Archivos para 13 junio, 2012



– Manifestaciones de protesta siguen al presidente Ollanta en su gira por Europa.

Servindi, 12 de junio, 2012.- Con protestas y pronunciamientos, crece el respaldo, a nivel nacional e internacional, a la lucha de Cajamarca contra el proyecto minero Conga, así como el rechazo a la política del Gobierno frente a los conflictos ocasionados por las empresas extractivas.

El 31 de mayo, al iniciarse el paro indefinido en Cajamarca contra Conga, manifestaciones por todo el país y el extranjero mostraron el respaldo existente a las protestas contra el mencionado proyecto minero, así como el rechazo de gran parte de la población a la actuación del Gobierno en los crecientes conflictos socioambientales.

Regiones contra Conga

Un día antes del inicio del paro indefinido, en Lima se realizó una concurrida movilizaciónde diferentes organizaciones de la sociedad civil en respaldo a las protestas contra Conga.

La marcha, de aproximadamente 8 cuadras, partió de la Plaza dos de Mayo hasta la Plaza San Martín, donde se dieron discursos y espectáculos musicales.

Marcha en Lima (Foto: Iván Herrera -Servindi)

El mismo día, en el norte del país, miles de ronderos de Ayavaca marcharon por la ciudad en solidaridad con Cajamarca y Espinar, así como contra la pretensión de la minera china Zijin Mining de operar el proyecto minero Río Blanco.

“No solamente nos hemos congregado a esta movilización por apoyo a nuestros hermanos cajamarquinos, sino que además estamos por el pueblo de Espinar, por los detenidos, por los asesinados, contra el abuso del gobierno que viene favoreciendo a las mineras”, señaló el presidente de la Central de Rondas Campesinas de Ayavaca.

Asimismo, organizaciones sociales de La Libertad y Chiclayo también marcharon en apoyo a Cajamarca.

En la sierra central, comuneros de la Federación Agraria de Ancash, así como el Frente Regional Conocha hicieron un paro de 48 horas en respaldo a la lucha cajamarquina contra la política ambiental del Gobierno, exigiendo la intangibilidad de las cabeceras de cuenca.

En la jornada de protesta fueron bloqueadas las vías en el Callejón de Conchucos, así como la carretera Pativilca-Huaraz, en el sector de Conococha.

La movilización protestó también contra la empresa minera Antamina.

“No queremos minería irresponsable que derrame relaves mineros y menos combustibles como lo hace siempre minera Antamina y siempre sale limpio de las denuncias que se realizan contra los responsables porque tienen el poder del dinero”, señaló un representante del Frente Regional.

Protestas en Huaraz (Foto: Huaraznoticias)

En el Sur, organizaciones de Ayacucho y Puno también salieron respaldando la lucha de Cajamarca. Pobladores de la Central Distrital de Rondas Campesinas de Inambari y Macusani, marcharon por Juliaca exigiendo la cancelación del proyecto minero Conga y que no se ratifique el convenio energético Perú-Brasil sin antes realizar una consulta popular.

Asimismo, en Huancavelica, Arequipa y Tacna también se dieron manifestaciones de apoyo a la lucha contra el proyecto de Yanacocha.

En tanto que el Comité de Defensa del Agua de Iquitos convocó a miles de manifestantes, quienes marcharon por las calles respaldando al pueblo de Cajamarca.

Además de Conga, la concurrida marcha se manifestó contra las operaciones petroleras de la cuenca del río Nanay, principal fuente de agua de la ciudad.

El Pacto de Unidad

El día inicial del paro indefinido, las organizaciones indígenas agrupadas en el “Pacto de Unidad” emitieron un pronunciamiento respaldando la lucha de Cajamarca y otras regiones en defensa de sus recursos hídricos y rechazando la persecución de líderes sociales, así como la criminalización de la protesta, entre otras cosas.

Las organizaciones firmantes exigieron una reforma legal de las políticas de inversión “para las industrias extractivas y el óptimo aprovechamiento de recursos naturales y los estándares ambientales”.

Apoyo internacional

La lucha de Cajamarca contra el proyecto Conga también viene recibiendo el apoyo de organizaciones indígenas, instituciones solidarias y colectivos de peruanos en el mundo.

El pasado 5 de junio, a través de un pronunciamiento, la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (CONAIE) rechazó “la represión del gobierno de Ollanta Humala a las manifestaciones campesinas, indígenas y populares en oposición al Proyecto Conga y en defensa de las fuentes de agua en Cajamarca.”

CONAIE responsabilizó al Gobierno Peruano de profundizar el modelo “extractivista, capitalista y dependiente” en alianza con empresas transnacionales y demandó el cese de la “represión, a la persecución y las violaciones a los derechos humanos”, así como la suspensión definitiva del proyecto Conga, entre otras cosas.

En Chile, trece organizaciones ambientalistas, representadas por el director ejecutivo del Observatorio Latinoamericano de Conflictos Ambientales (OLCA), entregaron una carta al consejero de la Embajada del Perú, Raúl Hidalgo, solicitando al Gobierno Peruano el cese de la “criminalización de la protestas social”.

Pidieron que se escuchen las demandas de los pueblos indígenas, en relación a los conflictos ocasionados por industrias extractivas.

“Vemos con admiración y orgullo las movilizaciones que este día 31 de mayo comienzan articuladamente en diversas regiones de Perú, y esperamos que a la brevedad se restituyan los derechos vulnerados a las comunidades afectadas”, señalan las organizaciones firmantes.

El 23 de mayo, en Buenos Aires, Argentina, se realizó una protesta frente a la embajada del Perú, convocada por la Coordinadora Latinoamericana de Defensa de los Recursos Naturales y el Medio Ambiente en solidaridad a los opositores al proyecto minero.

Asimismo, en Francia, el sábado 2 de junio, activistas de distintas nacionalidades participaron de una manifestación exigiendo al Gobierno de Ollanta Humala que cumpla sus promesas electorales, en relación a los conflictos de Cajamarca y Espinar.

Manifestación en París, (foto: Radio Latinos)

En el acto, realizado en las cercanías de la Torre Eifell, en París, participó Ima Sumac Humala, hermana del presidente del Perú.

“La lucha por el medio ambiente y el agua en el Perú no es política ni ideológica, como pretende el gobierno, sino de estricto respeto de la vida y de los derechos humanos de la población”, señaló la hermana menor de Ollanta Humala.

El 5 de junio, en la capital francesa, miembros del “Comité Solidaridad con Cajamarca”, acompañados de la senadora PC del Val-de-Marne Laurence Cohen, del responsable internacional del sindicato Sud Solidaires Christian Mahieux y del representante del Comité Católico contra el Hambre y para el Desarrollo (CCFD) Fabrice Panesse, fueron recibidos por la embajadora peruana en Francia, Cristina Velita Laboureix.

En la reunión, expusieron sus demandas acerca de los conflictos de Cajamarca y Espinar, y su preocupación respecto a “la represión y a la violación de los derechos humanos en Cajamarca y Espinar”.

Al final de la entrevista en la embajada, la respuesta de la representante peruana no fue considerada satisfactoria por los miembros del comité, pues se reafirmó la postura oficial del Gobierno Peruano “a través una declaración de principios del Presidente de la República Ollanta Humala, hecha el último 20 de abril”, señala la agrupación en una nota de prensa.

Por otra parte, en Suecia, colectivos de peruanos realizaron manifestaciones de apoyo a Cajamarca en Estocolmo y respaldaron, a través de su portal web, la resistencia contra proyecto minero .

Igualmente, en Londres, grupos de peruanos y extranjeros protestaron frente a la embajada del Perú.

Protestas en Estocolmo (Foto: Blog “Peruanos en Suecia”)

Carta abierta al presidente

La Asociación Tierra y Libertad y el colectivo ALDEAH, lanzaron a circulación una “Carta Abierta al Presidente de la República del Perú para decir NO al proyecto CONGA

El documento, que circula por las redes sociales y cadenas de correos electrónicos, rechaza el Proyecto Conga y demanda al Gobierno que se declare el agua como un “derecho humano esencial para el pleno disfrute de la vida”.

Asimismo, exige que se prohíba la privatización del suministro de agua, y la minería con cianuro y mercurio.

Protesta persigue a presidente Humala en Europa

Coincidiendo con la visita del presidente Ollanta Humala a Europa, el Comité de Solidaridad con Cajamarca (CSCP) anunció que peruanos radicados en Alemania realizarán hoy un plantón en Berlín. También, se anunciaron protestas similares en Bélgica y Suiza.

En su convocatoria por facebook, los manifestantes señalan que protestarán el martes a las 5:30 pm, en el Metro Shuman -adyacente a la sede del Consejo de la Unión Europea-, cuando el presidente Humala visité el organismo internacional.

Al acto de protesta se sumarán la ONG belga CATAPA, la asociación El Andino, el Comité de Solidaridad con el Pueblo Mapuche (Comabe) y la Asociacion de Refugiados de Latinoamerica y del Caribe (Arlac).

http://servindi.lamula.pe/


Los más de cien dirigentes que asistieron a la asamblea regional de evaluación de la protesta indefinida contra el proyecto minero Conga acordaron paralizar Cajamarca y dijeron que los días 13, 14 y 15 de junio harán un “paro total” con el fin de que la empresa Newmont y el gobierno del presidente Humala se pronuncien sobre la decisión que han tomado respecto al proyecto minero Conga.

Indicaron que durante los tres días habrá cierre total de mercados y suspensión del servicio público de transporte tanto urbano como interprovincial.

Junto a la intensificación de la protesta, los presidentes de los frentes de defensa, ronderos y dirigentes sindicales RATIFICARON al Comité Unitario de Lucha para que siga conduciendo el paro indefinido.

El único congresista que asistió a la reunión realizada en el auditorio Ollanta de esta ciudad fue Jorge Rimarachín. Sin embargo, los dirigentes anunciaron que el 14 de junio estarán en Cajamarca los legisladores que acaban de renunciar al partido del gobierno.

De: Jorge Pereyra


Carlos Tapia dice que “cantinfladas” del premier dan vergüenza

El exasesor político de la Presidencia del Consejo de Ministros, Carlos Tapia, lamentó que el premier Oscar Valdés haya empezado a decir “cantinfladas”, al referirse a que primero señaló que Humala debe olvidarse de sus promesas electorales, y luego asegurar ante la prensa que nunca dijo eso.

“Lo que hace el premier ya raya en la vergüenza. Cómo puede decir que los candidatos tienen que decir algo en la campaña, y después pueden mentirle a la población; eso es un atentado a la ética política y a la democracia. Cada vez más el señor Valdés empieza a decir más cantinfladas”, señaló a diario16.

Si bien consideró que algunas de las expresiones de Valdés generan “sonrisas”, como sus citas inexactas al historiador Jorge Basadre, otras alcanzan un extremo que no genera gracia o la comprensión del pueblo, sino empieza a dar vergüenza.

“Da vergüenza tenerlo de primer ministro, más aún cuando tiene que buscar resolver problemas delicados como los de Conga (Cajamarca) o Espinar (Cusco). No sé de dónde lo han recogido para ponerlo como premier; eso no sucede en otros países, donde se escoge a personas ilustradas, políticamente eficientes y que saben actuar con responsabilidad porque tienen personalidad”, declaró.

LA MANO DE NADINE

Tapia, quien fue aliado del Gobierno hasta fines del año pasado, coincidió con la congresista Rosa Mavila, quien el lunes dejó entrever que la permanencia de Valdés se debe en parte a que su principal “aliada” dentro del Gobierno es la primera dama, Nadine Heredia.

El también miembro del colectivo Ciudadanos por el cambio dijo que si Valdés permanece en el cargo, pese a que desde diversos sectores de izquierda, derecha y sociales, han pedido su cambio, es porque “alguien” en el Poder lo sostiene.

“Ayer (lunes) escuché a Valdés desautorizar al propio Humala, quien antes de viajar dijo que iba a cumplir sus compromisos. Uno se pregunta quién sostiene a Valdés para que se dé el lujo y audacia de contradecir al propio presidente, y pareciera que la única persona es la propia esposa del mandatario, Nadine Heredia, eso es seguro”, expresó.

Tapia también consideró que a su regreso de la gira por Europa, Humala tiene dos opciones frente a los conflictos sociales: que equivocadamente utilice a Valdés para reprimir las protestas en Cajamarca, con un saldo posible de muertos y decir que se aplicó el estado de derecho, o que tome conciencia de que el actual premier no tiene la calificación política para seguir en el cargo y lo reemplace.

ALGUIEN DEL ENTORNO

Por su parte, el analista político Nelson Manrique consideró que por los antecedentes que tiene este Gobierno, el mandatario Humala optaría por nombrar como sucesor de Valdés a alguien de su entorno y no elegiría a una figura independiente, que –dijo– sería lo más prudente.

“Mi impresión es que (Humala) seguirá buscando dentro de su entorno a alguien que le haga eco, que no tenga iniciativa, pensando a mediano plazo. Ateniéndonos a los reflejos políticos del presidente, va a intentar nuevamente que sea alguien de su absoluta confianza, que le dé la ilusión de que él controla todo”, declaró a diario16.

Manrique estimó que el cambio del primer ministro podría darse antes del 28 de julio porque el costo político de mantenerlo podría ser peor. “Está diciendo tantas cosas inoportunas”, expresó.

Política | Junio 13, 2012

http://diario16.pe



En Bruselas, donde estuvo el presidente, un grupo de activistas protestó contra la minería contaminante en el Perú
Tras su reunión con la canciller alemana Angela Merkel, el presidente Ollanta Humala dijo en conferencia de prensa que también conversó con la autoridad germana sobre la Ley de la Consulta Previa y su reglamentación. Señaló que el Perú coincidió en la preocupación por el cuidado del medio ambiente y el respeto a las comunidades en el estado de derecho y a los derechos humanos.

En tal sentido, Humala Tasso indicó que su gobierno se ha propuesto crear una “nueva relación con las grandes corporaciones y minería” pero que esta es “afectada” por organismos no gubernamentales (ongs) “que inyectan fondos y ideologías (sic) en estos temas y generan muchas veces más desconfianza en vez de buscar generar confianza”.

Por eso, resaltó, es importante que las empresas que invierten en el Perú “tengan cuidado en el tema medioambiental”, fortalezcan la responsabilidad social y trabajen con las comunidades en proyectos participativos.

Durante la estadía de Humala en Bruselas, donde se reunió con el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, un grupo de personas protestó contra la política minera del Gobierno. Ellos saludaron la aprobación del Acuerdo Comercial Multipartes por parte del Parlamento Europeo con el Perú. Los manifestantes cuestionaban la minería contaminante en el Perú y el proyecto Conga.

Fuente: El Comercio


El Gobierno de Ollanta Humala no ha dudado en construir la Teoría de la Conspiración Política en los conflictos socioambientales. Es decir, intereses de candidaturas para el 2014 y 2016 en las protestas sociales. El mismo Ollanta lo ha mencionado. Lo curioso es que esta teoría no solo lo maneja el Ejecutivo, sino también los operadores de las empresas mineras quienes, a su vez, manejan a otros menores que no son más que vetustos políticos y periodistas que en el pasado eran antimineros o que viven de la plata fácil. Teoría que pretende tumbarse la protesta de los cajamarquinos contra el proyecto Conga. Protesta que consideran justa.

El argumento de esa teoría es que Santos Guerrero, Marco Arana y Wilfredo Savedra utilizan la protesta social contra el proyecto Conga porque desean ser presidente regional, congresista, presidente de la republica etc. A ver, veamos primero con Wilfredo Saavedra Marreros Presidente del Frente de Defensa Ambiental de Cajamarca. Hasta el momento no se conoce el movimiento político en el cual milita. En las elecciones pasadas no participó como candidato. Fue entusiasta en apoyar la candidatura de Ollanta Humala. ¿Más delante puede tener intereses de ser candidato a algún cargo político? Es probable. Está en su derecho y el que decidirá es el pueblo elector. A este dirigente la prensa minera, en especial un semanario llamado El Cajacho le ha dedicado titulares bien fuertes con la intención de desprestigiarlo y tumbárselo. No lo han logrado, por el contrario es el dirigente que sigue encabezando movilizaciones.

El padre Marco Arana y Santos Guerrero, a diferencia de Saavedra, sí tienen movimientos políticos que no son de ahora, sino que vienen de años atrás. Santos participó en dos oportunidades para llegar al gobierno regional, a la tercera lo logró sin ir a la segunda vuelta. Su movimiento de izquierda, el MAS. El padre Arana, con Tierra Libertad, participó en las últimas elecciones alcanzando su movimiento algunos cargos políticos en la región Cajamarca. Es decir, ambos tienen una organización política que les permite hacer vida política partidaria. La diferencia es que, al encontrarse con el caso Conga, ambos supieron manejarlo acertadamente. En el buen sentido del término político, caso que no lo tiene el gobierno de Ollanta. Éste cree que está en su cuartel y dispone órdenes a su comandante Valdés.
En el caso de Santos y Arana, uno tiene la fuerza popular y el otro la fuerza técnica, científica. Una alianza que va caminando a que Conga no vaya, una alianza que es respaldada por la mayoría de la población.

Así que, ante el buen trabajo que vienen realizando los dirigentes en esta segunda etapa de lucha contra la no viabilidad del Conga, el Ejecutivo, el poder fáctico minero, apoyados por los medios de comunicación adictos al capital, los acusan de utilizar las protestas contra Conga con fines políticos, que utilizan a la población con intereses políticos para ser autoridades en las próximas elecciones. Este argumento no ha calado en la mayoría de la población, por el contrario han dicho que “con o sin Saavedra, Santos Guerrero y Marco Arana, Conga no va”.  La lucha en defensa del agua y la vida continúa hasta que Conga sea declarada inviable.



 
Por Raúl Zibechi*

La Jornada, 12 de junio, 2012.- Lo que está sucediendo en América Latina en relación con los bienes comunes (agua, tierra, biodiversidad) es algo más que una sucesión de conflictos locales. Por momentos la intensidad de los enfrentamientos da la impresión de que marchamos hacia una conflagración general, que por ahora tiene expresiones locales y regionales, pero que se repiten en casi todos los países.
 

La Gran marcha nacional del agua, que comenzó el primero de febrero en Cajamarca, es la respuesta de los movimientos populares a la represión y al estado de excepción en tres provincias por parte del gobierno de Ollanta Humala, ante la huelga de 11 días en Cajamarca contra el proyecto minero Conga. La caravana llegará este viernes a Lima para frenar el uso de productos contaminantes como el mercurio y declarar el agua como derecho humano.

Conga es un proyecto de la Minera Yanacocha, la primera en extracción de oro en América del Sur, que prevé invertir casi 5 mil millones de dólares y drenar cuatro lagunas, dos para extraer oro y otras dos para almacenar desechos. Las actividades en Conga están paralizadas desde la huelga de noviembre. Lo más importante es que el movimiento ha conseguido trascender lo local para convertirse en la confluencia de las más importantes organizaciones sociales para una gran acción de carácter nacional.
 

En el norte de Argentina se reactivó la resistencia a la minería. En enero se produjeron masivas movilizaciones impulsadas por las asambleas ciudadanas, en La Rioja, Catamarca y Tucumán, contra los proyectos mineros Famatina y Bajo La Alumbrera. En La Rioja la movilización popular forzó al jefe comunal de la capital provincial a pronunciarse contra la megaminería, aunque está alineado con el gobierno nacional.

En Catamarca el bloqueo a los camiones que se dirigen a Bajo La Alumbrera llevó a la empresa a licenciar al personal y detener la explotación por la falta de insumos y provisiones en la mina. Hace más de tres semanas que los militantes de la Asamblea de Ciudadanos en Defensa de la Vida y el Agua bloquean el tránsito de camiones que pertenecen a la empresa minera y que circulan por Tinogasta, Belén y Santa María.
 

Uno de los conflictos menos visibles pero con gran potencial desestabilizador es el que se está registrando en Paraguay entre campesinos y colonos de origen brasileño, conocidos popularmente como brasiguayos. Se estima que hay 8 millones de hectáreas, 20 por ciento de la superficie del país, adjudicadas ilegalmente, sobre todo bajo la dictadura de Alfredo Stroessner (1954-1989). Una parte importante fueron entregadas a colonos provenientes de Brasil, en hasta un dólar la hectárea en la zona fronteriza.
 
Ahora son grandes productores de soya que sacan su producción por Brasil sin pagar siquiera impuestos. Tranquilo Favero, el rey de la soya, posee 45 mil hectáreas de tierras de alta calidad en las que cosecha hasta 130 mil toneladas cada año, que le rinden unos 50 millones de dólares, en la zona de Ñacunday, Alto Paraná. Esta es la región más caliente del conflicto actual, en la que se enfrentan sin tierra y terratenientes, pero en la que están también involucrados los gobiernos de Fernando Lugo y Dilma Rousseff.
 
Si la producción de soya, con su secuela de contaminación y expulsión de campesinos, es grave, la cuestión fronteriza también lo es. De los 400 mil brasileños que viven en Paraguay, unos 250 mil ocupan la faja fronteriza con Brasil. En 2007 el gobierno paraguayo aprobó la Ley de Frontera por la cual los extranjeros no pueden tener tierras a menos de 50 kilómetros de la frontera, como forma de afirmar la soberanía nacional. Brasil tiene una legislación similar aunque más estricta.

En 2011 se conformó la Coordinadora Nacional de Lucha por la Recuperación de Tierras Malhabidas –en la que participan más de 20 organizaciones campesinas, sociales y partidos de izquierda–, que realizó su primera marcha el 25 de octubre pasado. Los dirigentes sostienen que la recuperación de esas tierras podrían favorecer a 400 mil campesinos.
 

La cuestión de la tierra es uno de los temas más delicados en Paraguay, por la larga historia de corrupción, abusos y represión que forzaron el despojo de los campesinos. Lugo llegó al gobierno en gran medida por su estrecha relación con la lucha por la reforma agraria cuando era obispo. Bajo su gobierno no se avanzó en la reforma agraria, pero en los últimos meses los campesinos agrupados en la Liga Nacional de Carperos (porque acampan en carpas) están ocupando tierras de brasiguayos.

La liga nació dos años atrás ante la inacción del movimiento campesino en la lucha por la tierra, pero la coordinadora en un reciente comunicado estima que sus acciones forman parte de una estrategia desestabilizadora contra el gobierno de Lugo y que en su interior está primando la influencia de provocadores que objetivamente perjudican la histórica lucha por la tierra y la reforma agraria.

En el complejo panorama de los movimientos paraguayos, no conviene simplificar. La lucha de los carperos es legítima pero todo indica que junto a una nueva camada de dirigentes populares se puede percibir la influencia de políticos tradicionales de la derecha, ya sea colorados o liberales, éstos aliados de Lugo, y oportunistas que nunca faltan. Sin embargo, también es cierto que los movimientos históricos, que integran la coordinadora, priorizan las negociaciones en vez de la presión desde abajo por la reforma agraria, y se muestran muy preocupados por la sucesión presidencial en las elecciones de 2013.

La lucha por los bienes comunes está en el primer lugar de la agenda en toda la región. Es posible, como señala un dirigente sindical de Chilecito, que las multinacionales mineras estén sufriendo una una derrota catastrófica en el norte de Argentina. Grupos pequeños como las asambleas ciudadanas, en lugares remotos de la cordillera, han logrado frenar gigantescas empresas que gozaron de todo el apoyo estatal. Es mucho. Es el producto del tesón, que en algún momento rinde frutos.


* Raúl Zibech es Docente, Analista e Investigador, Periodista y Escritor. Es un activo colaborador con las organizaciones Sociales y medios de comunicación alternativos en A.L.; se especializó y siguió de cerca el proceso del Movimiento Social del pueblo aimara en Bolivia.
—-
Fuente: Publicado en el diario La Jornada, el 10 de junio de 2012: http://www.jornada.unam.mx/2012/02/10/opinion/024a2pol


 
Manifestaciones de protesta siguen al presidente Ollanta en su gira por Europa.
Servindi, 12 de junio, 2012.- Con protestas y pronunciamientos, crece el respaldo, a nivel nacional e internacional, a la lucha de Cajamarca contra el proyecto minero Conga, así como el rechazo a la política del Gobierno frente a los conflictos ocasionados por las empresas extractivas.
El 31 de mayo, al iniciarse el paro indefinido en Cajamarca contra  Conga, manifestaciones por todo el país y el extranjero mostraron el respaldo existente a las protestas contra el mencionado proyecto minero, así como el rechazo de gran parte de la población a la actuación del Gobierno en los crecientes conflictos socioambientales.
Regiones contra Conga
Un día antes del inicio del paro indefinido, en Lima se realizó una concurrida movilización de diferentes organizaciones de la sociedad civil en respaldo a las protestas contra Conga.
La marcha, de aproximadamente 8 cuadras, partió de la Plaza dos de Mayo hasta la Plaza San Martín, donde se dieron discursos y espectáculos musicales.
Marcha en Lima (Foto: Iván Herrera -Servindi)
El mismo día, en el norte del país, miles de ronderos de Ayavaca marcharon por la ciudad en solidaridad con Cajamarca y Espinar, así como contra la pretensión de la minera china Zijin Mining de operar el proyecto minero Río Blanco.
“No solamente nos hemos congregado a esta movilización por apoyo a nuestros hermanos cajamarquinos, sino que además estamos por el pueblo de Espinar, por los detenidos, por los asesinados, contra el abuso del gobierno que viene favoreciendo a las mineras”, señaló el presidente de la Central de Rondas Campesinas de Ayavaca.
Asimismo, organizaciones sociales de La Libertad y Chiclayo también marcharon en apoyo a Cajamarca.
En la sierra central, comuneros de la Federación Agraria de Ancash,  así como el Frente Regional Conocha hicieron un paro de 48 horas en respaldo a la lucha cajamarquina contra la política ambiental del Gobierno, exigiendo la intangibilidad de las cabeceras de cuenca.
En la jornada de protesta fueron bloqueadas las vías en el Callejón de Conchucos, así como la carretera Pativilca-Huaraz, en el sector de Conococha.
La movilización protestó también contra la empresa minera Antamina.
“No queremos minería irresponsable que derrame relaves mineros y menos combustibles como lo hace siempre minera Antamina y siempre sale limpio de las denuncias que se realizan contra los responsables porque tienen el poder del dinero”, señaló un representante del Frente Regional.
Protestas en Huaraz (Foto: Huaraznoticias)
En el Sur, organizaciones de Ayacucho y Puno también salieron respaldando la lucha de Cajamarca. Pobladores de la Central Distrital de Rondas Campesinas de Inambari y Macusani, marcharon por Juliaca exigiendo la cancelación del proyecto minero Conga y que no se ratifique el convenio energético Perú-Brasil sin antes realizar una consulta popular.
Asimismo, en Huancavelica, Arequipa y Tacna también se dieron manifestaciones de apoyo a la lucha contra el proyecto de Yanacocha.
En tanto que el Comité de Defensa del Agua de Iquitos convocó a miles de manifestantes, quienes marcharon por las calles respaldando al pueblo de Cajamarca.
Además de Conga, la concurrida marcha se manifestó contra las operaciones petroleras de la cuenca del río Nanay, principal fuente de agua de la ciudad.
El Pacto de Unidad
El día inicial del paro indefinido, las organizaciones indígenas agrupadas en el “Pacto de Unidad” emitieron un pronunciamiento respaldando la lucha de Cajamarca y otras regiones en defensa de sus recursos hídricos y rechazando la persecución de líderes sociales, así como la criminalización de la protesta, entre otras cosas.
Las organizaciones firmantes exigieron una reforma legal de las políticas de inversión “para las industrias extractivas y el óptimo aprovechamiento de recursos naturales y los estándares ambientales”.
Apoyo internacional
La lucha de Cajamarca contra el proyecto Conga también viene recibiendo el apoyo de organizaciones indígenas, instituciones solidarias y colectivos de peruanos en el mundo.
El pasado 5 de junio, a través de un pronunciamiento, la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (CONAIE) rechazó “la represión del gobierno de Ollanta Humala a las manifestaciones campesinas, indígenas y populares en oposición al Proyecto Conga y en defensa de las fuentes de agua en Cajamarca.”
CONAIE responsabilizó al Gobierno Peruano de profundizar el modelo “extractivista, capitalista y dependiente” en alianza con empresas transnacionales y demandó el cese de la “represión, a la persecución y las violaciones a los derechos humanos”, así como la suspensión definitiva del proyecto Conga, entre otras cosas.
En Chile, trece organizaciones ambientalistas, representadas por el director ejecutivo del Observatorio Latinoamericano de Conflictos Ambientales (OLCA), entregaron una carta al consejero de la Embajada del Perú, Raúl Hidalgo, solicitando al Gobierno Peruano el cese de la “criminalización de la protestas social”.
Pidieron que se escuchen las demandas de los pueblos indígenas, en relación a los conflictos ocasionados por industrias extractivas.
“Vemos con admiración y orgullo las movilizaciones que este día 31 de mayo comienzan articuladamente en diversas regiones de Perú, y esperamos que a la brevedad se restituyan los derechos vulnerados a las comunidades afectadas”, señalan las organizaciones firmantes.
El 23 de mayo, en Buenos Aires, Argentina, se realizó una protesta frente a la embajada del Perú, convocada por la  Coordinadora Latinoamericana de Defensa de los Recursos Naturales y el Medio Ambiente en solidaridad a los opositores al proyecto minero.
Asimismo, en Francia, el sábado 2 de junio, activistas de distintas nacionalidades participaron de una manifestación exigiendo al Gobierno de Ollanta Humala que cumpla sus promesas electorales, en relación a los conflictos de Cajamarca y Espinar.
Manifestación en París, (foto: Radio Latinos)
En el acto, realizado en las cercanías de la Torre Eifell, en París, participó Ima Sumac Humala, hermana del presidente del Perú.
“La lucha por el medio ambiente y el agua en el Perú no es política ni ideológica, como pretende el gobierno, sino de estricto respeto de la vida y de los derechos humanos de la población”, señaló la hermana menor de Ollanta Humala.
El 5 de junio, en la capital francesa, miembros del “Comité Solidaridad con Cajamarca”, acompañados de la senadora PC del Val-de-Marne Laurence Cohen, del responsable internacional del sindicato Sud Solidaires Christian Mahieux y del representante del Comité Católico contra el Hambre y para el Desarrollo (CCFD) Fabrice Panesse, fueron recibidos por la embajadora peruana en Francia, Cristina Velita Laboureix.
 En la reunión, expusieron sus demandas acerca de los conflictos de Cajamarca y Espinar, y su preocupación respecto a “la represión y a la violación de los derechos humanos en Cajamarca y Espinar”.
Al final de la entrevista en la embajada, la respuesta de la representante peruana no fue considerada satisfactoria por los miembros del comité, pues se reafirmó la postura oficial del Gobierno Peruano “a través una declaración de principios del Presidente de la República Ollanta Humala, hecha el último 20 de abril”, señala la agrupación en una nota de prensa.
Por otra parte, en Suecia, colectivos de peruanos realizaron manifestaciones de apoyo a Cajamarca en Estocolmo y respaldaron, a través de su portal web, la resistencia contra proyecto minero .
Igualmente, en Londres, grupos de peruanos y extranjeros protestaron frente a la  embajada del Perú.
Protestas en Estocolmo (Foto: Blog “Peruanos en Suecia”)
Carta abierta al  presidente
La Asociación Tierra y Libertad y el colectivo ALDEAH, lanzaron a circulación una  ”Carta Abierta al Presidente de la República del Perú para decir NO al proyecto CONGA“
El documento, que circula por las redes sociales y cadenas de correos electrónicos, rechaza el Proyecto Conga y demanda al Gobierno que se declare el agua como un “derecho humano esencial para el pleno disfrute de la vida”.
Asimismo, exige que se prohíba la privatización del suministro de agua, y la minería con cianuro y mercurio.
Protesta persigue a presidente Humala en Europa
Coincidiendo con la visita del presidente Ollanta Humala a Europa, el Comité de Solidaridad con Cajamarca (CSCP) anunció que peruanos radicados en Alemania realizarán hoy un plantón en Berlín. También, se anunciaron protestas similares en Bélgica y Suiza.
En su convocatoria por facebook, los manifestantes señalan que protestarán el martes a las 5:30 pm, en el Metro Shuman -adyacente a la sede del Consejo de la Unión Europea-, cuando el presidente Humala visité el organismo internacional.
Al acto de protesta se sumarán la ONG belga CATAPA,  la asociación El Andino, el Comité de Solidaridad con el Pueblo Mapuche (Comabe) y la Asociacion de Refugiados de Latinoamerica y del Caribe (Arlac).

El Ministro de Ambiente, Manuel Pulgar Vidal, se refirió a la excarcelación del alcalde de Espinar, Óscar Mollohuanca, y reiteró su “absoluto respeto a las decisiones del Poder Judicial, sea cual fuere o contra las personas que fuere”.

Asimismo el ministro afirmó que “ahora, ya excarcelado (Óscar Mollohuanca), puede moverse por cualquier parte del territorio y reasumir su puesto. No tiene ninguna restricción del Poder Judicial”, con lo que confirmó que Mollohuanca podría participar en el diálogo que se realizará entre el gobierno y las autoridades de Espinar.

“El diálogo siempre ha estado abierto para todas las autoridades. Nosotros ya hemos iniciado esta fase con alcaldes distritales y provinciales” declaró a Canal N al preguntársele sobre el grupo técnico que viajará esta semana al Cusco para comenzar con el “Plan Integrado y Participativo de Intervención Sanitaria y Ambiental en Espinar”.

Finalmente, Pulgar Vidal reiteró que si Mollohuanca se presentase en los diálogos, él lo recibiría sin ningún problema haciendo hincapié en que: “Siempre hemos estado abiertos al diálogo, y el diálogo se hace sin condiciones. El diálogo que se hace sin condiciones es el que da más frutos”.

Fuente: La Mula




Por el Instituto Internacional de Derecho y Sociedad (IIDS)

12 de junio, 2012.- ¿Es cierto que el Estado puede imponer, aún por la fuerza, un megaproyecto minero cuando el pueblo no da su consentimiento? ¿O, más bien, el Estado podría ser condenado de llegar el caso a la Corte Interamericana, por incumplir normas internacionales?

Derechos vinculantes. El video enlazado explica algunos derechos establecidos por el derecho internacional, esto es, en el Convenio 169 de la OIT sobre pueblos indígenas y tribales en países independientes y la jurisprudencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). Se trata de derechos vinculantes para el Estado peruano, porque forman parte del bloque de constitucionalidad. Es decir, el Estado está obligado a cumplirlos sin excusa alguna.

El consentimiento previo libre e informado. La jurisprudencia de la CIDH ha establecido claramente la obligación del Estado no sólo de consultar sino de obtener el consentimiento previo libre e informado de los pueblos antes de dar en concesión megaproyectos de impacto significativo en las condiciones de vida y subsistencia de los pueblos indígenas y tribales, como son los proyectos mineros que afectan el agua o los bosques. Igualmente, cuando se va dar traslado poblacional o cuando va a haber depósito o desecho de sustancias peligrosas o tóxicas, como se produce con los relaves mineros; entre otros supuestos.

Estos derechos son aplicables en el Perú y el Estado está obligado a obtener el consentimiento de los pueblos en caso de megaproyectos como los de Conga, Tintaya, Antamina y cualquier otro proyecto con impactos afines. En tales casos, el Estado está obligado a respetar la voluntad de los pueblos indígenas u originarios, ya sea que estén organizados en forma de comunidades campesinas, comunidades nativas, rondas campesinas o cualquier otra forma.

No imposición. La CIDH ha sido explícita al establecer que, sin el consentimiento de los pueblos, el Estado no puede dar concesiones de proyectos como los mencionados. Por ello, bajo ninguna circunstancia, el Estado tendría atribución legal para imponer por la fuerza un proyecto de esa naturaleza, que no cuente con el consentimiento de los pueblos. El Estado está prohibido de usar la fuerza para violar derechos (Convenio 169, art. 3).

Las empresas no sustituyen al Estado. Cabe aclarar que el derecho internacional exige que sea el Estado, y no la empresa, la entidad que obtenga el consentimiento de los pueblos, y tal autorización debe darse antes de que el Estado otorgue la concesión a una empresa. Es decir, las autorizaciones de uso o compras de tierras que logran hacer directamente las empresas, después de haber obtenido una concesión inconsulta, de ningún modo sustituyen el consentimiento que debe obtener el Estado antes de dar la medida administrativa de la concesión.

Vicio del consentimiento.
Tal como está la legislación minera (todavía del tiempo del autogolpe de Fujimori), las cesiones de uso o compras de tierras que obtienen las concesionarias mineras de las comunidades, además, tienen un insalvable vicio de nulidad, pues cuando éstas no quieren ceder o vender sus tierras a aquellas de modo libre y voluntario, la legislación minera prevé una inconstitucional vía coercitiva.

Las empresas, por el sólo hecho de obtener la concesión minera adquieren el derecho de solicitar una servidumbre minera y la expropiación administrativa de las tierras que las comunidades no les quieren vender o ceder voluntariamente. Es decir, no se trata de contratos basados en el libre consentimiento. Por ejemplo, esto pasó cuando Yanacocha solicitó al Estado la servidumbre minera y finalmente obtuvo la expropiación administrativa de las tierras de la Comunidad campesina San Andrés de Negritos de Cajamarca en 1996.

Por esa vía, Yanacocha despojó a la comunidad de 610 has. por unos 60 mil soles (a 1 centavo de sol el mt2), según tasación pericial; ganando la empresa más de 85 millones de dólares al hipotecar esas mismas tierras en el Banco. En ese marco, las empresas pueden hacerse de las tierras de las comunidades, contra su voluntad, con la amenaza de aplicar la servidumbre minera y luego pagar valores confiscatorios.

Expolio indígena. En estas últimas dos décadas, gracias a la legislación minera fujimorista, los pueblos han sido expoliados en millones de dólares por las transnacionales mineras, para la realización de megaproyectos que no han sido consultados ni han contado con su consentimiento. Tales proyectos no han tenido como prioridad el mejoramiento de las condiciones de vida y subsistencia, salud, trabajo, educación de las comunidades; agudizándose la pobreza y desnutrición en departamentos como Cajamarca.

El Estado no pide garantías a las empresas por la posible contaminación de aguas, suelos y aire, ni para la remediación de los pasivos ambientales que deja; y no fiscaliza ni asegura condiciones sanitarias ni ambientales adecuadas. En este contexto, es explicable la desconfianza y el rechazo de muchos pueblos a esta forma de hacer minería. La minería no les ha traído desarrollo y mejoramiento de su vida, sino despojo y pobreza, que ningún programa social podrá compensar.

Uso arbitrario de fuerza. Ante la falta de consentimiento de los pueblos frente a estos inconsultos megaproyectos, el gobierno actual, en vez de ponerse a derecho en las obligaciones incumplidas por los gobiernos anteriores, ha optado por imponer dichos megaproyectos mediante el uso arbitrario y abusivo de la fuerza, violando, además del derecho al consentimiento de los pueblos, la libertad, integridad y vida de sus miembros.

El gobierno ha echado mano de prácticas de la época de Fujimori, como la declaratoria del Estado de emergencia, la militarización, la persecución y detención arbitraria de dirigentes y autoridades locales, y el traslado arbitrario y la violación del derecho al juez natural de los procesados; el establecimiento de puestos de detención policiales dentro de campamentos mineros a través de convenios entre las empresas y la DINOES; el uso innecesario y desmedido de la fuerza, incluyendo armas de fuego y bombas lacrimógenas, contra población civil desarmada en marchas pacíficas donde participaban mujeres, niños y ancianos, o contra estudiantes, dentro de sus centros educativos y universidades, con el resultado de personas torturadas, heridas y muertas.

Información. Dada esta situación, que va increscendo, es imprescindible que los/as funcionarios/as estatales, policías, jueces, fiscales, las empresas, la prensa y el público en general, estén informados de los derechos que asisten a los pueblos indígenas y que comprendan claramente que el Estado carece de atribución jurídica para imponer por la fuerza megaproyectos como los descritos, que no cuentan con el consentimiento de los pueblos, so pena de sanción internacional.

Video. El video enlazado ofrece una información que nos ayudará a todos a promover un diálogo basado en los derechos. Ayudemos a construir un Estado social, democrático y pluricultural de derecho, y evitar que el Estado sea condenado ante instancias internacionales por incumplir sus obligaciones con el derecho internacional, con los pueblos ancestrales y con toda la ciudadanía! Enlace: http://www.youtube.com/watch?v=ddm27ujAEqg&feature=youtu.be