Archivos para 3 abril, 2013


Sin comentarios, saquen sus propias conclusiones respecto al documento, por seguridad nuestra y colaborador, nos reservamos la fuente.


Por: Jorge J. Chávez Ortiz*

En esta semana la noticia en el aspecto de conflictos socio-ambientales fue en torno al proyecto Shahuindo de la minera Sulliden Shahuindo. Uno de los problemas de los conflictos socio-ambientales, se debe a la poca información que se brinda respecto a las empresas como también de sus proyectos, en estos casos mineros. Si nos ponemos a pensar como lectores promedios cuanto sabemos sobre estos proyectos, la respuesta es casi nula o nada.
¿Quién es Sulliden Shahuindo?
La minera Sulliden Shahuindo es una empresa de capital canadiense y cotiza en la bolsa de valores de Toronto – Canadá, New York – USA y Lima – Perú; esta empresa no tiene experiencia explotando yacimientos en ninguna parte del mundo, por el cual la empresa Kallpasab Securities lo cataloga[1] como empresa minera JUNIOR, Sulliden en Perú poseen un proyecto llamado Shahuindo, con una altitud de 2 900 m.s.n.m. ubicado en la provincia de Cajabamba, distrito de Cachachi cerca de los centros poblados de Araqueda y Algamarca que abarca varios caseríos como San José, Moyan y Shahuindo; cerca del Valle del Condebamba. Como antecedentes[2] la minera obtiene el proyecto en noviembre de 2002, entre el 2002 – 2009 Sulliden y la antigua concesionaria que era la CIA Algamarca S. A. que en ese entonces era de la familia Sánchez Paredes, comienzan una disputa legal por las concesiones , Hay que dejar claro dos punto: lo primero antes que ingrese Sulliden, también exploraron la minera Southern Perú Copper y ASARCO; lo segundo luego que la CIA Algamarca S.A abandona de manera inexplicable sus operaciones, varios mineros informales se posicionaron de los antiguos socavones y en la actualidad siguen siendo explotados.
Para Sulliden, el proyecto de explotación debe iniciar en el presente año (2013) y con expectativas de producción de oro y plata para el 2013-2014, según estos datos que proporciona la empresa, el Ministerio de Energía y Minas – MEM, toma en consideración a dicho proyecto en la cartera de inversiones[3] para el año 2013, donde deja como datos relevantes: Producción anual proyectada: 105,000 Oz/Au (no toman en cuenta la plata), Inversión proyectada: US$ 132 Millones y lo que no podemos dejar de lado es que poseen Estudio de Impacto Ambiental Semidetallado – EIAsd (aprobado RD 083-2011-MEM-AAM), para EXPLORAR, mas no para EXPLOTAR.
Es importante pues, conocer los antecedentes de las empresas que quieren invertir en el Perú, así como también de sus respectivos estudios de sus exploraciones y explotaciones, este conocimiento no solo debe ser a nivel de gobierno o instituciones involucradas sino también de la población y mucho más los de la zona de influencia del proyecto, para ser evaluados y así evitar los conflictos socio ambientales que se producen cuando no están claras las cosas.
Trabajos de exploración hechos por la empresa Sulliden Gold en Cajabamba. Foto: Sulliden Gold.

Sulliden, minería informal y conflictos
Para la Defensoría del Pueblo, los conflictos socio-ambientales por minería informal se remonta al Reporte Nº 35 Conflictos Sociales, hasta la fecha, los datos más relevantes sobre conflictos entorno a la minera Sulliden lo encontramos en los Reportes N° 76, 83 y 107.
El 7 de junio de 2010, mineros informales tomaron el campamento y estos fueron desalojados por la policía, en enero de 2011 la Defensoría del Pueblo recoge un dato muy interesante que citamos a continuación: “De otro lado, nos precisan que se viene coordinando con la Dirección Regional de Energía y Minas, con el objetivo de evitar enfrentamientos y situaciones de violencia en la zona, en el proceso de desocupación de La Chilca a favor de la empresa Sulliden.”[4], la pregunta es ¿Quién intento enviar realmente a la policía fue el gobierno o la minera?, las razones reales solo nos pueden explicar los funcionarios de Dirección Regional de Energía y Minas de esa época. En enero del 2013, los mineros informales realizaron una movilización en contra de la Minera Sulliden, exigiendo que la misma otorgue las facilidades para desarrollar los trámites de formalización de actividades que desarrollan en la zona.
El pasado 11 de marzo del presente año, pobladores que se oponen al proyecto mineros fueron reprimidos por la policía, dejando como saldo 8 heridos entre ellas una mujer en gestación, los pobladores denunciaron que la policía hizo uso de armas de fuego para disuadir a los manifestantes, que promovían la no participación en la presentación del EIA a las diferentes comunidades, por otro lado Romelia Izquierdo Leiva manifestó lo siguiente, para Noticas SER: “La empresa Sulliden ha traído gente en ómnibus de otros lugares, no son de acá, estamos rodeados con muchos policías como si fuéramos delincuentes, sólo reclamamos nuestros derechos, estamos indignados, vivimos en el valle que ellos quieren destrozar”, otro grupo que se opone al proyecto son los agricultores del Valle de Condebamba, quienes rechazan el proyecto por el temor a la contaminación que genera la mina y a la vez también piden que los mineros informales se retiren de la zona. Sergio Sánchez Ibáñez ex – gerente regional de RENAMA – Cajamarca, nos manifestó que los conflictos en torno al proyecto Shahuindo vienen del año 2006 y agrego que dicho proyecto afectara a un aproximado de 15 000 agricultores que viven cultivado en la zona del Valle de Condebamba. Los medios de comunicación tanto de Cajamarca como a nivel nacional, en ningún momento informaron que el EIA presentado al Ministerio Energía y Minas es para la EXPLOTACIÓN y no de exploración, esto es importante porque a la comunidad se le quiere sorprender, para obtener la licencia social, esto contribuye para que se agrave los conflictos sociales. 
 Vista área de la minería informal en Algamarca cerca de los predios de Sulliden.
 Foto: Jorge Chávez Ortiz
Un dato importante es que la Oficina Nacional de Diálogo y Sostenibilidad – ONDS, oficina adjunta a la Presidencia del Concejo de Ministro del Gobierno del Perú – PCM, en ninguno de sus informes denominados Willaqniki toca el tema de Shahuindo y la minería informal.
Más datos sobre el proyecto
La propiedad Shahuindo cubre aproximadamente 9 218 hectáreas de concesión minera, y otras 10 795 hectáreas en una elevación de 2.900 metros aproximado. El proyecto aurífero Shahuindo[5] planea construir un tajo abierto denominado “Moyan” que tendría como diámetro de 1.3 km aproximado, un depósito de desmonte de una capacidad aproximada de 56 100 000 m3, un pad de lixiviación de 29 000 000 m3 aprox., 2 reservorios de 249 000 m3 y 111 800 m3 aprox., planta de trituración para el materia extraído del tajo Moyan y otras estructura, pretenden minar 10 000 toneladas de roca por día (tpd) en un aproximado de 10 años. Para el desarrollo del proyecto Sulliden Gold ha conseguido financiamiento[6] por parte de Credit Suisse y Barclays Bank por un monto de $ 125 mil millones de dólares. 
Diseño de ingeniería del proyecto Shahuindo en explotación. Fuente: Sulliden Gold
Mismos pasos
Esta semana la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos – CNDDHH representada en la Secretaria Ejecutiva por la Dr. Roció Silva Santisteban, explico ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos – CIDH, que el Estado peruano ha movilizado centenares de efectivos policiales y militares a pueblos pequeños, pero de forma más preocupante aún, que se han firmado convenios entre la Policía Nacional y las diversas empresas extractivas, “privatizando la Policía Nacional del Perú”[7]. Donde la empresa Minera Sulliden Shahuindo no escapa de la excepción.
El 01 de octubre de 2009, la empresa Sulliden Shahuindo suscribe un convenio de servicio extraordinarios complementarios con la Policía Nacional del Perú, estos servicios tienen como objetico de establecer medidas de prevención que detecte y neutralice riesgos que atenten contra el personal, instalaciones, materiales y equipos de la empresa mencionada. Este convenio a la vez pide atender diligentemente las denuncias, así, como prevenir, detectar y neutralizar actos de sabotaje, terrorismo y cualquier amenaza contra el personal, instalación y equipos de Sulliden. Por la prestación de servicios a la policía se pagó S/. 100 nuevos soles a cada efectivo policial (14 policías) y al oficial encargado S/. 120 nuevos soles (1 policía), aparte la empresa les brinda alojamiento y alimentación por el tiempo de servicio prestado. En una de las clausulas la empresa solicita efectivos policías adicionales en momentos excepcionales y/o emergencia. Este convenio tuvo vigencia por 2 años a partir de la suscripción. Este convenio suscrito culmino el pasado octubre de 2011.
Una de las preguntas que se hacen los activistas se refiere al convenio a “actos de sabotajes”, quienes son ese grupo de “terroristas” que atentan contra la inversión privada; por qué ocultar estos convenios a la población, si no es nada malo, porque no lo hacen público, esto ayudaría más bien a la transparencia de la empresa y no aumentaría su cuestionamiento por la población civil como por parte de los organismos en derechos humanos.
 Primera página del Convenio entre Sulliden y la PNP. Fuente: Reservada
Queramos dejar en claro que no estamos en contra de la minería, pero esta se tiene que desarrollar en zonas donde no afecte a nadie, aparte la minería formal e informal por igual contaminan y ambas no son reguladas apropiadamente por mas leyes que sean publicado. Pero lo importante para evitar los conflictos sociales, hay que tener en cuenta la trasnparencia de la empresa y gobierno hacia la comunidad, como respetar las opiniones de los diferentes actores del problema.
__________
*Bloguero, estudiante de Ing. Ambiental de la Universidad Nacional de Cajamarca, Premio Nacional de DDHH y Periodismo de la CNDDHH – año 2012.

_________

[1] Lista de empresas minera junior que participan en la Bolsa de Valores de Lima. Información disponible en: http://www.kallpasab.com/reportes/KallpaSAB_Mineria_Junior_Marzo_2012.pdf

[2] Historia del Proyecto Shahuindo y más datos, disponible en la página web de Minera Sulliden: http://www.sulliden.com/Spanish/Proyectos/Proyecto-Aurifero-Shahuindo/Historia/default.aspx

[3] Cartera Estimada de Proyectos Mineros – 2013, Ministerio de Energía y Minas, Pág. 39; disponible en: http://www.minem.gob.pe/minem/archivos/file/Mineria/INVERSION/2013/cartera2013.pdf

[4] Reporte Mensual Nº 99 Conflictos Sociales de la Defensoría del Pueblo, Pág. 22. Disponible en: http://www.defensoria.gob.pe/modules/Downloads/conflictos/2011/reporte-83.pdf

[5] Presentación Corporativa del Proyecto Shahuindo de minera Sulliden Gold. Diciembre de 2012. Disponible en: http://www.sulliden.com/files/doc_presentations/2012%20English/121227_Sulliden%20Gold%20Presentation_v001_o712ge.pdf
[6] Informe de Inversión hecha por Kallpasab Securities – Sociedad de Agentes de Bolsa. Fecha 14 de noviembre de 2012, disponible la información en el siguiente link: http://www.kallpasab.com/reportes/02_KallpaSAB_Sulliden_Actualizacion_14_11_2012.pdf

[7] Rocío Silva Santisteban advierte en la CIDH: “Se está privatizando la Policía Nacional del Perú”, publicado el 11 de marzo de 2013 en la web de la CNDDHH, disponible el texto completo en: http://derechoshumanos.pe/2013/03/rocio-silva-santisteban-advierte-en-la-cidh-se-esta-privatizando-la-policia-nacional-del-peru/


 
Hace unos días regresé de Cajamarca, adonde fui para llegar a las lagunas que serán destruidas si prospera el proyecto minero Conga y comprobar in situ la legitimidad de la resistencia social.

Carlos Alonso Bedoya

Economía disidente

La empresa minera Yanacocha controla ilegalmente, mediante una tranquera, quién pasa y quién no por la vía pública que conduce a la Laguna Azul, vulnerando el derecho al libre tránsito entre el poblado de Santa Rosa y la ciudad de Cajamarca, por lo que tuve que atravesar a pie un cerro para poder ingresar.

Al otro lado me esperaba la señora Máxima Chaupe, propietaria de una parcela de varias hectáreas en medio del proyecto minero. Casi nadie sabe que a ella, Yanacocha no le ofreció comprar su terreno como a otros comuneros ubicados allí, sino más bien la desalojó violentamente hace un par de años con la Policía, quemando su vivienda.

Afortunadamente, con el apoyo de varias organizaciones, ella pudo recobrar la posesión de sus tierras, logrando desbaratar el fraude mediante el cual Yanacocha se apropiaba del lugar donde vive la familia Chaupe desde los noventa.

De hecho, el estado peruano tiene un caso pendiente en la Comisión Interamericana de derechos humanospor ese atropello que cometió la empresa minera con apoyo de la fuerza pública. Es que en esa zona, laPolicía no responde al estado peruano, sino solo a Yanacocha. Un periodista de Celendín me dio copia del convenio que en el 2011 firmó esa empresa con la Policía Nacional, en términos vergonzantes para un Estado que se respete.

Para llegar a Conga, partí desde Celendín, donde hubo varios muertos en 2012 a causa de la represión de la protesta contra el proyecto minero. Bajé por el valle del río Sendamal, pasando por Huasmín, y otros poblados, para nuevamente subir y encontrarme con comunidades como Jerez y Santa Rosa. En todo mi recorrido encontré agricultura y ganadería por doquier en un valle bendecido por la naturaleza.

Luego de dos horas, llegué a Laguna Cortada y vi numerosos humedales, bofedales y puntos de agua. Antes de la tranquera de Yanacocha, me detuve y empecé la subida por una cuesta al lado del camino a fin de sortear el ilegal obstáculo.

Por donde pisaba brotaba el agua, porque esas alturas que conforman una cabecera de cuenca son una verdadera esponja que nutre de agua a toda la parte baja donde hay varios valles, alimentando ríos, incluyendo al Marañón, proporcionando de vida a animales y seres humanos.

Al ver esa belleza natural, no comprendo cómo es que los lingotes de oro que extraerán de allí y se llevarán al extranjero para ser guardados en bóvedas, puede valer más que los ecosistemas formados en millones de años, y que en una década quedarán destruidos para hacer más ricos a los Benavides y a la Newmont. Así de estúpida es la lógica de la época que nos toca vivir.