Archivos para 3 octubre, 2011


Domingo 2 de octubre del 2011.

 Escribe:  Wilder A. Sánchez Sánchez

Este 30 de setiembre la Provincia de Celendín cumplió 149 años de su creación política.  El onomástico ocurre en circunstancias previas a dos procesos de mucha trascendencia para el desarrollo socioeconómico de Celendín y la vida de sus habitantes, uno positivo y otro negativo.

El positivo: muy pronto se reiniciará el asfaltado de la carretera Cajamarca – Celendín, aspiración que han anhelado tantas generaciones de celendinos; asfaltado cumplido parcialmente hasta La Encañada y luego frustrado por repudiables actos de corrupción respecto al segundo tramo (La Encañada – Cumullca), e, incluso al tercero.

Los ciudadanos celendinos Jorge Tirado Merino, Adolfo Tirado Díaz y Jorge Silva Merino, integrantes de la Comisión de Gestión para la Reiniciación del Asfaltado de la Carretera Cajamarca – Celendín – Balsas, a través del Boletín Informativo cuya copia escaneada va en archivo adjunto, informan que el 18 de agosto la Tercera Sala del Tribunal de Contrataciones del Estado expidió la Resolución 1388-2011-TC-S3 que otorga la Buena Pro al Consorcio COSAPI JOHESA para que ejecute el asfaltado del tercer tramo, o sea desde Cumullca (Km 52) hasta la ciudad de Celendín (Km 94 + 900).  Este consorcio es el mismo que hizo el asfaltado desde Baños del Inca hasta La Encañada, cuya calidad salta a la vista, y que inexplicablemente “perdió” la licitación frente a la UNI en el II tramo y frente a un tal “Consorcio Cajamarca  Celendín” – del que nadie había tenido noticias anteriormente – en la licitación para el III tramo.   Mediante la misma Resolución el Tribunal de Contrataciones del Estado ha descalificado la propuesta técnica y económica del Consorcio Cajamarca Celendín y ha ordenado abrir Proceso Administrativo Sancionador contra éste por haber presentado documentación falsa, según informa la Comisión de Gestión en el Boletín adjunto.  Desde aquí, felicitaciones a los integrantes de la Comisión por la buena labor cumplida; la congresista Cecilia Chacón y el consejero regional por Celendín Jesús García Lozano apoyaron a la Comisión en sus gestiones.

El viernes 23 de setiembre, en Lima, Antonio Torres Trujillo, en representación de PROVIAS Nacional, y Marco Arana Toledo, en representación de Cosapi, firmaron el Convenio para el asfaltado del tercer tramo.   Y, como regalo de cumpleaños por el 149 Aniversario, el viernes 30 de setiembre, en la Plaza de Armas de la ciudad de Celendín, PROVÍAS Nacional hizo entrega formal del terreno a COSAPI para que pueda iniciar la ejecución del trabajo.  Así pues, dentro de pocos días comenzarán las obras para el asfaltado y, si todo va bien, dentro de año y medio (a fines de marzo del 2013) estarán asfaltados estos 43 kilómetros de carretera.  Con respecto al II tramo (La Encañada – Cumullca) – que fue objeto del escandaloso robo – estaría saliendo nuevamente a licitación alrededor del 15 de octubre próximo.

Indudablemente, este importante y positivo giro que se ha producido con respecto a la carretera ha sido posible gracias al recambio del Gobierno Nacional, luego de la culminación del ultra corrupto régimen de Alan García.  Nuevos vientos, esta vez honestos, soplan, al parecer, en el Ministerio de Transportes y en Provías Nacional, como se evidencia en la decisión política tomada en estos últimos meses por estas instituciones.  La Comisión de Gestión destaca la labor del Ing. Amaru López y de otros funcionarios del Ministerio de Transportes y Comunicaciones y del Ing Raúl Torres Trujillo, de Provías Nacional, a quienes agradece por las acciones tomadas para solucionar el problema.

La culminación del asfaltado de la carretera Cajamarca – Celendín, con proyección a Balsas, será muy importante para el desarrollo de Celendín porque – entre otros beneficios – permitirá una mejor integración con Cajamarca, Amazonas, Bolívar y San Martín; se reducirían los costos de transporte, y permitiría impulsar la actividad turística en el territorio de la Provincia de Celendín, siempre y cuando las autoridades locales y del sector promuevan y pongan en valor los diversos centros arqueológicos y otros recursos y atractivos turísticos que Celendín posee.

Lamentablemente, las perspectivas para Celendín en el tema ambiental son graves.  Así por ejemplo, el Proyecto Minas Conga de Minera Yanacocha se dispone a desaparecer las lagunas El Perol, Azul, Mala y Chica, además de los humedales de las zonas adyacentes a éstas y los acuíferos existentes en el subsuelo de las jalcas de los distritos de Sorochuco y Huasmín, que serán reemplazados por enormes tajos abiertos o cráteres, pilas de lixiviación (PADs), pozas de solución cianurada,  botaderos de desmonte, plantas de tratamiento, carreteras y campamentos del referido Proyecto.   Iguales o quizás peores daños causará, por su parte, el Proyecto El Galeno, de la empresa de capitales chinos Lumina Copper, que operará en una zona contigua a la del Proyecto Conga, desapareciendo e impactando gravemente otras lagunas.  Alrededor de 20 lagunas existentes en las alturas de Sorochuco, Huasmín y La Encañada podrían desaparecer en los próximos años por la actividad minera (véase archivo adjunto con diapositivas en pps).

La destrucción de estos vitales recursos hídricos implicará un golpe mortal para las posibilidades de desarrollo turístico en una amplísima zona: además de la desaparición de las lagunas, que deberían ser promovidas para el turismo ecológico y de aventura y como fuentes de ingresos permanentes para los campesinos de los caseríos aledaños, las hermosas cataratas del Chorro Cornelio – maravilla natural de Celendín que forma el río Jadibamba en Huasmín – se convertirán en una avalancha de lodo y piedras en la época de lluvias y desaparecerán en los periodos de estiaje al secarse el río Jadibamba, porque las mineras destruirán la vegetación, las lagunas, los humedales, los manantiales y las aguas subterráneas que posibilitan que tenga caudal durante todo el tiempo.

La destrucción de las fuentes de agua mencionadas significará también un golpe mortal para las posibilidades de desarrollo sostenible de gran parte de las Provincias de Celendín, Hualgayoc y Cajamarca, porque esas lagunas, humedales, manantiales y aguas  subterráneas son cabecera de tres cuencas: del río La Llanga, que es originado por los ríos Sendamal y Jadibamba; del río Llaucano de Bambamarca, pues algunos de sus afluentes se originan en esas alturas, y del río Chonta de Cajamarca, ya que el río Grande (uno de los que lo forman) también nace en la zona señalada.  El agua es vital para el consumo humano, de animales y plantas y para el funcionamiento normal de todos los ecosistemas, que son la base y la condición fundamental para el desarrollo sostenible o sustentable[i].

Esperamos que el alcalde y la Municipalidad Provincial de Celendín; que el Presidente, Vicepresidente y el Consejo del Gobierno Regional de Cajamarca, especialmente el consejero regional por Celendín, así como RENAMA del Gobierno Regional, no traicionen a los pueblos, que no se vendan a las empresas mineras ni se hagan los de la vista gorda, y que cumplan cabalmente su rol en defensa de los recursos hídricos y del desarrollo sostenible de Celendín y de toda la Región Cajamarca.  Llama la atención el silencio y la ausencia que el alcalde de Celendín mantiene respecto al tema minero-ambiental en todos estos meses de su gestión.  También en el tema ambiental es una lástima que la Planta de Tratamiento de Aguas Servidas de Celendín continúe inconclusa después de tantos años.

En archivos adjuntos separados remito las últimas noticias respecto a la carretera, diapositivas con fotos satelitales y otros materiales gráficos sobre el tema minero-ambiental, copia escaneada del boletín mencionado más arriba y dos fotos del Chorro Cornelio tomadas en agosto del 2009, bien entrada la temporada seca.

 

 [i]  El desarrollo sostenible o sustentable es un tipo de desarrollo que consiste en “satisfacer las necesidades de las generaciones presentes sin comprometer la capacidad de las futuras para atender las suyas”.  (Comisión Mundial sobre Medio Ambiente y Desarrollo).

El desarrollo sostenible “es un tipo de desarrollo que busca lograr la satisfacción de las necesidades fundamentales de toda la población, a través de un manejo racional de los recursos naturales, propiciando su conservación, mejoramiento y uso adecuado, de tal manera que tanto esta generación como las futuras tengan la posibilidad de disfrutarlos en equilibrio físico y psicológico, garantizando por tanto su calidad de vida y la supervivencia del hombre y del planeta”.  (G. Tyler Miller. Ecología y Medio Ambiente).

Descargas:


Conflictos por agua, territorios en disputa, acoso a pobladores y líderes ambientales, maltrato a trabajadores sindicales, son algunos de los actos que describen la presencia de la minera de Newmont Mining y el proyecto de Yanacocha en Cajamarca – Perú.

Newmont Mining y otras empresas mineras, por su alta rentabilidad, se han convertido en el principal objetivo de las administradoras de los fondos de pensiones privadas y estatales en diversos lugares del mundo, sin que estas tengan conocimiento del comportamiento ético de dichas compañías mineras en relación a los derechos humanos y al medio ambiente.

Ante esta situación, Solidaridad Suecia América Latina (SAL) solicitó a la organización Swedwatch que investigue a varias compañías mineras de inversiones transnacionales que son receptoras de los fondos de pensiones nacionales de Suecia, dado que incumplen las expectativas de comportamiento ético.

 “La política sueca para el desarrollo global es muy clara” -explica el Presidente de Solidaridad Suecia – América Latina, Francisco Contreras-. “Todas las áreas de la política sueca deben tomar en cuenta los derechos humanos y los intereses de la gente que vive en pobreza. Pero los Fondos Nacionales de Pensiones no están cumpliendo con esta política”.
En este marco, el Estado Sueco debe asegurar que el marco reglamentario no está en conflicto con otros objetivos de la política sueca con respecto al desarrollo sostenible global.
El Estado debe establecer objetivos claros y llevar a cabo una evaluación anual del respeto a los derechos humanos y al medio ambiente de los Fondos Nacionales de Pensiones. También debe evaluar a los Fondos a partir de una perspectiva a futuro, de modo que los Fondos sean premiados por sus estrategias para la creación de valores a largo plazo”, dice Viveka Risberg, Directora de Swedwatch.
Francisco Contreras añade que el Estado de Suecia está mostrando una doble cara, pues “con una mano invierte en empresas dañando el medio ambiente, con la otra da fondos a las organizaciones suecas que trabajan con los pueblos afectados por sus derechos a un medio ambiente saludable. No tiene sentido”.
El informe de Swedwatch también discute la participación de los Fondos Nacionales de Pensiones en otras dos empresas mineras de oro: Barrick Gold, que está construyendo la mina Pascua-Lama en la frontera entre Chile y Argentina; la mina Marlin, de la empresa Goldcorp en Guatemala. Minas que también están ligadas a amenazas al medio ambiente y a los derechos de la población local. Ninguna de las tres empresas antes mencionadas forma parte de la lista de exclusión del Séptimo Fondo Nacional de Pensiones, mientras que el Consejo de Ética solamente lleva a cabo un diálogo con Goldcorp.
Los Fondos Nacionales de Pensiones tienen títulos de propiedad en miles de empresas, pero únicamente dialogan con unas cuantas. El Consejo de Ética debe incrementar la transparencia en el proceso de persuasión y precisar los criterios para que las participaciones futuras sean defendibles”, plantea Francisco Contreras, de Solidaridad Suecia – América Latina (SAL).
Resumen sobre Newmont  (Lee todo el resumen acá)

Los Fondos Nacionales de Pensiones han invertido un total de 465 millones de coronas suecas en la compañía estadounidense Newmont Mining, propietaria mayoritaria de Yanacocha, la mayor mina de oro de América Latina. El estudio de campo realizado por Swedwatch en la mina Yanacocha en  Perú, muestra que hay indicios de que la extracción minera ha causado graves daños ambientales y escasez de agua. El trabajo de seguridad de la empresa, la contratación de guardias privados y los acuerdos con la policía, son cuestionables desde la perspectiva del imperio de la ley. La empresa minera ha incurrido en abusos contra la población local en repetidas ocasiones; así mismo, mucho indica que los opositores a la mina siguen siendo objeto de represalias y acoso. La empresa minera planea ampliar sus actividades de extracción en la zona, por lo que se incrementa el riesgo de que se cometan violaciones a los derechos humanos. El hecho de que la empresa minera haya decidido vigilar y documentar la visita de Swedwatch, en lugar de hacer comentarios sobre la información y responder a las preguntas, refuerza la imagen de una empresa poco transparente y reacia a dialogar con las partes interesadas.

Recomendaciones a los Fondos Nacionales de Pensiones con respecto a la mina Yanacocha y al proyecto Minas Conga, de Newmont:

  • Exigir que se realice un nuevo estudio independiente para saber de qué forma las operaciones mineras de Yanacocha y Minas Conga afectan la calidad del agua y el acceso a la misma para los residentes alrededor de la mina.
  • Exigir que se respeten los derechos de las poblaciones locales y que éstas sean compensadas de forma justa por el posible impacto negativo en su sustento, causado por las actividades mineras en Yanacocha.
  • Exigir que se realice una investigación independiente sobre las amenazas de muerte dirigidas a los opositores a la mina, para averiguar si éstas pueden ser vinculadas a la empresa de seguridad contratada por la compañía minera.
  • Exigir que la empresa respete el derecho de los empleados a tener condiciones de trabajo aceptables, así como el derecho a participar en sindicatos sin sufrir represalias.
  • Exigir que la empresa realice un estudio sobre las repercusiones de la actividad minera en los derechos de los pueblos indígenas y desarrolle un plan para proteger dichos derechos de acuerdo con el Convenio No. 169 de la Organización Internacional del Trabajo, la Declaración sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas y la membresía de la empresa en el Consejo Internacional de Minería y Metales (ICMM por su siglas en inglés).
  • Exigir que la empresa respete los esfuerzos que se han hecho para crear reservas naturales en áreas específicas que deben ser protegidas y que no son adecuadas para el desarrollo de actividades mineras, a fin de proteger la diversidad biológica.
  • Exigir que la empresa incremente su transparencia y apertura.
Swedwatch es una organización no partidista, aconfesional y sin ánimo de lucro encargada de supervisar las relaciones comerciales de empresas suecas en países en vías de desarrollo. Swedwatch considera que la inversión en el extranjero puede ser algo positivo que contribuye a la creación de puestos de trabajo y garantiza un crecimiento sostenible. Sin embargo, debemos tener en consideración a los habitantes del país así como las distintas legislaciones nacionales y convenios internacionales.

Solidaridad Suecia-América Latina – SAL es una organización de solidaridad que trabaja en Suecia y América Latina en conjunto con organizaciones de los movimientos populares latinoamericanos. Quiere un mundo justo, igualitario, equitativo y sostenible.

Resumen_del_informe_de_swedwatch

 

________________________________________________________________________________________________________

 El dinero de las pensiones suecas en compañías mineras que carecen de ética

Los Fondos Nacionales de Pensiones de Suecia son instancias gubernamentales que  administran el dinero para la jubilación de la mayoría de la población sueca. Los Fondos invierten en miles de empresas en todo el mundo y el capital acumulado a finales de 2010 ascendió a poco más de 100 millones de euros(1).  1 Anexo 8 del documento del gobierno 2010/11:130 y en la página web del Séptimo Fondo Nacional de Pensiones.

A través de las inversiones realizadas por los Fondos Nacionales de Pensiones en un par de miles de empresas multinacionales, el dinero para la jubilación de los suecos se vincula a una variedad de áreas problemáticas en todo el mundo. Se trata de empresas que, en menor o mayor grado, pueden ser vinculadas a violaciones de los derechos humanos, a actividades que destruyen el medio ambiente o a corrupción. Los Fondos han sido criticados por organizaciones ambientalistas y de derechos humanos, cuyo argumento recurrente es que dichas inversiones van en contra de los objetivos y las decisiones de la política sueca.

En el presente informe, Swedwatch – a petición de Solidaridad Suecia – América Latina (Latinamerikagrupperna) – ha revisado las inversiones que los Fondos Nacionales de Pensiones de Suecia han realizado en empresas multinacionales que extraen oro en Perú, Guatemala y Chile.

Los miramientos éticos y medioambientales de los Fondos

En el año 2000, los Fondos Nacionales de Pensiones recibieron la directiva del gobierno sueco de considerar los factores éticos y medioambientales en su gestión, pero “sin perder de vista el objetivo general del alto rendimiento.” La interpretación de los Fondos sobre dicha instrucción es que las empresas en las que los Fondos invierten no deben infringir los convenios internacionales ratificados por Suecia. Cuatro de los Fondos Nacionales de Pensiones coordinan el trabajo con respecto a cuestiones éticas y medioambientales a través de un Consejo de Ética en común. El Consejo de Ética ha entablado, por cuenta propia, diálogos con aproximadamente 15 empresas que se estima no cumplen con los convenios internacionales. El objetivo de dichos diálogos es persuadir a las empresas para que cesen las actividades ofensivas, se responsabilicen de las consecuencias negativas y prevengan futuras violaciones.

En el presente estudio se examinan tres compañías mineras en las que los Fondos Nacionales de Pensiones poseen acciones: Newmont, Barrick Gold y Goldcorp. Las tres empresas han sidovinculadas a violaciones a los derechos humanos y a graves problemas ambientales asociados con la extracción de oro en Latinoamérica. Los Fondos Nacionales de Pensiones han invertido en total 1341 millones de coronas en estas tres empresas. Solamente en el caso de Goldcorp, algunos de los Fondos han respondido a las críticas.

1. Newmont

El primer ejemplo presentado en este informe es el de la compañía Newmont y la mina Yanacocha en Perú, una empresa con problemas evidentes en las áreas de medio ambiente y derechos humanos, pero que ha quedado totalmente fuera del trabajo ético realizado por los Fondos Nacionales de Pensiones. Swedwatch realizó un estudio de campo ahí, en agosto de 2011, y encontró graves problemas sociales y un impacto ambiental negativo como resultado de las actividades mineras. Además, el investigador encontró signos de violencia y abusos directos por parte de la empresa de Yanacocha hacia la población local. Los problemas han ocurrido durante tiempo prolongado; así mismo, han recibido la atención de varias organizaciones y de los medios de comunicación en el extranjero, pero no en Suecia. Al investigador de Swedwatch no se le permitió entrar en el área de la mina o reunirse con los representantes de la empresa.

Resumen sobre Newmont

Los Fondos Nacionales de Pensiones han invertido un total de 465 millones de coronas suecas en la compañía estadounidense Newmont Mining, propietaria mayoritaria de Yanacocha, la mayor mina de oro de América Latina. (2)  2 Listas de participaciones económicas de los Fondos Nacionales de Pensiones, el 31/12/2010.

El estudio de campo realizado por Swedwatch en la mina Yanacocha en Perú, muestra que hay indicios de que la extracción minera ha causado graves daños ambientales y escasez de agua. El trabajo de seguridad de la empresa, la contratación de guardias privados y los acuerdos con la policía, son cuestionables desde la perspectiva del imperio de la ley. La empresa minera ha incurrido en abusos contra la población local en repetidas ocasiones; así mismo, mucho indica que los opositores a la mina siguen siendo objeto de represalias y acoso. La empresa minera planea ampliar sus actividades de extracción en la zona, por lo que se incrementa el riesgo de que se cometan violaciones a los derechos humanos. El hecho de que la empresa minera haya decidido vigilar y documentar la visita de Swedwatch, en lugar de hacer comentarios sobre la información y responder a las preguntas, refuerza la imagen de una empresa poco transparente y reacia a dialogar con las partes interesadas.

 

Recomendaciones a los Fondos Nacionales de Pensiones con respecto a la mina Yanacocha

y al proyecto Minas Conga, de Newmont:

  • Exigir que se realice un nuevo estudio independiente para saber de qué forma las operaciones mineras de Yanacocha y Minas Conga afectan la calidad del agua y el acceso a la misma para los residentes alrededor de la mina.
  • Exigir que se respeten los derechos de las poblaciones locales y que éstas sean compensadas de forma justa por el posible impacto negativo en su sustento, causado por las actividades mineras en Yanacocha.
  • Exigir que se revise el trabajo de seguridad de la compañía, para que se lleve a cabo de conformidad con los Principios Voluntarios sobre Seguridad y Derechos Humanos (Voluntary Principles on Security and Human Rights).
  • Exigir que se realice una investigación independiente sobre las amenazas de muerte dirigidas a los opositores a la mina, para averiguar si éstas pueden ser vinculadas a la empresa de seguridad contratada por la compañía minera.
  • Exigir que la empresa respete el derecho de los empleados a tener condiciones de trabajo aceptables, así como el derecho a participar en sindicatos sin sufrir represalias.
  • Exigir que la empresa realice un estudio sobre las repercusiones de la actividad minera en los derechos de los pueblos indígenas y desarrolle un plan para proteger dichos derechos de acuerdo con el Convenio No. 169 de la Organización Internacional del Trabajo, la Declaración sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas y la membresía de la empresa en el Consejo Internacional de Minería y Metales (ICMM por su siglas en inglés).
  • Exigir que la empresa respete los esfuerzos que se han hecho para crear reservas naturales en áreas específicas que deben ser protegidas y que no son adecuadas para el desarrollo de actividades mineras, a fin de proteger la diversidad biológica.
  • Exigir que la empresa incremente su transparencia y apertura.