Archivos para 16 julio, 2012


Tribunal de Lambayeque revocó hoy el fallo del juez Wilson Medina y ordenó comparecencia restringida para esas personas.
(USI/Referencial)
La Primera Sala de Apelaciones de la Corte Superior de Justicia de Lambayeque revocó hoy el fallo de juez Wilson Medina, quien el 6 de julio dispuso la prisión preventiva de 15 personas por los disturbios en la provincia cajamarquina de Celendín, y ordenó que rija sobre ellos la comparecencia restringida.
Esta medida fue dictada por los jueces superiores Margarita Zapata Cruz, Aldo Zapata y Ana Sales, quienes declararon fundado el recurso de apelación presentado por la defensa de los detenidos.
En adelante, estas personas, que fueron recluidas en el penal de Picsi, afrontarán en libertad los procesos por los presuntos delitos de extorsión, disturbios, resistencia y desobediencia a la autoridad.
Los detenidos son acusados de formar parte de los manifestantes que participaron en actos de violencia en Celendín y se enfrentaron a las fuerzas del orden.
Entre ellos figuran Máximo Chávarry Malaver, José Santos Escobar Eugenio, José Cruzado Tamayo, Linley Guevara Díaz, Jhon Leiva Vásquez, Aldo Campos Zamora, Moisés Campos Briones y Grisencio Salazar Silva.
Asimismo, Jesús Lobato Aguirre, Marcial Chalán Moza, Julio Palomino Tejada, Lenin Martos Cabanillas, Juan Romero Cortes, Wilder Rojas Álvarez y Mickey Gonzáles Chávez.
Fuente: Peru21

Analista Aldo Panfichi: Si el Gobierno de Humala sigue igual, la calle se hará más fuerte
Asimismo, mencionó que no sabe “si el orgullo de retroceder es o no tan fuerte en Humala Tasso como lo fue con los ex presidentes Alan García y Alejandro Toledo”. Sin embargo, remarcó que no le sorprendería tampoco que dé un giro a uno u otro lado.

El analista Aldo Panfichi manifestó que si el presidente Ollanta Humala decide apostar por más de lo mismo en la conformación de su nuevo Consejo de Ministros y sus políticas públicas, “se le avecinaría un panorama sombrío, en el que la calle se hará cada vez más fuerte”.

“El Perú está atrapado en una tensión entre el funcionamiento institucional del sistema político y el funcionamiento político basado en los movimientos sociales y en la acción directa de las calles”, sostuvo en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

Asimismo, mencionó que no sabe “si el orgullo de retroceder es o no tan fuerte en Humala Tasso como lo fue con los ex presidentes Alan García y Alejandro Toledo”. Sin embargo, remarcó que no le sorprendería tampoco que dé un giro a uno u otro lado.

“Pareciera que el presidente ha tenido en la campaña grandes ideas muy poco desarrolladas y no mucha lealtad con esas ideas”, mencionó

HUMALA NECESITA A LERNER

Por otro lado, Panfichi consideró que el mandatario necesita del ex presidente del Consejo de Ministros, Salomón Lerner Ghitis, porque consideró es un personaje que tiene como capital político el haber sido puente entre los distintos sectores y el gobernante peruano.

En un contexto en la cual los partidos son ausentes o débiles el operador sofisticado como es él y muy bien conectado adquiere una relevancia importantísima que no tendría en otro contexto. Pero, en este contexto, ese es su capital, su capital es ser puente entre distintos sectores”, reiteró.

Fuente: La Republica

Análisis en Gestion.pe. El exministro de Energía y Minas, Carlos Herrera Descalzi, sostuvo que el peritaje hecho a Conga despertó el cuestionamiento a todos los proyectos de inversión minera en el país. Revisión –opinó– debió ser “unilateral”.
Herrera Descalzi señala que la viabilidad del proyecto Conga tenía que ser analizada en función a la normatividad que existe, y no a la preferencia de los peritos.
“Si el Estado acepta que se debe revisar un Estudio de Impacto Ambiental (EIA) que ya ha sido aprobado, es abrir la caja de pandora”, sostuvo el exministro de Energía y Minas, Carlos Herrera Descalzi, haciendo un análisis sobre los conflictos sociales en torno al proyecto Conga.
Herrera aseguró que el peritaje sobre el EIA respecto a Conga originó que todas las inversiones que hay en el Perú sean susceptibles de ser cuestionadas, sobre todo cuando los argumentos ponían en duda la imparcialidad del estudio.
“Entonces, había que salvar el tema del EIA y, en todo caso, no volverlo a realizar, porque finalmente es como un cuestionamiento. En ese sentido, y al igual que cualquier hecho administrativo, pudo ser auditado”, refirió Herrera.
El exministro agregó que la viabilidad del proyecto debía que ser analizada en función a la normatividad que existe, dentro del marco legal, y no a la preferencia de los peritos.
Y culminó: “Sin embargo, no se hizo de esa forma y se le dio el matiz del peritaje, el cual tenía sus riesgos. Una auditoría podía ser unilateral, mientras que un peritaje es para que se resuelva algo, y para ello, las dos partes tenían que haber acordado hacer el estudio y respetar sus resultados”.
Fuente: Diario Gestion

Balas asesinas en Cajamarca
Han transcurrido doce días desde los asesinatos de cinco peruanos en las provincias de Celendín y Hualgayoc en Cajamarca y la verdad sobre este absurdo derramamiento de sangre no sale a la luz. Tanto las Fuerzas Armadas como la Policía Nacional han tratado de lavarse las manos, mientras que nuestras autoridades políticas, incluyendo al presidente Ollanta Humala, han solicitado una exhaustiva investigación del hecho; mientras ello culmine, el dolor y sufrimiento de los familiares de las víctimas continúan sin respuesta alguna. “No hay nada hasta ahora (una respuesta oficial del gobierno). Acá todavía se sigue llorando a nuestros muertos y vamos a exigir justicia”, señaló Milton Sánchez, secretario general de la Plataforma Interinstitucional Celendina.

Lo único cierto es que los protocolos de necropsia realizados por el Instituto de Medicina Legal a las cinco víctimas de las protestas antimineras contra Conga concluyen enfáticamente: “Agente causal de muerte: Proyectil disparado por arma de fuego”. En los cinco casos los disparos fueron ejecutados a larga distancia, no a las piernas sino directamente a la cabeza y el tórax, balas de sangre que tenían el único objetivo de aniquilar.

¿Quiénes dispararon? Es la pregunta que los peruanos se hacen con indignación a la hora de contabilizar los muertos; cinco en total en Cajamarca y otros doce en los distintos conflictos sociales que aquejan a nuestro país. Si fueron las fuerzas del orden, ¿quién ordenó disparar? ¿Y por qué se usaron armas letales durante las protestas? Interrogantes que podrían pasar al olvido tal cual se perfilan los acontecimientos.

“Hemos pedido por medio de una carta al presidente Ollanta Humala que se investiguen estas muertes, pero hasta ahora no recibimos respuesta. Vamos a presentar una demanda en contra de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional, creemos que ellos son los responsables, no como se señala en los comunicados oficiales del gobierno. Pedimos sanciones drásticas para los responsables”, advierte Milton Sánchez.

PROTOCOLOS DE NECROPSIA
Faltaban tan solo seis días para que cumpliera 17 años César Medina Aguilar, cursaba el quinto año de educación secundaria y era el primero de su clase. El 3 julio cruzaba la plaza de armas de Celendín tras recoger un cuaderno en la vivienda de su amigo cuando una bala en la sien le quitó la vida. “Él ha sido mi hijito, el mayor. Quiero que se haga justicia para un muchacho inocente, mi hijo no ha sido callejero ni malo con nadie. Lo mataron, me lo quitaron, se lo llevaron como cualquier cosa”, señaló Maximilina Aguilar, madre del menor.

El protocolo de autopsia Nº 032-2012, practicado al menor por los médicos Carlos Salazar y Luis Calua, señala: “Lesión encefálica en estallido de lóbulo frontal y temporal derecho. Presencia de proyectil metálico deformado, color dorado, de aproximadamente 2.5 cm., ubicado en el lóbulo temporal”. La causa de la muerte es un traumatismo abierto de cráneo por una herida de causa penetrante. En sus conclusiones añaden: “Presenta características de un disparo a larga distancia, siendo el agente causal de la muerte un proyectil disparado por arma de fuego”.

El protocolo de autopsia Nº 033-2012, practicado a Paulino Leonterio García Rojas de 43 años, otra de las víctimas de Celendín, señala: “Traumatismo abierto con presencia de orificio de entrada y salida en tórax a causa de herida originada por proyectil disparado por arma de fuego, con una dirección y trayectoria que lesionan órganos vitales como el pulmón. El disparo fue ejecutado a larga distancia”, concluyen los mismos médicos.

El examen practicado a Faustino Silva Sánchez, de 35 años, es más escalofriante. El orificio de entrada de la bala que le quitó la vida tiene 0.6 cm. de diámetro y el de salida, 7 cm. El documento señala: “Trayectoria del proyectil: Atraviesa la piel y tejido celular subcutáneo de la región frontal, fracturando el hueso frontal y huesos de la base del cráneo, ocasionando la destrucción de la masa encefálica”. Nuevamente el disparo fue ejecutado a larga distancia. Causa de la muerte: “Herida curso perforante de cráneo a causa de proyectil disparado por arma de fuego”.

VERSIÓN OFICIAL

La versión inicial y oficial de las muertes ocurridas el pasado 3 de julio en la plaza de armas de Celendín consignaba que “una turba, en forma delincuencial, intentó ingresar e incendiar los locales de la municipalidad y gobernación. Y la Policía, cumpliendo su labor, repelió a la turba y se produjo la confrontación que dejó como saldo dos policías heridos y tres miembros del Ejército peruano, además de veinte heridos civiles por municiones de goma y tres fallecidos en circunstancias a investigar”, realmente increíble. Doce días después, nadie, ni el Ministerio Público, ni el Poder Judicial, ni la Policía, ni el Ejército, ha explicado las causas de estas muertes. Lo peor de todo es que existen versiones “gubernamentales” bastante jaladas de los pelos que indican que los manifestantes se habrían herido entre sí y que el menor, César Medina Aguilar, cayó víctima de una pedrada de los propios “revoltosos”.

CELENDÍN AHORA

Para el periodista cajamarquino Jorge Pereyra Terrones, la indignación de la población en toda la región es alarmante. “Hay una extraña sensación sobre la declaratoria de emergencia y las fuerzas armadas y policiales. Este es un ejército de ocupación, los cajamarquinos están indignados por las muertes pero no están atemorizados. La gente va a persistir con su protesta por que la consideran justa”, advierte.

La situación es más tensa en Bambamarca, donde la población está totalmente encrespada por la muerte de Joselito Vásquez el pasado 4 de julio. Tenía 28 años y dejó una viuda y un niño de un año y cuatro meses. También falleció por un impacto de bala disparada a larga distancia en la boca. Mientras tanto, los integrantes de la Plataforma Interinstitucional de Celendín mantienen constantes reuniones para establecer una nueva estrategia en torno al diálogo iniciado con los facilitadores, el padre Gastón Garatea y monseñor Miguel Cabrejos. “Entre los puntos de nuestro petitorio alcanzado al presidente Humala a través de los facilitadores está el de investigar a fondo en qué contexto se dieron las muertes de Celendín y Bambamarca”, indicó Milton Sánchez.

ERIC PEREIRA – UNIDAD DE INVESTIGACIÓN: epereira@diario16.com.pe


Por: Wilfredo Ardito Vega
Ella trabaja en un prestigioso banco limeño y en su colegio y la universidad la recuerdan como una buena amiga.  La semana pasada, escribió que los campesinos fallecidos en Celendín y Bambamarca merecían morir por borregos.   Muchos limeños reaccionaron como esta joven abogada.    Inclusive, cuando vieron que la policía golpeaba a Marco Arana, soltaron frases de “¡Bien hecho!” y todo tipo de burlas crueles.

Esas expresiones me hicieron recordar a un amigo, quien me confesaba, avergonzado, que lo más terrible de las reuniones familiares era cuando sus parientes militares hacían chistes sobre las violaciones a las campesinas.   Esto ocurría en los años ochenta, durante el conflicto armado.

Lamentablemente, ni la Comisión de la Verdad ni los esfuerzos posteriores de algunas instituciones han logrado enfrentar un problema fundamental del Perú: la insensibilidad hacia el sufrimiento del otro.  Es impresionante cómo este fenómeno se produce entre los limeños que tienen mejor educación y posición económica, de donde surgen precisamente aquellos que toman las decisiones que podrían mejorar la vida de los demás.     La reacción frente a las muertes de campesinos en Ayacucho durante los ochenta, las muertes de Espinar en mayo o las de Celendín hace apenas 10 días demuestra su notable capacidad para la indiferencia, alimentada por creencias como que los pobres son pobres porque quieren o que no existe ninguna causa real que motive las protestas sociales, salvo la manipulación de algunos dirigentes.

Es verdad que entre los limeños más despectivos hay prejuicios hacia todos los que llaman “provincianos”, pero esto es mucho más fuerte hacia los habitantes de la sierra.  Por ejemplo, este año se han producido violentas protestas en Sechura y Paita, con un elevado saldo de policías heridos, pero no han causado un estereotipo de que los piuranos sean violentos.    En cambio, el serrano es percibido como violento, artero y resentido.

Un día como hoy, hace 20 años, los limeños sintieron miedo, pánico y horror ante el terrible atentado de la calle Tarata… pero sinceramente, creo que eso no originó mayor solidaridad hacia los demás peruanos.  En mi opinión, mas bien Fujimori usó el temor que causó este crimen para plantear una represión más indiscriminada: las desapariciones de La Cantuta, dos días después, fueron consideradas por muchos como un “costo necesario”, como también que en los meses siguientes cientos de inocentes fueran condenados como si fueran senderistas.

Como antes del coche bomba de Tarata, como antes del conflicto armado, las heridas del racismo siguen separando a los peruanos.  Por eso, todavía es imposible lograr una verdadera reconciliación, porque a quienes fueron indiferentes frente al sufrimiento de sus compatriotas ni siquiera se les ocurre que deban pedir perdón.   En eso, lamentablemente, se parecen a los militares y los miembros del MOVADEF que se empeñan en negar su responsabilidad en los crímenes perpetrados en aquella época.

En este contexto es que los medios de comunicación logran manipular sentimientos y emociones, logrando que muchos limeños desinformados sientan que su bienestar se encuentra amenazado por las protestas contra el proyecto Conga.    Creer algo así solamente es posible porque subsiste un sentimiento racista, donde se considera a los serranos como una carga para la sociedad.   Recordemos que, también en tiempos de Fujimori,  mucha gente aprobaba las esterilizaciones forzadas, bajo el argumento que era mejor que los serranos ya no tuvieran hijos.   Inclusive un magistrado declaraba hace poco que debía actuarse con severidad porque “los quechuas y aymaras son muy violentos”.

El año pasado, todas estas percepciones se manifestaron en insultos racistas ante el temor irracional de “perderlo todo” a manos de Humala.  Este año, mas bien, Humala es el guardián del bienestar de quienes hace un año lo maldecían y ahora a él le exigen que aplique mano dura.

Una muestra de ello ha sido la reacción frente a las pintas en el monumento a San Martín, durante la marcha del pasado jueves.   Yo particularmente estaba muy indignado, pues tengo especial afecto hacia la Plaza San Martín… pero era impresionante que muchos otros indignados se encogían de hombros frente a las muertes de Celendín, Bambamarca, Espinar, Sechura, Paita y un largo etcétera.   Había también quienes proponían que los autores de las pintas fueran fusilados, incluido un integrante del Serenazgo de Lima.  En realidad, también son muchos los limeños de sectores populares que han asumido las prioridades y el racismo de los más privilegiados.

Después de lo ocurrido en la Plaza San Martín, varias personas han sugerido la necesidad de enseñar Educación Cívica en los colegios.  Yo concuerdo y me parece importantísimo promover la valoración del patrimonio histórico, pero creo que la prioridad en el Perú es promover el respeto a la vida humana y la igualdad entre las personas y esto se debe hacer entre los peruanos de todas las edades y sobre todo entre los limeños.  En ese nivel básico nos encontramos.


Fernando Rospiglosi
“Si Cabrejos y Garatea van allí, los antimineros podrían entrar a la zona circundante a las lagunas, que hoy no son manejadas por los llamados ‘Antimineros’, y así ganar cobertura mediática”, señaló el periodista.

El analista político, Fernando Rospilgiosi consideró como un grave error que los llamados ‘facilitadores’ visiten las lagunas pues, así solo les permitirán a los llamados ‘antimineros robar cámaras’ en dicha zona que hoy está protegida por las comunidades de la zona.

“Los facilitadores se están dejando embaucar por los ‘antimineros’ que los usan para sus propios fines. Eso está ocurriendo, los están utilizando, son gente honesta, pero que no tiene manejo política. No pueden ir a las lagunas el día miércoles. Eso sería un grave error, porque les daría un arma a los antimineros, y les daría una cobertura ante la población que aún no los dejan entrar allí”, señaló.

Por lo mismo dijo, que si los sacerdotes Miguel Cabrejos y Gastón Garatea, “siguen así”, irán rumbo al fracaso:

“Si siguen así esto va a ser un fracaso. Los facilitadores deben conversar con la gente que no está con los antimineros, con el “colectivo por Cajamarca”, con las 32 comunidades aledañas a Conga, con la empresa naturalmente”, añadió.

El exministro del Interior sostuvo que estos antimineros no tienen como prioridad la defensa del ambiente, sino sus intereses personales:

“El señor Gregorio Santos está formando un frente político para el 2016. Se ha convertido en un líder político de relevancia nacional. No le interesa negociar, sino preparar su partido. Acá hay que entender que a ellos no les interesa dialogar o negociar”, manifestó.

Luego, Rospigliosi Capurro cuestionó al gobierno central por no ser capaz de plantear un diálogo concreto:

“El gobierno no existe ni gobierna en el Perú, debe de mandar dos sacerdotes para que les sirva como intermediario porque el señor Valdés no puede ir a Cajamarca, esto no puede ser”, sostuvo.

Finalmente consideró correcto que Ollanta Humala viaje a Cajamarca a explicar su cambió de visión en torno al proyecto Conga, pero “no ahora”.

Fuente: La Republica

Recién el miércoles 18 el padre Gastón Garatea y Miguel Cabrejos viajarán a Cajamarca, a la zona de influencia del proyecto minero Conga, para recoger en persona el sentir de la población local. “La visita a las lagunas tiene dos objetivos, uno simbólico, que implica ver personalmente qué es lo que pasa en la zona y, el otro, conversar con la gente de allí y preguntarles qué es lo que piensan sobre el proyecto”, explicó en diálogo con Canal N.
Sacerdote Garatea irá el miércoles 18 a lagunas de Cajamarca 
Garatea detalló que tras una primera etapa como facilitadores, en que se escuchó la postura del gobierno central, de las autoridades de Cajamarca y de los dirigentes sociales, ahora es turno de conocer lo que la gente quiere y desea. Comentó que luego de conocer el sentir de la población cajamarquina cualquier cosa puede pasar, pues pueden tener una postura diferente a lo que dicen sus dirigentes. “Creo que se tiene que andar con pies de plomo, ver lo que está pasando, también hay que ver la participación de la empresa”, declaró.
Fuente: Diario La Primera

Rosa María Palacios: “La izquierda ha aceptado públicamente que hay reglas para protestar”
La periodista, en su columna publicada en La República, se manifestó sobre lo ocurrido el último jueves en la Plaza San Martín, donde grupos de izquierda, incluida la CGTP, marcharon en rechazo al proyecto Conga. Esta movilización terminó en un enfrentamiento con las policías porque un grupo de jóvenes pintó el monumento en esta plaza. Para Palacios, lo importante fue lo que pasó después de las pintas, pues -asegura- que la izquierda “ha aceptado públicamente” que existen reglas para protestar, que debe haber respeto para los espacios públicos y que quien comete un delito, recibe una sanción. “¿Eso no es acaso la civilización democrática?”, se preguntó y agregó que “ojalá” llegue a las carreteras del país “donde tanto se le necesita”.



César Lévano sobre resultados de Ipsos-Apoyo sobre Conga: “Nos hubiera gustado conocer específicamente lo que opinan los cajamarquinos”
El director del diario La Primera opinó sobre la última encuesta publicada por Ipsos-Apoyo donde el 56% cree que se debe seguir con el proyecto si es que se cumplen las recomendaciones planteadas. Para Lévano, este sondeo debió mostrar qué opinan los cajamarquinos porque son ellos quienes van a responder respecto a la decisión que adopte el gobierno. “En víspera del mensaje presidencial, ese dato será muy importante”, concluyó.

Carlos Tapia: “El rastro inicial del Movadef puede encontrarse hacia mediados de 1993”
El ex asesor presidencial, en su columna publicada en La Primera, señaló que el origen del Movimiento por Amnistía y Derechos Fundamentales (Movadef) data de 1993, cuando Abimael Guzmán y Elena Iparraguirre solicitaron conversar con sus captores, reconociendo haber sido derrotados. A través de un acuerdo con Vladimiro Montesinos, se acordó trasladar a la cúpula senderista a donde estaba el cabecilla terrorista, para que -precisa Tapia- los convenciera de la “inutilidad” de seguir con su lucha armada. “De allí salió la coartada del Acuerdo de Paz”, dijo.

Augusto Álvarez Rodrich y sus “ingeniosas frases para la histeria política peruana”
El periodista, en su columna de hoy, hizo un recuento de algunas frases que han declarado, tanto en medios como en distintos eventos desde el presidente Ollanta Humala, la Primera Dama, Nadie Heredia, el titular de la PCM, Óscar Valdés, y los facilitadores en Cajamarca, el monseñor Miguel Cabrejos y el padre Gastón Garatea. “Hay que decirle que no nos quite la silla, porque es un boicot”, dijo este último sobre la actitud de Valdés frente al diálogo en Cajamarca.
Fuente: La Mula

Actuales ministros no son la solución al problema | Inicio
Ideeleradio.- Sería un gravísimo error que el presidente Ollanta Humala nombre como premier a uno de los ministros que instalaron las mesas de diálogo sobre la base de muertos, tanto en Cajamarca, Espinar u otras jurisdicciones, sostuvo el congresista aprista Javier Velásquez Quesquén.

Fue al comentar el descenso de la popularidad del jefe de Estado, que según la última encuesta de Ipsos Apoyo para El Comercio, registra que solo el 40% de la población aprueba la gestión del mandatario y que revela que el 51% de los peruanos percibe una falta de liderazgo frente a los conflictos sociales.

“Sería gravísimo y no se resolvería esta crisis política si es que ponen a alguno –con el respeto que se merecen– de los ministros del actual Gabinete. Si usted ve a los que supuestamente los están voceando como los supuestos reemplazantes son los que han instalado las mesas de diálogo sobre la base de muertos, tanto de Cajamarca como en Espinar”, manifestó en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

Velásquez Quesquén sostuvo que nos sería acertado intentar resolver estas crisis, nombrando a un ministro del actual Gabinete, porque estos ministros que se están voceando para el premierato, “son gente que son parte del problema y no la solución a los conflictos”.

Gana Perú solo mira entre sus militantes y amigos | Inicio
En otro momento, cuestionó que Gana Perú solo mire entre sus militantes y amigos como posibles portavoces del Gobierno. Consideró que siempre habrá un peruano patriótico, dentro o fuera del país, que esté dispuesto a asumir la Presidencia del Consejo de Ministros, a pesar del temor que podría existir de “quemarse” una vez que se forme parte del Ejecutivo.

“Siempre habrá un buen peruano patriótico que querrá asumir esta responsabilidad, lo que pasa es que el Gobierno se ha encerrado en sus cuatro paredes de sus militantes y de sus amigos y no quiere mirar más allá. […] El tema es que sí hay personalidades en el Perú y fuera de él y que pueden ser convocados y que pueden tener este ejercicio dinámico de comunicar y de promover consensos y la convocatoria de todas las instituciones políticas, sociales y económicas para afianzar el crecimiento y desarrollo el país”, opinó.

“El Presidente tiene un año al frente del Estado y ya no pueden decir que todos los conflictos se los dejó el gobierno anterior, sino que son conflictos originados por ellos en la campaña y ahora tienen que enfrentarlo, pero además tienen que tener la hidalguía de abrir el espacio de la actuación política a peruanos que puedan muy bien conducir el Gabinete, obviamente, tiene que ser una persona de su absoluta confianza, pero peruanos patrióticos con vocación política, los hay en el país”, declaró.
Manejo deficiente y grave de conflictos | Inicio
Estimó, del mismo modo, que la caída del mandatario también se debería a que la población no lo percibe como el líder que debe dirigir la política general del Gobierno y que resuelva la conflictividad social. Argumentó que los mecanismos de solución de las protestas sociales han sido deficientes y gravísimos.

“La caída libre del presidente Humala en las encuestas es una muestra de que cada vez se está alejando más de las percepción que el pueblo tiene y que lo eligió como el hombre que tenía que dirigir la política general del Gobierno, erigirse en un líder no solo en la promoción del crecimiento de la economía, sino fundamentalmente para tratar de resolver la conflictividad social”, refirió.

“En este tema, hemos visto no solamente un presidente que no ha hablado, sino que no ha tomado el grado de la conducción para enfrentar estos problemas. La forma como se han enfrentado los conflictos ha sido deficiente y gravísima, […] y en los últimos seis conflictos sociales se han instalado mesas de diálogo sobre la base de muertos”, acotó.


Ex viceministro explicó que se pueden tener algunas líneas de acción, pero dijo que no hay modelos que se repliquen con exactitud. 
No todos los conflictos son iguales

Ideeleradio.- La experiencia para el desarrollo del proyecto de mina Quellaveco en Moquegua no se puede replicar en Cajamarca porque no todos los conflictos son iguales; estimó el ex viceministro de Gestión Ambiental, José De Echave, al cuestionar que exista una lógica de caricaturizar y homogenizar las protestas en el país.

“[¿Quellaveco es ad hoc para todos los casos y se puede replicar?] No hay modelos, uno puede tener algunas líneas de acción, pero creo que no hay modelos que se repliquen con esa exactitud […] No, no todos los conflictos son iguales, Conga no es lo mismo que Espinar y, por supuesto, Conga no es lo mismo que Quellaveco. La región Moquegua no es la región Cajamarca”, afirmó en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Ese es otro tema que creo que los escenarios de los últimos meses tienen que ayudar a descifrar, en esta lógica de caricaturizar los conflictos, hay una tendencia a homogeneizarlos, que hay un complot perfectamente orquestado, de manera que en nuestro país hay pocas cosas que sean tan perfectas, pero todos los conflictos no son iguales”, acotó.

Veamos minería y sostenibilidad social y ambiental 

El exfuncionario refirió que existe una discusión totalmente legítima y que hay que empezar a encararla como país, sobre hasta cuándo podemos seguir “aguantando” la minería en los términos de su sostenibilidad ambiental y social.

“No hay que olvidarnos que en la zona de influencia de Conga está Galeno, Michiquillay y otros proyectos de menor envergadura. Creo que hay una discusión que es totalmente legítima y creo que hay que comenzar a encararla como país de hasta cuánto, sobre todo, si queremos seguir haciendo minería. Creo que es una actividad importante y va a seguir siéndolo, pero el tema de la sostenibilidad social y ambiental es importante”, advirtió.

“Cajamarca tiene muchos hechos emblemáticos, simbólicos y si uno le quiere poner fecha al inicio al boom de la minería en los últimos 20 años esa fecha es 1993 y ese es el inicio de Yanacocha. Cajamarca refleja una hipótesis de trabajo que estamos desarrollando, esta suerte que tiene relación con la explicación de los conflictos, un escenario de impactos acumulativos que vienen de atrás a la fecha, pero que también se perciben como impactos acumulativos de ahora hacia adelante”, acotó.

En otro momento, dijo que si uno revisa los conflictos más fuertes y que se denominan como emblemáticos de los últimos 15 años, se puede señalar que siempre se ha cometido el error de someter la viabilidad social a los tiempos de maduración del negocio de la minería.

“Conga es clarísimo, en su momento el Cerro Quilish, también es un ejemplo de eso, el proyecto Tía María también y todos los conflictos emblemáticos lo demuestran. En el caso Quellaveco es interesante en el marco conceptual porque queda en evidencia que lo más inteligente a hacer, como estrategia, es darle un espacio y un peso como el debe tener la viabilidad social”, argumentó.

“Se identificó cuál era la agenda legítima que estaba detrás de las preocupaciones de las poblaciones, los agricultores, una zona que estaba desarrollando proyectos de infraestructura para ampliar la frontera agrícola. Se identificó la agenda legítima que colocaban las autoridades locales, las actuales y anteriores. Se identificó ese punto y se empezó a trabajar y eso permitió que se maduren un poco las expectativas”, subrayó.


Una reciente encuesta de El Comercio indica que el 41% de peruanos considera que “lo peor” en el primer año de la gestión del presidente Ollanta Humala, son los conflictos sociales, los cuales han dejado hasta el momento 17 muertos y decenas de heridos en diferentes regiones del país.

Sin embargo, un 39% opina que las muertes dejadas por la lucha contra el terrorismo es una de las principales causas que le bajaron puntos a la aprobación del actual gobierno.

El vocero fujimorista, Rolando Reátegui, cree que esta percepción se debe a la falta de liderazgo, autoridad y comunicación de Humala.

Cabe destacar que en su último reporte mensual, la Defensoría del Pueblo informó que en el mes de junio se registraron 247 conflictos sociales en el Perú, de los cuales 150 son de carácter socioambiental.

De los 247 casos, 169 están activos (68%), en tanto que 78 se encuentran en estado latente (32%). Las regiones donde se produce el mayor número de conflictos sociales son, al igual que en mayo, Áncash (29), Puno (22), le siguen los departamentos de Cajamarca (15 casos), Cusco (15 casos) y Lima provincias (15 casos).

_________________
Fuente: SPDA – Actualidad Ambiental
Foto: @alanele

El Perú no es una marca

Publicado: 16 julio, 2012 en NOTICIAS
Etiquetas:

Por: Francisco Durand
Primera Parte
Resulta que ahora la identidad del país está siendo definida por vendedores. De acuerdo con estos esfuerzos, promovidos por el Estado y el sector privado, los turistas, los inversionistas, incluso el pueblo, deben ver al Perú como un producto identificado con un logo, es decir, una marca. De un tiempo a esta parte, se esfuerzan por vender la “marca Perú”.

Debemos estar desorientados nacionalmente como para aceptar este tipo de campañas publicitarias, suerte de patriotismo de mercado que es propio de la República Empresarial fundada en 1990. Ese año el ingeniero Fujimori y las fuerzas del Consenso de Washington impusieron una nueva política económica en un momento de necesidad y desde ese entonces la economía política vive de decretos inconsultos y tratados aprobados a media noche y ahora necesita de fantasías.

Pues bien, el país no es solo ni principalmente un mercado; es su gente, sus raíces, su cultura, algo que no se debe publicitar sino enseñar. La identidad nacional es un asunto demasiado serio como para dejarlo en manos de publicistas y menos en un gobierno dizque nacionalista.

Segunda Parte
Numerosos comentarios al artículo anterior me obligan a una síntesis y una mejor reflexión. Hay quienes  inocentemente creen que Marca Perú es sólo una forma de promocionar el país y el turismo y punto.

Hay otros que piensan que el concepto mismo es equivocado, coincidiendo con el autor que poner a un país como marca es erróneo. No faltan además quienes creen que promocionar una imagen del Perú con una sierra prístina e indígenas coloridos es una distorsión. Encubre cómo los tratan en realidad –perros del hortelano, ciudadanos de segunda categoría– y, añadiría yo, cómo se trata a la naturaleza, al punto que un solo proyecto eliminará cuatro lagunas para extraer metales o usarlas de basurero.

Finalmente, insisto en que Marca Perú es parte de una ideología libremercadista que difunde el Estado y los privados desde 1990. Se propala deliberadamente como discurso, libros, telenovelas y slogans que pone el énfasis en el “éxito” y en los “emprendedores”.


Lima, jul. 16 (ANDINA). El ministro del Interior, Wilver Calle, desestimó hoy las críticas formuladas contra el gobierno por buscar en todo momento evitar el costo social cuando se producen desbordes en las manifestaciones antimineras.

Señaló que, últimamente, los cuestionamientos de parte de analistas se producen sin mayor justificación, y sin tomar en cuenta, los esfuerzos del Ejecutivo por buscar la paz social.

“Son unos opinólogos los que están saliendo últimamente sin mayor justificación”, manifestó a la prensa.

Remarcó que todo el país conoce que en Cajamarca existen autoridades azuzando a la población en muchas de sus provincias, en especial, en Bambamarca.

Sostuvo que la policía es muy cuidadosa e interviene con cautela frente acciones de desorden público producidas durante las manifestaciones.

Aseveró que la finalidad es no caer en provocaciones.

“El gobierno no quiere tener costos sociales”, expresó.

Refirió que la detención de algunas horas del líder de Tierra y Libertad, Marco Arana, se debió a su negativa de retirarse de una zona con resguardo policial.

El ministro del Interior, Wilver Calle, encabezó la ceremonia de clausura del Quinto Curso de Capacitación a Instructores Policiales en Derechos Humanos, a través del cual se impartió enseñanzas sobre el correcto empleo de la fuerza en la intervención policial.

(FIN) CVC/FPQ


El juez Aldo Zapata de la Primera Sala de Apelaciones de la Corte Superior de Justicia de Lambayeque dictó un fallo ordenando variar la prisión preliminar por comparecencia restringida. Los 15 hombres permanecen detenidos en el penal de Picsi desde el 6 de julio.

Marcial Chalán Moza, Máximo Chávarry Malaver, José Escobar Eugenio, Linley Guevara Díaz, Aldo Campos Zamora, Eugenio Gonzáles Chávez, José Cruzado Tamayo, Jhon Leyva Vásquez, Moisés Campos Briones, Wilder Rojas Álvarez, Juan Romero Cortez, Cricencio Salazar Silva, Julio Palomino Tejada, Lenin Martos Cabanillas y Jesús Lobato Aguirre, podrán dejar el centro de reclusión en las próximas horas.

 


Lunes, 16 de julio

Por: Javier Diez Canseco Cisneros

Yanacocha SRL, el ojo de la tormenta de Conga, se constituyó en 1992. La contribución de dinero fresco de los socios –no de préstamos o apalancamientos financieros– al capital social de la empresa, apenas bordeó los US $2 millones de dólares. Pero  generó –en 18 años– utilidades netas por la increíble suma de  US $5, 615 millones.

Inició operaciones en 1993 con el proyecto Carachungo, a un costo de unos US $64 millones. ¿Cómo lo hizo con un aporte de apenas US $2 millones de los socios? Todo indica que recurrió al apalancamiento financiero en el sistema bancario y la bolsa o mercado de capitales nacional o extranjero para conseguir la plata. Según sus estados financieros la empresa también emitió bonos por US $100 millones el 97,  y en 1999 se prestó del IFC (financiera del Banco Mundial que terminó de socia minoritaria) otros US $100 millones. En total, unos US $200 millones. Y, entre 1993 y el año 2000 sus utilidades netas llegaron a la modesta suma de US $816 millones 916 mil dólares de los que distribuyeron utilidades a sus accionistas por US $467 millones de dólares. Lo no repartido de las utilidades fue retenido, unos US $350 millones para reinvertir del mismo dinero ganado en el Perú. Y aún no había llegado el periodo de boom de los precios de minerales.

El 2001, tuvieron US $80 millones de utilidad, repartieron US $10 millones entre los socios, y decidieron capitalizar US $206.5 millones de dólares en Yanacocha, manteniendo retenidas utilidades totales por US $214.3 millones de dólares. El 2002 arrancó el alza de precios y las ganancias netas (pagados impuestos y todos los costos) fueron, ese solo año, de US $220.85 millones. El año siguiente fueron US $313.14 millones, el 2004 fueron casi US $428 millones, el 2005 llegaron a US $535.5 millones, subieron a US $567.7 el 2007. Entre esos años se repartieron a los accionistas la friolera de US $1,291 millones y retuvieron ganancias por US $2,216 millones en la caja de la empresa. Las utilidades netas del 2007 cayeron a US $244.2 millones, pero volvieron a reinvertir US $189.6 millones ganados en el país en capital social.

Ojo, a diciembre del 2012 el capital social de Yanacocha, declarado, es de US $398 millones 316 mil dólares y solo reinvirtió dos veces una pequeña parte de sus ganancias: un total de US $396.1 millones dólares. Así, concluimos que el capital social fresco aportado por los socios fue apenas de 2.1 millones de dólares, porque lo reinvertido de ganancias fue US $398.3 millones. ¡Excelente negocio!, generado con las mismas ganancias de suelo peruano y un apalancamiento de créditos y bonos que no son ajenos a la captación de dinero peruano en sus inicios.  Entonces, ¿cuánto dinero extranjero entró para Yanacocha si fue generado aquí, con los recursos naturales y el trabajo de peruanos que dieron enormes ganancias reinvertidas?  Además, Yanacocha usa tecnología y máquinas extranjeras que dan trabajo y generan envíos fuera, no en el Perú, tampoco transforma las materias primas en el Perú y paga impuestos a lo exportado según su declaración jurada, sin análisis detenido aquí de lo que sale fuera. Para colmo, contabiliza como costos una regalía de 3% que Newmont le paga a Buenaventura-Benavides  y Newmont  cobra 2% por administración.

Así, un negocio que se inició –como recuerda Alonso Ramos– comprando 609 hectáreas de tierra a humildes campesinos a S/.100 soles la hectárea con el apoyo de Fujimori,  continuó con el arreglo de los norteamericanos y Benavides con Montesinos para desalojar al socio francés BRMG y quedarse con su parte, consumió y contaminó el agua de Cajamarca y siguió con el inútil reservorio de San José inaugurado por Alan García y que está seco, resultó un mina de oro para una Yanacocha que pocos quieren.

Su ganancia neta por cada dólar de capital social es de US $2,654 dólares. Pero a Yanacocha SRL, ningún gobierno la obligó a dejar lo justo para el Perú, ni tampoco a respetar el agua y el ambiente, o le impuso el impuesto a las sobreganancias para atender agro, educación o salud, tan deteriorados. Ni García ni Humala. Los US $4,800 millones que anuncian de “inversión extranjera” en Conga son menos que los US $5,615.7 millones de utilidades netas que ya le sacaron al país. Tienen en su poder US $2,531.4 millones de utilidades no distribuidas. Es decir, la inversión extranjera solo es dinero peruano en el bolsillo de la Newmont y Benavides.

Fuente: www.larepublica.pe