Archivos para 22 junio, 2012


Ulises Humala

Ulises Humala, hermano mayor del presidente de la República, consideró hoy que el gobierno cometería “un ilícito” si aprueba la puesta en marcha del proyecto minero Conga. Según argumentó, porque el EIA (Estudio de Impacto Ambiental) del proyecto minero fue aprobado en octubre del 2010 a través de una resolución directoral firmada por la asesora del despacho ministerial Clara García Hidalgo y no por el director general de Asuntos Ambientales Mineros.

Además, opinó que sería “un error” porque la población votó a favor de que no se ejecute. “En las últimas elecciones salió ganadora la opción anticonga en Cajamarca y si el Gobierno cambia de opción porque considera que sí conviene Conga, (Ollanta) debe decir me equivoqué y dar explicaciones para obtener la licencia social”, señaló en entrevista a Canal N.

Según dijo, esto último constituye la raíz de las violentas protestas y no la intervención del dirigente Wilfredo Saavedra, del padre Marco Arana o el presidente regional Gregorio Santos. Aunque reconoció que estos tienen intereses políticos de por medio.

Ulises Humala también criticó a Yanacocha por considerar que ha contaminado el ambiente y ha incumplido con pagos de indemnizaciones.

…..

http://elcomercio.pe


Desborde. La violencia volvió a apoderarse de calles y plazas cajamarquinas. Hubo detenidos y heridos en las dos partes.
Presidente Humala dijo que no recibió carta con pedido de diálogo sino con intransigencias. Santos respondió que no hay voluntad de escuchar propuestas.

Elízabeth Prado y Jonathan Castro.

El presidente del gobierno regional de Cajamarca, Gregorio Santos, dijo anoche que el poder económico aún prima sobre la razón, por lo que hasta ahora no son escuchados por el gobierno.

“Seguimos esperando su respuesta a pesar de que el premier Valdés declaró que el presidente no se reuniría con los dirigentes. Presidente, usted dijo que a las protestas se responden con propuestas y nosotros tenemos la intención de decirle las nuestras”, manifestó en otro mitin en la plaza de Cajamarca como parte de sus reclamos para que se declare inviable al proyecto minero Conga.

LO QUE DICE HUMALA

En tanto, en Lima el presidente Ollanta Humala negó haber recibido una carta deGregorio Santos para invitar al diálogo, sino solo “una comunicación en la que querían exponer el porqué de su intransigencia”.

Además, en su opinión, el gobierno debe articular políticas regionales “para la conservación del medio ambiente que guarde equilibrio con la explotación de recursos de manera sustentable”.

Luego, con respecto a la respuesta favorable de Newmont, Humala saludó que se hayan identificado con la propuesta que planteó el Ejecutivo. Newmont es la principal accionista del proyecto minero Conga.

Por su parte, el ministro de Vivienda, René Cornejo, indicó que el Ejecutivo espera que el presidente regional de Cajamarca proponga la fecha para la reunión y envíe la propuesta de los cajamarquinos.

Cornejo, mediador del Gobierno para este conflicto, aseguró que el principal punto de la agenda del gobierno es el desarrollo de la región. Las declaraciones las hicieron luego de inaugurar obras de pistas y veredas en el asentamiento humano Amauta, en Ate Vitarte.

El martes, el premier Óscar Valdés dijo que ayer se anunciaría la decisión sobre Conga, pero eso no se concretó ayer.

MÁS ENFRENTAMIENTOS

Pese a la espera de una posible solución al conflicto, ayer Cajamarca vivió horas violentas.

La huelga se vio notablemente incrementada por campesinos que llegaron desde el interior de la región, y el primer enfrentamiento se dio a las 7.30 am. en la esquina de los jirones Iquique y Jequetepeque. En la intención de desalojar a los manifestantes, la olla común que preparaban fue derribada y la trifulca dejó tres policías con quemaduras y varios civiles heridos. Una hora después hubo otro choque en la Plaza Bolognesi.

Al anochecer, en momentos que terminaba el mitin organizado por el Comando Único de Lucha, nuevamente la policía quiso desalojar, sin éxito, a los manifestantes que se posesionaron de la Plaza Bolognesi y la Plazuela Recoleta.

La violencia fue de tal magnitud que las abogadas Amparo Abanto y Genoveva Gómez, de la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos y de la Defensoría del Pueblo, respectivamente, fueron a la comisaría a evaluar la situación de los campesinos detenidos.

Al ver que la policía los estaban maltratando las abogadas reclamaron, pero no consiguieron detener el abuso; por el contrario –denunciaron–, ellas fueron sacadas a empujones de la comisaría.

La representante de la Defensoría fue apaleada.

“Ha sido un hecho de mucha violencia y aún no logro recuperarme. Estamos esperando la presencia del fiscal”, se quejó Abanto.

El resultado de la protesta de ayer fue 5 policías y 2 civiles heridos, además de nueve detenidos.

http://www.larepublica.pe


Por:  Lima 22 JUN 2012

El incremento de la actividad minera en el Perú está causando tensiones con las poblaciones locales que los rechazan, piden un menor daño al entorno, o participar de los beneficios. El Gobierno de Ollanta Humala aún no ha encontrado una solución para desbloquear uno de los más importantes proyectos —la explotación aurífera de Conga— que está provocando desde hace tres semanas protestas y episodios violentos en Cajamarca, departamento de la sierra norte en el que hay una fuerte movilización en contra del proyecto.

El martes, un portavoz de las empresas Yanacocha-Newmont dijo que aceptarían algunas recomendaciones de un ‘peritaje’ internacional para modificar el estudio de impacto ambiental (EIA) de Conga. Desde abril se esperaba la respuesta de la minera, que había amenazado con suspender su inversión de 4.800 millones de dólares.

Ese mismo día, el primer ministro Oscar Valdés informó de que para el pasado jueves habría un anuncio “integral” del Gobierno sobre el controvertido proyecto; sin embargo, solo hubo una declaración del presidente arrancada por los reporteros que cubrieron una inauguración de vías en el distrito de Ate, Lima.

“Le habíamos hecho (a Newmont) una serie de planteamientos a este proyecto y saludamos que por fin se hayan identificado con nuestras propuestas”, dijo el mandatario peruano.

La administración de Humala ha heredado una legislación minera ahora desfasada: los estudios de impacto ambiental de los proyectos son hechos por consultoras privadas, luego aprobados por el ministerio de Energía y Minas y, entonces, pueden empezar las operaciones. Sin embargo, en los dos últimos años, tres grandes proyectos mineros que tenían EIA aprobados han quedado paralizados debido a la fuerte oposición y protestas de la población local.

Por ejemplo, tras continuas protestas en carreteras de Arequipa (sierra sur) contra el proyecto Tía María de la empresa Southern Perú, el EIA ya aprobado tuvo que ser revisado en 2010 por expertos contratados por UNOPS —un ente de Naciones Unidas—, lo que constituye un procedimiento inexistente en las normas, según recordó el investigador inglés Anthony Bebbington en declaraciones a este diario.

De esa forma, el Gobierno anterior de Alan García intentó mantener una inversión que cumplió con los requerimientos del Estado y obtener la aprobación local o ‘licencia social’ para el proyecto.

Una situación similar ocurrió en 2010 con el proyecto Quellaveco –de extracción de cobre- de la empresa Angloamerican –con sede en Londres–, que enfrenta la oposición de dos valles agrícolas en el departamento de Moquegua (costa sur) debido al uso del agua.

Por último, el proyecto Conga en Cajamarca está paralizado –a petición del Gobierno– desde el pasado mes de diciembre, cuando surgieron las protestas por los posibles perjuicios en una cabecera de cuenca y porque en el pasado la empresa Yanacocha incumplió compromisos medioambientales en esa región.

En abril, después que los peritos extranjeros formularon recomendaciones para un ajuste del proyecto Conga, el presidente Humala anunció que su Gobierno impulsaba una “nueva minería, amigable con el entorno, que respete las condiciones ambientales que los peruanos exigimos”. Los mismos términos los reiteró el martes en la cumbre de Río+20.

El mandatario dijo que su administración “es muy consciente de que las poblaciones requieren que estas inversiones se den en un escenario de confianza y de una relación transparente y de respeto mutuo. Este Gobierno, no va a aceptar actitudes de soberbia de ninguna empresa”.

La posición de las empresas

Consultado por EL PAÍS, Hugh Elliot, director internacional de relaciones gubernamentales de Anglo American, comentó: “Entendemos que el presidente Humala está buscando una inversión social y ambientalmente responsable. Creemos que la ‘nueva minería’ descrita no es diferente de la que Anglo American practica”.

“Para entregar los beneficios que nuestra actividad puede generar a las comunidades donde operamos, requerimos un marco institucional estable y sólido para el largo plazo, en lo público como en lo privado”, agregó.

Un poco más directo fue el director de la empresa canadiense de origen peruano Alturas Minerals, Augusto Baertl. “Esas declaraciones [del presidente sobre la nueva minería] son políticas, para tratar de estar bien con Dios y con el diablo. Pero nunca se ha visto que a un proyecto con EIA aprobado se le diga ‘un momentito’, voy a traer peritos y revisar las cosas. Estamos en una situación en que no se está respetando los procesos establecidos”, comentó a este diario.

Baertl considera que, en el caso de Conga, el Gobierno ha tenido que dirimir en el proceso, aunque con resultados aún inciertos.

“Seguro hay casos en los que, antropológicamente, uno puede darle consejos (a la empresa), un poco más de tacto, pero no hay empresa que escape de estas dificultades”, añadió Baertl, ingeniero de minas que empezó a trabajar en los años sesenta.

A su vez, el director de asuntos corporativos de la minera Barrick, Gonzalo Quijandría, ve que el Gobierno es consecuente pues se preocupa por “la estabilidad jurídica (de los proyectos mineros) pero quisiera un nuevo modelo de aceptación para que las personas tengan más confianza”.

“Es válido que el Gobierno haga que estos estudios lleguen mejor y respondan a las preguntas que ellos [la población local afectada por las operaciones] plantean”, afirmó Quijandría a título personal.

“Todos estamos aprendiendo de los aciertos y los errores. Las empresas deben tener puntería fina respecto a qué le interesa a la población antes de hacer números. No creo que ninguna de las empresas pueda sentirse ajena a las palabras del presidente”, añadió el funcionario de Barrick.

El historiador Bebbington, quien estudia los movimientos sociales frente a la minería en Bolivia y Perú desde hace una década, estima que en el caso de Conga la intervención del Gobierno ha tenido el más alto perfil en estos años, “para evitar que otro proyecto se paralice, como ocurrió con Tía María”.

Según el director de la carrera de geografía de la universidad de Clark, “el caso de Conga refleja que los canales formales de participación no funcionan en el Perú y que hay profundos problemas sociales”.

El jueves terminó sin el esperado anuncio del Gobierno y con la negativadel presidente Humala a conceder una audiencia a algunos de los líderes de la protesta, entre ellos el presidente regional de Cajamarca, Gregorio Santos, y alcaldes. Cerró con un nuevo episodio de violencia desproporcionada de la policía en Cajamarca: un grupo de efectivos arremetió contra mujeres que preparaban una olla común, se produjo un enfrentamiento y luego detenciones.

En la 1ª Comisaría, los efectivos golpearon a los detenidos, entre ellos la abogada de un organismo de derechos humanos, Amparo Abanto: otra de la Defensoría del Pueblo, Genoveva Vargas, y una joven de 17 años. En los 22 días de protestas, es el tercer episodio de violencia descontrolada de la policía contra personas desarmadas.

http://internacional.elpais.com


Ayer, jueves 21 de junio del presente año, en la Primera Comisaría de Cajamarca, varios policías golpearon a Genoveva Gómez, abogada comisionada de la Defensoría del Pueblo, y a la abogada Amparo Abando, de la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos, cauándoles contusiones y hematomas.
Las dos jóvenes abogadas se acercaron a la Comisaría para preguntar por los siete detenidos que venían de la Plazuela Bolognesi y que fueron llevados por los policías inmediatamente al sótano de la misma. Al escuchar que los detenidos eran golpeados al interior del sótano, Gómez y Abanto, junto a un representante del Colegio de Abogados, quienes también se encontraban en el lugar luego de ser informado de las detenciones, intentaron evitar que la policía siga golpeándolos, lo que causó que en esos instantes las dos abogadas fueran arrastradas de los cabellos, golpeadas y vejadas por una decena de policías dentro de la misma comisaría. A Genoveva Gómez incluso de rasgaron la ropa.
Ese día, en la Plaza de Armas de Cajamarca, se desarrollaba un mitin, y en la Plazuela Bolognesi ocurrían disturbios, con la policía del Escuadrón Verde de Piura, algunos con pasamontañas, lanzando bombas lacrimógenas y gas pimienta contra los manifestantes, quienes a su vez respondían tirando piedras. En esa coyuntura un grupo de mujeres que preparaban la olla común dentro de una carpa fueron también golpeadas, y una menor de 17 años llevada a la comisaría.
Cuando las abogadas y el abogado se fueron a quejar con el Coronel PNP Gonzales por las agresiones recibidas, las culpabilizaron por bajar al sótano, e inmediatamente después les reclamaron por no llevar los “chalecos” de la Coordinadora de Derechos Humanos ni de la Defensoría. Ante estos hechos, la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos presentará una denuncia por agresión y abuso de autoridad ante el Ministerio Público.
Fuente: Coordinadora Nacional de Derechos Humanos – Peru








El periodista Marco Sifuentes señaló que el origen del conflicto social en Cajamarca  se debe al fuerte rechazo de esta población a la minera Yanacocha por los abusos que esta empresa ha cometido en contra del medio ambiente y en general por la desigualdad socioeconómica  que detenta.
“La gente detesta a Yanacocha”, explicó Sifuentes, quien reportó que en el vigésimo primer día de paro en contra del proyecto minero Conga, las marchas y mítines continúan, así como la represión policial. “Usualmente hay como tres marchas al día” con no “menos de dos mil personas”, indicó.
Con respecto a las recientes declaraciones del jefe de Estado, Ollanta Humala, quien reconoció no haber leído la carta enviada por el presidente del gobierno regional de Cajamarca, Gregorio Santos, con la finalidad de continuar con las negociaciones, el enviado especial del diario La República opinó que el mandatario ha “ninguneado a las autoridades de Cajamarca”.
Por otro lado, el investigador principal del Grupo de Análisis para el Desarrollo (Grade), Manuel Glave, afirmó que “no hay que tener miedo” a tomar decisiones políticas, como por ejemplo decidir que “no podemos vivir sin proyectos de gran escala de proyectos naturales extractivos”.
Finalmente, se refirió a las funciones y límites de los Gobiernos Regionales en el país, que si bien están estipulados técnicamente en la Ley Orgánica de Gobiernos Regionales, no se ha asegurado que la decisión política de estas autoridades se concrete en manejar los conflictos de un sector. Al respecto, opinó que surgirán nuevos actores políticos con un perfil similar al de Gregorio Santos:
“El estado peruano no ha sido capaz de definir cuál es el rol del Gobierno Regional. Esas transferencias de competencias administrativas no tienen capacidad política. Yo creo que van a haber más Santos”, sentenció.

Fuente: La Mula


En el día 22 de paralización, antimineros recalcaron que la Constitución con la que gobierna Ollanta Humala “no sirve”
En el día 22 del paro indefinido de Cajamarca en contra de la ejecución del proyecto minero Conga, un grupo de manifestantes quemó las Constitución Política del Perú, en el lugar donde el presidente regional de Cajamarca, Gregorio Santos, realizó un mitin.

En el video difundido por “América noticias” se muestra a un hombre que desde el estrado prende fuego a un texto que tiene como portada la bandera nacional, y luego se lo alcanza a un grupo de manifestantes que celebra el acto.

Además, se logra escuchar las arengas provenientes del escenario que dicen: “Señor presidente Ollanta Humala, esta Constitución con que usted está gobernando no sirve. Escuche, le advertimos que escuche, el pueblo se pone de pie”.

Durante la jornada de radicalización de la violencia, la plaza Bolognesi fue tomada por un grupo de manifestantes. El lugar se ha convertido en un punto de encuentro de los radicales. Al final del día hubo siete personas detenidas, dos manifestantes. Cinco policías también fueron agredidos.

Fuente: El Comercio


Según dijo, el gobierno siempre estuvo dispuesto al diálogo.

El presidente de la República, Ollanta Humala, negó haber recibido la carta que el día martes le envió el presidente de la Región Cajamarca, Gregorio Santos para hablar sobre el proyecto minero Conga.

“Hasta ahora no hemos recibido ningún documento de las autoridades de Cajamarca”, señaló el jefe de Estado.

Además señaló que desde el Poder Ejecutivo se han dado siempre las señales en torno a un diálogo en bien de la población cajamarquina y pidió que las autoridades de dicha zona se pronuncien al respecto:

“Esperemos que lo hagan a la brevedad porque nosotros venimos dialogando desde el primer día que se dio esta situación que no ha beneficiado en nada al pueblo de Cajamarca”, manifestó.

Finalmente saludó que la compañía minera Newmont se haya mostrado a favor de cumplir los requerimientos del peritaje al polémico Estudio de Impacto Ambiental que se hizo sobre Conga:

“Habíamos hecho un planteamiento a este proyecto y saludamos que por fin se hayan identificado con nuestra propuesta”, finalizó.

Fuente: La Republica


El pasado 15 de junio del presente año, el Comando Unitario de Lucha de la Región Cajamarca y la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos presentaron una demanda de amparo por amenazas a la vulneración del derecho a un medio ambiente adecuado y equilibrado en relación al proyecto minero Conga.

El pasado 15 de junio del presente año, el Comando Unitario de Lucha de la Región Cajamarca y la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos presentaron una demanda de amparo por amenazas a la vulneración del derecho a un medio ambiente adecuado y equilibrado en relación al proyecto minero Conga.

Esta demanda sostiene que todos los estudios técnicos, incluyendo el Estudio de Impacto Ambiental (EIA), así como el peritaje internacional contratado por el Estado Peruano, aceptan que el proyecto minero Conga generará un daño de carácter irreversible sobre el medio ambiente. El impacto se dará sobre las lagunas, y llegaría a afectar a cinco cuencas hidrográficas.

La acción, presentada ante el Segundo Juzgado Civil de Cajamarca, señala que las medidas planteadas por la empresa para mitigar el impacto son insuficientes, y no conseguirían evitar el daño ambiental. La construcción de una fuente artificial de agua, si bien apunta a solucionar el problema del acceso al agua de forma temporal, no puede reemplazar una fuente natural y no repara el daño medioambiental que significa su destrucción.

Un precedente a tener en cuenta es el caso de la Cordillera Escalera, ubicada en la región San Martín. En el 2009, el Tribunal Constitucional emitió una sentencia favorable a la demanda de amparo contra el intento de explotación de la zona por parte de las empresas Talismán Petrolera del Perú, Repsol y Petrobras, concluyendo que dicho proyecto amenazaba el derecho constitucional a gozar de un ambiente equilibrado y adecuado de la población, alegando la responsabilidad del Estado de adoptar “todas las medidas necesarias de prevención” que hagan posible que la existencia de los seres humanos “se desarrolle en un ambiente sano” (Fundamento 5).[1]

Mirtha Vásquez, abogada de la CNDDHH, es quien ha firmado la acción de amparo y se encuentra momentáneamente en Lima.

Para contactos e información:

Gabriel Salazar Borja, Prensa y Comunicaciones de la CNDDHH.

Email: gsalazar@derechoshumanos.pe. Celular: 996471939