los derechos elementales de los pueblos cajamarquinos a pesar de todas las advertencias”.

Igualmente criticó que el ingreso a las lagunas Azul, Chica y Mala se encuentre tomado por las fuerzas del orden y se hayan colocado tranqueras para impedir el acceso de las rondas campesinas.

“No nos dejaron entrar y por eso hemos usado nuestros caminos ancestrales. Igual hemos llegado hasta El Perol, pero ya habían sacado sus maquinarias hace dos o tres días como queriendo engañarnos”, sostuvo el dirigente.

Sobre estos hechos que calificó de “una provocación”, Hernández indicó que levantarán un acta con todos los hallazgos para presentarla de inmediato ante la Comisión de Derechos Humanos, a fin de que se sepa de la vulneración a los derechos que sufren los ronderos y las comunidades por parte de una transnacional extranjera.

“Vamos a dar cuenta de que el Estado peruano y Yanacocha les mienten al Perú y al mundo al decir que este proyecto está suspendido, cuando es una mentira, una burla”, dijo.

En ese sentido, el dirigente remarcó que están decididos a no permitir que el proyecto Minas Conga salga adelante, ya que, según su parecer, es inviable.

“Cueste lo que cueste, Conga no va”, advirtió Hernández.

Al respecto, el presidente regional de Cajamarca, Gregorio Santos, indicó que con esto se demuestra que el gobierno ha cedido a las presiones de la Confiep, y por eso solicitará que el presidente Ollanta Humala, el premier Juan Jiménez y el titular de Energía y Minas, Jorge Merino, ratifiquen su anuncio de que Yanacocha suspenderá las operaciones de Conga por haber faltado a su palabra.

“Con la construcción de esa carretera y el movimiento de tierra, lo que van a traspasar va a ser la paz social que está viviendo Cajamarca”, señaló.

Los guardianes

Santos anunció que cerca de mil comuneros de Huasmín y Sorochuco (Celendín) instalarán sus campamentos en un terreno que da a la laguna El Perol para ser “los nuevos guardianes de las lagunas”.

Idelso Hernández agregó que ese grupo se quedará allí de forma indefinida y “no se va a mover”.

“Hoy (ayer) hemos concurrido cerca de 4 mil 500 ronderos, pero nos quedaremos mil y luego haremos turnos para proteger sin descanso a las lagunas”, detalló.

En otro momento, el dirigente de las rondas lamentó la actitud de los efectivos policiales, pues a pesar de que su travesía fue pacífica e informada a las autoridades respectivas, una delegación de Cajamarca, liderada por el presidente de la Federación de Rondas de Cajamarca, Segundo Mendoza, fue sorprendida con disparos al aire para ser dispersada.

“Trataron de detener a cuatro compañeros, los golpearon y por nuestros reclamos los soltaron. Ellos caminaban pacíficamente para defender un derecho”, dijo, y advirtió que lo que pase será culpa del gobierno.

Yanacocha niega actos de violencia

Según Yanacocha, 950 personas llegaron a El Perol y no hubo hechos de violencia. También negó versiones según las cuales hubo disparos de la Policía, y descartó que haya heridos y que los comuneros hayan entrado a su propiedad.

En la ciudad no se sintió el paro, pero un grupo de 30 alumnos tomó la Universidad Nacional de Cajamarca en apoyo a los comuneros y contra el proyecto Conga.

Otros 60 comuneros, liderados por el presidente del Frente de Defensa Ambiental de Cajamarca, Wilfredo Saavedra, protestaron en la iglesia San Francisco.

En Lima, el viceministro de Minas, Guillermo Shinno, dijo que, salvo protestas aisladas, las actividades se desarrollaron con normalidad.

 

PicCampesinos peruanos volvieron a protestar el lunes contra el proyecto minero Conga, de la trasnacional Newmont.

Miles de campesinos en el norteño departamento de Cajamarca realizaron una marcha hacia la laguna El Perol, que consideran amenazada por la actividad minera de la empresa estadounidense.

“Somos más de 5000 campesinos que nos movilizamos a la laguna para evitar que el proyecto Conga la destruya (…) lo que buscamos es defender y preservar la laguna, para eso vamos a acampar indefinidamente en el lugar (…) no vamos a caer en las provocaciones de la policía”, sostuvo Milton Sánchez, el presidente de un gremio provincial que agrupa a 40 organizaciones sociales de la provincia de Celendín en el departamento de Cajamarca, quien aseguró el carácter pacífico de la movilización, ante la presencia de 1.200 policías antimotines.

El proyecto minero Conga, propiedad mayoritaria de la minera estadounidense Newmont, ha desatado un conflicto en la región de Cajamarca, pues los lugareños se oponen al proyecto de la compañía extranjera, al declarar que sus fuentes naturales de agua y, por ende, sus actividades agrícolas y ganaderas, resultarían dañadas por la minería, pese a que el proyecto contemplaba la construcción de cuatro reservorios a cambio de las cuatro lagunas que se secarán para extraer oro y cobre.

El proyecto Conga, de 4800 millones de dólares, había sido suspendido en noviembre de 2011 debido
a las fuertes protestas, pero fue retomado por una auditoría medioambiental ordenada por el Gobierno en abril de 2012. En julio de ese mismo año, el incremento de las protestas contra este emprendimiento dejó un saldo de cinco muertos durante un choque entre campesinos y policías, tras lo cual el Gobierno declaró el estado de emergencia para controlar el orden público en la zona y llamó a la Iglesia católica para mediar en el conflicto.

Más tarde, el presidente peruano, Ollanta Humala, anunció dos años de plazo para que la minera Yanacoch, subsidiaria de la estadounidense Newmont Mining Corporation, garantizara el agua a los habitantes de dicha región; sin embargo, las críticas y protestas sociales contra dicho proyecto continúan.

mf/nl/ab/

Fuente: HispanTV – http://hispantv.com/detail/2013/06/18/229415/campesinos-peruanos-hartos-trasnacional-newmont


El nuevo escenario del conflicto por el proyecto minero CongaLa tregua forzada que las partes del conflicto minero Conga acataron el año pasado luego de las muertes en Celendín y Bambamarca ha terminado. Ayer, cientos de pobladores de Cajamarca salieron a las calles para reanudar las protestas contra el emprendimiento minero, en tanto que un numeroso grupo de representantes de las comunidades campesinas y activistas sociales se ha dirigido a la zona de la laguna El Perol. Se ha informado que los ronderos acordaron instalar un campamento permanente en dicha laguna a modo de vigilancia, para prevenir que la empresa inicie cualquier tipo de trabajo en ella.

El gobierno ha desplegado en la zona un contingente de fuerzas especiales que los observadores cifran en mil, en tanto que desde el Ministerio de Energía y Minas se ha señalado que el gobierno no dejará que el proyecto se paralice y que luego de la construcción del reservorio de Chailhuagón se iniciará en breve la construcción de las obras que faltan y que incluye el reservorio de El Perol.

Los pobladores de Cajamarca y el gobierno regional han ratificado su posición y lo propio ha hecho la empresa. El gobierno no ha expresado una postura formal que incluya la posición del Ministerio del Ambiente, el sector que ha sido hasta ahora más cauteloso. En su última declaración sobre el tema, su titular ha manifestado que la actual prioridad de construir los reservorios de agua se mantiene como un elemento previo de la obtención de la licencia social.

Como en octubre del 2011 las fuerzas están emplazadas, aunque desde entonces se han registrado sucesos que en esta etapa deberían tomarse en consideración. Vistas las cosas, la situación está en el punto de contacto de las partes previo a la tregua, aunque son evidentes dos cambios en los actores. La empresa ha llevado a cabo una pequeña reforma interna, sustituyendo representantes y concentrándose en las obras en una lógica minimalista, avanzando de a pocos, evitando el conflicto abierto. En el lado social, en tanto, se han producido fisuras y divisiones motivadas sobre todo por la construcción de una plataforma electoral del presidente regional de Cajamarca, ocasionando un reflujo en la intensidad de la movilización.

No obstante, no deberíamos concluir en que esos cambios definen la imposición de una de las partes. Ni la empresa ha abandonado el proyecto ni la sociedad cajamarquina ha dejado de oponerse al emprendimiento minero. Lo que se vive en estos días bien puede ser el inicio de una fase de escalamiento del conflicto, siendo imposible predecir los resultados.

En ese contexto, es importante que el gobierno defina una ruta que permita el reinicio del diálogo bajo la convicción de que no debe dejarse a su albedrío a las fuerzas de la confrontación. Si alguna lección se debe obtener de la primera etapa del conflicto es que constituye un error centrar la gestión del conflicto en la capacidad disuasiva de la policía y en la acción de la fiscalía.

Para definir esa ruta debería efectuarse un inventario de la agenda del caso Conga para saber en qué medida están siendo cumplidas las exigencias del peritaje de los especialistas internacionales y cuál es el avance de los proyectos de inversión pública ofrecidos en la zona. Del mismo modo, el gobierno regional debe informar de las acciones realizadas en estos meses para bajar las tensiones y reducir el riesgo de un nuevo ciclo violento.