¿POR QUÉ EL PROYECTO CONGA ES INVIABLE? (2ª EDICIÓN) DESTACADO

Publicado: 4 octubre, 2012 en NOTICIAS
Etiquetas:

Por Wilder A. Sánchez Sánchez*
Con el presente documento se busca contribuir a que se conozcan las graves implicancias para el agua, los ecosistemas, las actividades productivas, el desarrollo y la vida social que tendría la continuidad del Proyecto Conga de Minera Yanacocha…
Con el presente documento se busca contribuir a que se conozcan las graves implicancias para el agua, los ecosistemas, las actividades productivas, el desarrollo y la vida social que tendría la continuidad del Proyecto Conga de Minera Yanacocha (filial de Newmont Mining Corporation en Cajamarca – Perú).   Conga es muchísimo más grave de lo que ya señaló el Ministerio del Ambiente en el informe “desaparecido” y de lo que piensa la población en general.  Los impactos negativos que se describen a continuación no son todos los que originaría el referido Proyecto, pero son más que suficientes para demostrar su inviabilidad.
IMPACTOS POTENCIALES EN EL AGUA.
-El Proyecto Conga es inviable porque está ubicado a una altitud que va de los 3,700 a los 4,262 msnm,  en las cabeceras de cinco cuencas hidrográficas: 1) del río Jadibamba; 2) del río Chugurmayo y 3) del río Chirimayo (ambos afluentes del Sendamal, que más abajo se une con el Jadibamba, originando el Río La Llanga); 4) del río Challuagón, que alimenta al río Grande y éste al río Chonta de Cajamarca; 5) de la quebrada Toromacho, que alimenta al Quengorío y éste al río Llaucano.  Tres grandes cuencas hidrográficas sufrirán impactos graves: la del río La Llanga, de Celendín, que pasa por el valle de Llanguat y desemboca en el Marañón; la del río Llaucano, que irriga los valles de Bambamarca y Chota, y la del río Cajamarquino, que irriga los valles de Cajamarca, Llacanora, Namora, Matara y San Marcos.  En los puntos siguientes se detalla cómo ocurrirán los impactos.
-Conga es inviable porque destruirá directa y premeditadamente las lagunas El Perol, Azul, Chica, Mala y Empedrada (5 lagunas, no 4 como se ha dicho)[i].  Las lagunas El Perol y Empedrada serán convertidas en un gigantesco tajo o cráter, y las lagunas Azul, Chica y Mala en botaderos de desmontes.
-Es inviable porque extraerá por lo menos 6 millones de toneladas de bofedales (pradera altoandina similar a pantano o ciénaga) que hoy ocupan 103 Ha en la pampa Perol, destruyendo así la esponja hídrica (20 m de profundidad) que almacena el agua de lluvia y de neblina y que la filtra lentamente a las lagunas, a las quebradas y a las aguas subterráneas que dan origen a los manantiales.  Como en esta pampa de bofedales y turba nacen varias quebradas que dan origen al río Chirimayo[ii], Minas Conga, al extraer por completo esta esponja, destruirá las nacientes del Chirimayo
 Vista parcial de la pampa de bofedales (humedales) adyacentes a la laguna El Perol que serán extraídos y convertidos en el cráter Perol.  (Foto: Wilder Sánchez Sánchez; 11/07/2011).
 -Es inviable porque lo que hoy es la hermosa laguna El Perol (al menos 800,000 m3), la laguna Empedrada, la extensa pampa de bofedales que bordea a estas lagunas y parte de los cerros aledaños, el Proyecto Conga los convertirá en un gigantesco cráter o tajo ovalado de 224 Ha (60 Ha más grande que la ciudad de Celendín), de casi 2 Km de largo (1950 m), 1500 metros de ancho y de hasta 660 metros de profundidad[iii]: ¡un hueco de más de medio kilómetro! (una profundidad mayor a la que existe desde la carretera a Balsas en la cima de Jelig hasta el caserío de Santa Rosa, en la base del cerro, en el valle de Celendín).   Este cráter destruirá totalmente la cabecera de cuenca del río Chirimayo y parte de la cabecera del Chugurmayo, importantes afluentes del Sendamal.
-La laguna El Perol (al fondo), la pampa de bofedales adyacentes y los cerros contiguos a la laguna. Esta área será destruida y convertida en el Tajo Perol, de 1950 m de largo, 1500 m de ancho y 660 m de profundidad. (Foto: Segundo Sánchez Tello; 14/03/2007).
-Es inviable porque, además del Tajo Perol, el Proyecto Conga abrirá el Tajo Chailhuagón, de 1 800 m de longitud, ancho de hasta 900 m y profundidad de 470 m en su extremo norte[iv], con el que destruirá 143 Ha de tierras dedicadas al pastoreo y otras actividades.  Afectará gravemente a la laguna Challuagón (a 500 m de distancia del tajo, distrito La Encañada) que irá secándose poco a poco, pues el fondo del cráter – que estará a 3 588 msnm – quedará 121 m por debajo del espejo de agua de la referida laguna (3 709 msnm).   De nada servirá, pues, el trasvase del agua de la laguna Mala a la laguna Challuagón ni la construcción de un reservorio para hacer posible el trasvase.
-Es inviable porque la laguna Huashwas, ubicada a sólo 300 m al noreste del Tajo Chailhuagón, pero en la cuenca del Chirimayo, también se irá secando paulatinamente[v] debido a la enorme profundidad del cráter Chailhuagón.
-Minas Conga es inviable porque los Tajos Perol y Chailhuagón, debido a sus enormes profundidades, destruirán la napa freática y alterarán gravemente el flujo normal de las aguas subterráneas (el sistema hidrogeológico); ocasionarán la desaparición de los manantiales[vi] y otras lagunas de los alrededores, además de las cinco lagunas que serán destruidas directamente, y contaminarán las aguas subterráneas con sedimentos, metales pesados y aguas ácidas que se infiltrarán por entre las rocas removidas.
El Tajo Chaquicocha, de 186 m de profundidad, es menos de un tercio de hondo de lo que será el Tajo Perol; aun así, ya secó los manantiales de La Sacsha, en el distrito de Baños del Inca, y al principal canal de riego del distrito.  (Foto: Milton Sánchez Cubas; 19/09/2011)
-El Proyecto Conga es inviable porque hará el enorme Botadero de Desmonte Perol, de 289 Ha (130 hectáreas más grande que la ciudad de Celendín), en donde depositará 480 millones de toneladas de rocas y mineral de baja ley, con las que destruirá la hermosísima laguna Azul (400,000 m3) y también la laguna Chica (100,000 m3), ubicadas al Norte de la laguna El Perol, más los pajonales y bofedales que rodean a estas lagunas.
-Es inviable porque hará el enorme Botadero de Desmonte Chailhuagón, de 169 Ha (igual en extensión que la ciudad de Celendín), con el que destruirá a la laguna Mala (al menos 100,000 m3 de agua), más otros humedales, pajonales y tierras adyacentes.
-Es inviable porque Conga hará un gigantesco Depósito de Relaves de 700 Ha en las cabeceras de cuenca del río Jadibamba y de la quebrada Toromacho.  (Será el doble del área del valle de Celendín, incluyendo en éste la ciudad de Celendín en su totalidad).  Además de destruir 700 has de tierras, pastos, bofedales y otros humedales del Alto Jadibamba, esta cancha de relaves y aguas ácidas será un grave y permanente foco de contaminación para el medio ambiente, especialmente para las aguas superficiales y subterráneas de las cuencas media y baja del Jadibamba y de toda la cuenca del río La Llanga; a la corta o a la larga, los relaves se irán infiltrando a las aguas subterráneas y las contaminarán.  Además del gigantesco depósito de relaves, al lado de éste y en la misma cuenca alta del Jadibamba estará el enorme Botadero de Desmonte Perol, de 289 Has, que, además de matar a las lagunas Azul y Chica, será una fuente permanente de aguas ácidas por la oxidación de las rocas conteniendo mineral de baja ley.
-Es inviable porque los diques que el Proyecto Conga construirá en los cuatro reservorios a los que pretende trasvasar las aguas de las cuatro lagunas y, sobre todo, el enorme dique que construirá en el sector norte de la cancha de relaves, cortarán los flujos subterráneos; es decir, las aguas subterráneas ya no podrán circular libremente como en vasos comunicantes y, por lo tanto, los manantiales que estén por debajo de estos diques se secarán[vii].  Además, los diques impedirán el libre flujo de las aguas superficiales hacia el cauce de los ríos y quebradas.  Por lo tanto, se reducirán los caudales en las cinco microcuencas y en las tres grandes cuencas indicadas más arriba, lo que será especialmente notorio en los meses de estiaje.
·En el caso de la cuenca del río Jadibamba esto será tan grave que ya no volverá a recibir ni aguas superficiales ni subterráneas de la zona del Proyecto Conga.  Por lo tanto, las hermosísimas cataratas del Chorro Cornelio – que junto con las lagunas deberían ser conservadas y protegidas para promover el ecoturismo y el desarrollo sostenible de Celendín y de la Región Cajamarca – desaparecerán en la temporada de estiaje y sólo existirán cuando llueva.  (El Reservorio Inferior, proyectado para 1 000 000 m3 de capacidad, recibirá aguas de escorrentías provenientes de las 289 Ha del Botadero de Desmonte Perol y de las sobrantes (sobrenadantes) del Depósito de Relaves (p. 4-23); por lo tanto, almacenará aguas contaminadas).
· El Proyecto Conga es inviable porque el gigantesco Tajo Perol, las Pilas de Mineral, el enorme Botadero de Desmonte Chailhuagón y parte del Tajo Chailhuagón estarán ubicados en la cabecera del Alto Chirimayo, afluente del río Sendamal.  Por lo tanto, el caudal del Chirimayo se reducirá drásticamente en los meses de estiaje, no sólo por la destrucción total de sus nacientes o cabecera de cuenca en los bofedales de la pampa Perol – como ya se explicó anteriormente – sino también por la destrucción de 400 Ha de cobertura vegetal que actualmente lo regulan, y todo el año arrastrará aguas ácidas y metales pesados provenientes de los referidos tajos, pilas de mineral y botadero de rocas de desmonte[viii].  En consecuencia, el río Sendamal también estará muy contaminado todo el año con aguas ácidas y metales pesados, y en los meses de lluvia recibirá también gran cantidad de sedimentos que bajarán del Chirimayo.  Además, el caudal del Chirimayo también disminuirá al ir secándose la laguna Huashuas debido al Tajo Chailhuagón.
·El Proyecto Conga es inviable porque el río La Llanga, a lo largo de todo su trayecto hasta su desembocadura en el río Marañón, en verano reducirá aun más su caudal debido a la gran reducción de los caudales de los ríos Jadibamba y Sendamal causada por la deforestación y destrucción de humedales y acuíferos en sus cabeceras de cuenca; además, estará contaminado todo el año con las aguas que reciba del río Sendamal.  Por lo tanto, el valle de Llanguat y los demás valles irrigados por estos ríos serán impactados negativamente.
·El Proyecto Conga es inviable porque el secamiento paulatino de la laguna Challuagón debido a la gran profundidad del Tajo Chailhuagón, y la desaparición de los manantiales cercanos a este cráter, terminarán por secar al río Challuagón en los meses de estiaje; por lo tanto, el caudal del río Grande también se irá reduciendo y, en consecuencia, el del río Chonta.  Además, el dique sur que Conga construirá en el Reservorio Chailhuagón para ampliar la capacidad de la laguna impedirá el flujo del agua subterránea, ocasionando la desaparición de los manantiales ubicados más abajo.
Cataratas del Chorro Cornelio, que forma el río Jadibamba; otra maravilla natural de Celendín condenada a desaparecer al secarse el río Jadibamba en los meses de estiaje, debido a los diques de la cancha de relaves y del reservorio inferior.  (Foto: Wilder Sánchez; 21/06/2008).
·Conga es inviable porque la reducción de los flujos del río Grande y la contaminación de sus aguas por la explotación minera en su cabecera de cuenca, además de los impactos en la cantidad y calidad del agua del río Azufre por el Proyecto Carachugp de Yanacocha, inviabilizaría la proyectada represa en el río Chonta para proveer de agua potable a la población de la ciudad de Cajamarca en el mediano y largo plazo.
·Es inviable porque a los impactos negativos en la cantidad y calidad de las aguas del río Mashcón por los yacimientos de Yanacocha en sus cabeceras de cuenca, se acumularán los impactos negativos en la cantidad y calidad de las aguas del río Chonta ocasionados por Minas Conga y por Carachugo.  Por lo tanto, todo el trayecto del río Cajamarquino y los valles que irriga se verán tremendamente afectados.
·El Proyecto Conga es inviable porque una parte del Depósito de Relaves y el enorme dique o Presa Toromacho estarán ubicados en la cuenca del Quengo Río, afluente del río Llaucano.  Los diques de ambos sistemas impedirán la escorrentía de las aguas superficiales y además cortarán los flujos de las aguas subterráneas; en consecuencia, el Quengorío se secará y, por esto, disminuirá el caudal del Llaucano a lo largo de todo su recorrido por los valles de Bambamarca y Chota.  Además, siempre habrá el riesgo de que los relaves rebalsen la presa o se infiltren hacia el agua subterránea y ocasionen un desastre ambiental en una amplia zona de Bambamarca y Chota; el riesgo será  mayor después del cierre de Minas Conga pues ya no habrá quién maneje la presa.
IMPACTOS EN EL ECOSISTEMA.
· Conga es inviable ecológicamente porque la destrucción directa e inmediata de cinco lagunas y el secamiento paulatino de por lo menos dos lagunas más, la destrucción de 103 Ha de bofedales en la pampa Perol, así como la destrucción de 700 Ha de bofedales, pajonales y manantiales en las cabeceras del Jadibamba y el Toromacho, aniquilará las importantísimas funciones ambientales de estos ecosistemas hidrobiológicos para las ecorregiones Jalca y/o Quechua de las provincias de Celendín, Hualgayoc, Chota, Cajamarca y San Marcos.  Sobre todo, su función de reguladores de los flujos de agua y del ciclo del agua; su función de zonas de recarga de los acuíferos o aguas subterráneas, pues están ubicados en donde más llueve, y su función de hábitats de especies de flora y de fauna silvestre (aves, mamíferos, peces y batracios especialmente).  Es imposible que los reservorios que se proyecta construir reemplacen las funciones ambientales de las lagunas, formadas a lo largo de millones de años, porque además de estar desconectados estarán severamente impactados por la enorme pérdida de cobertura vegetal en más de 3,000 Ha y por la contaminación que ocasionarán los cráteres, botaderos de desmonte, pilas de mineral, plantas de chancado y procesamiento, circulación continua de vehículos de gran tonelaje, y demás instalaciones y operaciones de la mina.
·  El Proyecto Conga es inviable ecológicamente porque aniquilará directa e inmediatamente más de 3,000 Ha de vegetación que cumple funciones de captura carbono[ix] y generación de oxígeno.  Esa gran extensión de verdes y hermosas praderas; de plancton y plantas ribereñas de lagunas y riachuelos, y de laderas de pajonales, queñuales, quishuares y otros árboles y arbustos en la delicada ecorregión Jalca, Minas Conga la convertirá en un horrible desierto – en realidad mucho peor que esto – con sus gigantescos tajos abiertos, cancha de relaves, botaderos de rocas de desmonte, pilas de mineral, kilómetros de carreteras de 42 metros de ancho, pozas de sedimentación, talleres, depósitos de combustible, oficinas administrativas y otras instalaciones, con lo que contribuirá al calentamiento global y al cambio climático al destruir toda la vegetación que actualmente cubre más de 3 000 Ha de tierras.  El efecto invernadero de Conga será, incluso, mayor porque la contaminación de las aguas y la disminución – o secamiento – de los caudales de los ríos y canales de riego en las cinco cuencas, malogrará pastos y cultivos que también capturan carbono en extensas áreas de los valles y laderas de Celendín, Bambamarca, Chota, Cajamarca, Llacanora, Namora, Matara y San Marcos, ubicados en la ecorregión Quechua.
· Minas Conga es inviable ecológicamente porque durante las dos décadas de sus operaciones, las 24 horas de cada día, arrojará a la atmósfera gases contaminantes y de efecto invernadero (CO2 y otros) que aumentarán el calentamiento global y el cambio climático.  Durante los 3 años y medio de su etapa de construcción, la gran cantidad de vehículos de carga, de transporte de personal e insumos y las voladuras con ANFO emitirán a la atmósfera un total de 12,995.59 toneladas de dióxido de carbono (CO2) equivalente; y durante los 18 años que durará la etapa de explotación Conga lanzará a la atmósfera 54,937.68 toneladas de CO2 equivalente, por lo menos[x].
·  Minas Conga es inviable ecológicamente porque sus 3,140 Ha de instalaciones[xi]  destruirán los hábitats y nichos ecológicos no sólo en esas 3,140 Ha sino aún más lejos.  Por ejemplo, el ruido de la chancadora, de la faja transportadora de 2.4 Km, de las voladuras para abrir los tajos, de las perforadoras, de las palas y cargadoras; el ruido y el transporte continuo de rocas en vehículos de gran tonelaje, la gran cantidad de personal en actividad, etc., alejarán a todas las especies de fauna en un área mucho más amplia que las 3,140 ha., además de la destrucción de toda la flora en esa área.
·  El Proyecto Conga es inviable ecológicamente porque en las 3,140 Ha que convertirá en desierto aniquilará 520 especies de plantas (460 vasculares y 60 briofitas); entre ellas, 46 especies de plantas endémicas del Perú, y, de éstas, 6 especies endémicas del departamento de Cajamarca[xii] (o sea, que sólo existen en esta parte del mundo).  Además, en dicha área desaparecerá 36 especies de flora que se encuentran en alguna categoría de conservación nacional o internacional, 14 de las cuales están en el listado de flora amenazada del Perú: 7 especies consideradas “en peligro crítico”, 4 especies consideradas “vulnerables” y 3 especies como “casi amenazadas”[xiii].  Entre las especies amenazadas por Minas Conga están el queñual (Polylepis racemosa), el quishuar (Buddleja incana), el quisuar (Buddleja longifolia), el pinco pinco (Ephedra rupestris), y la orquídea Sauroglossum schwenfurthianum, que es endémica del Perú.
· Minas Conga es inviable ecológicamente porque en las 3,140 Ha que convertirá en desierto destruirá los nichos ecológicos (las condiciones de vida y de reproducción) de 225 especies de vertebrados: 205 especies de aves, pertenecientes a 15 órdenes y 41 familias, 13 especies de mamíferos, 4 de anfibios y 3 de reptiles.  De las especies de avifauna, 18 de ellas están consideradas como de alta sensibilidad, y 13 tienen algún estatus de conservación según el INRENA: 1 en “peligro crítico” (el picaflor Taphrolesbia griseiventris), 4 “en peligro”, 5 “vulnerables” y 3 “casi amenazadas”)[xiv].
· El Proyecto Conga es inviable ecológicamente porque la destrucción de cerros y colinas, de los cauces naturales de ríos y quebradas, de las praderas de bofedales y de toda la vegetación en más de 3,000 Ha en cabeceras de cuenca, ocasionará que cuando se desaten lluvias torrenciales, especialmente en las temporadas de Fenómeno del Niño, se generen enormes huaycos o avalanchas en las cinco cuencas señaladas, y que las praderas, campos de cultivo y centros poblados ubicados cuenca abajo sufran severas inundaciones, con la consiguiente destrucción de casas, pérdida de sembríos, muerte de animales o incluso de personas.  En los casos de las cuencas del Jadibamba–La Llanga y del Toromacho–Llaucano, si las lluvias torrenciales persisten durante días o semanas, se podría colmatar y rebalsar la cancha de relaves y éstos precipitarse junto con los huaycos de rocas y lodo, agravando el desastre ambiental.
IMPACTOS EN LAS ACTIVIDADES PRODUCTIVAS Y EL DESARROLLO
· El Proyecto Conga es inviable socialmente porque destruirá directamente más de 3,000 Ha de tierras dedicadas al pastoreo y la agricultura, principalmente, reduciendo, por lo tanto, la cuenca lechera de Cajamarca, la producción de leche y derivados lácteos y la producción de alimentos altoandinos.  En una época en que la tendencia mundial es a la escasez y elevación de los precios de los alimentos[xv], Conga constituye un atentado a la seguridad alimentaria de nuestros pueblos y a la soberanía alimentaria de nuestro país.
·  El Proyecto Conga es inviable socialmente porque implica el desarraigo de muchas familias de sus tierras o heredades en más de 3 000 Ha del Proyecto, en un periodo en que la tendencia que se venía dando era al aumento de la ocupación de la Jalca.
·  Minas Conga es inviable socialmente porque los cuatro reservorios con los que pretende reemplazar a las lagunas que serán destruidas, jamás cumplirán las funciones ambientales y sociales que tienen éstas, fundamentalmente por las siguientes razones: 1) porque Conga destruirá el sistema hidrológico de ríos, riachuelos y manantiales asociados a las lagunas, y los reservorios carecerán de tal sistema natural; 2) porque el sistema hidrogeológico de aguas subterráneas será alterado gravemente por los gigantescos y profundos tajos abiertos; 3) porque al ser aniquilada toda la cobertura vegetal en las cabeceras de cuenca, los reservorios, que estarán rodeados de un desierto y rocas removidas, se irán colmatando con gran cantidad de sedimentos cada vez que llueva; 4) porque recibirán aguas ácidas y otros contaminantes provenientes de los relaves, tajos, pilas de mineral, botaderos de desmonte, de las explosiones, de la circulación continua de vehículos y de otras operaciones de la mina.  A la corta o a la larga, los reservorios, en vez de constituir activos ambientales, como sostiene Yanacocha, se convertirán en una carga social o pasivos ambientales, cuando colapsen y repliquen lo que sucede con el reservorio San José o con las cuatro tuberías que dan “origen” artificial al río Grande, en el distrito de Cajamarca.
Reservorio San José, de 27 Ha y con capacidad de 6 millones de m3, que fue inaugurado por Alan García el 28/04/2008, en una inspección del congresista Jorge Rimarachín del 28/03/2012 comprueba que hoy está completamente vacío.  (Foto: Jorge Rimarachín Cabrera)
· El Proyecto Conga es inviable socialmente porque la destrucción de los recursos hídricos en las cabeceras de cinco microcuencas y tres grandes cuencas hidrográficas de la Región Cajamarca, sumado a la contaminación de las aguas de sus ríos y canales de riego, afectará la salud de los animales que beben esas aguas y la producción agrícola y pecuaria en todos los valles y laderas irrigados por el Sendamal, el Jadibamba, el La Llanga, el Llaucano, el Chonta y el Cajamarquino.  Por ejemplo, el canal de irrigación Sendamal – El Toro, cuyos ramales riegan las tierras de las laderas del distrito de Celendín y llegan hasta José Gálvez, es probable que se seque en la época de estiaje y además estará contaminado, debido a la reducción del caudal del río Sendamal y a la contaminación de sus aguas por las operaciones de Conga.
·  El Proyecto Conga es inviable socialmente porque alterará profundamente las relaciones sociales y la paz social en gran parte de la Región Cajamarca.  A medida que sean destruidas las lagunas, a medida que se vayan abriendo los tajos, a medida que se vayan secando los manantiales que alimentan a los sistemas de agua potable y a los canales de riego, a medida que se vayan reduciendo y contaminando los ríos, a medida que vayan enfermando y muriendo los animales, los conflictos socioambientales estarán generándose y agudizándose durante los 20 años previstos para sus operaciones.
·  El Proyecto Conga es inviable socialmente porque todos los daños económicos que ocasionará en el agua, en los demás recursos naturales y en los ecosistemas (los pasivos ambientales), así como en las actividades productivas, en el transporte y el comercio, y en las relaciones sociales, culturales y comunitarias, superarán con creces los supuestos beneficios económicos.  Esos daños o perjuicios no han sido valorizados.
·Por todas estas y otras razones, el Proyecto Conga anularía las posibilidades de desarrollo sustentable o sostenible de gran parte de la Región Cajamarca.
–       .  –
Por todas estas y otras razones, Conga debería parar definitivamente.
¡OTRO MODELO DE DESARROLLO ES POSIBLE!
Notas finales:
 [i]  La Laguna Empedrada, que no es mencionada en el Resumen Ejecutivo del Estudio de Impacto Ambiental del Proyecto Conga, elaborado por Knight Piésold, se encuentra a aproximadamente 720 m al NO de la laguna El Perol, en línea recta.  En el Informe Final, Anexo 4.1, Fig. 1 (“Bofedal Perol: Planta e Investigaciones de Campo”) esta laguna se encuentra aproximadamente en las coordenadas:  N  9 235 500  y  E 792 000; tiene 0.51 Ha de espejo de agua y 3 m de profundidad (Capítulo 3, p. 387).
[ii]  Véase: Umbrella EcoConsulting.  Segunda Modificación del Estudio de Impacto Ambiental Semidetallado del Proyecto Conga, Anexo IV, Plano 3.
[iii]  Como el Tajo Perol cortará parte de los cerros que rodean la pampa de bofedales y el fondo de este cráter (en su cuerpo norte) estará a 3 354 msnm, desde su borde oeste (que estará a 4 014 msnm) hasta su fondo habrá una profundidad de 660 metros. (Véase el Informe de Golder Associates: “Revisión del Diseño de los Tajos de la Etapa 3”, en el Anexo 4.10 del Informe Final del EIA, p. 9 y Figura 9).  Si no fuese destruida la laguna El Perol, desde su espejo de agua (que está a 3 877 msnm) hasta el fondo del tajo habría más de medio kilómetro: 523 metros.  El Resumen Ejecutivo del Estudio de Impacto Ambiental de Conga sólo indica que el Tajo Perol tendrá una longitud de 1 950 m, pero oculta deliberadamente la profundidad que tendrá y falsea el dato de altitud de su fondo; textualmente dice: “la máxima profundidad del tajo se encontrará a 3 432 m de altitud” (Knight Piésold. Resumen Ejecutivo del EIA, p. 29).
[iv]  Knight Piésold.  Estudio de Impacto Ambiental del Proyecto Conga: Informe Final, Capítulo 4, p. 54 (4-54).
[v]  El secamiento de la laguna Challuagón, de la laguna Huashwas y probablemente de otras, como la Alforjacocha, podría no ser paulatino sino rápido, pues las ondas de choque que generarán las grandes explosiones con ANFO para abrir los cráteres, viajando a 4 000 m/seg. por el subsuelo, producirán grietas o fisuras en las rocas sobre las que se asientan las lagunas; la fuerza de gravedad hará el resto.  (Conferencia del Ing. Geólogo Raimundo Rodríguez C. en el Centro de Convenciones “Ollanta” de la Universidad Nacional de Cajamarca; Cajamarca, 3/12/2011).
[vi]  El Tajo Chaquicocha del Proyecto Carachugo de Yanacocha, que “solamente” tiene 186 m de profundidad, ya secó los manantiales de La Shacsha que abastecían al principal canal de riego de Baños del Inca, en la provincia de Cajamarca.
[vii]  El propio EIA de Conga admite que: “Por las mismas razones expuestas en el caso de agua superficial, el proyecto representaría una variación en los niveles de infiltración, en la distorsión de los flujos hidrogeológicos como consecuencia:  (1) del emplazamiento  de infraestructura (i. e. presas que cortan casi en su totalidad el flujos subterráneos), (2) del desarrollo de los elementos del proyecto (i. e. conos de depresión por los tajos) o (3) de la ocurrencia de filtraciones de flujos de mala calidad.”.  (Knight Piésold. Minera Yanacocha S.R.L. Proyecto Conga. Estudio de Impacto Ambiental. Resumen Ejecutivo, febrero 2010, p. 34).
[viii]  El propio EIA de Conga admite:  “… el proyecto tiene el potencial de impactar tanto la calidad como la cantidad de los flujos de las quebradas aledañas, estando el impacto en la calidad de las aguas asociado al incremento de sedimentos y a la generación de acidez en ciertas áreas del proyecto relacionadas con el yacimiento Perol”.  (Resumen Ejecutivo del EIA, p. 34).
[ix]  En el país vecino de Ecuador, Hofstede y Mena (2000) hicieron mediciones en el pajonal del páramo, obteniendo 40 toneladas de materia seca por hectárea, de la cual el 50% (o sea, 20 toneladas) era carbono elemental, equivalente a 72 toneladas de CO2 por hectárea, sin incluir al suelo en el cálculo; con respecto a éste, considerando hasta 2 m de profundidad, calcularon que se almacenan 1 700 toneladas de carbono en cada hectárea de suelo paramuno.  (Véase Jorge Recharte y otros.  “El Grupo Páramos/Jalcas y Punas del Perú: Instituciones y Acciones en Beneficio de Comunidades y Ecosistemas Altoandinos”, p. 795).
[x]  Datos de emisiones de CO2 calculados, conservadoramente, por Knight Piésold.   Véase el Anexo 5.2 del Informe Final del Estudio de Impacto Ambiental Proyecto Conga: “Inventario de Emisiones de Gases de Efecto Invernadero”, enero 2010, pp. 4 y 5.
[xi]  De este total, la cancha de relaves ocupará 700 Ha, los dos tajos o cráteres 367 Ha,  los dos botaderos de desmonte 458 Ha, las áreas de almacenamiento de suelo orgánico 61 Ha, la planta procesadora 30 Ha, las pilas de mineral 17 Ha, las pozas de sedimentación 8 Ha, los 4 reservorios 53 Ha, y las 15 carreteras o caminos internos de hasta 42 m de ancho, más las áreas de: oficinas administrativas, talleres de mantenimiento, depósitos de combustibles, depósitos de residuos sólidos y áreas libres para la circulación ocuparán alrededor de 1,450 Ha adicionales.
[xii]  Informe Final, Capítulo 3, pp. 287, 299 y 302.
[xiii]  Véase el respectivo Resumen Ejecutivo del EIA de Conga, febrero 2010, p. 24.  Asimismo, Informe Final, Capítulo 3, pp. 298-299 y 302 (3 – 298-299 y 302).  El equipo que evaluó la flora consideró que hay 7 especies clave, todas ellas en peligro crítico según la legislación peruana: el queñual (Polylepis racemosa), el quishuar (Buddleja incana), el quisuar (Buddleja longifolia), el pinco pinco (Ephedra rupestris), la orquídea endémica del Perú Sauroglossum schwenfurthianum, el Ortholobium munyensis y el Alnus acuminata, (Capítulo 3, pp. 299-301).
[xiv]  Knight Piésold. Proyecto Conga. Estudio de Impacto Ambiental. Resumen Ejecutivo, febrero 2010, pp. 24 y 25.
[xv]  El Panel de Alto Nivel sobre Sostenibilidad Global de la ONU presentó el 30/01/2012 en Addis Abeba, Etiopía, su Informe titulado: Gente Fuerte, Planeta Fuerte: Un Futuro que Vale la Pena Elegir, en el que predice que en el 2030 la demanda de alimentos habrá crecido un 50%, la de energía 45% y la del agua 30%.
*M. Cs. en Gestión Ambiental.  Docente de la Universidad Nacional de Cajamarca.
Anuncios
comentarios
  1. Esta semana se cometerá, posiblemente el gran crimen de poner en marcha el proyecto conga, a pesar que ollanta en su campaña, prometio no aprobarlo, si esto se hace la Historia lo registrará com un traido: Celendín, Bamabmarca, Cajamarca, namora, Matara y San Marcos con el tiempo quedarán con en agua contaminada o sin agua. El petróleos, y la minería son recursos no renovables y muy rentables, el presidente del Ecuador y Bolivia, afirman que el reparto con el estado debe ser al 50%, pues porque no aplicar esa política en el Perú, si el presidente Ollanta lo hace recibiría el respaldo de todo el Perú. En ultimo caso proponemos que todo el desmonte sea trasladado mediante una linea férrea a un lugar de la costa y que incluso podría ser trada con agua de mar, de esa manera extraerían el oro que tanto anvicionan, y el daño sería menos a la acología de Cajamarca.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s