Archivos para junio, 2013


Los proyectos de minas a cielo abierto Conga (Perú) y Pascua Lama (Chile y Argentina) son el resultado de la sed insaciable de lucro que impulsa a las empresas extractivas para moler territorios enteros y que, con la complicidad de los gobiernos de turno que si son de “izquierda” o la derecha. El potencial destructivo de estos dos proyectos es poco probable y que amenazan directamente las fuentes de agua que se alimentan de miles de hectáreas de las poblaciones locales y la agricultura, así como la flora y la fauna de la región.    Ya sea s ‘ Si la destrucción de los glaciares en los Andes, en el caso de Pascua Lama, o la destrucción de los cuatro lagos de montaña en el caso de Conga, estos proyectos mineros son reales ecocida que sólo beneficien a un puñado de accionistas y contaminar el agua precioso recurso. Proteger la vida! No a los proyectos mineros! Sí a las actividades sostenibles!

También en Francia, está movilizando contra las minas a cielo abierto propuestas

BANCO FRANCÉS FINANCIA VIOLACIÓN DE DERECHOS HUMANOS 

BNP Paribas Investment Partners Luxembourg, filial de BNP Paribas ofrece a sus clientes la posibilidad de invertir en el mercado financiero de los EEUU a través de su fondo BNP PARIBAS L1 Opportunities USA C. De las inversiones de este fondo 46,63% son hechas en la extracción de materias primas y 18,93% en energía.

 

Entre las empresas en las cuales el fondo invierte se encuentran:

 

         Newmont Mining, principal accionario de Yanacocha, mundialmente conocido por ser el responsable de graves contaminaciones como el derrame de 151 kg de mercurio en el pueblo de Choropampa (Perú) en el año 2000. Esta empresa conduce hoy las operaciones del controvertido proyecto de extracción de oro y cobre en Conga (Cajamarca, Perú) lo que implica destruir 4 lagunas de altura y además amenaza las fuentes de agua de los fértiles valles de Cajamarca. Desde octubre del 2012, más de 2000 comuneros y ronderos suben por turnos a las alturas de Conga para vigilar y proteger las lagunas. Newmont Mining, emplea y financia directamente policías a su servicio. Un campesino fue recientemente herido de bala de perdigón. En el 2012. Cinco habitantes de Celendin y Bambamarca perdieron la vida. Desde el 17 de junio 2013, 5000 ronderos ocupan de nuevo la zona por turnos. 5,72% (cerca de 60 millones de dólares) de BNP PARIBAS L1 Opportunities USA C son invertidos en esta empresa.

 

         Barrick Gold, otro gigante minero que conduce sobre todo el proyecto binacional (Chile-Argentina) Pascua Lama. Ubicado a más de 4500 metros de altura, en la cordillera de los Andes, en las inmediaciones del desierto de Atacama, este proyecto ha comenzado la destrucción de tres glaciares, vitales para el equilibrio hídrico del fértil valle del Huasco. Ya fueron afectadas las actividades tradicionales de los campesinos e indígenas de la zona (Diaguita). En mayo del 2013, Barrick Gold fue condenada a suspender su proyecto en Chile debido a graves daños constatados por la autoridad ambiental. Sin embargo, los trabajos continúan del lado argentino. De los dos lados de la cordillera, el proyecto Pascua Lama es rechazado por las poblaciones afectadas. 4,85% (cerca de 50 millones de dólares) de BNP PARIBAS L1 Opportunities USA C se invierten en esta empresa.

 

         Otras empresas, como Apache (presente en la explotación del gas de esquisto en Argentina), Mosaic Co (extracción de fosfato), Goldcorp (responsable de graves contaminaciones del agua a causa de la extracción del oro en Guatemala), Schlumberger (grupo de servicios petroleros, interviene en las operaciones de fracturación hidráulica), Kinross Gold (entre otros, implicada en un proyecto minero controvertido en una zona protegida del Ecuador), etc.

 

Debemos de dejar pasa por alto? Debemos cerrar los ojos? Denunciamos la búsqueda insaciable de ganancia a toda costa.

 

Invitamos a todos los clientes de la BNP a interpelar su banco sobre el carácter de las inversiones y amenazarla de boycott.

No a la mina a tajo abierto que destruye la vida, ni Conga, ni Pascua Lama, ni aquí ni allá, contra la represión en Cajamarca (Perú) -En apoyo a la 10ma Marcha-Carnaval por la Defensa del Agua y de la Vida y contra Pascua Lama (Chile), en Francia también nos movilizamos contra les mines a tajo abierto.

 


Raúl Zibechi

El aumento en el precio del transporte fue la brecha por la que se coló el profundo descontento que vive la sociedad brasileña. En apenas dos semanas las movilizaciones se multiplicaron: de 5 mil los primeros días a más de un millón en cien ciudades. La desigualdad, la falta de participación y la represión son los grandes temas.

L

os abucheos y rechiflas dieron la vuelta al mundo. Dilma Rousseff no se inmutó, pero sus facciones denotaban incomodidad. Joseph Blatter sintió la reprobación como algo personal y se despachó con una crítica a la afición brasileña por su falta de fair play. Que la presidenta de Brasil y el mandamás de la FIFA, una de las instituciones más corruptas del mundo, fueran desairados por decenas de miles de aficionados de clase media y media alta, porque los sectores populares ya no pueden acceder a estos espectáculos, refleja el hondo malestar que atraviesa a la sociedad brasileña.

Lo sucedido en el estadio ManéGarrincha de Brasilia saltó a las calles, amplificado, el lunes 17, cuando más de 200 mil personas se manifestaron en nueve ciudades, en particular jóvenes afectados por la carestía y la desigualdad, que se plasma en los elevados precios de servicios de baja calidad, mientras las grandes constructoras amasan fortunas en obras para los megaeventos a cargo del presupuesto estatal.

Todo comenzó con algo muy pequeño, como sucede en las grandes revueltas del siglo XXI. Un modesto aumento del transporte urbano de apenas 20 centavos (de 3 a 3.20 reales, dos pesos uruguayos). Primero fueron pequeñas manifestaciones de militantes del Movimiento Pase Libre (MPL) y de los comités contra las obras del Mundial de 2014. La brutalidad policial hizo el resto, ya que consiguió amplificar la protesta convirtiéndola en la mayor oleada de movilizaciones desde elimpeachment contra Fernando Collor de Melo, en 1992.

El viernes 7 de junio se realizó la primera manifestación en São Paulo contra el aumento del pasaje con poco más de mil manifestantes. El martes 11 fueron otros tantos, pero se quemaron dos autobuses. Las dos principales autoridades, el gobernador socialdemócrata Geraldo Alckmin, y el alcalde petista Fernando Haddad, se encontraban en París promoviendo un nuevo megaevento para la ciudad y tacharon a los manifestantes devándalos.

El miércoles 12 una nueva manifestación se saldó con 80 autobuses atacados y ocho policías heridos. El jueves 13 los ánimos estaban caldeados: la policía reprimió brutalmente a los 5 mil manifestantes provocando más de 80 heridos, entre ellos varios periodistas deFolha de São Paulo. Un tsunami de indignación barrió el país que se tradujo, pocas horas después, en los abucheos contra Dilma y Blatter. Hasta los medios más conservadores debieron reflejar la brutalidad policial. La protesta contra el aumento del boleto convergió sin proponérselo con la protesta contra las millonarias obras de la Copa de las Confederaciones. Lo que parecían manifestaciones pequeñas, casi testimoniales, se convirtieron en una ola de insatisfacción que abarca todo el país.

Síntoma de la gravedad de los hechos es que el lunes 17, cuando se produjo la quinta movilización con más de 200 mil personas en una decena de capitales, los políticos más importantes del país, los ex presidentes Fernando Henrique Cardoso y Luiz Inacio Lula da Silva condenaron la represión. Descalificarlos como vándalos es un grave error. Decir que son violentos no resuelve nada. Justificar la represión es inútil, escribió Cardoso quien atribuyó las protestas aldesencanto de la juventud frente al futuro.

Lula tuiteó algo similar: La democracia no es un pacto de silencio, sino una sociedad en movimiento en busca de nuevas conquistas. La única certeza es que el movimiento social y las reivindicaciones no son cosa de la policía, sino de mesas de negociación. Tengo la certeza de que entre los manifestantes la mayoría están dispuestos a ayudar a construir una solución para el transporte urbano. Además de desconcertar a las élites, los manifestantes consiguieron que se suspendieran los aumentos.

La sensación de injusticia

El transporte público en ciudades como São Paulo y Rio de Janeiro es uno de los más caros del mundo y su calidad es pésima. Un relevamiento del diario Folha de São Paulo analiza los precios del transporte público en las dos mayores ciudades del país respecto del tiempo de trabajo necesario para pagar un pasaje, en relación con el salario medio en cada ciudad. El resultado es catastrófico para los brasileños.

Mientras un habitante de Rio necesita trabajar 13 minutos para pagar un pasaje y un paulista 14 minutos, en Buenos Aires sólo se tiene que trabajar un minuto y medio, 10 veces menos. Pero la lista incluye las principales ciudades del mundo: en Pekín el pasaje equivale a 3 minutos y medio de trabajo; en París, Nueva y Madrid, seis minutos; en Tokio, nueve minutos, lo mismo que en Santiago de Chile. En Londres, una de las ciudades más caras del mundo, cada pasaje demanda 11 minutos de trabajo (Folha de São Paulo, 17 de junio de 2013).

El periódico cita al ex alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, para ejemplificar lo que debería ser la democratización urbana: La ciudad avanzada no es aquella en la que los pobres andan en auto, sino aquella en la que los ricos usan el transporte público. En Brasil, concluye el diario, está sucediendo lo contrario.

En los últimos ocho años el transporte urbano en São Paulo se ha deteriorado según revela un informe de O Estado de São Paulo. La concesión vigente fue asignada durante la gestión de Marta Suplicy (PT) en 2004. El sistema de transporte colectivo creció de mil 600 a 2 mil 900 millones de pasajeros entre 2004 y 2012. Sin embargo, los autobuses en circulación descendieron de 14 mil 100 unidades a 13 mil 900. La conclusión es casi obvia: Más gente está siendo transportada pagando un precio más caro en menos omnibus que hacen menos viajes ( O Estado de São Paulo, 15 de junio de 2013). En cada unidad viaja 80 por ciento más de pasajeros.

Según la Secretaría Municipal de Trasportes de la ciudad, la mejora en la situación económica ha provocado un aumento de la cantidad de pasajeros pero, a su vez, los autobuses hacen menos viajes por el congestionamiento del tránsito, lo que inevitablemente recae sobre los usuarios que sufren por la ineficiencia del sistema, con el aumento en el tiempo de los viajes. Los costos también se han disparado por la ineficiencia que supone un mal aprovechamiento de la infraestructura.

Si a esto se suma el despilfarro que suponen las inversiones millonarias en las obras del Mundial 2014 y los Juegos Olímpicos 2016, con su secuela de traslados forzados de pobladores, puede comprenderse mejor el malestar reinante. Los seis estadios que se inauguraron en la Copa de las Confederaciones insumieron casi 2 mil millones de dólares. La remodelación de Maracaná superó 500 millones y otro tanto el ManéGarrincha, una obra monumental con 288 columnas que le confieren un aspecto decoliseo romano moderno, según el secretario general de la FIFA, Jerome Valcke. Todo ese dinero público para recibir un partido durante la Copa y siete en el Mundial.

Son recintos de lujo construidos por media decena de grandes constructoras, algunas de las cuales se adjudicaron también la administración de estas arenas donde se realizarán espectáculos a los que muy pocos tendrán acceso. El costo final de todas las obras suele duplicar los presupuestos iniciales. Aún faltan seis estadios que están en obras, la remodelación de aeropuertos, autopistas y hoteles. El BNDES acaba de conceder un préstamo de 200 millones de dólares para la finalización del Itaquerão, el nuevo estadio del Corinthians, donde se jugará el primer partido del Mundial 2014.

Cansados de pan y circo

La Articulación Nacional de los Comités Populares de la Copa difundió un informe en el que señala que en las 12 ciudades que albergarán partidos del Mundial hay 250 mil personas en riesgo de ser desalojadas, sumando las amenazadas por realojos y las que viven en áreas disputadas para obras (BBC Brasil, 15 de junio de 2013). Hubo casos en que una vivienda fue demolida con un aviso previo de sólo 48 horas. Muchas familias realojadas se quejan de que fueron trasladadas a lugares muy distantes con indemnizaciones insuficientes para adquirir nuevas viviendas, de menos de cinco mil dólares en promedio.

Para completar este panorama, sólo para la Copa de las Confederaciones se dispuso un operativo militar que supuso la movilización de 23 mil elementos de las tres armas que incluye un centro de comando, control e inteligencia. El dispositivo moviliza 60 aviones y 500 vehículos. La disputa del Mundial 2014 ha obligado a Brasil a construir 12 estadios, 21 nuevas terminales aeroportuarias, siete pistas de aterrizaje y cinco terminales portuarias. El costo total para el Estado de todas las obras será de 15 mil millones de dólares.

Ante semejante despliegue de gastos para construir recintos de lujo resguardados con máxima seguridad, el Consejo Nacional de Iglesias Cristianas (CONIC) divulgó un comunicado en el que condena la brutalidad policial asegurando que lo sucedido el 13 de junio en São Paulo nos remite a tiempos sombríos de la historia de nuestro país(www.conic.org.br). El texto de las iglesias denuncia la falta de apertura al diálogo y asegura que la cultura autoritaria sigue siendo una característica del Estado brasileño.

Le recuerda al gobierno que el Consejo de Derechos Humanos de la ONU acaba de hacer varias recomendaciones, entre ellas poner fin a la policía militar. La CONIC cree que la represión policial contra las manifestaciones es la misma de los exterminios de jóvenes que suceden cotidianamente en las periferias de las ciudades. Finaliza diciendo que los grandes eventos que sólo traerán más ganancias al mercado financiero y a los mega conglomerados empresariales.No queremos sólo circo. Queremos también pan, fruto de la justicia social.

Si este es el estado de ánimo de las iglesias, puede imaginarse cómo se sienten los millones de jóvenes que invierten dos horas en ir a trabajar, tres en retornar a sus casas en ómnibus estúpidos y caros y enfrentan 200 kilómetros de congestionamiento, como describe el escritor Marcelo Rubens Paiva ( O Estado de São Paulo, 16 de junio de 2013). Todos los paulistas saben que los ricos viajan en helicóptero. Brasil posee una de las mayores flotas de aviación ejecutiva del mundo. Desde que gobierna el PT la flota de helicópteros creció 58.6 por ciento, según la Asociación Brasileña de Aviación General (ABAG).

São Paulo tiene 272 helipuertos y más de 650 helicópteros ejecutivos que realizan alrededor de 400 vuelos diarios. Muchos más que ciudades como Tokio y Nueva York. Actualmente la capital paulista es la única ciudad del mundo que posee un control de tráfico aéreo exclusivo para helicópteros, dice la ABAG. Por eso fluye a indignación y por lo mismo tantos festejaron el retorno de la protesta, para lo que tuvieron que esperar nada menos que dos décadas.


Por José De Echave.

Los editoriales de los principales periódicos a nivel mundial se preguntan por qué en países que atraviesan por uno de sus mejores momentos de crecimiento y estabilidad económica se producen las movilizaciones sociales más importantes de las últimas décadas.

En Turquía la indignación y el rechazo al avance destructivo de proyectos inmobiliarios y grandes centros comerciales y la consiguiente defensa de parques y áreas protegidas, ha desatado una amplia movilización. En la plaza de Taksim, en Estambul, los manifestantes protestan en contra del gobierno turco por temas tan variados como la ecología, la corrupción y la impunidad de los que comparten el poder político y económico.

En Brasil las protestas se iniciaron en las ciudades en las que se aumentaron el precio de los pasajes. A los pocos días, ya se habían extendido a cien ciudades, pese a que las autoridades retrocedieron en la medida. Ya no sólo se cuestiona el alza de los pasajes, sino también los más de 26 mil millones de dólares que se piensan gastar en el próximo mundial de futbol y en las olimpiadas y la agenda se ha ampliado a temas de educación, corrupción y violencia.

Como ocurriera en Chile, en Brasil y Turquía, los jóvenes han tomado las calles y sus demandas se conectan con los movimientos de indignados de otros países. En este contexto cabe preguntar si algo similar podría ocurrir en nuestro país.

No es sencillo dar una respuesta definitiva. Lo cierto es que cada país presenta características propias. En los últimos años, en el Perú se ha registrado movilizaciones importantes que responden a agendas más específicas: desde el capítulo doloroso de Bagua, pasando a la movilización por la defensa del agua, los numerosos conflictos mineros y la marcha de los cuatro suyos que se trajo abajo a la dictadura fujimorista. Si bien es cierto que la conflictividad en los últimos años, ha ido en ascenso y todo indica que la tendencia continuará, por el momento todas estas luchas no se expresan necesariamente en grandes movilizaciones nacionales.

Sin embargo, la terca lucha de las comunidades de Bambamarca y Celendín por defender sus lagunas es una expresión a la peruana de las luchas de los indignados en todo el planeta. El crecimiento económico de los últimos años en nuestro país tampoco se expresa como algunos quisieran en paz social. ¿Qué pasará más adelante? Difícil de pronosticar.

Sin embargo, no hay que perder de vista el creciente malestar que se percibe en diversos sectores sociales del país y que está a la base de la próxima jornada de lucha del 4 de julio. Un gobierno que sigue cediendo a las presiones de los grandes grupos económicos, que anuncia nuevos paquetes para facilitar aún más las inversiones sin equilibrios sociales y ambientales, está generando las condiciones para que la indignación aumente cada vez más.


Marcha en Celendín
Celendin en pie de Lucha – 17.06.2013. Foto: Jorge Chavez Ortiz

 

Por Mitra Taj

LAGUNA EL PEROL, Perú (Reuters) – Miles de campesinos en el norte de Perú que se oponen a un proyecto de oro de la estadounidense Newmont cercaron una laguna dentro del emprendimiento y prometieron detener un eventual transvase de sus aguas que planea realizar la minera, para avanzar con su plan de 5.000 millones de dólares.

La laguna El Perol es una de varias lagunas que serían desplazadas para construir el proyecto Conga, ubicada en la región norteña de Cajamarca. Como parte del plan, las aguas de las lagunas serían transvasadas a cuatro reservorios que construiría la minera para garantizar agua a los pobladores.

El proyecto de mina aurífera Conga, en donde también tiene participación la productora de metales preciosos peruana Buenaventura, enfrenta el rechazo de los pobladores de Cajamarca que temen contaminación de sus tierras y perder el agua de sus lagunas andinas.

“Esperamos que la compañía y el Gobierno vean la multitud aquí hoy y paren el proyecto”, dijo Cesar Correa, un poblador de 28 años de Huangashanga, en el norte de Cajamarca.

Correa es uno de los cerca de 4.000 manifestantes que llegaron hasta la laguna El Perol a pie o a caballo, muchos vestidos con el tradicional poncho y sombreros.

Algunos pobladores cargaron mantas y bolsas de papas y arroz hasta la laguna, con el plan de acampar en ese lugar por varios días para detener el avance del proyecto.

“¿Porqué nosotros desearíamos un reservorio controlado por la empresa, cuando nosotros ya tenemos lagunas que naturalmente nos proveen agua?”, se preguntó Angel Mendoza, un campesino que es miembro de un grupo de guardianes de las lagunas, del pueblo de Pampa Verde.

La controversia sobre Conga es uno de los mayores retos que enfrenta el Gobierno del presidente Ollanta Humala, que ha buscado apaciguar los conflictos sociales en Conga, y que provocaron el cambio de su gabinete dos veces.

La protesta del lunes fue numerosa y pacífica y no hubo choques con la policía, aunque algunos manifestantes lanzaron piedras y prendieron fuego cerca de un reservorio.

A fines de mayo, campesinos ubicados cerca de una de las lagunas naturales de la zona fueron repelidos por la policía, en un enfrentamiento que reavivó el recuerdo de violentas protestas producidas en el 2011 y en el 2012 que dejaron 10 muertos.

Las nuevas protestas se produjeron luego que el presidente de la minera Buenaventura, Roque Benavides, dijo a Reuters que comenzarían a construir un segundo reservorio -también llamado El Perol- para terminarlo a fines de año.

Para Benavides, el “punto de quiebre” para definir si avanzan con el proyecto Conga se dará al término de la construcción del segundo reservorio, cuando vean si es factible desde el punto de vista social, bombear el agua de la laguna..

Tras las protestas de mayo, la minera Yanacocha -que opera el proyecto Conga- dijo en un comunicado que la construcción del reservorio Perol solo se iniciaría cuando “obtengamos todos los permisos correspondientes, los cuales estimamos podrían obtenerse hacia el segundo trimestre de 2014”.

(Reporte de Mitra Taj, editado por Teresa Céspedes y Manuel Farías) 




AMNISTÍA INTERNACIONAL

Declaración pública

Número de índice: AMR 46/003/2013

17 de junio de 2013

Perú: Llamado de Amnistía Internacional sobre el uso de la fuerza en manifestaciones en Cajamarca

Habitantes de comunidades situadas en el departamento de Cajamarca, en el norte de Perú, han anunciado una manifestación de protesta contra el proyecto minero Minas Conga y se congregaran alrededor de la laguna “El Perol” el día de hoy.

El proyecto Minas Conga es una extensión del proyecto Yanacocha, una de las minas de oro más grandes de Suramérica. Según los organizadores de la manifestación, el proyecto Minas Conga estaría afectando el abastecimiento de agua de las comunidades locales y estaría poniendo en riesgo la salud de los habitantes dada la contaminación del medio ambiente.

Amnistía Internacional hace un llamado urgente a las autoridades peruanas a asegurar que se respete el derecho a la libertad de expresión, asociación y asamblea y, en particular, a que se mande una señal clara a las fuerzas de seguridad encargadas de controlar la zona a que respeten los Principios Básicos sobre el Empleo de la Fuerza y de Armas de Fuego por los Funcionarios Encargados de Hacer Cumplir la Ley adoptados por la Organización de las Naciones Unidas.

Esto significa que las fuerzas de seguridad sólo pueden usar la fuerza de manera proporcional a las amenazas que se presenten. Las armas sólo pueden usarse en caso de peligro inminente de muerte o lesiones graves en defensa propia o de otra persona.

En el pasado Amnistía Internacional ha recibido informes de que las fuerzas de seguridad peruanas han perpetrado detenciones arbitrarias, uso excesivo de la fuerza, y torturas y otros malos tratos durante protestas contra proyectos del sector extractivo y la explotación de recursos naturales. En 2012, se registraron 7 civiles muertos en enfrentamientos en Espinar, Celendín y Huaraz en los departamentos de Cuzco, Cajamarca, y Áncash respectivamente.

 


Servindi, 17 de junio, 2013.- Alrededor de cuatro mil comuneros y ronderos de las provincias de Celendín, Cajamarca y del distrito de Bambamarca, capital de la provincia de Hualgayoc, llegaron hasta las cercanías de la laguna El Perol a fin de protegerla de la empresa minera Yanacocha que planea trasvasar sus aguas como parte de los trabajos del proyecto minero Conga.

Hasta la zona llegaron también cerca de mil efectivos de la División de Operaciones Especiales (Dinoes) de la Policía Nacional que tienen como tarea proteger las instalaciones de la empresa minera.

La mayoría de los comuneros se encuentran ubicados a escasos 500 metros de lo que pretende ser el dique El Perol -a una hora de la laguna del mismo nombre-, área de propiedad de la comunidad campesina de Sorochuco y donde se encuentra un piquete menor de ronderos.

Según los propios pobladores, las obras en el citado dique ya han empezado y hoy -a raíz de la movilización- la empresa retiró su maquinaria y trabajadores.

Con la medida iniciada hoy por los comuneros se busca frenar la iniciativa de la minera de transvasar las aguas de la laguna El Perol al reservorio de Chailhuagón para luego convertirla en un tajo abierto de 600 metros de profundidad y 1920 metros de diámetro.

Imagen: Jorge Chavez Ortiz

Presencia de efectivos de la Dinoes en la zona

Según información difundida por varios medios de comunicación, en la zona de la laguna El Perol se encuentran alrededor de mil efectivos de la Dinoes lo que genera un ambiente de tensión que podría acabar en un enfrentamiento.

En la zona de la laguna ubicada a más de cuatro mil metros sobre el nivel del mar permanece un grupo de comuneros muy cerca donde también se encuentran los efectivos de la Dinoes.

Milton Sánchez, presidente de la Plataforma Insterinstitucional de Celendín (PIC), declaró hoy que hasta el momento no se han producido enfrentamientos y reafirmó el carácter pacífico de la movilización.

Reconoció, sin embargo, que se encuentran a la espera de noticias sobre un supuesto enfrentamiento en una de las lagunas que forma parte del sistema hídrico natural de la zona.

En su marcha y antes de llegar hasta las inmediaciones del dique, los comuneros y ronderos visitaron las lagunas Cortada y Azul.
Niegan presencia de menores de edad en la zona

Respecto a las versiones de algunos medios que insinúan la presencia de menores de edad en el lugar de las protestas, el presidente de la PIC, fue tajante al sostener que no hay presencia de menores de edad o escolares.

Nicanor Alvarado, también de la PIC, indicó en ese sentido que algunos comuneros de la zona de Sorochuco han llegado hasta el lugar acompañados de sus hijos pero descartó que se trate de una acción intencional o premeditada.

Al término de la reunión que vienen sosteniendo los comuneros y ronderos en las cercanías del dique El Perol se conocerán las medidas a tomar para los próximos días.

Lo que es seguro es que los que llegaron hasta la zona dormirán a la intemperie. Otra medida es el establecimiento de la rotación por turnos por comunidad y centro poblado como método de vigilancia.

Llaman a la calma

Más temprano, Esperanza León Deza, presidenta de la Junta de Fiscales Superiores de Cajamarca, hizo un llamado a la calma y a evitar actos de violencia durante la movilización contra el proyecto minero Conga y advirtió que se denunciará cualquier violación a la ley.

Para tal efecto, la magistrada explicó que ya se han desplazado a la zona de Conga un nutrido equipo de fiscales provenientes de Cajamarca, Celendín, Bambamarca y Chiclayo.

Vale precisar que la empresa minera antes de la movilización ordenó el bloqueo de las carreteras a pesar que se trata de una propiedad de libre acceso público. Así lo indicó el presidente de la PIC, por lo que detalló que tuvieron que hacer uso de otras vías para hacer su recorrido.

A la movilización también se sumaron estudiantes de la Universidad Nacional de Cajamarca, que paralizaron las clases para organizarse y marchar por las calles en actitud solidaria.

Marco Arana, líder del movimiento Tierra y Libertad, advirtió que “en Celendín se intentó impedir que ronderos informaran a población sobre las razones de la movilización. Se detuvo momentáneamente a dos ronderos, los mismos que fueron liberados horas después”.

Por su lado, el presidente de la región Cajamarca, Gregorio Santos, también expresó su total rechazo al proyecto Conga. A través del Twitter afirmó: “Lagunas de Conga: no aceptamos ser un tajo abierto, ni botadero de desechos tóxicos. Presidente (Ollanta) Humala honre su palabra, Conga es inviable”.

Un hecho que llamó la atención fue el inesperado corte de energía eléctrica en el sector Lucmacucho, evitando que radios locales transmitieran en vivo las incidencias de la movilización.

Referencias:

Imagen: Jorge Chavez Ortiz

Imagen: Jorge Chavez Ortiz

Otras noticias:


Defensa. Los comuneros que han llegado a la laguna El Perol se han autodenominado vigilantes de ese patrimonio natural.


Consuelo Alonzo,
Walter Ortiz y Edgar Jara

La marcha que los comuneros de los distritos de Sorochuco, Celendín, Bambamarca y Cajamarca iniciaron en la víspera concluyó ayer en la laguna El Perol. Los dirigentes dijeron que su desplazamiento les ha permitido comprobar que la minera Yanacocha ha construido una carretera en el lugar, y que también haría un dique para iniciar el vaciado de ese espejo natural.

Luego de esa inspección el presidente del Frente de Defensa de Cajamarca, Idelso Hernández, lamentó que la minera “haya violado los derechos elementales de los pueblos cajamarquinos a pesar de todas las advertencias”.

Igualmente criticó que el ingreso a las lagunas Azul, Chica y Mala se encuentre tomado por las fuerzas del orden y se hayan colocado tranqueras para impedir el acceso de las rondas campesinas.

“No nos dejaron entrar y por eso hemos usado nuestros caminos ancestrales. Igual hemos llegado hasta El Perol, pero ya habían sacado sus maquinarias hace dos o tres días como queriendo engañarnos”, sostuvo el dirigente.

Sobre estos hechos que calificó de “una provocación”, Hernández indicó que levantarán un acta con todos los hallazgos para presentarla de inmediato ante la Comisión de Derechos Humanos, a fin de que se sepa de la vulneración a los derechos que sufren los ronderos y las comunidades por parte de una transnacional extranjera.

“Vamos a dar cuenta de que el Estado peruano y Yanacocha les mienten al Perú y al mundo al decir que este proyecto está suspendido, cuando es una mentira, una burla”, dijo.

En ese sentido, el dirigente remarcó que están decididos a no permitir que el proyecto Minas Conga salga adelante, ya que, según su parecer, es inviable.

“Cueste lo que cueste, Conga no va”, advirtió Hernández.

Al respecto, el presidente regional de Cajamarca, Gregorio Santos, indicó que con esto se demuestra que el gobierno ha cedido a las presiones de la Confiep, y por eso solicitará que el presidente Ollanta Humala, el premier Juan Jiménez y el titular de Energía y Minas, Jorge Merino, ratifiquen su anuncio de que Yanacocha suspenderá las operaciones de Conga por haber faltado a su palabra.

“Con la construcción de esa carretera y el movimiento de tierra, lo que van a traspasar va a ser la paz social que está viviendo Cajamarca”, señaló.

Los guardianes

Santos anunció que cerca de mil comuneros de Huasmín y Sorochuco (Celendín) instalarán sus campamentos en un terreno que da a la laguna El Perol para ser “los nuevos guardianes de las lagunas”.

Idelso Hernández agregó que ese grupo se quedará allí de forma indefinida y “no se va a mover”.

“Hoy (ayer) hemos concurrido cerca de 4 mil 500 ronderos, pero nos quedaremos mil y luego haremos turnos para proteger sin descanso a las lagunas”, detalló.

En otro momento, el dirigente de las rondas lamentó la actitud de los efectivos policiales, pues a pesar de que su travesía fue pacífica e informada a las autoridades respectivas, una delegación de Cajamarca, liderada por el presidente de la Federación de Rondas de Cajamarca, Segundo Mendoza, fue sorprendida con disparos al aire para ser dispersada.

“Trataron de detener a cuatro compañeros, los golpearon y por nuestros reclamos los soltaron. Ellos caminaban pacíficamente para defender un derecho”, dijo, y advirtió que lo que pase será culpa del gobierno.

Yanacocha niega actos de violencia

Según Yanacocha, 950 personas llegaron a El Perol y no hubo hechos de violencia. También negó versiones según las cuales hubo disparos de la Policía, y descartó que haya heridos y que los comuneros hayan entrado a su propiedad.

En la ciudad no se sintió el paro, pero un grupo de 30 alumnos tomó la Universidad Nacional de Cajamarca en apoyo a los comuneros y contra el proyecto Conga.

Otros 60 comuneros, liderados por el presidente del Frente de Defensa Ambiental de Cajamarca, Wilfredo Saavedra, protestaron en la iglesia San Francisco.

En Lima, el viceministro de Minas, Guillermo Shinno, dijo que, salvo protestas aisladas, las actividades se desarrollaron con normalidad.

 

PicCampesinos peruanos volvieron a protestar el lunes contra el proyecto minero Conga, de la trasnacional Newmont.

Miles de campesinos en el norteño departamento de Cajamarca realizaron una marcha hacia la laguna El Perol, que consideran amenazada por la actividad minera de la empresa estadounidense.

“Somos más de 5000 campesinos que nos movilizamos a la laguna para evitar que el proyecto Conga la destruya (…) lo que buscamos es defender y preservar la laguna, para eso vamos a acampar indefinidamente en el lugar (…) no vamos a caer en las provocaciones de la policía”, sostuvo Milton Sánchez, el presidente de un gremio provincial que agrupa a 40 organizaciones sociales de la provincia de Celendín en el departamento de Cajamarca, quien aseguró el carácter pacífico de la movilización, ante la presencia de 1.200 policías antimotines.

El proyecto minero Conga, propiedad mayoritaria de la minera estadounidense Newmont, ha desatado un conflicto en la región de Cajamarca, pues los lugareños se oponen al proyecto de la compañía extranjera, al declarar que sus fuentes naturales de agua y, por ende, sus actividades agrícolas y ganaderas, resultarían dañadas por la minería, pese a que el proyecto contemplaba la construcción de cuatro reservorios a cambio de las cuatro lagunas que se secarán para extraer oro y cobre.

El proyecto Conga, de 4800 millones de dólares, había sido suspendido en noviembre de 2011 debido
a las fuertes protestas, pero fue retomado por una auditoría medioambiental ordenada por el Gobierno en abril de 2012. En julio de ese mismo año, el incremento de las protestas contra este emprendimiento dejó un saldo de cinco muertos durante un choque entre campesinos y policías, tras lo cual el Gobierno declaró el estado de emergencia para controlar el orden público en la zona y llamó a la Iglesia católica para mediar en el conflicto.

Más tarde, el presidente peruano, Ollanta Humala, anunció dos años de plazo para que la minera Yanacoch, subsidiaria de la estadounidense Newmont Mining Corporation, garantizara el agua a los habitantes de dicha región; sin embargo, las críticas y protestas sociales contra dicho proyecto continúan.

mf/nl/ab/

Fuente: HispanTV – http://hispantv.com/detail/2013/06/18/229415/campesinos-peruanos-hartos-trasnacional-newmont


El nuevo escenario del conflicto por el proyecto minero CongaLa tregua forzada que las partes del conflicto minero Conga acataron el año pasado luego de las muertes en Celendín y Bambamarca ha terminado. Ayer, cientos de pobladores de Cajamarca salieron a las calles para reanudar las protestas contra el emprendimiento minero, en tanto que un numeroso grupo de representantes de las comunidades campesinas y activistas sociales se ha dirigido a la zona de la laguna El Perol. Se ha informado que los ronderos acordaron instalar un campamento permanente en dicha laguna a modo de vigilancia, para prevenir que la empresa inicie cualquier tipo de trabajo en ella.

El gobierno ha desplegado en la zona un contingente de fuerzas especiales que los observadores cifran en mil, en tanto que desde el Ministerio de Energía y Minas se ha señalado que el gobierno no dejará que el proyecto se paralice y que luego de la construcción del reservorio de Chailhuagón se iniciará en breve la construcción de las obras que faltan y que incluye el reservorio de El Perol.

Los pobladores de Cajamarca y el gobierno regional han ratificado su posición y lo propio ha hecho la empresa. El gobierno no ha expresado una postura formal que incluya la posición del Ministerio del Ambiente, el sector que ha sido hasta ahora más cauteloso. En su última declaración sobre el tema, su titular ha manifestado que la actual prioridad de construir los reservorios de agua se mantiene como un elemento previo de la obtención de la licencia social.

Como en octubre del 2011 las fuerzas están emplazadas, aunque desde entonces se han registrado sucesos que en esta etapa deberían tomarse en consideración. Vistas las cosas, la situación está en el punto de contacto de las partes previo a la tregua, aunque son evidentes dos cambios en los actores. La empresa ha llevado a cabo una pequeña reforma interna, sustituyendo representantes y concentrándose en las obras en una lógica minimalista, avanzando de a pocos, evitando el conflicto abierto. En el lado social, en tanto, se han producido fisuras y divisiones motivadas sobre todo por la construcción de una plataforma electoral del presidente regional de Cajamarca, ocasionando un reflujo en la intensidad de la movilización.

No obstante, no deberíamos concluir en que esos cambios definen la imposición de una de las partes. Ni la empresa ha abandonado el proyecto ni la sociedad cajamarquina ha dejado de oponerse al emprendimiento minero. Lo que se vive en estos días bien puede ser el inicio de una fase de escalamiento del conflicto, siendo imposible predecir los resultados.

En ese contexto, es importante que el gobierno defina una ruta que permita el reinicio del diálogo bajo la convicción de que no debe dejarse a su albedrío a las fuerzas de la confrontación. Si alguna lección se debe obtener de la primera etapa del conflicto es que constituye un error centrar la gestión del conflicto en la capacidad disuasiva de la policía y en la acción de la fiscalía.

Para definir esa ruta debería efectuarse un inventario de la agenda del caso Conga para saber en qué medida están siendo cumplidas las exigencias del peritaje de los especialistas internacionales y cuál es el avance de los proyectos de inversión pública ofrecidos en la zona. Del mismo modo, el gobierno regional debe informar de las acciones realizadas en estos meses para bajar las tensiones y reducir el riesgo de un nuevo ciclo violento.



El día de hoy, diputados del Parlamento de la Unión Europea, solicitaron al presidente del Perú, Ollanta Humala que abandone definitivamente el proyecto Conga  “Ya hubo demasiada violencia contra la resistencia pacífica en Cajamarca y es tiempo que escuche a las comunidades locales” concluía la carta de Catherine Grèze, Diputada europea, Coordinadora de la Comisión de Desarrollo del Parlamento Europeo. La Diputada Europea hace referencia a los conflictos sociales generados en el país a consecuencia de imponer un modelo extractivista en perjuicio de las poblaciones locales y expresa su preocupación por el caso del proyecto Conga, que ha levantado una fuerte oposición de parte de las poblaciones locales  y que la resistencia pacífica ya ha costado cinco personas fallecidas en julio del 2012, a raíz de la represión policial, manifiesta en su carta. También comunica en esta misiva sobre la represión policial que nuevamente sufrieran los Guardianes de las Lagunas el 28 de mayo pasado trayendo como resultado un nuevo comunero herido, el Sr. José Guillermo Cueva Huamán por un policía al servicio de la minera Yanacocha, hace también referencia a que en abril último, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) levantó su voz manifestando su preocupación frente a la criminalización de la protesta en el Perú. Se resume la petición en los siguientes puntos:

 

·         Que el gobierno peruano cese definitivamente el proyecto minero Conga porque afecta irreversiblemente al ecosistema y a las fuentes de agua de cientos de miles de personas;

·         Que el gobierno peruano ponga fin a la violencia contra el pueblo y sus dirigentes;

·         Que el gobierno peruano respete las convenciones internacionales, sobre todo la convención 169 de la Organización Internacional de Trabajo (OIT) y a las demandas y decisiones de las poblaciones locales.

 

La carta dirigida también a los ministros de Energía y Minas así como al Ministro del Interior menciona sobre las condiciones establecidas con el Gobierno peruano para la implementación del Acuerdo de Libre Comercio del Perú con la Unión Europa era la de construir el camino de un Perú sostenible y concluye diciendo: “Los diputados y las diputadas del parlamento Europeo miramos muy de cerca lo dicho en la Hoja de Ruta, y vemos una contradicción fundamental con lo que está pasando en Conga”.


Lunes, 10 de junio del 2013

(Diario Gestión)

“No es cierto que Yanacocha tenga interés de irse”, dijo el ministro de Energía y Minas en conferencia de prensa. La reducción de trabajadores en la mina, como reportó un diario local, se trataría de una reubicación.

El ministro de Energía y Minas, Jorge Merino, explicó que el proyecto Conga seguirá adelante y que la suspensión de sus operaciones, así como la reducción de personal -“reportado por el diario La República”:http://gestion.pe/economia/proyecto-conga-habria-sido-cancelado-2068201- no significan el retiro de la minera Yanacocha, conformada por Buenaventura, Newmont Mining e IFC.

Merino explicó se están haciendo reajustes en Yanacocha y en Conga. La reducción de 50 trabajadores se trata de una reubicación, “porque habrán nuevos tipos de trabajos con nuevos empleados, de forma rotativa”. “Desmiento que haya una posición [de Yanacocha] de irse”, agregó el ministro.

“El día viernes he conversado con funcionarios de Newmont y el proyecto sigue para adelante. Como se ha completado la construcción [de la laguna] Chailluagón, el contrato de un número de trabajadores ha finiquitado, pero serán reubicados”, detalló.


Proyecto Conga habría sido cancelado

Lunes, 10 de junio del 2013

(Diario Gestión)

Las operaciones han sido paralizadas y se ha despedido a cientos de trabajadores, según un diario local. A las 8:30 a.m., el Ministerio de Energía y Minas dará una conferencia de prensa al respecto.

El proyecto minero Conga, en Cajamarca, habría suspendido sus operaciones y efectuado el despido de cientos de trabajadores, informó hoy el diario La República.

No ha habido pronunciamiento oficial por parte de Buenaventura, representante en el Perú de Newmont Mining, operadora del proyecto.

A las 8:30 a.m., según el programa Portal Financiero, el Ministerio de Energía y Minas dará una conferencia de prensa sobre este aviso.