Archivos para 8 febrero, 2012


Escribe: Jorge Chavez Ortiz
Fotos: Jorge Chavez Ortiz
@ChavezWar

Esto es lo que pasa en la GRAN MARCHA DEL AGUA, rumbo a Pativilca la gente se indigno cundo vio las grandes llantas de los camiones de la minera Gold Field La Cima, el recibimiento en diferentes partes del Peru es loable, cuando llegamos a Pativilca recibimos los calurosos aplausos de nuestros compatriotas, aparte los marchantes del agua se dieron el tiempo de darse un chapuzon junto con el incomparable Hugo Blanco, luego nos dirigimos a Barranca, después desarrollado el mitin, no invitaron a almorzar, pero lo reslatante de este almuerzo fue como se desencadeno la alegría Caxa y se compartio unos huaynos. Luego se llego a Huaura y Huacho donde los eventos se desarrollaron con normalidad, donde el despliegue de alegría es por montones.

Por: Mirko Lauer
Mientras en estos días insólitamente llueve sobre la costa, y un par de ríos ya se han desbordado, una marcha avanza desde el norte hacia Lima, con el agua como emblema. Llega mañana. En principio el propósito es ubicar el reclamo contra Conga en el escenario de la capital. Pero a todas luces el objetivo de fondo es darle a la protesta antiminera una resonancia nacional.

Sin embargo los organizadores de la marcha son un grupo político bastante específico, que no ha logrado una convocatoria realmente amplia de declaraciones de apoyo. Hasta aquí ha venido siendo que a nadie le interesa demasiado dar apoyo a la protesta ajena, por temor a que eso opaque a la propia. Que se sepa nada ha cambiado recientemente en ese terreno del reflejo político.

¿Es el agua un tema capaz de lograr esa unidad de sectores indignados? La preocupación por el acceso al agua se da de varias formas en todo el país. Incluye a los agricultores temerosos de que sus cultivos se agosten, a los pobres urbanos de la costa que compran su agua a diario, por bidones y carísima, y a aquellas comunidades convencidas de que la minería retirará el agua del paisaje.

Los conflictos en torno al agua son variados, y a la vez complejos. Majes-Siguas II es un choque entre dos regiones. El agua en las barriadas es un constante reclamo administrativo. Las quejas contra Sedapal son parte de una polémica moderna. En muchas zonas del campo las disputas son por cómo se reparte el agua de regadío (un asunto viejo que ya José María Arguedas usó para su primer cuento, “Agua”, de 1933).

Pero la idea de que un solo reclamo, aun si este fuera homogéneo, puede concentrar toda la protesta nacional, en lo que se llama unidad en la acción, probablemente no pasa de ser una esperanza política. Pero una vez en Lima la marcha podrá ser presentada a los medios como algo nacional, sobre todo si algunos congresistas, incluso del oficialismo, le dan la bienvenida.

Al final se trata de una iniciativa para capturar el imaginario. Los medios amigos la presentan multitudinaria y efectivamente nacional, incluso hay una carta que pide el apoyo de la ciudadanía mundial. Los medios contrarios dan cuenta de un puñado de personas en movimiento y poca gente sumándose en cada localidad por la que la marcha pasa. Todo sugiere que el impacto mediático será real.

El impacto político todavía está por verse. Por lo pronto nada impide al gobierno reiterar sus declaraciones a favor de que las poblaciones del país tengan y no pierdan el acceso al agua. En todo caso el impacto se podrá calibrar más adelante, si la marcha demuestra ser un elemento desanimador del gobierno, y los proyectos de inversión más conflictivos empiezan a deslizarse hacia alguna forma de parálisis.

Fuente: La Republica

Jaime de Althaus: “Hacer una marcha en contra de la minería es absurdo”

El periodista Jaime de Althaus afirmó que “hacer una marcha en contra de la minería es absurdo” ya que su gestión de infraestructura (como la construcción de reservorios) sirve “para mejorar la calidad ambiental de las zonas donde opera”. Además, el conductor de ‘La Hora N’ señaló que la construcción de los 4 reservorios previstos en Conga “aumentará la cantidad del agua y mejorará su calidad”.

Así se expresó Althaus en su programa ‘La Hora N’:

Hay agua en el Perú, el problema es que el agua no se almacena ni se guarda entonces se pierde (…) porque no hemos construidos los reservorios necesarios en las cabeceras de cuenca. No lo hemos hecho porque cuesta y se requiere de la minería para construirlos. La minería está construyendo reservorios para sus propios fines y para mejorar la calidad ambiental de las zonas donde opera. Yanacocha construyó el reservorio San José y en la zona de Conga está prevista la construcción de cuatro reservorios que aumentará la cantidad del agua y mejorará su calidad; la minería sirve para eso, hacer una marcha en contra de la minería es absurdo.

Como se recuerda el proyecto minero Conga desencadenó uno de los mayores conflictos sociales a fines del año pasado en Cajamarca. Minas Conga es un megaproyecto de la empresa Yanacocha que pretende secar la enorme laguna El Perol junto a otras tres, todas ellas ubicadas en una cabecera de cuenca, para extraer oro y cobre.

El proyecto pretende remplazar estas lagunas por dos reservorios de agua, sin embargo, la población de los distritos de La Encañada, Huasmín y Sorochuco, ubicados entre las provincias de Cajamarca y Celendín se opusieron a esta medida ya que consideran que este proyecto alterará el sistema hídrico de la zona.

 Fuente: La Mula