Archivos para 2 junio, 2013



NUEVA OFENSIVA EN CONGA, PERÚ,

 

DE HUMALA Y LA TRANSNACIONAL MINERA
Una empresa mayor de destrucción del medio ambiente en el mundo está en marcha actualmente en Cajamarca, en los Andes del norte del Perú, donde este mes el proyecto megaminero Conga, que destruirá importantes fuentes de agua en la zona, ha sido relanzado por el gobierno del presidente Ollanta Humala y por la transnacional minera Newmont-Buenaventura-Yanacocha.
Esta decisión es muy grave porque, además de la gran hecatombe medioambiental que implicará, puede acarrear de inmediato, como en un pasado reciente, trágicas y lamentables consecuencias humanas.
El gobierno de Lima ha dado “luz verde” a la imposición de Conga, megaproyecto que había sido declarado oficialmente “suspendido” ante la resistencia de la población. Los efectos del anuncio del gobierno y de la minera no se han hecho esperar. El 28 de mayo, unos 1.500 comuneros y Guardianes de las Lagunas, y otros representantes de la población, que esta semana acudieron a inspeccionar el relanzamiento de los trabajos, fueron reprimidos violentamente por la policía, que no vaciló en disparar contra ellos. Esta vez la víctima fue el comunero José Guillermo Cueva Huamán, herido por un disparo de perdigones. Hace un año, los disparos de la policía y el ejército dejaron cinco muertos y unos cuarenta heridos en Celendín y Bambamarca.
Es evidente que, tras dos años de resistencia pacífica del pueblo de Cajamarca, el presidente Humala y la transnacional minera han decidido ya no respetar formas ni principios e imponer por la fuerza el proyecto Conga.
Para poder implementar este atropello, el gobierno de Lima, que cuenta con la complicidad de algunas autoridades locales menores, acaba de decretar nuevas disposiciones que modifican las leyes vigentes y abren en forma irrestricta las puertas a las multinacionales, permitiéndoles pasar por encima de las normas de protección del medio ambiente y de protección del patrimonio arqueológico, así como burlarse del derecho a la salud, a la vida y a la autodeterminación de la población afectada.
Llamamos a todas las organizaciones sociales, sindicales y políticas de Francia y de Europa a pronunciarse sobre este crimen mayor de lesa humanidad, que no porque se da en una región remota de los Andes peruanos deja de tener consecuencias planetarias. En efecto, la destrucción y contaminación de las fuentes de agua de Conga afectará la cuenca amazónica, así como ríos que van a dar al Océano Pacífico. Al final, no sólo la población del norte del Perú pagará las consecuencias del desenfrenado extractivismo actual. Francia y el mundo entero están concernidos.
• Por la defensa legítima del agua, la salud y la vida, frente a la minería por lixiviación, la destructora técnica para extraer el oro que emplea Newmont en Cajamarca, Perú.
• Por el respeto de la decisión de la población de Cajamarca, que se ha pronunciado a un 78% contra la imposición del proyecto Conga, y por el respeto de su derecho a decidir su propia estrategia de desarrollo y su visión del porvenir.
• En memoria de César Medina Aguilar, Joselito Vásquez Jambo, José Antonio Sánchez Huamán, Paulino Eleuterio García Rojas y José Faustino Silva Sánchez —las cinco personas muertas en julio de 2012 por los disparos de la tropa, en las ciudades de Celendín y Bambamarca— y por el procesamiento y castigo de los responsables de estos asesinatos.
• Por la defensa de El Perol y las otras lagunas amenazadas en la zona.
¡Conga no va, ni hoy ni nunca!
París, 1 de junio de 2013.
Comité de Solidaridad con Cajamarca
_________________________________
Convocamos a todas las fuerzas solidaridas a firmar esta declaración y a acudir con nosotros a una concentration de protesta, el sábado 8 de junio, a las 16h00, en la Fontaine des Innocentes, Mº Chatelet-Le Halles, París 75003.

En una entrevista con el diario La República 27/05/2013 Javier Velarde Zapater, gerente general de la mineria Yanacocha, retando a los opositores al proyecto minero Conga ha anunciado que su compañía no va a esperar el resultado de las elecciones regionales de 2014, para continuar con los trabajos relacionados con la ejecución del proyecto Conga. También anunció que el tanque Chailluagón estará listo en el plazo de una semana, el transvase de las aguas de la laguna El Perol podrá  ocurrir dentro de 2 a 3 semanas.

Recordamos que esta laguna es un emblema protegido por miembros de las rondas campesinas quienes se  convirtieron en guardianes de las lagunas desde el otoño pasado y este anuncio está en total contradicción con el anuncio oficial de la suspensión del proyecto declarado el 23 agosto 2012 por el primer ministro peruano,

A raíz de los trágicos acontecimientos de Celendín y Bambamarca y asesinatos por las fuerzas represivas de cinco personas (Eleuterio García Rojas, César Medina Aguilar, José Faustino Silva Sánchez, Joselito Vásquez Jambo, José Antonio Sánchez Huamán) en las movilizaciones de toda la población.en defensa del agua contra el oro, este hecho adquiere el aspecto de una declaración abierta de las hostilidades.

Haciéndose eco de la declaración del presidente Ollanta Humala del 25 de mayo,  que indicaba que el proyecto minero Conga “avanzaba” y con el cuestionamiento brutal  de la ley de la consulta previa la cual supuestamente, protege los derechos de los pueblos indígenas. La  ley ahora debe ser entendida “como una herramienta para “legitimizar” la inversión y no como un “obstáculo “, estos comentarios se produjeron el mismo día de la publicación de un” paquete “de decretos por parte del gobierno para facilitar las inversiones de las multinacionales.

En efecto, según la nueva ley, el acceso a la tierra para las obras de infraestructura deberia ser más facil, los requisitos de protección ambiental se ven reducidos (Decreto 060-2013-PCM), reducción de 100 días del plazo para la aprobación de la evaluación de impacto ambiental y también, la protección del patrimonio arqueológico del país se reduce a su mínima expresión (Decreto 054-2013-PCM). Todas estas decisiones obedecen a la presión cada vez más intensa de las industrias extractivas multinacionales.

También se anunció una mayor criminalización de la protesta social y la represión contra los opositores al proyecto minero Conga quienes continuan resistiendo con dignidad . Razones por las cuales el Comité de Solidaridad con Cajamarca (Paris), indignado por estas declaraciones conjuntas de la transnacional Yanacocha y del gobierno peruano,  reitera su solidaridad con todos aquellos que están luchando en Cajamarca y en todo el país por la cancelación definitiva del proyecto Conga.

Hace un llamamiento a todos los ciudadanos, funcionarios electos, asociaciones y organizaciones democráticos y sindicales francesas y europeas a expresar su oposición más vehemente frente a las declaraciones y decisiones recien anunciadas,  por la defensa  del  agua contra el oro, los recursos naturales, la salud y la vida

a respetar la decisión de la población que ha votado al  78% en contra de la implementación de este proyecto, por el derecho de los pueblos a determinar sus estrategias de desarrollo y futuro, en memoria de los cinco desaparecidos del 3 de julio 2012 en Celendín y Bambamarca, en la lucha contra el devastador proyecto Conga.



CONGA NO VA NI AHORA NI NUNCA



Una vez más el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM) van a celebrar sus clásicas reuniones de primavera en Washington.

La capital estadounidense será sede de los debates y las mesas de discusión en las que participarán cientos de funcionarios de todo el mundo y miembros de la sociedad civil, y en las que se reflexionará sobre la crisis y los retos del “desarrollo” en el mundo.

Atrás parecen haber quedado los años en que el FMI estaba al borde de la quiebra, pues no tenía programas suscritos con casi ningún país, a excepción de Turquía. Era la segunda mitad de la primera década del Siglo XXI cuando este gigante de las finanzas globales estaba a punto de vender sus reservas de oro para pagar su planilla.

Muchos países incluyendo Brasil, Argentina y Rusia le habían pagado sus deudas con las reservas generadas y no querían saber de ninguna asesoría ni programa económico venido del FMI.

Empezaron los debates sobre si el fondo debía desecharse o convertirse solo en una gran base de datos. La reforma parecía inevitable.

De igual modo, el Banco Mundial pasaba por una crisis de legitimidad y sobre su propio rol, mientras que los países del sur empezaban a hablar de regionalización financiera en la que con instrumentos financieros propios y sobretodo sin condicionalidades de política para abrir las economías o destrozar las bancas de fomento por ejemplo, se podía pasar a otro esquema de financiamiento al desarrollo en el mundo. Un país un voto el lema para la construcción de una banca de desarrollo de nuevo tipo.

Es que estas dos organizaciones estaban muy desprestigiadas, especialmente después de la crisis asiática de fines de los noventa y la debacle argentina de principios de siglo tras haber seguido a pie juntillas, todas las recomendaciones del FMI.

Pero luego vino la crisis de las economías desarrolladas, la quiebra de bancos de inversión, los problemas fiscales y de cuentas externas de los países del G7 y otros industrializados, lo que significó un balón de oxígeno para estos paquidermos financieros.

Con nuevas funciones y más recursos pero con el mismo enfoque neoliberal, el FMI y el BM volvieron a ocupar su hegemonía dentro de los organizamos multilaterales. Se volvieron los instrumentos idóneos del G20 para responder a la crisis.

Hasta las economías emergentes hicieron aportes para el “salvataje” del FMI. Sin duda, la crisis global y el empobrecimiento de la clase trabajadora del norte, significaron una bendición para ese par. El FMI sigue pidiendo ajustes presupuestales y reformas estructurales al mejor estilo de los noventa con la consiguiente condena a la miseria de millones de pensionistas y trabajadores. Es el caso de Grecia, España, y varios países más.

Y el Banco Mundial sigue financiando proyectos que violan derechos humanos como es el caso de su brazo financiero la IFC (Corporación Financiera Internacional), que según un informe de un órgano (CAO) del propio BM, no toma en cuenta los impactos sociales ni ambientales que genera con sus financiamientos.

Eso se plasma en proyectos como el de minas Conga en (Cajamarca, Perú), que a pesar de haber generado muertos, paros indefinidos y crisis política, se insiste en su viabilidad. El IFC es accionista de este proyecto.

Asimismo, el IFC financia la empresa Dinant en Honduras, responsable de decenas de muertos por el impacto de su actividad. Pero eso no le importa al Banco Mundial.

Total tanto para él, como para el FMI, la economía no tiene que ver con la gente de a pie. Solo se trata de equilibrar las cuentas así cueste sangre y dar todos los beneficios a la inversión privada.

 
Fuente: Economia Critica –  http://www.latindadd.org/economiacritica/?p=1656

Servindi, 31 de mayo, 2013.- La población del distrito de Sorochuco, en Celendín, celebrará el 4 de junio una asamblea multitudinaria en la que se espera participen también las provincias de Hualgayoc y Cajamarca para definir las acciones a tomar el 17 de junio, fecha en la que se tiene previsto subir nuevamente hasta la zona de la laguna El Perol.

La población comunera que ha asumido la defensa de El Perol y se opone al proyecto minero Conga anunció además nuevas movilizaciones tras la acción represiva desatada contra ellos el 28 de mayo por efectivos policiales, con el saldo de un comunero herido por perdigones de goma.

La agresión ocurrió cuando aproximadamente millar y medio de comuneros se desplazaban por la carretera hacia El Perol, preocupados por el anuncio de la empresa Yanacocha de transvasar las aguas de la laguna, y ante una señal favorable a la acción de la empresa expresada por el presidente Ollanta Humala.

Javier Velarde, gerente general y de asuntos corporativos de minera Yanacocha, anunció días antes la decisión de transvasar las aguas de la citada laguna al reservorio de Chalhuagón.

Mientras los comuneros avanzaban a pie hacia la laguna fueron dispersados por efectivos policiales que dispararon perdigones de goma en contra de los denominados “guardianes de las lagunas” provocando heridas de consideración en José Guillermo Cueva Huamán.

En entrevista con Servindi, Milton Sánchez, presidente de la Plataforma Interinstitucional de Celendín (PIC), denunció el modo en que la Policía Nacional viene sirviendo a la empresa minera Yanacocha y cuestionó que ésta no sea clara en cuanto al destino de los reservorios que viene construyendo.

Sánchez Cubas también lamentó las versiones dadas por Jorge Luis Gutiérrez, jefe del frente policial de Cajamarca, quien sindicó a los ronderos como los promotores de la violencia y llegó a la exageración de afirmar que estos lanzaban con hondas piedras de ocho a diez kilos contra alrededor de 150 policías.

Como ya ha venido ocurriendo en el contexto de pasados enfrentamientos por conflictos sociales, esta vez también, explica el dirigente, los efectivos de la División de Operaciones Especiales (Dinoes) no portaban sus identificaciones por lo que no se pudo dar con el nombre del efectivo agresor.

El jefe policial en declaraciones a la prensa declaró que “la policía tiene que hacer respetar el estado de derecho, el orden y la paz y estamos acá para proteger a los comuneros y también a todos los que tienen su propiedad privada. Es la misión que tiene la policía” expresó.

Las declaraciones de Gutierrez fueron desmentidas por Marco Arana, líder de Tierra y Libertad, quien calificó la actuación de la policía como “descomunal” y precisó que los ronderos y comuneros se dirigían por la carretera pública hacia la laguna El Perol de forma pacífica y no reaccionaron a la agresión policial porque sino hubiera habido un desenlace fatal mayor.

Milton Sánchez Cubas ratificó en otro momento que el proyecto minero perjudicará gravemente el recurso hídrico en Cajamarca y sostuvo en este sentido que los cuatro reservorios que tiene previsto construir Yanacocha pretenden servir a las operaciones de la minera y no a la población.

“No dicen (Yanacocha) que este reservorio va servir para la ejecución del proyecto (Conga) (…) no dicen que este dique Chalhuagón no es un reservorio sino una presa para detener el agua”, sostuvo.

Asimismo, pidió a la empresa aclarar que donde hoy se ubica la laguna El Perol se proyecta abrir un tajo abierto por lo que la laguna va desaparecer totalmente y el dique que se construya en su reemplazo no va a contener el agua.

El mes de junio del año pasado el entonces vicepresidente de Newmont, Carlos Santa Cruz, anunció la construcción de cuatro reservorios que tomarían entre 18 y 24 meses, y le costarán a la empresa más de 200 millones de dólares.

Aquella vez destacó que los reservorios generarían diez veces más agua que las lagunas del proyecto y beneficiaría a 60 mil cajamarquinos. Adicionalmente anunció que Yanacocha invertirá en más de 120 pequeños reservorios multifamiliares, para el uso doméstico y agropecuario de la población de Cajamarca.

 

Por Carlos Monge*

30 de mayo, 2013.- Como si estuviésemos en primaveral temporada de toros, el otoño del 2013 pasará a la historia como el de un faenón del lobby minero. Frente a un muy débil toro gubernamental, el lobby minero se ha dado un paseo, cortando ambas orejas y rabo, y –ay!!- quien sabe si algo más.

Todo comenzó con una pequeña baja en el precio de metales como el oro y el cobre y anuncios de una baja igualmente leve en el crecimiento esperado de la China, gran compradora de estos commodities. A ello siguió el anuncio de que empresas como Newmont y Angloamerican abandonarían proyectos (Conga, Michiquillay, Quellaveco) al no tener garantizada la rentabilidad esperada por los accionistas e inversionistas. Lo siguiente fue la histérica campaña de medios y líderes políticos lobistas de las empresas: ¡Se paraliza la inversión minera! ¡Se paraliza el país! ¡Es el fin de mundo! ¡Hay que hacer algo!

Las respuestas del gobierno pudieron haber sido varias. Podría haber dicho, por ejemplo, “felizmente, en realidad no hay problema” pues con Alan García tuvimos 10 mil millones de dólares de inversión y ahora con Toromocho, Las Bambas, Antapaccay y las ampliaciones de Cerro Verde, Shougang y Southern, tendremos algo más o menos igual. O podría haber dicho, “caramba, hay que diversificar las fuentes de renta pública”, volviendo los ojos a otras actividades socialmente más inclusivas y ambientalmente más sostenibles, dinamizando la agricultura, el turismo, algunos servicios, etc.

Pero no. Lo que ha hecho es arrodillarse ante el matador y ofrecer el morro para la estocada final. Así, entre abril y mayo del 2013, se sucedieron las medidas exigidas por los mineros, sus medios y sus presidenciables: la Ley de Consulta no va en la sierra (donde están la mayoría de los proyectos mineros) pues los quechuas y aymaras ya no son indígenas sino campesinos; se flexibiliza el mecanismo para conseguir los Certificados de Inexistencia de Restos Arqueológicos; y ahora se anuncia lo mismo para la aprobación de los Estudios de Impacto Ambiental.

¡No se vayan! ¡Quédense por favor! ¡Pidan lo que quieran! Estos son los mensajes que el Presidente Ollanta Humala da. Una lástima, pues la coyuntura se presenta favorable más bien para hacer un conjunto de reformas indispensables en la gestión del sector minero: terminar de armar el SENACE eliminando las trampas que hay en su ley; fortalecer aún más la OEFA y su capacidad de evaluar, fiscalizar y sancionar; reformar la ley y el reglamento de consulta y publicar y debatir abiertamente la base de datos sobre pueblos indígenas; reformar el sistema de concesiones mineras. Esa es la agenda, y las condiciones están dadas para abordarla. Pero con un toro echado desde el saque ante el torero, poco se puede esperar.

Como si estuviésemos en primaveral temporada de toros, el otoño del 2013 pasará a la historia como el de un faenón del lobby minero. Frente a un muy débil toro gubernamental, el lobby minero se ha dado un paseo, cortando ambas orejas y rabo, y –ay!!- quien sabe si algo más.

Todo comenzó con una pequeña baja en el precio de metales como el oro y el cobre y anuncios de una baja igualmente leve en el crecimiento esperado de la China, gran compradora de estos commodities. A ello siguió el anuncio de que empresas como Newmont y Angloamerican abandonarían proyectos (Conga, Michiquillay, Quellaveco) al no tener garantizada la rentabilidad esperada por los accionistas e inversionistas. Lo siguiente fue la histérica campaña de medios y líderes políticos lobistas de las empresas: ¡Se paraliza la inversión minera! ¡Se paraliza el país! ¡Es el fin de mundo! ¡Hay que hacer algo!

Las respuestas del gobierno pudieron haber sido varias. Podría haber dicho, por ejemplo, “felizmente, en realidad no hay problema” pues con Alan García tuvimos 10 mil millones de dólares de inversión y ahora con Toromocho, Las Bambas, Antapaccay y las ampliaciones de Cerro Verde, Shougang y Southern, tendremos algo más o menos igual. O podría haber dicho, “caramba, hay que diversificar las fuentes de renta pública”, volviendo los ojos a otras actividades socialmente más inclusivas y ambientalmente más sostenibles, dinamizando la agricultura, el turismo, algunos servicios, etc.

Pero no. Lo que ha hecho es arrodillarse ante el matador y ofrecer el morro para la estocada final. Así, entre abril y mayo del 2013, se sucedieron las medidas exigidas por los mineros, sus medios y sus presidenciables: la Ley de Consulta no va en la sierra (donde están la mayoría de los proyectos mineros) pues los quechuas y aymaras ya no son indígenas sino campesinos; se flexibiliza el mecanismo para conseguir los Certificados de Inexistencia de Restos Arqueológicos; y ahora se anuncia lo mismo para la aprobación de los Estudios de Impacto Ambiental.

¡No se vayan! ¡Quédense por favor! ¡Pidan lo que quieran! Estos son los mensajes que el Presidente Ollanta Humala da. Una lástima, pues la coyuntura se presenta favorable más bien para hacer un conjunto de reformas indispensables en la gestión del sector minero: terminar de armar el SENACE eliminando las trampas que hay en su ley; fortalecer aún más la OEFA y su capacidad de evaluar, fiscalizar y sancionar; reformar la ley y el reglamento de consulta y publicar y debatir abiertamente la base de datos sobre pueblos indígenas; reformar el sistema de concesiones mineras. Esa es la agenda, y las condiciones están dadas para abordarla. Pero con un toro echado desde el saque ante el torero, poco se puede esperar.

* Carlos Monge es antropólogo por la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP) y doctor en Historia por la Universidad de Miami. Posee experiencia en trabajo de promoción rural y desarrollo sostenible, asesoría y de consultoría a gremios campesinos locales y nacionales, organizaciones privadas de promoción del desarrollo e instituciones públicas. Es autor de varias publicaciones sobre temas vinculados al desarrollo rural, los movimientos sociales, la descentralización, la participación ciudadana y las industrias extractivas.
—-
Fuente: Publicado en el diario La Primera el 28 de mayo de 2013:http://www.laprimeraperu.pe/online/columnistas-y-colaboradores/faenon-minero-en-otono_139984.html